Subba Row, T. Garu

(1856-1890; hindú)

Traducido del inglés y compilado por J. Rodros. Blavatsky Editorial, México, 2005.

Nació en el Distrito de Godavari en la costa Coromandel de la India, siendo el telegu la lengua vernácula de la región. Su abuelo fue el Sheristadar del Distrito, y su tío paterno era el Diwan (Primer Ministro) del Rajah de Pithapur. Pertenecía a una familia de distinción. Estudió la carrera de Leyes, y para 1880 ejercía su profesión lucrativamente. Un año antes H.P. Blavatsky y el Coronel Olcott se habían establecido en Bombay, y Dâmodar había llagado unos meses después uniéndose al pequeño núcleo de miembros. . . . Subba Row comenzó a hablar acerca de metafísica después de contactar a los fundadores de la Sociedad Teosófica: una conexión que comenzó con una correspondencia entre él mismo, H.P.B. y Dâmodar.” ( Dâmodar and the Pioneers of the Theosophical Movement , Compilado y anotado por Sven Eek, T. P. H., Adyar, 1978 pp.661-62) Subba Row pertenecía a la secta Niyogi de los Brâhmanes Smârta (Advaita). Del matha (monasterio) de Sringeri en Shringeri, Mysore, al noreste de Mangalore.” ( Esoteric Writings , p. xi, y T. Subba Row, Collected Writings , I, p.xv)

 

1881

Primer artículo de Subba Row

El primer artículo que Subba Row escribió para la revista The Theosophist fue “Los Doce Signos del Zodiaco” publicado en el volumen III, de noviembre de 1881. Su segundo artículo “Las Doctrinas Esotéricas Âryo-Arhat sobre el Principio Septenario en el Hombre”, apareció también en el mismo volumen III, en enero de 1882, con un notable Apéndice Editorial escrito por H.P.B. Este ensayo, y los comentarios de H.P.B. demostraban la similitud del sistema vedântico, buddhista, y la clasificación septenaria del Hombre, de acuerdo a la enseñanza Teosófica, tal como acababa de ser expuesta por primera vez por el señor A.O. Hume en el primer ensayo de su serie: “Fragmentos de Verdad Oculta” (Fragments of Occult Truth) publicado en el Theosophist , volumen III, octubre de 1881. No debemos olvidar que A.O. Hume junto con A.P. Sinnett, estaban aprendiendo estas doctrinas Teosóficas directamente de los Mahâtmas M. y K.H. a través de cartas que ellos les estaban enviando en esos años. Sinnett y Hume jugaron un papel importante y estratégico en la diseminación de la enseñanza que los Maestros querían dar al mundo.

 

1882

Subba Row conoce personalmente a Blavatsky

“La conexión con Subba Row que comenzó con una correspondencia entre él mismo, H.P.B. y Dâmodar, se hizo personal después de que se conocieron en 1882 en Madrás. Fue como si de repente se le hubiese abierto un depósito de experiencia oculta por largo tiempo olvidada; le llegó el recuerdo de su último nacimiento, reconoció a su Guru, y de allí en adelante mantuvo comunicación con él y con otros Mahâtmas. . . Él le dijo a su madre que H.P.B. era una gran Yogî; y que él había visto muchos fenómenos extraños en presencia de ella. Su depósito de conocimiento de la literatura sanskrita volvió a él. . .y si uno le recitaba algún verso de la Gîtâ , los Brahma-Sûtras o las Upanishads , él podía de inmediato decir de donde había sido tomado, y en relación a qué había sido empleado.” ( Esoteric Writings of T. Subba Row , The Theosophical Publishing House, Adyar 1980. Primera Edición 1895, Prefacio del Cor. H. S. Olcott, p. xiii)

En febrero de 1882, el coronel Olcott partió de Bombay haciendo una gira por el norte de la India hasta Calcuta, a donde H.P.B. llegó el 6 de abril hospedándose en el Palacio del Mahârâja, en donde esa noche, se organizó la Sociedad Teosófica de Bengala. El 19 de abril, H.P.B. y el coronel Olcott se embarcaron rumbo a Madrás en el vapor SS India , llegando el día 23, en donde se encontraron personalmente por primera vez con T. Subba Row y G. Soobiah Chetty. El 26 de abril Olcott dio una conferencia en Madrás y el 3 de mayo H.P.B. y Olcott visitaron una gran cantidad de ciudades a lo largo del canal Buckingham formando Sociedades Teosóficas y dando conferencias.

Fue el 31 de mayo cuando se encontró la propiedad de Huddlestone's Garden, para ser usada como un nuevo Cuartel General de la Sociedad Teosófica. La idea de mover el Cuartel General de Bombay a Madrás había sido sugerida por Soobiah Chetty y ya había sido discutida en una reunión de la Rama de Madrás ( O.D.L ., II, 360; G.S. Chetty en Theosophist. ) Los Fundadores visitaron la propiedad en compañía de S. Chetty y de su hermano. H.P.B. recibió una indicación de su Maestro para procurar la propiedad. ( CW, IV, p. xxv )

El 17 de diciembre, H.P.B. y Olcott partieron en tren hacia Adyar, llegando el 19. En la comitiva iban los Coulomb y Dâmodar.

 

1883

Durante la primera semana de enero, H.P.B. y Olcott se instalaron en Adyar y compraron muebles. ( Old Diary Leaves , II, 393)

Fue probablemente en enero que se comenzó a construir el así llamado “Cuarto Oculto” en Adyar, una habitación contigua a la recámara de H.P.B., en la que se colocó un armario de madera, posteriormente llamado el “Relicario”, el cual estaba suspendido del techo junto a una pared. Este armario servía de caja transmisora para enviar y recibir cartas de los Mahâtmas.

 

Subba Row, Bawaji, y H.P. Blavatsky

 

Subba Row escribe varios artículos en el Theosophist

Durante 1883 Subba Row escribió varios artículos en el Theosophist : “El Dios Personal e Impersonal,” “El Swami de Almora.” (Fueron varios artículos en contra del Swami de Almora que defendía el concepto de un Dios personal) “La Doctrina y Fecha de Sri Samkarâchârya.” (Éste es uno de sus artículos más importantes) “Las “Inscripciones Descubiertas por el General A. Cunningham,” “El Mundo Oculto y el Feliz Descubrimiento del Señor Kiddle.”

 

1884

Fue originalmente seleccionado por los Adeptos para ayudar a H. P. Blavatsky a escribir su obra monumental, La Doctrina Secreta.

“Era tal el profundo conocimiento de Subba Row acerca de las escrituras antiguas de la India y su comprensión de lo oculto, que fue originalmente seleccionado por los Adeptos para ayudar a H. P. Blavatsky a escribir su obra monumental, La Doctrina Secreta. En ese tiempo, en 1884, había la intención de que esta obra fuese una nueva versión de Isis Develada en la cual Subba Row escribiría la mayor parte de los comentarios y de las explicaciones.” ( Letters of H. P. Blavastky to A. P. Sinnett, p. 64) “Su nombre apareció como coautor en los anuncios hechos en las páginas del The Theosophist. ( Dâmodar and the Pioneers. . ., pp. 663-664)

 

Subba Row y la Junta de Control

La atrición de los Coulomb

Habiéndose decidido que H.P.B. y Olcott debían viajar a Europa en el mes de febrero, el gobierno del Cuartel General quedó en manos de una “Junta de Control” (Board of Control), nombrada por el coronel Olcott y de la cual el Dr. Franz Hartmann fue designado Presidente; formando parte de la Junta, Dâmodar, Subba Row, Lane-Fox y otros cuatro más. Además de la Junta de Control, en Adyar vivía una pareja de empleados domésticos, el señor y la señora Coulomb; a los cuales H.P.B. había salvado de la indigencia dándoles techo, comida y empleo. Los Coulomb llegaron al Cuartel General de la Sociedad el 28 de marzo de 1880, en esa época ubicado en Bombay. “Desde 1881 la señora Coulomb trató de venderle ‘secretos' a un cierto sacerdote de Bombay pero fue descubierta. Posteriormente la señora Coulomb puso sus ojos en varios de los ricos y generosos Râjas que se interesaban por la Teosofía. Y un día cuando el príncipe Hurrisinghji se hizo miembro de la Sociedad, ella pensó que finalmente había llegado su anhelada oportunidad. Durante una de las visitas de este Príncipe a Adyar, la señora Coulomb lo puso en aprietos pidiéndole un ‘préstamo' de 2000 rupias. Él se sintió muy embarazado por esta petición, no sabiendo realmente cuales eran sus relaciones con H.P.B. él le dio una promesa a medias, probablemente esperando que el asunto sería olvidado, por lo menos hasta que él pudiese saber más acerca de su petición.

Los Coulomb siempre habían estado fascinados por el negocio de la hotelería y ellos habían comenzado a abrigar la idea de tener su propio hotel. El 5 de febrero de 1884, la señora Blavatsky y sus acompañantes viajaron de Adyar a Bombay en donde se embarcarían con destino a Europa el día 20. La señora Coulomb se había ofrecido para acompañar a la señora Blavatsky a Bombay, lo cual fue aceptado. De camino hacia Bombay H.P.B. visitó al Príncipe Hurrisinghji, y durante la visita la señora Coulomb aprovechó para recordarle al Príncipe su ‘promesa' de prestarle 2000 rupias. Sin embargo H.P.B. escuchó la plática y de manera drástica puso fin a las maniobras de la señora Coulomb.

