Olcott, Coronel Henry Steel

(1832-1907; americano)

Traducido del inglés y compilado por J. Rodros. Blavatsky Editorial, México, 2005.

 

 

Presidente fundador de la Sociedad Teosófica. Nació en Orange, estado de Nueva York, el 2 de agosto de 1832. Fue el hijo primogénito de Henry Wyckoff Olcott y de Emily Steel, los cuales tuvieron seis hijos. Las finanzas limitadas de la familia, restringieron la educación de Olcott.

1851

Olcott se dedica a la agricultura

El negocio de su padre quebró en 1851, compeliendo a Henry a dedicarse a la agricultura. Estudió en el “college” de la Ciudad de Nueva York, y posteriormente en la Universidad de Columbia. Trabajó en una pequeña granja en participación durante dos años, y luego volvió a Nueva York en donde se dedicó al estudio científico de la agricultura. Cuando la mayoría de los jóvenes comienzan su carrera, Olcott a los veinte y tres años ya había ganado reconocimiento mundial como un destacado científico de la agricultura por su trabajo en la Granja Modelo de la Agricultura Científica en Newark, Nueva Jersey. Se convirtió en cofundador junto con Henry C. Vail, de la Granja Escuela de Westchester, cerca de MT. Vernon, N.Y., la cual fue un trabajo pionero del sistema actual de educación agrícola en los Estados Unidos, basada en el modelo suizo, y fue la única escuela privada dedicada exclusivamente a la agricultura.

 

1858

Olcott publica su primer libro sobre agricultura

Olcott publicó su primer libro intitulado: Sorgho and Imphee, the Chinese and African Sugar Canes (El Sorgo y la caña de azúcar africana, la Caña de Azúcar china y africana). A. O. More, Nueva York, 1858. Este libro tuvo siete ediciones.

En 1858, Olcott realizó su primera visita a Europa, con el objeto de mejorar la agricultura; y el Informe de lo que vio fue publicado en 1858-64 en la edición de la Nueva Enciclopedia de Appleton. Reconocido como un experto, se convirtió en el corresponsal del bien conocido Mark Lane Express y fue Editor Agrícola Asociado del famoso New York Tribune. Esta fase de la vida de Olcott concluyó con el estallido de la Guerra Civil Americana.

 

1859

Olcott presente en el ahorcamiento de John Brown

El 2 de diciembre de 1859, Olcott estuvo presente en el ahorcamiento de John Brown, en Charleston, VA, como corresponsal del New York Tribune . Este hombre había sido un ferviente partidario de la abolición de la esclavitud, pero habiendo tomado el asunto en sus propias manos, junto con un grupo de partidarios que ocuparon un pueblo, fue apresado y colgado. El gobierno de Virginia había determinado que ningún norteño podría estar presente en el colgamiento, de aquí que el encargo de Olcott estuvo lleno de peligros.

 

1860

Matrimonio con Mary Epplee Morgan

El 26 de abril de 1860, Henry Steel (el Cor. Olcott), contrajo matrimonio con Mary Epplee Morgan. Tuvieron tres varones y una niña. El hijo más pequeño y la niña murieron siendo aún infantes. Los dos hijos sobrevivientes de Olcott permanecieron en contacto con él aún después de su divorcio y su identificación con La Sociedad Teosófica. Su hermana Isabella (Belle) Buloid, casada en 1860 con William Hinckley Mitchell de Nueva York, permaneció a través de su vida, como su mejor amiga.

 

1861

Olcott se enlista en el Ejército Norteño

Al estallar la Guerra de Secesión , la pasión por la libertad, llevó a Olcott a enlistarse en el Ejército Norteño; estuvo en toda la campaña de Carolina del Norte bajo las órdenes del General Burnside, y fue incapacitado y enviado a Nueva York por haber contraído disentería. Tan pronto como se recobró, se preparó para ir al frente, pero el Gobierno, notando su gran habilidad y valor, lo escogió para dirigir una investigación en relación a fraudes, corrupción y sobornos en la oficina de Reclutamiento y Pagaduría de Nueva York.

 

Comisionado especial del Departamento de Guerra

Es promovido a coronel

Fue nombrado Comisionado especial del Departamento de Guerra. Por todo medio se trató de detener su resuelta investigación, pero ni el ofrecimiento de sobornos, ni las amenazas pudieron detener al joven oficial en la conducción de una campaña más peligrosa que un combate. Por cuatro años luchó en contra de la oposición y la calumnia, logrando aprehender a todos los criminales, enviando al peor de todos ellos a Sing Sing por diez años. El Gobierno expresó su reconocimiento por escrito diciendo a cerca de él, que actuar con convencimiento era más importante para el Gobierno que

Olcott en el ejército

 

ganar grandes batallas, y recompensó a Olcott, promoviéndolo al rango de Coronel.

 

Pronto, el Departamento de Marina pidió los servicios de Olcott, para erradicar abusos en los Astilleros de la Marina. Con celo resuelto y sin miramientos limpió el Departamento, y reformó el sistema de contabilidad. El grado de reconocimiento que recibió por parte del Gobierno por su trabajo, puede verse en una carta que el Cor. Olcott recibió del Secretario de Marina en donde le dice lo siguiente:

“Deseo decir que nunca me he encontrado con un caballero al que se le hayan depositado tareas tan importantes, y que a lo largo del trabajo haya demostrado tanta capacidad, rapidez y confianza como usted. Y más que todo, deseo hacer patente su completa rectitud e integridad de carácter, que estoy seguro han caracterizado toda su carrera, y por lo que sé, nunca han sido atacadas. El que Ud. haya podido escapar así, sin ninguna mancha sobre su reputación, considerando la corrupción, audacia y poder de muchos de los villanos en posiciones encumbradas que Ud. ha perseguido y castigado, es un tributo del cual Ud. puede estar muy orgulloso y el cual ningún hombre que haya ocupado una posición similar y que haya realizado servicios similares en este país jamás ha logrado.”

 

1865

Olcott estudia Derecho

Al renunciar a su Comisión en 1865, Olcott se dedicó al estudio del Derecho. Fue admitido a la Barra de Abogados de Nueva York en mayo de 1868. Pronto se convirtió en un especialista de casos de Aduanas, Ingresos y Seguros, adquiriendo una gran y próspera clientela. La Tesorería de la Ciudad de Nueva York, lo mantuvo como su abogado para manejar grandes casos de demandas en contra de la Ciudad. Como Secretario de la Primera Convención Nacional de Seguros, preparó unas notas que fueron publicadas en dos volúmenes. Ellas han servido como un trabajo modelo sobre los seguros. La opinión del Insurance Journal era que “no se ha publicado hasta ahora ninguna otra adición a la literatura de seguros más valiosa que ese compacto folleto”.

 

No obstante sus ocupaciones agrícolas, sus deberes gubernamentales y su trabajo legal, Olcott sentía una profunda fascinación por lo oculto y lo místico. Él había seguido con vivo interés fenómenos psíquicos como los de las hermanas Steel a partir de 1851; estudió todos los libros disponibles sobre temas de mesmerismo, hipnotismo e investigaciones afines. Él mismo tenía un cierto poder mesmérico para curar a otros.

Tales eran los antecedentes del futuro Presidente Fundador de la Sociedad Teosófica. Olcott trajo consigo a su tarea teosófica un historial inmaculado de servicio público, una vehemente capacidad, una gran habilidad de trabajo, y un altruismo que H.P.B. en una época posterior declaró que ella nunca había visto algo igual fuera del Ashrama de los Maestros.” (Boris de Zirkoff, H.P. Blavatsky Collected Writings, Vol. I, pp. 503-518)

 

1873

Olcott se separa de su esposa

“Desde enero de 1873 el coronel Olcott se separó de su esposa y su divorcio comenzó en septiembre 1874. (Overton Fuller, pp. 34-37).

 

Julio de 1874

Investiga el Espiritualismo va a Chittenden.

Un día, en julio de 1874, mientras trabajaba en su oficina de abogados de Nueva York, Olcott sintió la repentina urgencia de investigar el Espiritualismo contemporáneo. Compró un ejemplar del Banner of Light de Boston y leyó el relato de los curiosos fenómenos que entonces estaban teniendo lugar en la casa de la granja de la familia Eddy en el pueblo de Chittenden, Vermont, y decidió ir a ver ésto por sí mismo. Logró un encargo como reportero especial del New York Sun, y se dirigió a Chittenden. Después de una breve estancia allí escribió varios artículos que crearon sensación y fueron republicados por otros periódicos importantes del país.

 

Granja de los Eddy en Chittenden, Vermont

La fantasma Katy King

 

17 de septiembre de 1874

Regresa a Chittenden como corresponsal del

New York Daily Graphic

A su retorno a Nueva York, Olcott fue persuadido por el New York Daily Graphic de regresar a Chittenden y escribir una serie de artículos para ese periódico, con dibujos que serían hechos por un artista. Olcott volvió a la Granja de los Eddy el 17 de septiembre de 1874, llegando durante una fuerte tormenta, lo cual no impidió que a las 7 de la noche se reunieran veinte y cinco personas para asistir a la sesión espiritista; Olcott envió sus reportajes al periódico desde el 29 de septiembre hasta el 11 de diciembre, sus artículos aparecieron dos veces por semana durante doce semanas, y los periódicos que contenían sus relatos fueron vendidos hasta por un dólar el ejemplar. Un buen número de Editores, compitieron para obtener los derechos para publicar los reportes en forma de libro, publicándose finalmente en marzo de 1875 bajo el título de: ¨People from the Other World (Gente del otro Mundo), por American Publishing Company, Hartford, Conn, ilustrado por Alfred Capees y T. W. Williams. Ed. facsímil Wizards Bookshelf, San Diego, Cal.

 

Los hermanos Eddy

Médiums

 

14 de octubre de 1874

En la granja de los Eddy Olcott conoce a HPB

Olcott permaneció en Chittenden hasta principios de noviembre de 1874, y allí en el comedor de la granja conoció a HPB cuando ella llegó el 14 de octubre, acompañada por una dama francocanadiense de nombre Boudreau. HPB permaneció en la granja por dos semanas y tuvo muchas conversaciones con Olcott.

“Me di cuenta” dice el coronel Olcott, “que ella había sido una gran viajera y que había visto muchas cosas ocultas. . . .Ella me habló de la tendencia materialista del Espiritualismo Americano el cual era una especie de orgía de fenómenos acompañados por una relativa indiferencia hacia la filosofía. . . .Sus modales eran graciosos y cautivadores, su crítica acerca de las personas y de las cosas era muy ingeniosa. . . . HPB trató de la mejor manera posible que yo descubriera en qué consistían los fenómenos de William Eddy. . .diciéndome que si fuesen genuinos, ellos serían producidos por el doble del médium al escaparse de su cuerpo revistiéndose con otra apariencia. Yo argumentaba que las formas eran demasiado diversas en altura, volumen, y apariencia como para que solo fuesen el doble del médium asumiendo diferentes imágenes, y yo afirmaba que eran los espíritus de los muertos. Nuestras disputas eran a veces bastante acaloradas.” ( Viejas Hojas del Diario , Vol. I, pp. 6, 9-10)

 

El comedor de la granja de los Eddy en Chittenden

 

14 de octubre de 1874

H. P. Blavatsky asistió a una sesión y con sus poderes de adepto evocó

“imágenes retrato”

En la noche del 14 de octubre H. P. Blavatsky asistió a una sesión en donde además de los usuales indios americanos, ella evocó con sus propios poderes de adepto la aparición de la “imagen retrato” de Mihalko, un georgiano de Rusia, que había sido sirviente de su tía Katherine de Witte. La siguiente noche ella hizo que apareciera la imagen de Hassan Agha un rico comenciante persa de Tiflis. Otro visitante de esa noche fue una vieja nana de su hermana. En total, durante su estancia, siete imágenes astrales se dirigieron a ella. En una sesión ella evocó la imagen de Safar Ali Bek, un joven jefe de los kurdos, un hombre de estatura gigantesca que le había servido de guardia durante

H.P. Blavatsky

 

sus viajes por el monte Ararat en Armenia. Olcott que había presenciado más de 400 manifestaciones durante sus varios meses de estancia en Chittenden dijo que ésta fue la que más lo impresionó.

Fantasma Safar Ali Bek

Imagen proyectada por HPB

 

Fantasma Micalko

Imágenes tomadas del libro:”People from the Other World,” por H.S. Olcott

 

 

Los espiritistas presentes a estas sesiones pensaban que se habían materializado seres extraordinarios, sin embargo, tal como HPB lo explicó posteriormente, todos estos personajes eran imágenes que ella proyectó sobre el doble del médium. Durante su última noche, el 24 de octubre, una de las formas astrales le dio a la señora Blavatsky una medalla que su padre llevaba puesta en el traje con el que había sido enterrado.

 

27 de noviembre 1874

Olcott introduce a Blavatsky a sus lectores

“Cuando el coronel Olcott introdujo a la señora Blavatsky a sus lectores en su carta diez y seis al Graphic, el 27 de noviembre, él se refirió a su llegada como ‘un importante acontecimiento en la historia de las manifestaciones en Chittenden'.” ( The Dawning of the Theosophical Movement , Michael Gomes, p. 38)

 

HPB

Enviada a América por órdenes de su Logia

7 de julio de 1873

HPB había sido enviada a América por órdenes de su Logia, y llegó a Nueva York el 7 de julio de 1873. En una carta que años después le escribió al Dr. Franz Hartmann, ella dice: “. . .fui enviada a América con un propósito y a la Granja de los Eddy. Allí me encontré a Olcott enamorado de los espíritus, así como posteriormente se enamoró de los Maestros. Se me ordenó que le hiciera saber que los fenómenos espirituales sin la filosofía del Ocultismo eran peligrosos y engañosos. Le probé que todo lo que los médiums podían hacer a través de los espíritus otros podían hacerlo a voluntad sin necesidad de ningún espíritu; que las campanas y la lectura del pensamiento, los toquidos y los fenómenos físicos, podían ser logrados por cualquiera que tuviese la facultad de actuar en su cuerpo físico a través de los órganos de su cuerpo astral; y yo tuve esa facultad desde que tenía cuatro años de edad, tal como toda mi familia sabe. Yo podía hacer que los muebles se movieran y hacer que aparentemente volaran los objetos, permaneciendo invisibles mis brazos astrales que los sostenían, todo esto incluso antes de que conociera a los Maestros. Pues bien, le dije toda la verdad.” ( Cartas de H.P.B. para el Dr. Hartmann , Carta VI, 3 de abril de 1886. The Path , marzo de 1896, pp.368-373)

http://blavatskyarchives.com/blavatskyhartmann6.htm

 