La señora Coulomb juró vengarse de ésto. Después de que se había despedido de H.P.B. y de sus acompañantes, estando a bordo del vapor, ella le dijo a Babula, el sirviente de H.P.B., que su ama pagaría un día muy cara su interferencia. Todo parece indicar que a partir de ese momento Emma Coulomb comenzó a hacer sus planes para destruir a la Sociedad, y con ella a H.P.B.” (Sven Eek, Dâmodar , p. 581)

El 20 de febrero de 1884 H.P.B. y Olcott se embarcaron en Bombay con destino a Marsella, Francia. Este viaje tuvo serias consecuencias, ya que como dice H.P.B. en una de sus cartas, “mientras permanecí en Adyar, las cosas transcurrieron casi sin problemas, porque uno u otro de los Maestros estaba casi constantemente presente entre nosotros, y su espíritu siempre protegió a la Sociedad Teosófica de que la dañaran seriamente. Pero en 1884, el Coronel Olcott y yo partimos hacia Europa, y cuando estábamos ausentes ‘descendió el rayo' del Padre-Coulomb.” (“Por Qué no Vuelvo a la India”, CW , XII, pp. 160-162; Textos en Defensa de la Teosofía, Blavatsky Editorial, México)

De vuelta a Adyar la señora Emma Coulomb y su esposo Alexis ocuparon el piso superior en donde se encontraban las habitaciones de H.P.B., impidiendo la entrada a los miembros de la “Junta”. Mientras tanto llevaban a cabo sus planes de traición en contra de H.P.B. y de la Sociedad en combinación con los misioneros cristianos escoceses de Madrás. Con este fin Alexis Coulomb se puso a construir puertas falsas y hacer hoyos en la pared para hacer creer y tratar de demostrar que los fenómenos que ocurrían en el “Relicario” eran falsos. Por otro lado no había armonía entre los miembros hindúes y europeos de la Junta. El 14 de mayo el Consejo en Adyar, del cual Subba Row formaba parte, presentó 12 cargos en contra de los Coulomb, y al día siguiente Subba Row como abogado de la Sociedad, le exigió a la señora Coulomb que se retractara de sus chismes malévolos en contra de los miembros de la Sociedad. Finalmente, con la autorización de H.P.B. por telegrama (18 de mayo), la Junta expelió a los Coulomb (25 de mayo), los cuales recibieron asilo de los misioneros escoceses. Al poder subir a las habitaciones del piso superior, la Junta descubrió las obras sin terminar del señor Coulomb.

El 10 de agosto William Q. Judge llegó a Adyar, y se hizo cargo de la situación. Recabó testimonios firmados por diferentes testigos en relación al Cuarto Oculto y el Relicario. Judge permaneció en la India hasta el 29 de octubre.

El 11 de septiembre la Revista del Colegio Cristiano de Madrás publicó el artículo “El Colapso de Kuthoomi” conteniendo 15 cartas falsificadas por los Coulomb con ayuda de los misioneros cristianos, que habían fabricado para difamar y destruir a H.P.B. Estas cartas estaban escritas en inglés y gran parte en francés, pero en un francés propio de una persona inculta, lleno de faltas de ortografía e intrusión de italianismos, muy diferentes a las verdaderas cartas de H.P.B., y de las cuales se conservan muchos originales en francés. Sin embargo los originales de las cartas falsificadas por los Coulomb nunca se presentaron y posteriormente fueron destruidos por otro de los enemigos de H.P.B., conservándose en la actualidad únicamente su versión impresa.

 

Subba Row duda de H.P.B.

Para estas fechas, “Subba Row debe haber tenido serias dudas en su mente respecto a H.P.B., porque cuando ella estaba en Europa, él le escribió. . .preguntándole si ella le había escrito a la señora Coulomb alguna de esas cartas comprometedoras, sugiriendo que si éste fuese el caso, se deberían comprar.” (Eek, p. 666)

No debemos pasar por alto el hecho de que todos los que estuvieron involucrados en los problemas generados por los Coulomb, eran chelas o alumnos, que fueron puestos a prueba por las circunstancias. Subba Row siendo un chela avanzado no estuvo exento de ésto; y sus dudas y sospechas de fraude hacia H.P. Blavatsky, su condiscípula, envenenaron su mente. Estas semillas, junto con los gérmenes latentes de exclusividad Brâhmanica, que su raza y su casta le habían heredado, germinaron durante la Convención de diciembre; comenzaron a aflorar durante la enfermedad de H.P.B en febrero de 1885, y a mediados de ese año se manifestaron plenamente en su intento por destruir el carácter de H.P.B., tal como lo demuestra la carta de su discípulo Leadbeater. Esta actitud hizo que se rompiera el vínculo con su Maestro y Maestros, y que cayese presa de las influencias malignas que rondaban por Adyar (Consultar la Biografía de Franz Hartmann). A partir de entonces, Subba Row actuó como un precursor del complot Brahmin en contra de la Teosofía.

 

 

Richard Hodgson

 

Subba Row y Richard Hodgson

Además del problema con los Coulomb, las cosas se complicaron aún más con la llegada, el 18 de diciembre, del señor Richard Hodgson enviado de la S.P.R. El carácter arrogante y sospechoso del enviado y su inexperiencia, fueron desde luego una de las causas del problema, sin embargo sus sospechas y recelos se incrementaron por la actitud misteriosa y engañosa que adoptaron los miembros de la Junta, especialmente Subba Row, Dâmodar, y el Dr. Franz Hartmann, lo cual finalmente repercutió fatalmente en H.P.B. “Es natural que Subba Row haya querido proteger el nombre de su Maestro en contra de la profanación y burla del joven australiano que la S.P.R. había seleccionado para investigar la realidad de los fenómenos de H.P.B. Pero al hacer ésto no discriminó entre lo verdadero y lo falso. Él aumentó las perplejidades de Hodgson conduciéndolo deliberadamente fuera del camino, en vez de haberle dicho directamente que había asuntos en Ocultismo que no les estaba permitido divulgar a los chelas y estudiantes. En justicia para Dâmodar y Subba Row habría que decir que no solo ellos recurrieron a esas tácticas cuestionables. También las empleó Darbhagiri Nath y los europeos que estaban en el Cuartel General, los cuales se unieron finalmente a este juego de engaños hacia Hodgson, especialmente el Dr. Hartmann, que era el jefe de la Junta de Control.” (Eek, p. 669)

“Subba Row compartió con Dâmodar el fracaso de no haber podido manejar adecuadamente el problema de los Coulomb y la investigación de Richard Hodgson. Este fracaso tuvo un alto precio. . . . Kuthoomi el Maestro de Dâmodar, lo culpaba a él y a Subba Row por dos tercios de los engaños que desencaminaron a Hodgson y que produjeron una serie interminable de problemas para H.P.B. y la Sociedad, cuyos efectos aún son discernibles hasta nuestros días, no obstante la fuerte defensa de sus amigos y de escritores posteriores para redimir su honor.” (Eek, p. 669)

 

HPB quiso demandar a los Coulomb pero Olcott se lo impidió

Olcott llegó a Madrás el 15 de noviembre , y H.P.B. y su comitiva el 21 de diciembre, habiendo sido recibida por un numeroso grupo. H.P.B. hizo una de sus pocas alocuciones públicas. Ella dijo que “de todas las cartas publicadas [por los Coulomb], ni una sola había sido escrita por ella. . .” (Ver Viejas Hojas del Diario , II, 195)

H.P.B. volvió plenamente convencida de que había que demandar a los Coulomb y a los misioneros, insistiéndole a Olcott de que llevara a cabo la demanda. Pero como él insistía en su posición de no actuar, H.P.B. propuso que “entonces ella misma quitaría esa mancha de su reputación,” haciendo la demanda ella sola, a lo cual Olcott amenazó con renunciar a su puesto y dejar que la Convención escogiera entre los dos; haciendo que cediera H.P.B. (Ver Viejas Hojas del Diario , III, 198). La actitud de Olcott en esos momentos está claramente expresada en el siguiente pasaje que él escribió meses después: “cuando H.P.B. dijo que su Maestro había dicho tal y tal cosa acerca de cierta acción que había que tomar, yo contesté que nada podía ser debatido en esa Convención que no estuviese basado en sus propios méritos , independientemente de mi lealtad personal a algún Maestro o Maestros; y que la S.T. como organización era independiente de toda autoridad excepto la suya propia.” (Carta de Olcott a F. Arundale, 13 de octubre, 1885, The Theosophist , 1932; Ransom, p. 119)

El día 27 de diciembre tuvo lugar la Convención Anual de Adyar, el coronel Olcott presentó una alocución en la que repetidamente expresó su opinión en el sentido de que no se debería hacer una demanda legal en contra de los Coulomb y los misioneros cristianos de Madrás. Olcott proponía que se seleccionara un Comité para que examinara los hechos, y que H.P.B. tendría que actuar de acuerdo a las recomendaciones del mismo. Las conclusiones del Comité fueron las siguientes:

1.- Se resuelve : que las cartas publicadas en la Revista del Colegio Cristiano bajo el título “El Colapso de Kuthoomi” son solamente un pretexto para lastimar la causa de la Teosofía; y como esas cartas aparecen necesariamente absurdas para aquellos que conocen nuestra filosofía y hechos, y que, a los que no conocen esos hechos no se les podría cambiar su opinión incluso si el veredicto legal fuese en favor de la Sra. Blavatsky, por lo tanto es la opinión unánime de este Comité que la Sra. Blavatsky no demande a sus difamadores en una Corte de Justicia.