HPB

Trabajó infatigablemente por despertar a los Espiritualistas a la realidad del Espíritu

Desde su encuentro con Olcott, HPB trabajó infatigablemente por despertar a los Espiritualistas a la realidad del Espíritu, y a través de artículos en varios periódicos y revistas trató de explicarles que el verdadero espíritu del hombre, no regresa a la tierra después de la muerte del cuerpo a conversar “con médiums despreocupados,” que cuando los fenómenos son reales, ellos se comunican con elementarios, con cascarones en desintegración, o con restos astrales, y que muchos de los fenómenos se deben a la acción del doble del médium. En el siguiente pasaje vemos el verdadero punto de vista de HPB acerca de la mediumnidad:

“Mientras más sesiones Espiritualistas (Espiritistas) veo, en esta cuna y criadero de los Espiritualistas y médiums, más claramente me doy cuenta de lo peligrosas que son para la humanidad. Los poetas hablan de una delgada separación entre este mundo y el otro—sin embargo ¡No existe ninguna separación! La gente ciega ha imaginado que existen barreras porque nuestros burdos sentidos del oído, la vista y el tacto no le permiten a la mayoría de la gente penetrar la diferencia de ser. Sin embargo bien ha hecho la naturaleza al dotarnos con sentidos toscos; ya que de otro modo se haría imposible la individualidad y la personalidad del hombre, porque los muertos estarían mezclándose continuamente con los vivos, y los vivos estarían asediados continuamente por los muertos. . . .Mientras más se les abren las puertas, lo más se esparce la epidemia nigromántica; y mientras más unánimes sean los médiums y los espiritistas en esparcir el fluido magnético de sus evocaciones, mayor poder y vitalidad habrá adquirido su encantamiento. . . .Éstos, solo son desechos terrestres que no han podido seguir al alma liberada y al espíritu, y que al ser abandonados para una segunda muerte en la atmósfera terrestre, son arrastrados irresistiblemente hacia la tierra. Frecuentemente he observado con horror y asco, como una sombra reanimada de esta clase, al separarse del interior del médium, se moldea en otra vestidura sobre el cuerpo astral del médium, y ella suplanta la personalidad de algún familiar , haciendo que las personas caigan en un éxtasis, conmoviéndolos para que abran sus corazones y abracen a esas sombras que ellos sinceramente creen que son sus queridos padres o hermanos resucitados, convencidos al verlos, de la vida eterna. . . .¡Si tan solo supieran la verdad! ¡Si tan solo la creyeran! ¡Si hubiesen visto lo que yo he visto frecuentemente—como una de estas monstruosas criaturas deformes, cae sobre uno de los presentes a estas hechicerías espiritistas!—expandiéndose hasta envolverlo o envolverla completamente, para desaparecer luego lentamente dentro del cuerpo vivo como si hubiese sido absorbida por cada poro.” ( The Path , febrero 1895, pp.379-381)

 

25 de octubre 1874

HPB vuelve a Nueva York

East 16th Street, No. 124 y Irving Place, No. 23

Después de su estancia en Chittenden, HPB volvió a Nueva York hacia el 25 de octubre, residiendo en el número 124 de la East 16th Street. A principios del mes de noviembre ella se mudó a la calle Irving Place, número 16. Al volver de Chittenden el coronel Olcott la visitó allí. Muy poco después HPB. hizo una breve visita a unos amigos en el campo y al volver a Nueva York ella ocupó unas habitaciones en el número 23 de Irving Place, la casa de la familia I. G. Atwood, a unas cuantas cuadras de distancia del “Lotus Club”, al cual pertenecía el coronel Olcott.

 

Otoño de 1874

“William Q. Judge se encuentra por primera vez con HPB en el otoño de 1874.” (Laura Holloway, William Q. Judge, A Reminiscence , The Word , noviembre, 1915. Citado en Fohat , Vol. X, No. 1, p.17)

 

Noviembre de 1874

HPB va a Filadelfia

A mediados de noviembre HPB le escribió a Olcott, pidiéndole que la conectara con algún periódico de Nueva York. A finales de noviembre HPB se fue a Filadelfia, residiendo en el número 1111 de la calle Girard a donde parece ser que fue a investigar la autenticidad de los médiums Holmes. El 13 de diciembre, HPB y el coronel Olcott fueron a Hartford, Connecticut, en conexión con la publicación del libro de Olcott, “ Gente del Otro Mundo ” H.P.B. solo se quedó dos días.

 

 

Enero de 1875

Olcott visita a HPB en Filadelfia

El 4 de enero de 1875 el coronel Olcott llegó a Filadelfia visitando a HPB en Girard Street, 1111, con el propósito de investigar a los médiums Holmes, formando un comité para este propósito. Del 11 al 13 de enero hubo sesiones privadas en casa de los Holmes, en las que HPB realizó ciertos fenómenos.

Los días 15 al 19 Olcott permaneció en Hartford, volviendo a Filadelfia en donde estuvo presente todos dos días en las sesiones de los Holmes hasta el día 25. Del 29 de enero al 2 de febrero Olcott estuvo en el pueblo de Havana, investigando la mediumnidad de la señora Eliza J. Compton.

 

Fui enviada por mi Logia

Para defender la Verdad del Espiritualismo moderno

HPB habla de Teosofía siete meses antes de fundar la Sociedad Teosófica

La posición de HPB respecto al Espiritualismo y su misión en América la expresa muy claramente en una carta que le escribió desde Filadelfia al Profesor Hiram Corson el 16 de febrero de 1875, y en la cual habla ya de la Teosofía, siete meses antes de la fundación de la Sociedad Teosófica Matriz.

 

“Fui enviada por mi Logia a este país, para defender la Verdad del Espiritualismo moderno, y es mi más sagrado deber develar lo que es , y desenmascarar lo que no es . Quizás llegué aquí cien años antes de lo que debía. . . . Le pido por favor que no me tome por una ‘fanática ciega,' ya que si fuese lo primero no soy lo segundo. Cuando me hice espiritualista, no fue a través de médiums que siempre están mintiendo y haciendo trampa, miserables instrumentos de los Espíritus subdesarrollados de las Esferas inferiores, del antiguo Hades. Mi creencia está basada en algo más antiguo que los toquidos de Rochester, y proviene de la misma fuente de información que fue usada por Raymond Lully, Picus della Mirandola, Cornelius Agrippa, Robert Fludd, Henry More, etcétera, etc., todos los cuales siempre estuvieron buscando un sistema que les descubriera las ‘profundidades más profundas' de la naturaleza Divina, y les mostrara la verdadera liga que hace que todas las cosas estén unidas. Finalmente, hace muchos años, logré satisfacer los anhelos de mi mente por medio de esta teosofía que fue enseñada por los Ángeles y comunicada por ellos, para que el protoplasto la pueda conocer para ayudar al destino humano. El conocimiento práctico, aunque sea poco, del Principio, Ain-Soph, o lo Infinito y lo Ilimitado con sus diez Sephiroths o emanaciones, puede abrirle más los ojos que todas las enseñanzas hipotéticas de los líderes del Espiritualismo, ya sean americanos o europeos. Desde mi punto de vista, Allan Cardec y Flammarion, Andrew Jackson Davids y el Juez Edmonds, son tan solo niños de escuela que están apenas tratando de deletrear el ABC y que a veces hacen penosos errores.”[Cartas de H.P.B. al Prof. Hiram Corson: Carta No.2........................................ http://www.theosociety.org/pasadena/corson/cors-lt1.html

 

Marzo de 1875

Olcott publica “ Gente del Otro Mundo”

El 11 de marzo de 1875 se publicó el libro del coronel Olcott Gente del Otro Mundo . (People from the Other World) El 22 de ese mes HPB se mudó a una casa ubicada en la calle Samson, N° 3420 Oeste, en Filadelfia.

 

 

 

Marzo de 1875

Periodo de Iniciaciones de H.P. Blavatsky en Filadelfia

Aproximadamente a partir del mes de marzo de 1875 y hasta julio de ese año, HPB pasó por un período de peligrosas y graves pruebas de Iniciación, cabe suponer que en preparación para la formación de la Sociedad Teosófica y la promulgación de la Teosofía. Durante esos meses de crisis, Serapis, el M AESTRO de los Maestros estuvo pendiente de la situación, instruyendo al coronel Olcott, y en varias ocasiones le pidió que cuidara a HPB. La mayor parte de estas cartas se encuentran publicadas en Cartas de los Maestros de la Sabiduría , Serie II, pp.22-49.

 

Samson St. 3420, Filadelfia

 

Abril de 1875

Circular de Olcott en el Spiritual Scientist

Hacia el 17 de abril de 1875, el coronel escribió una Circular que posteriormente fue publicada el 24 de abril en la revista The Spiritual Scientist de Boston. Según él dice en sus Viejas Hojas del Diario “Fue durante el primer cuarto de 1875, que comenzamos a interesarnos en el Spiritual Scientist , una pequeña revista, brillante e independiente, publicada y editada en Boston por el señor E. Gerry Brown. La necesidad imperiosa del momento era tener una publicación que fuese reconocida como un órgano del Espiritualismo pero que pudiese ser inducida a que ayudara a los Espiritualistas para que escudriñaran con mayor detenimiento el comportamiento y supuestos dones psíquicos de sus médiums. . . .Nuestras relaciones con él [Gerry Brown] comenzaron con una carta que le escribimos el 8 de marzo de 1875 y hacia el siguiente mes él había sido tomado bajo el favor de los poderes que estaban detrás de HPB.” ( Viejas Hojas del Diario , pp.72-73)

 

LA HERMANDAD DE LUXOR

T U I T I T

El 17 de abril apareció en el Spiritual Scientist la Circular escrita por Olcott, titulada:”Importante para los Espiritualistas” Esta carta era de gran trascendencia para Gerry Brown ya que en ella se le prometía ayuda monetaria, que de hecho HPB y Olcott le dieron, y ayuda literaria por parte de escritores como el Prof. Buchanan, Epes Sargent, Charles Southeran, HPB y Olcott. “La Circular contenía la provechosa idea de que la revista fuese usada como un órgano de un nuevo movimiento que colocara a los Espiritualistas americanos sobre una base filosófica e intelectual. . . . Afirmaba que las publicaciones Espiritualistas más importantes dedicaban la mayor parte de su espacio a comunicaciones de carácter trivial y puramente personal. . . [en vez de] dedicar más espacio a la discusión de principios, y enseñanzas filosóficas. . . .El tercer párrafo decía lo siguiente:

El principal reproche que se le puede hacer al Espiritualismo americano es que enseña muy pocas cosas que valgan la pena y que puedan atraer la atención de alguien que sea reflexivo; que muy pocos de sus fenómenos ocurren bajo condiciones satisfactorias para hombres entrenados científicamente; que la propagación de sus doctrinas está en manos de muchas personas ignorantes, si no es que malvadas; y que todo lo que les ofrece a los credos religiosos prevalecientes, no es más que un sistema indigesto de relaciones morales y sociales futuras. Escribí palabra por palabra de esta circular yo mismo,” dice el coronel Olcott, “yo sólo corregí las pruebas de impresión y pagué la impresión. Es decir, nadie me dictó alguna palabra que debiese decir, ni tampoco nadie interpoló ninguna palabra u oración, ni controló mi acción de alguna manera visible. Lo escribí para llevar a cabo los deseos expresos de los Maestros, de que nosotros—HPB y yo—le ayudáramos al Editor del Scientist en lo que para él era una crisis difícil, y usé mi mejor criterio en cuanto al lenguaje más apropiado para este propósito. Cuando la circular ya estaba tipografiada en la imprenta, y habían sido corregidas las pruebas, y había cambiado el orden de los párrafos tal como quedaron; por carta le pregunté a HPB si ella pensaba que debía publicarla anónimamente o si ponía mi nombre. Ella me contestó que era el deseo de los Maestros, que fuese firmada de la siguiente manera: ‘ Por el Comité de los Siete , HERMANDAD DE LUXOR ' Y así fue firmada y publicada. Ella me explicó posteriormente que nuestro trabajo, y mucho más de lo mismo, estaba siendo supervisado por un Comité de siete Adeptos pertenecientes al grupo egipcio de la Hermandad Mística Universal. Hasta ese momento ella no había visto ni siquiera la circular, pero ahora le llevé una yo mismo, y ella comenzó a leerla con atención. Luego comenzó a reírse, y me dijo que leyera el acróstico que formaban las iniciales de los seis párrafos. Para mi sorpresa descubrí que daban el nombre con el que conocía al adepto (egipcio) bajo cuyas órdenes yo estaba estudiando y trabajando. [ T U I T I T ] Posteriormente recibí un certificado, escrito en letras de oro, sobre un grueso papel verde, en el que se me decía que estaba adscrito a este ‘Observatorio' ” ( Viejas Hojas del Diario , pp. 74-76)

 

Mayo de 1875

Primera carta del Maestro Serapis

Con mucha probabilidad fue el 1° de mayo de 1875, en que el coronel Olcott recibió la primera carta del Maestro Serapis. [ Cartas de los Maestros de la Sabiduría II, pp. 33-35, Carta 12; ver Boris de Zirkoff Blavatsky Collected Writings, Vol I, lvi]. En esta carta el Maestro se refiere claramente a las pruebas de Iniciación por las que HPB estaba pasando:

 

“Nuestra hermana acaba apenas de enviarle una carta a su Hermano Henry [Olcott] en la que encontrará una obligación firmada por ella por la suma de $ 500. . .como donación. . .en caso de muerte. La posible emergencia de tal caso no es una palabra vana de nuestra noble hermana. El Morador está observándola de cerca y nunca perderá la oportunidad, si fallara el valor de nuestra Hermana.