Firmado por: Norendro Nath Sen, Presidente ; A.J. Cooper-Oakley, Secretario ; Dr. Franz Hartmann; S. Ramaswamier; Naoroji Dorabji Khandalavala; General H.R. Morgan; Gyanendranath Chakravarti; K. Bannerji; T. Subba Row; P. Sreenivasrow; P. Iyaloo Naidu; Rudolph Gebhard; R. Raghoonath Row; S. Subramania Iyer. ( Viejas Hojas del Diario , III, pp. 200-201) (Nota: El estudiante podrá encontrar el punto de vista oculto respecto a este problema y sus implicaciones a largo plazo en el artículo de H.P.B., “A mis Hermanos de Aryavarta” Suplemento No.5 de Âtma Vidyâ y en el Suplemento 1997 al Manifiesto 1996 de Geoffrey Farthing “Acerca del Futuro de la Sociedad Teosófica.” )

“Durante el mes de diciembre se formó un comité en Adyar, propuesto por T. Subba Row para recibir y dirigir Enseñanzas Esotéricas adicionales y para transmitirlas al Grupo Interno de la Logia de Londres y a las Ramas. Los Maestros tendrían que dar su consentimiento para pormenorizar un grupo especial de sus Chelas, para darle material a este Comité a través de Subba Row y Dâmodar. El Comité estaría compuesto por H.S. Olcott, T. Subba Row, el señor y la señora Cooper-Oakley, S. Ramaswami Iyer.” (Ransom, p. 206; carta de H.S. Olcott a Francesca Arundale, del 31 de diciembre, 1884, en Theosophist , sep. 1932, p.728; también su carta del 7 de enero de 1885, ibid , p. 729)

 

 

1885

Nuevo plan de la Doctrina Secreta

El 9 de enero de 1885, el Maestro Morya le dio a H. P. Blavatsky un nuevo plan para La Doctrina Secreta .

 

HPB a punto de morir

Para el 5 de febrero H.P.B. se encontraba en una condición crítica de salud y los doctores que la atendían tenían el temor de que pudiese morir de un momento a otro. Precisamente ese día el Dr. Franz Hartmann y el señor Lane-Fox la hicieron firmar un documento en el que proponían hacer a un lado al coronel Olcott y a ella misma, y reorganizar la Sociedad de acuerdo a sus propias ideas, y gobernarla por medio de un Comité, del cual ellos formaban parte. Ese mismo día, el Maestro M. llegó a Adyar y restableció la salud de H.P.B. También ese día volvió el coronel Olcott de su viaje a Birmania. Al recobrarse, H.P.B. desconoció la validez del documento que Hartmann y Lane-Fox.

le habían hecho firmar cuando ella estaba al borde de la muerte.

 

Subba Row comienza su campaña para desprestigiar a H.P.B.

Durante ese tiempo Subba Row comenzó su campaña para desprestigiar a H.P.B. ante los miembros de la Sociedad. Tal como ella misma lo dice en una carta, Subba Row le declaró “de manera muy seria al señor y a la señora Cooper-Oakley, que de aquí en adelante yo seré ‘un cascarón desierto y abandonado por los Maestros' Cuando lo regañé por esto, él me respondió: ‘Has sido culpable del más terrible de los crímenes. Has divulgado secretos del Ocultismo—los más sagrados y los más ocultos. Más te valdría que fueses sacrificada a que dieras aquello que nunca fue pensado para mentes europeas. La gente tenía demasiada fe en ti . Ya era tiempo de arrojar dudas en sus mentes.” ( Letters of H.P. Blavastky to A. P. Sinnett , pp. 95-96)

 

Se plantan las semillas de la desintegración de la Sociedad Teosófica

El 11 de febrero el coronel Olcott partió de nuevo de Adyar con destino a Rangún, llegando ahí el día 19. (Diarios)

 

Respecto a los graves acontecimientos que se desenvolvieron de noviembre de 1884 a marzo de 1885, H.P.B. dijo lo siguiente años después en una carta que dirigió a N.D. Khandalavala: “Yo regresé [a Adyar] en noviembre [de 1884], y fui llevada muy peligrosamente enferma. Fue durante ese tiempo y cuando el Coronel Olcott estuvo ausente en Birmania, que fueron plantados por nuestros enemigos las semillas de todas las futuras luchas y rivalidades, y —permítanme que se los diga de una vez— la desintegración de la Sociedad Teosófica . (“Por Qué no Regreso a la India”, CW , XII, pp. 160-162; Textos en Defensa de la Teosofía, Blavatsky Editorial, México)Dâmodar partió rumbo al Tibet el 23 de febrero.

El 6 de marzo el coronel Olcott estando en Birmania, recibió un telegrama en que se le decía que regresara de inmediato, ya que las cosas en Adyar estaban en una situación difícil.

 

Subba Row y Hume tratan de dar un golpe de estado

El 14 de marzo, bajo la dirección de A.O. Hume, un pequeño grupo compuesto por él mismo, S. Raghunath Row, T. Subba Row, y otros, se reunieron y escribieron una Resolución que comprendía una serie de cláusulas claramente contrarias a los principios de la Sociedad y subversivas respecto a la organización existente. Las sugerencias equivalían a una completa reorganización de la Sociedad a lo largo de líneas científico-filosóficas, con un completo desconocimiento del coronel Olcott y de H.P.B.” (Zirkoff, Cronología, CW)

“Al llegar al Cuartel General el día 19, el Presidente vio que el asunto era serio. No solo H.P.B. estaba aún en una condición penosa sino que también existía una insatisfacción entre los residentes. La ausencia del Presidente y la enfermedad de H.P.B., que le impedía ocuparse de la administración tal como lo había hecho en ocasiones previas, habían culminado en una confusión de autoridades. El señor Hume, que había estado de visita en Adyar, quería ‘salvar' a la Sociedad forzando a los Fundadores y a todos aquellos que habían expresado haber visto a los Maestros, a que renunciaran, ya que según él, todos ellos eran unos farsantes y cómplices; él proponía vender el Cuartel General y en su lugar establecer una Sociedad Teosófica Científico-.Filosófico-Humanitaria. No debería hablarse de fenómenos y si ocurriera alguno nadie debería hablar de él so pena de expulsión.” (Ransom, p. 221)

 

Marzo 1885

HPB se embarca para Europa

H.P.B. se embarcó con destino a Nápoles, el 31 de marzo, acompañada por Mary Flynn, Bawaji (Dharbagiri Nath), y el Dr. Franz Hartmann. Al pasar por Adén, ella le envió la siguiente carta al coronel Olcott, fechada el 11 de abril:

“El Maestro me dijo de la manera más clara que si la Sociedad no me vuelve a llamar antes de 1886, Ellos se retirarán completamente de cualquier conexión con ella, lo cual significaría también la conexión con la Logia de Londres, y otras Sociedades europeas y americanas, y la rotura de toda conexión con todo miembro. E LLOS no aprueban la ingratitud. Mira Olcott, por muy culpable que yo pueda parecer a los ojos de los tontos o incluso si quieres a los de los sabios. . .yo soy la única, por el momento, en plena posesión de sus doctrinas y lista para divulgar tanto como pueda. . .” (Citada en: Ranson, pp. 226-227)

Al llegar a Europa H.P.B. se estableció primero en Torre del Greco cerca de Nápoles, en donde escribió gran parte de “Desde las Cavernas y Junglas del Hindostán,” luego viajó a Alemania residiendo en la pequeña ciudad universitaria de Würsburg, en donde estuvo escribiendo La Doctrina Secreta .

1885

Subba Row a cargo del Theosophist

En ausencia de Olcott, Subba Row se encargó por un breve tiempo de la edición del Theosophist , durante esta época se rodeó de varios discípulos hindúes y europeos, entre los que habría que mencionar a Tukaram Tatya, Charles W. Leadbeater, Alfred Cooper-Oakley, el Dr. Neild Cook, y el Dr. Subramania Iyer.

 

1885

Subba Row continuó promoviendo su versión de que H.P.B. era

‘un cascarón desierto y abandonado por los Maestros'

Carta de Charles Leadbeater

Durante el verano de 1885, Subba Row continuó promoviendo su versión de que H.P.B. era ‘un cascarón desierto y abandonado por los Maestros' con el objeto de destruir la fe que muchos estudiantes tenían en ella . Él se había propuesto hacer que los teósofos dudaran de ella y con esto evitar que diera conocimiento esotérico a los Occidentales. Con tal de lograr su fin, no le importó dar una versión bastante malévola y tergiversada del carácter oculto de H.P.B., asesinando así su personalidad. La prueba de este hecho la tenemos en una carta escrita en ese tiempo por Charles W. Leadbeater, en la que da los puntos de vista que había escuchado de labios de Subba Row. Debemos tener en cuenta que en junio de 1885 Leadbeater solo llevaba escasos 7 meses de haber llegado a Adyar, y por ello, lo que ha estado escuchando acerca de Blavatsky, dejará en él una huella indeleble, que años después será transmitido en sus escritos plagados de tergiversaciones del ocultismo. El coronel Olcott también estuvo sujeto a la influencia de Subba Row, tal como puede verse en una carta que recibió del Maestro K.H. en 1888, extractos de la cual presentaremos más adelante. Estos intentos por distorsionar el carácter de H.P.B. han sobrevivido hasta nuestros días en la Sociedad Adyar, siendo una muestra de ésto la publicación que hizo Quest Books-Wheaton-Adyar en 2003 del Volumen I, de las Cartas de H.P. Blavatsky , bajo la dirección editorial de su Vicepresidente, el señor John Algeo.

 

El cura anglicano C. W. Leadbeater

 

Carta de Charles Leadbeater sobre HPB

La carta de Charles W. Leadbeater referida más arriba, está escrita desde Adyar, Madrás, fechada el 14 de junio de 1885, y dice lo siguiente:

“Subba Row nos relató recientemente más acerca del extraordinario y complejo carácter de la Señora [Blavatsky], de lo que yo, al menos, había sabido previamente; y nos muestra claramente qué tonto sería el culparla por lo que en cualquier otro, sería una carencia de cualidades morales comunes. Estábamos en lo correcto en creer que la H.P. Blavatsky original, que por naturaleza era clarividente y que tenía algún conocimiento de ocultismo, desapareció de la vida de la tierra hace unos veinte años, y que un cierto Adepto, que de alguna manera había fracasado en alcanzar su meta, voluntariamente tomó posesión de su cuerpo, o fue colocado ahí—en parte como un castigo, a fin de hacer todo lo que estuviese en su poder para promulgar la verdad a través de ella. También comprendimos correctamente que cuando este Adepto está ocupado en otros menesteres, él está frecuentemente ausente de este cuerpo. Pero ahora llego al punto sobre el que estaba completamente equivocado. Yo pensaba que durante la ausencia del Adepto, el cuerpo estaba en un estado similar al de Margrave en la “Historia Extraña” de Bulwer Lytton, solamente animado por sus componentes originales inferiores. Pero parece ser que este no es el caso. Cuando ella murió, el cuerpo fue abandonado por todos los componentes usuales, tal como con los demás, y el habitante actual ha tenido que suplir toda esta carencia con su propio organismo. Para este propósito, fueron seleccionados dos Chela poco versados en ocultismo, para tomar el lugar del Adepto cuando fuese necesario: y como ningún Adepto o Chela puede entrar en el cuerpo de una mujer durante sus periodos de enfermedad, en tales momentos ha tenido que ser poseída por una ignorante vieja tibetana de mal carácter, en lugar del Adepto o de los Chelas, ya que ella era la única mujer disponible para este propósito. Parece ser que cuando uno de los cuatro remplaza al otro, él o ella no tiene ninguna idea de lo que ha dicho o hecho el predecesor, y es así como se produce una confusión interminable. Esto explica el hecho de que la Señora contradiga tan frecuentemente lo que acaba de decir apenas hace unas horas, un hecho que naturalmente excitó en gran medida las sospechas de Hodgson. Ésto también explica el hecho de que a veces ella sepa menos acerca del ocultismo que cualquiera de nosotros, mientras que en otros momentos ella hable con el poder y la autoridad de un Rishi. Por muchos meses debido a sus varias enfermedades, solamente la terrible vieja ha estado habitándola casi todo el tiempo, y todos a su alrededor han sufrido por su mal carácter. Sin embargo los Adeptos aún mantienen su conexión, con la esperanza, como ellos piensan de ser capaces de completar su promulgación de la ‘doctrina secreta' a través de ella. El que este viejo cuerpo enfermo se mantenga lo suficientemente para este propósito nadie por el momento puede predecirlo. Desde luego esta verdadera explicación es inútil para los de afuera. Pero creo que incluso a ellos puedo darles una explicación de las contradicciones de la Señora sin atribuírselas a mentiras intencionales por parte de ella, al informarles que, siendo rusa, ella tiende a la exageración, unida con una memoria no retentiva y un estilo exaltado de hablar; y especialmente cuando consideramos que el inglés no es su lengua materna. . .y por lo tanto que frecuentemente ella hace errores. ¡Pobre vieja dama! su vida ha sido maravillosa, ¡y quien pude decir lo que vendrá después!” http://blavatskyarchives.com/anoncomplex.htm

 

 

HPB agente de los Maestros

En gran contraste con las ideas malévolas de Subba Row y de su discípulo Leadbeater, respecto a H.P. Blavatsky, que ponen en entredicho la sabiduría de los Maestros, a los que supuestamente ellos decían seguir, tenemos las palabras de uno de los verdaderos fundadores del Movimiento Teosófico, el Mahâtma K.H., el cual al referirse a ella en una carta que le escribió al coronel Olcott en 1888 dice lo siguiente:

“. . .nosotros empleamos agentes—los mejor disponibles. De estos, durante los pasados treinta años el principal ha sido la personalidad conocida por el mundo como H.P.B. (pero de otra manera por nosotros). Sin duda para algunos resulta ser imperfecta y muy incómoda, sin embargo, no existe la posibilidad de que encontremos una mejor durante muchos años en el futuro—deberías hacer que tus teósofos entiendan ésto. . . . Siendo constante su fidelidad a nuestro trabajo, y habiéndole llegado sus sufrimientos a través de él, ni yo ni ninguno de mis Hermanos asociados no la abandonaremos o la suplantaremos. Tal como una vez antes hice la observación, la ingratitud no está entre nuestros vicios. . . ésto se lo debes de decir a todos: — Ella tiene todo que ver con los asuntos ocultos . No la hemos abandonado; no se la hemos ‘dado a los chelas'. Ella es nuestra agente directa. . .” ( Letters from the Masters of the Wisdom , I, No. 19, pp.44-48)

El lector debe observar que el Maestro Kuthoomi dice claramente en su carta al referirse a H.P.B., que no se la han dado a los Chelas , lo cual es una contestación directa a los malévolos rumores lanzados por Subba Row y sus discípulos, y que Olcott parece haber compartido.

 

 

Subba Row

 

“Un Brahmin intransigente como Subba Row,

Nunca revelaría—ni siquiera aquello que les está permitido.

Ellos odian demasiado a los europeos.”

En una carta de H.P.B. a la señora Arundale y a su hija Fracesca Arundale, fechada el 16 de junio de 1885 ella dice que: “Un Brahmin intransigente como Subba Row, nunca revelaría—ni siquiera aquello que les está permitido. Ellos odian demasiado a los europeos. ¿Qué no le ha declarado de manera muy seria al señor y a la señora Cooper-Oakley, que de aquí en adelante yo seré ‘un cascarón desierto y abandonado por los Maestros'? Cuando lo regañé por esto, él me respondió: ‘Has sido culpable del más terrible de los crímenes. Has divulgado secretos del Ocultismo—los más sagrados y los más ocultos. Más te valdría que fueses sacrificada a que dieras aquello que nunca fue pensado para mentes europeas. La gente tenía demasiada fe en ti . Ya era tiempo de arrojar dudas en sus mentes. De otro modo ellos hubiesen bombeado de ti todo lo que sabes.' Y él está actuando así bajo este principio. ” ( Letters of H.P. Blavastky to A. P. Sinnett , pp. 95-96)

 

Subba Row amenaza a HPB

“La opinión del Consejo de Adyar era que si H.P.B. continuaba luchando en contra de las acusaciones de los Coulomb y los misioneros cristianos, ésto solo removería más la controversia. En una carta que el coronel Olcott le escribió a H.P.B., fechada el 21 de octubre de 1885 dice que Subba Row declaró que ‘si H.P.B. continuaba con esta agitación (por medio de panfletos, correspondencia y pláticas personales, y por disputas como la actual. . .) que él no solo renunciaría a la Sociedad Teosófica, sino que también se llevaría a todos aquellos sobre los que tuviese alguna influencia'.” (Ransom, p. 228)

 

Conferencias sobre la Bhagavad Gîtâ

“En la Convención Anual de Adyar en diciembre de 1885, Subba Row dio la Introducción a sus Conferencias sobre la Bhagavad Gîtâ , (publicada posteriormente en el Theosophist , Vol. VII, No. 77, p. 281) que prometió dar en la siguiente Convención.” (Notes on the Bhagavad Gîtâ, por Subba Row: Theosophical University Press, Pasadena, 1978, p. i)

 

1886

Durante este año Subba Row estuvo muy activo en Adyar. En una carta que el coronel Olcott le escribió a H.P.B., el 17 de marzo de 1886 le dice que: “La Biblioteca de Adyar es un lugar espléndido para todos los que escribimos y también sirve para las reuniones del Consejo y para las ‘conversaciones' filosóficas casi semanales de Subba Row, para las que se requiere un lugar privado.” ( Letters of H.P. Blavatky to A.P. Sinnett , p.332-33)

 

T. Subba Row, en un estado mental

Hostil hacia H.P.B.