 

Ésta va a ser una de sus pruebas más duras. . . su Augoeides es un Elloriano [la Logia a la que pertenecía H.P.B.] — eterno e inmortal.

 

Deberemos dejar lo demás a la sabiduría de nuestro Hermano, a las sugerencias de su Âtma y a la devoción que pueda tener por la Causa. Se le puede INDICAR pero nunca ordenar — “ un Rosacruz   * se hace, no es hecho ”. La misión de nuestro Hermano no puede completarse o realizarse durante su primera visita a la ciudad de Boston. Que planee el terreno y lo prepare para la recepción de nuestra Hermana. . . si es que ella sobrevive a las pruebas. Porque de la buena voluntad hacia ella y de la intensidad del pensamiento magnético concentrado en nuestra Hermana, dependerá en gran medida su seguridad en este peligroso descenso _______ [palabra indescifrable en el original]. Aún no conoces, O Hermano mío, todos los misterios y poderes del pensamiento, sí, del pensamiento humano, mi Hermano. . .y ¡nuestra Hermana se salvará! . . .”

Serapis

 

 

Facsímil de la parte final de una Carta de Serapis dirigida al coronel Olcott

(Carta 16, Cartas de los Maestros de la Sabiduría, II, p. 38)

 

Mayo de 1875

Olcott es tomado como neófito por la Hermandad de Luxor

De acuerdo a Boris de Zirkoff, fue probablemente a mediados de mayo de 1875, cuando el coronel Olcott fue tomado como Neófito de la Hermandad de Luxor de la que recibió la siguiente carta:

De la

H ERMANDAD DE L UXOR,

Quinta Sección

Para Henry S. Olcott

 

Hermano Neófito, te saludamos.

Aquél que nos busca nos encuentra. I NTÉNTALO Descansa tu mente—elimina toda duda impura. Nosotros vigilamos a nuestros fieles soldados. La Hermana Helena es una sierva valiente y confiable. Abre tu Espíritu a la convicción, ten fe y ella te conducirá a la Puerta Dorada de la verdad. Ella no teme ni a la espada ni al fuego pero su alma es muy sensible al deshonor y ella tiene razones para desconfiar del futuro.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

 

Tienes muchos buenos médiums a tu alrededor, no abandones tu club, sino que I NTÉNTALO.

El Hermano “John” ha traído a tres de los Maestros para que te miren después de la sesión. Tus nobles esfuerzos en favor de nuestra causa nos dan ahora el derecho de permitirte que sepas quienes son ellos:

 

Serapis Bey (de la Sección de Ellora)

Polydorus Isurenus (de la Sección de Salomón)

Robert More (de la Sección de Zoroastro)

 

La Hermana Helena te explicará el significado de la estrella y de los colores.

 

En cuanto al presente, Actividad y Silencio.

 

Por Orden de la Gran \

T UITIT B EY

Observatorio de Luxor

Martes en la Mañana

Día de Marte

 

 

La carta anterior ( Letters from the Masters of the Wisdom , II, No.3, pp.11-13) la recibió el coronel Olcott en su dirección en Nueva York, Beekman Street, No. 7, por mensajero especial. El sobre es de color negro brillante, y las inscripciones están hechas con tinta dorada. Estaba lacrado con un sello rojo. La carta está escrita con tinta dorada sobre papel grueso color verde.

 

Debe tenerse en cuenta que el lanzamiento del Movimiento Teosófico en Nueva York estuvo supervisado primero por esta Logia. El Maestro Serapis, M AESTRO de los Maestros Morya y Kuthoomi pertenecía a la sección de Ellora. Algunos años después, hacia 1883 un grupo de charlatanes en los Estados Unidos se apoderó de este nombre bajo las iniciales en inglés de H. B. of L. (The Hermetic Brotherhood of Luxor) enseñando el obscuro culto tântrico hindú. El lector debe estar alerta para no caer en este engaño.

 

A finales de enero de ese año, HPB se había herido una pierna, la cual para el mes de mayo estaba ya paralizada, y los doctores decían que había que amputarla.

El Club de Milagros de Olcott

“Durante el mes de mayo, el coronel Olcott trató de formar un comité de expertos bajo el nombre ‘El Club de Milagros,' el cual se reuniría cada semana con un médium privado en una habitación iluminada en donde pudiesen ocurrir las manifestaciones. El acceso a estas sesiones estaría limitado a miembros de este grupo experimental, y una vez que se hubiese cerrado la puerta a las ocho de la noche, nadie podría entrar o salir de la habitación hasta que terminara la sesión. Pero los médiums fallaron completamente y tuvo que abandonarse la idea.” ( The Dawning of the Theosophical Movement , p. 81)

 

27 de mayo de 1875

Dos Adeptos de paso por Nueva York

“En el Álbum de Recortes, de HPB, Vol. I, p. 36, se encuentra pegado un recorte del Spiritual Scientist , del 27 de mayo de 1875 en donde dice lo siguiente:

 

‘Se rumorea que uno o más Espiritualistas Orientales de alto rango han llegado apenas a este país. Se dice que ellos poseen un profundo conocimiento de los misterios de la iluminación. . .su llegada puede ser considerada como una gran bendición; ya que después de un cuarto de siglo de fenómenos, aún estamos sin ninguna filosofía que los explique o que controle su ocurrencia. . .' HPB subrayó con lápiz rojo la palabra ‘Espiritualistas' y escribió en el margen, también en lápiz rojo, lo siguiente:

‘At [Atrya] e Ill. [Hilarión] estuvieron de paso por Nueva York y Boston; luego de regreso por California y Japón. M \ ha estado apareciendo diariamente en su Kâma-Rûpa .” (CW, I, p. 90)

Principios de junio de 1875

Continúan las Iniciaciones de H.P. Blavatsky

Entre los meses de mayo y junio, en palabras del coronel Olcott:

“Un cierto cambio maravilloso psicofisiológico le ocurrió a HPB., del cual no tengo libertad de hablar, y que hasta ahora nadie ha sospechado. . .” ( Viejas Hojas del Diario , I, 17-18)

 

El 3 de junio de 1875 la revista The Spiritual Scientist (Vol. II, p.151), anunció que HPB tenía una enfermedad muy seria. El 10 de junio (p.166) anunció que la crisis había llegado a su clímax a la media noche del 3 de junio y que HPB se estaba recobrando ahora. Los que la cuidaban pensaron que estaba muerta, ya que yacía muerta sin pulso y rígida; su pierna herida se había hinchado al doble de su tamaño natural y se había puesto negra; su doctor ya la había desahuciado, pero en unas cuantas horas la pierna se deshinchó y ella revivió. (Zirkoff, CW., I, lvi)

 

Mediados de junio de 1875

H.P. Blavatsky gravemente enferma

Sin embargo hacia mediados de junio, HPB volvió a ponerse muy enferma, y a veces parecía estar muerta.