El 5 de mayo de 1886, el coronel Olcott al regresar a Adyar después de un viaje a Ceilán tuvo una larga plá tica el 6 de mayo con T. Subba Row, el cual se encontraba en un estado mental hostil hacia H.P.B. y objetaba que ella volviera a la India.

H.P.B. permaneció en Würzburg, Alemania hasta principios de mayo. Hacia el 8 de mayo ella dejó Würzburg, dirigiéndose a la ciudad de Ostende, Bélgica. Antes de partir le envió a Subba Row el primer manuscrito de la Doctrina Secreta . Estando en camino hacia Ostende, residió dos meses en Ebelfeld, Alemania en casa de sus amigos los Gebhard, llegando a la ciudad costera de Ostende hacia el 9 de julio, en donde continuó escribiendo la Doctrina Secreta .

Entre agosto y diciembre de este año, nos dice Olcott, “vimos mucho a T. Subba Row en el Cuartel General en este período, y gozamos de muchas oportunidades para aprovechar sus instructivas enseñanzas ocultas. Tengo una nota en mi diario en la que nos dijo que ‘un tercio de su vida la pasa por completo en un mundo que su madre no tiene la menor idea'.” ( Old Diary Leaves , III, 394)

 

El manuscrito de la Doctrina Secreta llegó a Adyar

T. Subba Row se rehusó a corregirlo

“Durante la primera semana de diciembre,” nos narra el coronel Olcott, “recibí de H.P.B. el manuscrito de la Doctrina Secreta para que T. Subba Row y yo mismo lo leyéramos y lo revisáramos, pero en su entonces actitud quisquillosa, se rehusó a corregirlo y sólo lo leyó, diciendo que estaba lleno de errores y que si lo tocaba tendría que volverlo a escribir completamente. Esto lo decía meramente por resentimiento, pero sirvió de algo, ya que cuando le reporté a H.P.B. esta observación, ella se sintió muy acongojada, y se puso a trabajar revisando el manuscrito más minuciosamente.” ( Old Diary Leaves , III, 398) “Sin embargo, era tan grande el respeto de H.P.B. por su intransigente crítico, que ella volvió a comenzar todo el trabajo desde el principio. No hay duda que esto contribuyó al consiguiente éxito de su ( Magnum Opus.) La negativa de Subba Row para editar y ayudar a escribir La Doctrina Secreta se convirtió en una ‘causa célebre' cuyas repercusiones se sintieron en toda la Sociedad.” ( Dâmodar and the Pioneers. . ., p. 663-64)

Tukaram Tatya, su alumno personal, sin duda refleja el punto de vista de Subba Row y de sus amigos respecto a este asunto, cuando afirma en el Prefacio de su edición de los Escritos Esotéricos de Subba Row, que “. . .Ella [H.P.B.] en algún momento, le había enviado el manuscrito de su obra más valiosa, La Doctrina Secreta, para que él la corrigiera y alterara; pero él se negó a hacer ese trabajo porque creía que el mundo no estaba todavía preparado para aceptar la revelación de esos secretos que habían sido por buenas razones, mantenidos hasta ahora dentro del conocimiento de los pocos consagrados a ellos.” ( Esoteric Writings of T. Subba Row , Op. Cit. Tukaram Tatya, Prefacio p. vi) “En un ‘sentido poético' esto podría haber sido cierto, pero Subba Row prefirió pasar por alto el hecho de que tanto Isis Develada como La Doctrina Secreta, no sólo fueron planeadas por el Maestro al cual él debía obediencia y lealtad, sino que habían sido dictadas en parte a H.P. Blavatsky como amanuense de varios de los Adeptos. ” ( Dâmodar , Op-cit. p. 664)

 

 

Diciembre 1886

Gérmenes de la Pseudoteosofía

Subba Row imparte “enseñanzas”

a un grupo de alumnos en el Club Cosmopolita de Madrás

después de sus partidos de tenis

En el mes de diciembre de 1886 Subba Row estuvo impartiendo “enseñanzas” a un grupo de sus alumnos en el Club Cosmopolita de Madrás después de sus partidos de tenis. A esas conversaciones asistieron el Dr. Subramania Iyer, C.W. Leadbeater, Alfred. J. Cooper-Oakley y el Dr. Neil Cook. Lo que dijo en la reunión del 12 de diciembre fue tomado en taquigrafía, y años después el señor Jinarajadasa, discípulo del señor Leadbeater, recibió una copia de esas notas de manos del Dr. Neil Cook. En 1923 fueron descubiertas las notas que de esa misma reunión tomó C. W. Leadbeater. En 1931, el señor Jinarajadasa, al hacer una segunda edición de los “Escritos Esotéricos de Subba Row, “ que en 1895 habían sido publicados por Tukaram Tatya, publicó estas “Notas después del Tenis,” como un Capitulo VII, bajo el título: Enseñanzas Esotéricas . Un análisis imparcial de esas “enseñanzas” muestra sin embargo, que no obstante su designación de esotéricas, contienen en realidad una gran cantidad de ideas contrarias a las enseñanzas de H.P.B. y los Mahâtmas, y son desde luego lo más exotérico que jamás haya dado Subba Row. De hecho, en ellas se encuentra el germen de muchas ideas que posteriormente fueron desarrolladas por la pseudo teosofía. Uno se pregunta ¿como es posible? que alguien que le había dicho hacía pocos años a H.P.B., que: “más te valdría que fueses sacrificada a que dieras aquello que nunca fue pensado para mentes europeas.” “Un Brahmin intransigente como Subba Row,” que “nunca revelaría” a los europeos—ni siquiera aquello que le está permitido, ya que él, al igual que otros Brahmines intransigentes odiaba demasiado a los europeos. (Ver Carta de H.P.B. a Francesca Arundale, del 16 de junio de 1886), ¿como es posible, decimos, que estas notas contengan las enseñanzas esotéricas de Subba Row?

Esta sospecha es corroborada por las propias palabras de H.P.B. cuando dice que: “ Desde la explosión de la infame conspiración de Hodgson y Coulomb en mí contra, algunos de mis ex-alumnos [Subba Row, entre otros] mal fundados en el espíritu teosófico, me han abandonado, por varias razones, haciéndose pasar después por chelas; aunque, sin embargo, esta última actitud no la quieran abandonar. De aquí que, desde ese tiempo, ellos han estado enseñando versiones tergiversadas de la filosofía esotéric a, compuestas de una parte de verdades, y tres partes de engaños y presunciones.” ( Carta de H.P. Blavatsky a Ransom Bridge , 14 de septiembre de 1888. Ver más en año 1888. Negritas del compilador-traductor)

¿Quienes eran estos alumnos de Subba Row que recibieron las

“Notas después del Tenis”?

 

Subramania Iyer , ‘llegó a ser Magistrado de Justicia de Madrás. En asuntos Teosóficos él ha tenido una gran influencia pero la ha ejercido tan calladamente y sin llamar la atención que es muy poco conocido en la Sociedad en general' ( The Theosophist , Vol. 64, marzo 1943, p. 439). A su llegada a Madrás en 1885 (de Madura, en donde se había afiliado a la Sociedad Teosófica en 1882), por un tiempo fue miembro del comité interno de los siete que realmente manejaba todos los destinos de la Sociedad. . .y el Presidente Fundador siempre fue muy cuidadoso en consultar con él todos los puntos que requerían decisión, y confiaba mucho en su buen juicio. Él fue también uno de los miembros del comité designado para investigar los asuntos de los Coulomb, y fue en gran medida debido a su consejo que no se le permitió a la señora Blavatsky que los demandara.' ( The Theosophist , Ibid. p. 439) S. Subramania fue un firme seguidor y amigo cercano de Swami Vivekananda, el cual era muy antagónico a la Sociedad Teosófica, después de sus experiencias en América durante el Parlamento de las Religiones en 1893. Vivekanada se oponía especialmente a que los hindúes se afiliaran a la Sección Esotérica.” (Ernest Pelletier, The Judge Case , Suplemento, p. 349) Durante el “Caso en contra de William Judge, Subramania Iyer era miembro del Consejo General en Adyar, junto con Chakravarti, y Khandalavala, todos antagónicos a Judge.”(E. Pelletier, op. cit. Suplemento, p. 399)

 

Alfred J. Cooper-Oakley siendo estudiante de Pembrok College, Cambridge, conoció en 1882 a Isabel Cooper, ambos eran amigos de Archibald Keightley y juntos iniciaron sus estudios. En marzo de 1884 cuando Olcott llegó a Europa, se afiliaron a la Sociedad Teosófica. Isabel y Alfred J. Oakley se casaron en junio de 1884. Durante el verano de ese año se hizo el arreglo de que Isabel y Alfred Cooper-Oakley acompañaran a H.P.B. en su viaje de regreso a Adyar, lo cual se llevó a cabo. H.P.B. residió en su casa en Londres durante septiembre y octubre, hasta noviembre en que partieron rumbo a la India, haciendo una escala en Egipto. Isabel volvió a Inglaterra en el verano de 1885, quedándose Alfred en Adyar. Durante la intensa gira de conferencias que realizó ese año el coronel Olcott, A. J. Cooper-Oakley y C.W. Leadbeater eran los únicos dos europeos en Adyar. Cooper-Oakley fue nombrado en ese año Secretario de Actas de la Sociedad, puesto que conservó hasta 1887. En agosto de 1886, Cooper-Oakley volvió de Ootacamund, y Olcott le encargó hacer el catálogo de la Biblioteca de Adyar. (Ransom, p.233) Desde que H.P.B. dejó Adyar, “el señor Cooper-Oakley había sido el editor del Theosophist durante las ausencias de Olcott, y durante la gira de trabajo del coronel por Ceilán y la India, la cual duró de enero a octubre de 1887, Cooper-Oakley fue causa de muchos disturbios en Adyar y de mucha amargura en contra de H.P.B., a tal punto que Olcott tuvo que llamar al Jefe de la Policía para ponerse al tanto de lo que había ocurrido en la Sociedad durante su ausencia.” (Ranson, p.245) Por esas fechas Olcott recibió una carta de H.P.B. en la que denunciaba a Cooper-Oakley de traición, y en la que le pedía que lo destituyera del cargo de editor.”( Old Diary Leaves, III, 449) En el otoño de 1887 Isabel, la esposa de Cooper-Oakley volvió a la India por tres meses. En abril de 1888 el señor Alfred Cooper-Oakley renunció a su puesto de editor del Theosophist durante la ausencia del coronel Olcott en Ootacamund, y renunció a la Sociedad a mediados de 1888. “Cuando dejó Adyar trabajó como Archivista en la Universidad de Madrás. Poco tiempo después, una mañana fue encontrado muerto en su cama, siendo la causa de su muerte una sobredosis de clorhidrato, una substancia para dormir.” (Olcott, The Theosophist , Vol. XX, Suplemento, mayo 1899, pp. xxxvii-viii)

 

Charles Webster Leadbeater . Sacerdote anglicano. Ingresó a la Logia de Londres en febrero de 1884. Viajó a la India junto con HPB, Isabel y Alfred J. Cooper-Oakley, con la intención de hacerse chela del Maestro K.H. Al llegar a Ceilán en diciembre de 1884, y por sugerencia de H.P.B., se hizo buddhista públicamente. A principios de 1885 acompañó a Olcott en su viaje por Birmania, permaneciendo en Adyar el resto del año, asistiendo a las pláticas que daba Subba Row. En enero de 1886 viajó con el coronel Olcott a Ceilán, acompañándolo en su gira de conferencias por la isla. El coronel Olcott regresó a Madrás en abril, y dejó a Leadbeater como su representante para que supervisara los asuntos buddhistas. A finales de 1886 volvió a Adyar, y asistió a las pláticas y conferencias de Subba Row, del cual ya había adoptado muchos puntos de vista y enseñanzas, que posteriormente desarrolló por su cuenta. Volvió a Ceilán a principios de 1887. En diciembre de ese año estuvo de vuelta en Adyar regresando a Ceilán en 1889. Leadbeater permaneció en la isla hasta el otoño de 1889 en que, llevándose al joven de 13 años, C. Jinarajadasa, viajó a Londres a la casa del señor Sinnett, para ocuparse de la educación de su hijo Denny. Fue Secretario de la Logia de Londres y miembro del Grupo interno del señor Sinnett, en donde se llevaban a cabo sesiones espiritistas, a partir de las cuales se estableció una dudosa enseñanza pseudo oculta con la que se nutrió la Logia de Londres. Leadbeater nunca visitó a H.P.B. en Londres, ni tampoco fue alumno de ella. Este hecho y sus desviaciones posteriores, son una clara indicación de que en algún momento durante su estancia en la India y Ceilán, falló en sus pruebas preliminares al chelado. Cuando la señora Besant se afilió a la Logia de Londres en 1894, entabló una muy buena amistad con Leadbeater. Fue ella la que lo promocionó, introduciéndolo a las páginas de Lucifer , que había quedado en sus manos. En 1906, surgieron en su contra acusaciones de perversión de menores, el caso fue llevado ante un Comité presidido por el coronel Olcott en Londres, y Leadbeater habiendo confesado los cargos, se vio obligado a dimitir a su membresía en la Sociedad Teosófica. Sin embargo después de la muerte del coronel Olcott, la señora Besant lo readmitió en 1908. Leadbeater junto con la señora Besant desviaron grandemente las enseñanzas originales de la Teosofía, creando una corriente pseudo teosófica que continúa siendo promovida hasta nuestros días por la Sociedad Adyar. Hacia 1910 Leadbeater comenzó a promocionar al joven hindú Krishnamurti como vehículo de la futura venida de Jesucristo. En 1916 volvió al sacerdocio y recibió las órdenes de obispo en la secta cristiana Católico Liberal. El 31 de enero de 1934 Leadbeater dejó Madrás, vía Bombay. Estando ya muy enfermo prefirió arriesgarse a hacer la larga travesía por mar deseando ‘estar con su propia gente' en Australia. Murió en la ciudad de Perth Australia el 29 de febrero de 1934.

Dr. Neil Cook , de la Logia de Londres. Fue discípulo de Subba Row, y junto con él renunció a su membresía en la Sociedad Teosófica en junio de 1888.

 

Diciembre 1885

Cuatro conferencias sobre la Bhagavad Gîtâ

Durante la Convención Anual en diciembre, habiendo presentado la Introducción en la Convención del año pasado (1885), Subba Row dio sus cuatro conferencias sobre la Bhagavad Gîtâ : la Primera Conferencia el 27 de diciembre, la Segunda el 28 de diciembre, la Tercera el 29, y la Cuarta el 30, las cuales fueron publicadas en el Vol. VIII del Theosophist .

Según nos cuenta el coronel Olcott, “la sesión de este año de la Convención Anual en Adyar fue memorable por un curso de cuatro conferencias sobre la Bhagavad-Gîtâ que dio T. Subba Row, que encantaron a sus asistentes. . .” ( Old Diary Leaves, III, p. 400)

 

1887

H.P. Blavatsky residió en Ostende hasta el mes de abril de 1887. Varios jóvenes teósofos ingleses, la invitaron para que se fuera a vivir a Londres. Ella llegó a dicha ciudad el 1 de mayo de 1887, en donde muy poco después, estableció la Logia Blavatsky, y la revista Lucifer .

 

Subba Row ataca la Doctrina Septenaria

En una carta escrita por H.P.B. a Soobayah Chetty, uno de los pocos amigos que le quedaban en Adyar ella se refiere a las Conferencias de Subba Row sobre la Bhagavad Gîtâ :

“Todavía me quedaba un amigo que podía haberme ayudado, que tal como yo pensé, permanecía fiel, el cual podía proteger la doctrina de los Maestros. Éste era Subba Row. Yo anhelaba regresar a Adyar, anhelaba ir a casa y morir. Pero ellos no me dejaron. Olcott me pidió que esperara hasta que me escribiera que podía ir. Mientras tanto desde el último Aniversario, no obstante que se me envió una invitación para que volviera, con muchas firmas, tal como tu sabes, me quedé pasmada al descubrir en la primera conferencia de la Bhagavad Gîtâ que Subba Row hacía una embestida en contra mía, mostrando desprecio por la doctrina de los siete principios. Pensé que ésto simplemente era un arrebato de mal humor. Sin embargo debía de haber sabido que él también había cambiado, ya que no he recibido ni una sola línea de él en estos dos y medio años, en respuesta a mis varias y largas cartas. Probablemente habrás leído mi respuesta a lo que dijo. Yo estaba obligada a responder, porque la gente aquí decía que él se contradecía a sí mismo y se reían de él. Mi contestación fue lo más suave que era posible. En respuesta él me llamó absurda, idiota y que se yo. Yo volví a escribir (lee mi respuesta en el Theosophist de agosto). Y entonces él se puso a pescar ideas de mi artículo que yo nunca dije, deformando mi significado y—mejor lee su respuesta en el mismo número de agosto.”

El primer artículo que H.P.B. escribió en defensa de los ataques de Subba Row a la clasificación septenaria de los principios humanos fue publicado en el Theosophist de abril de 1887 (Vol. VIII, pp.448-445) y lleva por título: “La Clasificación de los ‘Principios.'” Subba Row respondió a este artículo con uno intitulado “La Constitución del Microcosmos” Parte I, publicado en el Theosophist de mayo de 1887 (Vol. VIII, pp. 504-511) En agosto de 1887 H.P.B. respondió al artículo anterior con uno que lleva por título: “En Relación a la Clasificación de los Principios” publicado en el Theosophist (Vol. VIII, pp. 651-655) El último artículo de esta serie fue escrito por Subba Row con el título: “La Constitución del Microcosmos” Parte II, publicado en el Theosophist (Vol. VIII, agosto, 1887). “La aspereza del lenguaje de Subba Row, indica que existían diferencias de un carácter más personal. (Sven Eek, Dâmodar , p. 664)

  

1888

Aumenta la fricción entre Subba Row y Blavatsky

A principios del mes de enero se hizo más intensa la fricción entre H.P.B por un lado, y Subba Row y algunos anglo-indos que lo apoyaban, por el otro.