 

“ Durante todos esos días la Señora [Blavatsky] estaba siempre igual; tres o cuatro veces al día perdía su poder, y yacía como muerta por dos o tres horas a la vez, habiéndose detenido el pulso y el corazón, estando fría y pálida como muerta. . . . Ella estuvo en ese trance el lunes por la mañana y en la tarde, desde las tres hasta las seis, creímos que estaba muerta.” ( H.P.B. Speaks I, 93)

 

La gravedad y la seriedad de las pruebas por las que estaba pasando HPB, podrán verse citando algunos pasajes más de las cartas del Maestro Serapis al coronel Olcott:

 

Carta de Serapis

“E LLA debe encontrar una vez más, y cara a cara, al temible que ella pensó que nunca más volvería a ver. Ella tiene, ya sea que conquistar — o morir como su víctima. . .está tan solitaria, tan desprotegida pero no obstante tendrá que ser intrépida para encarar todos los grandes peligros, y los misteriosos peligros desconocidos que deberá encontrar. . . . Ella se ha puesto bajo la severa ley de la Logia, y estas leyes no pueden ser suavizadas para nadie.

 

Como una Elloriana ella tiene que ganar su derecho. . . .Los resultados finales de estas pavorosas pruebas dependen de ella y sólo de ella y del grado de simpatía hacia ella de sus dos hermanos Henry y Elbridge, y en la fuerza y poder de voluntad que ambos le envíen a ella, en dondequiera que se encuentre. Sabe, O Hermano, que tal poder de voluntad reforzado por un afecto sincero la rodeará con un escudo impenetrable, un fuerte escudo protector, formado por la combinación de dos deseos puros de dos almas inmortales — y poderosos en proporción a su deseo de verla triunfante. . .” ( Letters of the Masters of the Wisdom, II, No. 13p. 35)

Serapis.

 

 

Carta de Serapis

“Te seguí, Hermano mío, todo el día de ayer. Mi simpatía está contigo y tú tienes la aprobación de la Hermandad. Ustedes tres tienen que hacer su futuro por ustedes mismos. El presente de nuestra hermana es obscuro, pero su futuro aún podrá ser brillante. Todo depende de ti y de ella. Deja que tu Âtma desenvuelva tus intuiciones. Sigue las sugerencias de tu alma y entrarás al puerto que deseas, el objeto tan deseado será alcanzado, y el futuro de tres almas inmortales podrá lograrse. No te debes apartar de Helena si deseas tu iniciación. Pero a través de ella podrás ser capaz de conquistar las pruebas de iniciación. Estas son duras, y aún podrás desesperarte más de una vez, pero te suplico que no lo hagas. Recuerda que mucha gente se ha esforzado por años, por el conocimiento que has obtenido en unos cuantos meses. . . .

 

¡O pobre, pobre Hermana! Alma pura y casta — perla encerrada dentro de una burda naturaleza exterior. Ayúdala a arrojar esa apariencia de pretendida rudeza, y todo mundo quedará deslumbrado por la luz Divina escondida bajo tal corteza. . .” ( Ibid . No. 10, pp.27, 28)

 

Serapis.

 

 

Las tres personas de las que habla el Maestro Serapis son H.P. Blavatsky, Henry S. Olcott y Gerry Brown, el cual, los Maestros habían pensado que formara parte del núcleo inicial del Movimiento Teosófico que Ellos estaban a punto de lanzar. Sin embargo Gerry Brown falló.

 

 

22 de junio de 1875

Carta de Serapis

No soy un espíritu incorpóreo

La última carta que presentamos del Maestro Serapis fue recibida por el coronel Olcott el 22 de junio de 1875:

 

“¡Te Saludo Hermano!

Escuché tu llamado, Hermano mío, pero no pude responder a él tan rápidamente como hubiese querido, estando ocupado en ese momento en otra parte.

 

Ha llegado el momento que sepas quien soy yo. No soy un espíritu incorpóreo, hermano. Soy un hombre vivo, dotado con poderes por nuestra Logia como los que están en reserva para ti mismo algún día. No puedo estar más que en espíritu contigo, ya que por el momento nos separan miles de millas. . .” ( Ibid , No. 9, p.23)

Serapis.

 

H.P. Blavatsky, 1877-1878

 

Julio de 1875

HPB recibe órdenes para formar la Sociedad Teosófica, y

Seleccionar a Olcott

En el Álbum de Recortes de HPB , debajo de un recorte del Spiritual Scientist , con fecha 8 de julio de 1875, ella escribió la siguiente nota:

“. . .M \ trae órdenes para formar una Sociedad—una Sociedad secreta como la Logia Rosacruz. Él promete ayudar. Se recibieron órdenes directamente desde la India para establecer una Sociedad filosófico-religiosa y escoger un nombre para ella—también de escoger a Olcott. Julio 1875.”

 

Agosto de 1875

HPB en Irving Place No. 46, Nueva York

Habiendo pasado estos meses de crisis e iniciación, en agosto de 1875, HPB se instaló en Nueva York, en un departamento en Irving Place No. 46.

 

William Quan Judge llegó con HPB durante el mes de agosto de 1875.

FORMACIÓN DE LA SOCIEDAD TEOSÓFICA MATRIZ

Entre el 28 de agosto y el 4 de septiembre tuvo lugar una reunión en el departamento de HPB en Irving Place No. 46, y de acuerdo a lo que ella escribió en su Álbum de Recortes: “En esa noche fue discutida la primera idea de la Sociedad Teosófica.” (CW, I, lvi)

7 de Septiembre de 1875

Formación de la Sociedad Teosófica Matriz

En ese mismo departamento de HPB, el martes 7 de septiembre de 1875 hubo una

reunión con el propósito de escuchar una conferencia de George H. Felt, Ingeniero militar, sobre el tema “El Canon Perdido de la Proporción de los Egipcios, Griegos y Romanos.” Alrededor de 17 personas estuvieron presentes. Al término de la ponencia surgió un animado intercambio de ideas produciéndose un sentimiento tan favorable, que “HPB le pasó un papel a Judge el cual a su vez se lo dio a Olcott en que decía ¿no sería bueno crear una sociedad para el estudio de estos temas?” (Ransom, A Short History of the Theosophical Society , T.P.H. Adyar, p.77) Sin embargo de acuerdo a la versión del coronel Olcott él fue el que escribió la nota y se la pasó a HPB. Esta aparente contradicción no nos debe sorprender, ya que es obvio que la idea “estaba en el aire” y muy probablemente Olcott pensó que era su idea, cuando en realidad había sido lanzada por los Mahâtmas). Fue así como el coronel Olcott poniéndose de pie propuso la idea a la concurrencia. “Siguiendo la propuesta de William Q. Judge, Henry S. Olcott fue electo Presidente de esa reunión, y a propuesta de H.S. Olcott, William Q. Judge fue electo Secretario de la misma. Convocándose otra reunión para el 8 de septiembre.