 

Los Brahmines se oponen a la publicación de la Doctrina Secreta

El 19 de enero de 1888 varios teósofos americanos de Nueva York le enviaron a H.P.B., una carta protestando por la actitud de ciertos pandits indos hacia su obra, La Doctrina Secreta . De hecho varios Brahmines miembros de la Sociedad Teosófica, especialmente Subba Row se oponían a que ella publicara esta obra, y les diera a los occidentales ciertos secretos que hasta ese momento sólo los Brahmines conocían. La carta fue publicada en la revista Path , y dice lo siguiente:

“Nueva York, 19 de enero de 1888.

Señora H. P. Blavatsky, RESPETADA JEFA : Acabamos de enterarnos de que se le ha pedido que no publique La Doctrina Secreta .

Esta extraordinaria petición emana, según se nos dice, de miembros de la Sociedad Teosófica, que dicen que si el libro sale a la luz será atacado y ridiculizado por algunos pandits indo Orientales, y que no es prudente antagonizar a estos caballeros indos.

Nosotros, de la manera más urgente le pedimos que no les haga caso a sus deseos, sino que publique La Doctrina Secreta lo antes posible. . . .

Es bien sabido de todos, que es del Occidente de donde proviene la fuerza principal de la Sociedad Teosófica, aunque su conocimiento e inspiración provengan del Oriente; estamos además ansiosos de que usted, que ha dedicado su vida a esta causa y que hasta ahora nos ha otorgado la gran dádiva que se encuentra en Isis Develada , no se detenga ahora que está a punto de darnos La Doctrina Secreta , sino que prosiga con ella, para que podamos ver cumplida su promesa y colocar así otra piedra importante en el edificio Teosófico.

Además, nos permitimos asegurarle que no hace la más mínima diferencia. . .aquí en el vasto y populoso Occidente lo que uno o muchos pandits en la India digan o amenacen decir acerca de La Doctrina Secreta , ya que creemos que aunque los indos Orientales cuentan con una gran herencia que sus ancestros les han heredado, ellos no la han aprovechado, ni tampoco la han dado en estos últimos años a sus congéneres que viven más allá de los límites de la India. . .debido a su creencia de que los pueblos Occidentales son gente de casta inferior, y que no pueden recibir el Conocimiento Sangrado. . . .

Por último, sabiendo que la gran rueda del tiempo ha girado una vez más, y que los Poderes que están por arriba ven que ha llegado la hora en que se les dé a todos los pueblos, del oriente así como del occidente, el verdadero conocimiento, ya sea Vedântico o de otra clase, nosotros creemos que los Maestros que están por detrás de la Sociedad Teosófica y a los cuales usted sirve, desean que se escriban libros como el de La Doctrina Secreta . . . . Firmado por William Q. Judge y otras 45 personas.” ( The Path , Nueva York, Vol. II, febrero 1888, pp.354-55; Rebirth of the Occult Tradition, Boris de Zirkoff, pp. 45-46).

En 1888 “las cosas se estaban haciendo cada vez más y más desagradables en Adyar debido a la fricción con T. Subba Row y algunos europeos que lo apoyaban. Ellos llegaron tan lejos como amenazar que se retirarían de la Sociedad y que publicarían una revista rival si H.P.B. no los trataba de mejor manera. De hecho, Subba Row y uno de sus amigos renunciaron ese año, pero no me preocupaba la revista que supuestamente planeaban hacer ellos, ya que entre los puntos fuertes de su carácter no estaban: la perseverancia y el fervor no egoísta por la Teosofía.” ( Old Diary Leaves , IV, p. 43)

En abril de 1888 el señor Alfred Cooper-Oakley renunció a su puesto de editor del Theosophist durante la ausencia del coronel Olcott en Ootacamund.

 

Junio 1888

Subba Row renuncia a la Sociedad Teosófica en protesta a la publicación de la Doctrina Secreta

El mes de junio de 1888, T. Subba Row, y J.N. Cook, renunciaron a su membresía en la Sociedad, “como resultado directo de una petición que le hicieron a H.P.B. 45 miembros prominentes de la Sección Americana encabezada por W. Q. Judge, en la cual la urgían a la publicación inmediata de La Doctrina Secreta, ‘ya que algunos miembros de La Sociedad Teosófica en la India, pensaban que de publicarse, sería atacada y ridiculizada por algunos letrados indos' (The Path Vol. II, feb. 1888)” ( Dâmodar Op . Cit. pp. 665-66)

  

Memorando del Mahâtma K.H.

y

Subba Row

En un Memorando del Mahâtma K.H. del cual tomó nota por escrito H.P.B. podemos darnos cuenta de lo que ocurría en Adyar a mediados de 1888:

“. . .la Sociedad [Adyar] se ha liberado de nuestras manos e influencia y hemos tenido que dejarla ir—nosotros no hacemos esclavos renuentes . Él dice [Olcott] ¿qué la ha salvado? El salvó su cuerpo pero permitió que por puro miedo. . .se le escapara su alma, y ahora es un cadáver sin alma, una máquina que hasta ahora funciona bien, pero que se hará pedazos cuando él se vaya. De los tres objetos sólo el segundo es atendido, pero ya no es ni una hermandad, ni un cuerpo sobre cuya faz anide el Espíritu desde más allá de la Gran Cordillera. Su bondad y amor por la paz son grandes y verdaderamente Gautámicos en su espíritu; pero él ha aplicado mal esa bondad; él ha permitido que ella sostenga y beneficie a un objeto indigno—a un hombre cuya alma está llena de la hez que cae de otras almas de gente mala, cuyo pus exuda de las heridas de otra gente. El dar honores a un mal hombre es como darle una bebida fuerte al que tiene fiebre. El pan que él (Cooper-Oakley) comió, el techo que le dio abrigo, los pequeños ‘honores de la Sociedad' que le fueron prodigados por alguien a quien él trató de destruir desde el mismo día en que entró en Adyar, fueron todos tomados por Henry de otro hombre—quienquiera que hubiese sido—que merecía todo ésto, pero para el cual no había quedado espacio cerca de Olcott. Este es su pecado (el de Olcott). Ningún daño debe hacérsele incluso al miserable al que la gratitud no logra atarlo; pero no debe permitírsele que reclame la verdad y el honor, y darle medios para llevar a cabo su inmunda conspiración, una vez que a los ojos de Henry estaba confeso— ‘disfrazado burdamente en musgo.' Desde nuestro punto de vista no hay un peor crimen que la ingratitud y la injusticia; y el ver a alguien que las sufre sin protestar, es lo mismo que ver en él a un cómplice pasivo. Esta política ha hecho más daño al espíritu de la Sociedad y a su crecimiento que lo que hubiesen podido hacer varios Coulomb. Porque al permitir que permanezca en el Cuartel General alguien que por cuatro años nunca escribió una carta a un teósofo sin incluir en ella una palabra mordaz en contra del Presidente Fundador o de su Cofundadora, Henry sancionó sus calumnias. He aquí, pensaron los franceses, los americanos y los alemanes que recibían semejante cartas—he aquí lo que escribe uno de los dirigentes de la Sociedad Teosófica. Sin duda H.S.O. [Olcott] solamente permanece ahora porque fue electo de por vida y H.P.B. fue exactamente echada a patadas de Adyar. ¿Donde está ella ahora? Su nombre difícilmente se menciona, ella ha sido olvidada y se ha ido, y se nos dice que los ‘Maestros' están en correspondencia directa con C.O. [Cooper Oakley] — y que su verdadero delegado está ahora en Madrás y es S.R. [Subba Row] etc. Hay un extraño Karma, añadió el Maestro sonriendo. Henry temía romper con C.O. [Cooper Oakley] por no perder a S.R. [Subba Row] y a N.C. [Neild Cook); y ahora él ha perdido a N.C. y a S.R. y está forzado a tener a C.O. ¿Quien de los dos es el principal genio malo?” ( Letters of the Masters of the Wisdom , I, Carta No. 47, pp.100-103)

 

Los Mahâtmas abandonan a Subba Row

Él cae bajo el influjo de falsos maestros

En una carta fechada el 5 de junio de 1888, H.P.B. le escribió lo siguiente a William Q. Judge:

“Mi querido Judge,

“. . .Subba Row, Cooper-Oakley, y N. Cook han renunciado a la Sociedad Teosófica y dejaron Adyar. . .

Tú sabes que Subba Row ha afirmado durante los últimos dos años ¡¡¡estar en comunicación con mi Maestro. . .!!! Subba Row mostró cartas en sanskrito de Él (no en una indiscreta escritura europea, ni en caligrafía— ¡sino en sanskrito! escritas para él, y se las tradujo a Alfred Cooper-Oakley. Las cartas decían que él, Subba Row tenía que reformar a la Sociedad, e insinuaba que yo, ¡¡HPB había sido abandonada por los Maestros!! Cooper-Oakley que ha escogido a Subba Row como su guru, que lo adora tal como lo hace N. Cook cree en él explícitamente.

¡Que son los ‘Mahâtmas de Muselina y vejigas infladas' de los Coulomb comparados con tales cosas! Basta, basta—no debo decir nada, no obstante lo mucho que esté disgustada. . . Pero, a medida que las filas alrededor de nosotros se hacen más delgadas, y una por una de nuestras mejores Fuerzas intelectuales se van para convertirse en enemigos acerbos—yo digo—Benditos sean los puros de corazón que sólo tienen intuición ya que la intuición es mejor que el intelecto. . .”

http://blavatskyarchives.com/hpbwqj6588.htm .