 

George Henry Felt

 

Portada de un libro nunca

publicado por G. H. Felt. T.H. VI, 7

 

 

8 de septiembre de 1875

Comienza el Libro de Minutas de la Sociedad Teosófica Matriz

Conforme a lo acordado, se tuvo una reunión en el mismo lugar, el 8 de septiembre de 1875. Es con esta reunión que el libro de minutas comienza. Por propuesta de William Q. Judge se votó que H.S. Olcott tomara la Presidencia, y por moción se votó que William Q. Judge actuara como Secretario. A solicitud de la Presidencia, diez y seis personas dieron sus nombres a la Sociedad, acordando fundar y pertenecer a dicha Sociedad. Un comité de cuatro, incluido el Presidente, fue comisionado para “redactar una constitución y reglamento y presentar un reporte del mismo en la siguiente reunión”. Convocándose otra reunión para el Lunes, 13 de septiembre de 1875, en el mismo lugar.” ( Echoes of the Orient, The Writings of W.Q. Judge , Vol. II, pp. 197-202) A continuación se presenta una traducción al castellano de la primera hoja del libro de minitas de la Sociedad Teosófica Matriz de Nueva York:

 

William Q. Judge

Secretario

Sociedad Teosófica Matriz de Nueva York

8 de septiembre 1875

 

 

Primera Página del Libro de Minutas

de la

Sociedad Teosófica Nueva York

 

Reunión Tenida en Irving Place No. 46

Miércoles en la noche, del 8 de septiembre, 1875

 

Como resultado de una propuesta del Cor. Henry S. Olcott, de que se formara una Sociedad para el estudio y la elucidación del Ocultismo, la Cabala, etc. Entonces las damas y caballeros y los presentes resolvieron organizarse a sí mismos en asamblea, y como resultado de la moción del Sr. W. Q. Judge, se decidió que el Cor. H. S. Olcott ocupara la presidencia.

 

Como resultado de una moción, también se decidió que el Sr. W. Q. Judge actuara como secretario. La Presidencia pidió entonces que se dieran los nombres de aquellas personas presentes, que estuviesen de acuerdo en formar y pertenecer a una Sociedad como la que se había mencionado. Las siguientes personas dieron sus nombres al Secretario:

 

Cor. Olcott, Sra. H.P. Blavatsky, Charles Sotheran, Dr. Charles E. Simmons, Herbert D. Monachesi, Charles C. Massey de Londres, W.L. Alden, George H. Felt, D.E de Lara, Dr. Britten, Sra. Emma Hardinge-Britten, Henry J. Newton, John Storer Cobb, J. Hyslop, W.Q. Judge, H.M. Stevens.

 

Siguiendo la moción de Herbert D. Monachesi se resolvió que la presidencia designara un comité de tres para redactar una constitución y reglamento y presentar un reporte del mismo en la siguiente reunión.

 

Siguiendo una moción se resolvió, que la Presidencia se integrara al Comité. La Presidencia designó entonces a los Srs. H.J. Newton, H.M. Stevens y C. Sotheran, para que integren el Comité.

 

Siguiendo una moción se resolvió que ahora levantaremos la sesión hasta el Lunes 13 de Sept. a tenerse en el mismo lugar, a las 8 p.m.

 

H.S. Olcott, Presidente

W.Q. Judge, Secretario

[CW. I, 125]

 

13 de septiembre de 1875

Comité sobre Preámbulo y Reglamentos

“Conforme a lo acordado, se tuvo una reunión, el 13 de septiembre de 1875. H.S. Olcott actuó como Presidente y C. Sotheran como Secretario. El Comité sobre el “Preámbulo y Reglamentos” reportó avances. Se resolvió que el nombre de la Sociedad fuese “La Sociedad Teosófica”. La Presidencia comisionó a un comité para escoger un lugar de reuniones. “Varios nuevos miembros fueron nominados y se propuso que esas personas se añadieran a la lista de los Fundadores”. Se dio por terminada la reunión, en espera de aviso por parte de la Presidencia.

 

6 de octubre de 1875

Reunión para elegir dirigentes

De acuerdo a un aviso fechado en Nueva York, el 13 deseptiembre de 1875, firmado por Henry S. Olcott, Presidente provisional , se tuvo una reunión en West 38th. Street, el 6 de octubre de 1875, “para organizar y elegir dirigentes”. Diez y ocho personas estuvieron presentes. Se presentó a consideración el reporte del Comité sobre el “Preámbulo y Reglamentos” ordenándose que se imprimiera. Se dio por terminada la reunión, convocándose otra para el 30 de octubre de 1875, en el mismo lugar. H.S. Olcott fue el Presidente, y J.S. Cobb, el Secretario.

 

30 de octubre de 1875

Se adopta Reglamento

El 30 de octubre de 1875 la Sociedad se reunió en conformidad con lo acordado. Se eligió el Mott Memorial Hall, en Madison Avenue, No. 64, en Nueva York, como el lugar de reunión de la Sociedad. Se adoptó el Reglamento, pero con la condición de que el “Preámbulo” fuese revisado por un comité y luego publicado como el “Preámbulo de la Sociedad”. Se eligieron los siguientes dirigentes: Presidente, Henry S. Olcott; Vice-Presidentes, Dr. S. Pancoast y G.H. Felt; Secretaria Corresponsal, Sra. H.P. Blavatsky; Secretario de Actas, John Storer Cobb; Tesorero, Henry J Newton; Bibliotecario, Charles Sotheran; Consejeros, Rev. J.H. Wiggin, R.B. Westbrook, Lic. Sra. Emma Hardinge Britten; Dr. C.E. Simmons y Herbert D. Monachesi; Abogado de la Sociedad, William Q. Judge. Convocándose otra reunión para el 17 de noviembre de 1875.

 

17 de Noviembre de 1875

El coronel Olcott presentó su Ponencia Inaugural

La Sociedad se reunió en el Mott Memorial Hall, el 17 de noviembre de 1875, de acuerdo a lo acordado. El Presidente leyó una ponencia y después de los trabajos de la Sociedad se convocó a otra reunión para el 15 de diciembre de 1875.” (Echoes, op. cit. pp.197-202)

 

_____________________________________________________________________

En un libro que perteneció a H.P.B. y que ahora se encuentra en la Biblioteca de Adyar, con el título A Guide to Theosophy (Una guía de la Teosofía)... publicado por Tukaram Tatya en Bombay en 1887, encontramos en la p.51 los Objetos y Reglas de la S.T. Entre otras cosas dice que la Sociedad fue formada en Nueva York, E. U. de América, el 17 de Noviembre de 1875. A esto H.P.B. puso una nota en tinta que dice:

“Formalmente sí; sin embargo en realidad fue fundada el 7 de Septiembre de 1875 en mi casa en Irving Place, 46, Nueva York. [CW. I, p. 123]

 

 

 

 

 

HPB y Olcott

West 34th Street, No. 422, Nueva York

A finales de noviembre de 1875 HPB y el coronel Olcott alquilaron dos departamentos en el mismo edificio, 422 West 34th Street, Nueva York. El departamento de ella se ubicaba en el primer piso, el del coronel en el segundo. Isis Develada comenzó a escribirse ahora sin interrupciones.