 

El Mahâtma Morya

nunca le escribió una sola línea a nadie en la India desde que HPB dejó Adyar,

Y en otra carta fechada el 12 de julio de 1888 y escrita por H.P.B. a N.D.K. Khandalavala, ella da más detalles:

“La señora Isabel Cooper-Oakley [esposa de Alfred Cooper-Oakley] le dijo varias veces a la Condesa [Wachtmaister] que su ‘Alf' [Alfred Cooper-Oakley] a través de Subba Row está constantemente recibiendo cartas del Maestro, ¡¡de mi Maestro!! Ella le enseñó y le leyó a la Condesa una de esas cartas (una copia), para probarle que ella y Subba Row y Cooper-Oakley y Cook, todos creen en los Maestros.

Ahora bien, yo se que mi Maestro (al que llaman Mahâtma Morya), desde que yo dejé Adyar nunca ha escrito una sola línea a nadie en Adyar, en Madrás, o en la India, excepto unas cuantas palabras una vez a Henry S. Olcott. Esto me lo ha asegurado el propio Maestro. . .ciertamente algo debe estar podrido ‘en el reino de Dinamarca' [frase de Shakespeare]. Esto es privado y confidencial, y solo te lo escribo a ti. Puedes preguntarle a la Condesa si quieres. . .”

http://blavatskyarchives.com

 

Subba Row

Haciéndose pasar por chela

ha estado enseñando versiones tergiversadas de la filosofía esotérica

En una carta fechada el 14 de septiembre de 1888, H.P. Blavatsky le escribió lo siguiente al Teósofo americano Ransom Bridge:

“Durante los pasados 12 años he estado impartiendo y transmitiendo enseñanzas esotéricas sin exigir ningún compromiso y sin imponer condiciones a varios—más o menos conocidos individuos entre otros—a unos cuantos hindúes. Desde la explosión de la infame conspiración de Hodgson y Coulomb en mí contra, algunos de mis ex-alumnos mal fundados en el espíritu teosófico, me han abandonado, por varias razones, haciéndose pasar después por chelas; aunque, sin embargo, esta última actitud no la quieran abandonar.

De aquí que, desde ese tiempo, ellos han estado enseñando versiones tergiversadas de la filosofía esotérica, compuestas de una parte de verdades, y tres partes de engaños y presunciones. Es así como se ha creado una gran confusión, y se han publicando enunciados contradictorios, todos los cuales han sido arrojados de vuelta sobre mi desafortunada cabeza.

Y no sólo eso, sino que, con la idea de hacerse más importantes, ellos [Subba Row, entre otros] han pretendido que mi conocimiento oculto había desaparecido durante mi enfermedad; que incluso ¡los Maestros me habían abandonado por ellos, y que ahora yo era presa de Elementales y de chelas poco entrenados!

Sin embargo muchos desean que continúe mis instrucciones. Pero no estoy dispuesta a hacer esto salvo bajo restricciones que la experiencia me ha mostrado que son necesarias. He tomado la determinación de ya no permitir que los nombres de los Maestros sean desacrados y arrastrados en el lodo de críticas de idiotas.”

http://blavatskyarchives.com/hpbjrb.htm

 

Durante el mes de octubre el coronel Olcott ratificó el establecimiento de la Sección Esotérica, que había sido formada por H.P.B.

El 20 de octubre de 1888 salió de la imprenta en Londres, el primer volumen de La Doctrina Secreta , y el segundo en diciembre de 1888.

El 1 de diciembre, Subba Row dio una plática en la Biblioteca de Adyar acerca del tema “El Ocultismo del Sur de la India,” la cual fue publicada en el Theosophist de enero de 1889, Vol. XI.

 

1889

Durante el mes de septiembre se publicaron en Londres La Clave de la Teosofía , y La Voz del Silencio de H.P.B.

 

Junio 1890

Subba Row muere a los 34 años de edad

Subba Row murió prematuramente a los 34 años de edad. A este respecto el coronel Olcott nos relata lo siguiente: “El 3 de junio de 1890 por petición del propio T. Subba Row fui a visitarlo y a mesmerizarlo. Él se encontraba en un estado espantoso, su cuerpo estaba cubierto de granos y ampollas de la cabeza a los pies, como resultado de un envenenamiento de la sangre producido por alguna causa misteriosa. Él no podía encontrar la causa de ésto en algo que hubiese comido o bebido, por lo que llegó a la conclusión de que debía deberse a la acción malévola de elementales, cuya animosidad él debió de haber despertado por alguna de las ceremonias que había realizado para ayudar a su esposa. Esta era mi propia impresión, ya que tan pronto como me le acerqué sentí una pavorosa influencia alrededor de él. Sabiendo que él era un docto ocultista una persona altamente apreciada por H.P.B. y autor de una soberbia serie de conferencias sobre la Bhagavad Gîtâ , me quedé atónito y sin palabras al verlo en semejante estado físico. Aunque el tratamiento mesmérico que le di, no le salvó la vida, le dio suficientes fuerzas para que lo pudiesen llevar a otra casa; y cuando lo vi diez días después, él parecía estar convaleciente, y parecía que había comenzado a mejorar a partir de mi tratamiento. Sin embargo la mejora solo fue temporal, ya que él murió en la noche del 24 del mismo mes, y fue cremado a las 9 de la mañana del día siguiente.” ( Old Diary Leaves , IV, pp. 234-35)

 

Adyar en 1887

 

Subba Row “compartió con Dâmodar el honor de ser uno de los dos miembros hindúes mas notables de la primitiva Sociedad Teosófica. No había nadie que se equiparara con él, en brillo intelectual, y en conocimiento oculto. Sólo Dâmodar podría ser comparado con él. Su Instructor, el Maestro Morya, fue el mismo Adepto que guiaba los destinos de H. P. Blavatsky y del coronel Olcott, y sin embargo en alguna parte del trayecto Subba Row falló en vivir en conformidad con esas oportunidades, que eran únicas y que pudieron ser suyas. ” (Sven Eek, p. 661)

 

Obras

“La producción literaria de Subba fue más bien limitada, considerando su vasto conocimiento y la facilidad que poseía para escribir. Esto probablemente se haya debido a su ansiedad para que no fuese divulgado nada de carácter esotérico.” (Sven Eek, p. 671)

Una serie de Conferencias intituladas Notes on the Bhagavad-Gitâ, (Notas sobre la Bhagavad-Gîtâ) es la única obra de Subba Row presentada como una unidad. Fueron impartidas en la Convención Aniversario en Adyar, tenida del 27-31 de diciembre, 1886. Aparecieron originalmente en The Theosophist Vol. VIII, febrero, marzo, abril y julio, 1887. Fueron publicadas en forma de libro por su discípulo Tukaram Tatya, en 1888, aunque hay varias omisiones en ese libro. Posteriormente publicado por The Theosophical Publishing House, Adyar, 1912 (como La Filosofía de la Bhagavad-Gîtâ) ; 2ª.ed., 3ª.ed., 1831. La mejor edición sin embargo es la publicada por Theosophical University Press Point Loma, Calif. 1934, ya que incorpora correcciones en el texto que el mismo Subba Row consideraba necesarias en su tiempo. También tiene un profuso y erudito Índice, elaborado por Geoffrey Barborka.

A excepción de la obra antes mencionada, todos los escritos de Subba Row se encuentran publicados en el siguiente libro:

Esoteric Writings of T. Subba Row, The Theosophical Publishing-House, Adyar, 1931. Edición Revisada y Aumentada, xvii, 575 pp., sin Índice. (Existe un valioso Índice de esta obra elaborado por Elinor Roos, reproducido en fotocopias por Blavatsky Editorial México) Con prefacio de Tukaram Tatya y una breve biografía de Subba Row escrita por el Cor. H. S. Olcott. La primera edición de esta obra fue hecha por Tukaram Tatya en 1895. Cuando el Sr. C. Jinarajadasa hizo la reedición de este libro en 1931, al final agregó una serie de notas que él intituló “Enseñanzas Esotéricas.” Supuestamente, estas “enseñanzas” fueron dadas por Subba Row a 3 europeos y un hindú, después de sus partidos de tenis en el Club Cosmopolita de Madrás. Dado que Subba Row se oponía a impartir el conocimiento oculto a los europeos, es de suponer que lo que se presenta en ese anexo sea lo más exotérico de sus escritos, lo cual es puesto en evidencia por el contenido de esas páginas.

 

Este mismo libro con algunos fragmentos adicionales, fue editado compilado y anotado por Henk Spierenburg en dos volúmenes. Su índice es muy valioso. En esta publicación se integra al resto de los escritos el capitulo de “Enseñanzas Esotéricas” agregado por Jinarajadasa, sin indicar el origen dudoso de estos textos.

T. Subba Row Collected Writings (Escritos Coleccionados de T. Subba Row), en 2 vols. comp. y anot. por Henk Spierenburg, Point Loma Publications, San Diego, 2001.

Un libro reciente sobre Subba Row es: The Lonely Disciple. (El Discípulo Solitario) N.C. Ramanajuchary, The Theosophical Publishing House, Adyar, 1993.

 

Portal