 

Enero de 1876

E. Gerry Brown comienza a retirarse

“En enero de 1876, E. Gerry Brown comenzó a retirarse gradualmente de la colaboración con HPB y Olcott.” (Ransom, 71) El 8 de marzo hubo una reunión del Consejo de la S.T. en la que se decidió instituir signos de reconocimiento. Alrededor de esta fecha se diseñó el sello de la Sociedad Teosófica, el cual se inspiró en el sello que previamente usaba HPB. Entre los meses de abril y mayo la hermana de Olcott, la señora Isabelle Mitchell, su esposo e hijos llegan a vivir con HPB y Olcott.

 

“La Lamasería”

302 West, Calle 47 esquina Octava Avenida

Dibujo de W illiam Q. Judge

 

Agosto de 1876

HPB y Olcott se mudan a

“La Lamasería”

302 West calle 47 esquina con la Octava Avenida

El mes de agosto de 1876, HPB y Olcott se mudaron a un departamento en el número 302 West calle 47 esquina con la Octava Avenida. Fue aquí en donde HPB escribió la mayor parte de Isis Develada. Este departamento llegó a ser conocido como “La Lamasería.” William Judge hace la siguiente descripción de este departamento:

“La ilustración muestra el frente angosto del edificio que da a la Octava avenida, la cual es una avenida comercial que corre desde el bajo Nueva York, hasta la calle 155. El edificio es lo que se conoce como apartamento doble, con una tienda al nivel de la calle. La entrada a los departamentos es por la calle 47 bajo la parte posterior de las habitaciones que tenía el departamento de HPB, el cual comenzaba a la mitad del edificio y se extendía hasta el frente de la Octava Avenida estando inmediatamente sobre la tienda. . . .Su estudio se encontraba en la esquina, con una ventana sobre la tienda (calle 47) y otras dos también sobre la tienda hacia la Octava avenida. La tercera ventana en el frente (hacia la Octava avenida) era una pequeña habitación que se usaba

Comedor de la “Lamasería”, Nueva York

 

para diferentes propósitos, a veces como desayunador, otras como dormitorio. En ese lado, a ambos lados de un corredor interior que se extendía hasta la entrada, se ubicaban las habitaciones en el siguiente orden: junto al estudio estaba la recámara de HPB, luego la sala y la cocina. En el otro lado del corredor estaban un pequeño cuarto obscuro en el que dormía el coronel Olcott, y el baño. En el departamento de arriba la señora I. C. Mitchell hermana del coronel Olcott vivió por algún tiempo. . . .Fue en este departamento, en la gran habitación del frente en la que Isis Develada se escribió y se terminó.

 

Sala de la “Lamasería”, Nueva York

Dibujo de William Q. Judge

 

Allí ocurrieron tantos fenómenos extraordinarios, que el describirlos requeriría de varios volúmenes. Aquí frecuentemente se escuchaba música astral y campanas. . . . Aquí, en la esquina de la habitación sobre la Octava Avenida, se encontraba un búho disecado que a veces parpadeaba. . . .Y fue aquí que cuando Isis había sido terminada, HPB se sentó entre sus pocas pertenencias y vio como se subastaban sus cosas al mejor postor; finalmente fue de aquí, en diciembre de 1878 de donde partió para el vapor que la llevó a Londres, de donde ella prosiguió para la India, para nunca regresar al país en el que ella siempre fue una perplejidad y una diversión para la gente de la metrópolis. Es un lugar modesto, en una parte modesta y bulliciosa de una ciudad gris; sin embargo qué tantas cosas se hicieron aquí y qué fuerzas poderosas estuvieron en acción dentro de estos cuatro muros cuando vivió aquí la inmensa personalidad conocida como Helena P. Blavatsky. ” (William Judge, The Habitations of HPB, The Path , Vol. VIII, noviembre 1893, pp. 238-239)

 

Olcott y Judge

Instruidos por HPB y los Adeptos en Nueva York

Olcott al igual que Judge, recibió su instrucción oculta directamente de HPB de la cual fue su alumno, y de varios de los Adeptos que estaban alrededor de ella. Por una carta de HPB sabemos que ella primero le habló de la existencia de los Adeptos y luego lo puso en contacto con algunos de ellos: “Le dije que había conocido a Adeptos, a los ‘Hermanos,' no solo en la India y más allá de Ladakh, sino en Egipto y Siria—ya que hasta nuestros días hay ‘Hermanos' ahí. El nombre de Mahâtmas no era ni siquiera conocido en ese tiempo, puesto que solo son llamados así en la India. Ya sea que se les llame Rosacruces, Kabalistas, o Yogîs—los Adeptos son Adeptos en todas partes—callados, reservados, retraídos, y que nunca se revelarán a nadie completamente, a menos de que alguien haga lo que yo hice—pasar diez y siete años de probación y dar pruebas de absoluta devoción, y que él o ella se mantenga callado incluso ante la posibilidad y amenaza de muerte. . . .Le dije que más allá de los Himâlayas hay un núcleo de Adeptos, de varias nacionalidades; y que el Teshu Lama los conoce, y ellos actúan juntos, y algunos están con él y sin embargo permanecen desconocidos en su verdadero carácter, incluso para los lamas comunes y corrientes. . . .Mi Maestro y K.H. y varios otros que conozco personalmente están allí, y van y vienen, y todos ellos están en comunicación con Adeptos en Egipto y Siria, e incluso en Europa. . . .Pues bien, en Nueva York Olcott y Judge ya se habían vuelto locos por estas cosas; pero las mantuvieron bastante bien en secreto entonces.” ( Cartas de H.P.B. para el Dr. Hartmann , Carta VI, 3 de abril de 1886. The Path, marzo de 1896, pp.368-373)

http://blavatskyarchives.com/blavatskyhartmann6.htm

Y respecto a la instrucción que Olcott y Judge recibieron de los Adeptos, en el preliminar de la Doctrina Secreta HPB dice que “una parte considerable de la filosofía expuesta por el señor Sinnett fue enseñada en América aún antes de que Isis Develada fuese publicada, a dos europeos [Judge uno de ellos] y a mi colega el coronel H. S. Olcott. De los tres Maestros que este último caballero ha tenido, el primero era un Iniciado húngaro, el segundo un egipcio, el tercero un hindú. . .” (DS, I, xix).

 

En lo que respecta al Movimiento Teosófico, HPB, siendo la agente directa de la L OGIA, fue la Maestra visible. Los Maestros permanecieron velados sin riesgo de la mirada curiosa y del deseo egoísta de la humanidad por acercarse a Ellos, siendo su existencia una cuestión de inferencia salvo para Sus chelas y aquellos con los que se comunicaron voluntariamente. Ellos solo son conocidos por el mundo a través de las evidencias presentadas por HPB en sus escritos; por las cartas que por intermediación de ella los Adeptos enviaron a dos chelas laicos en la India, preservadas en la Biblioteca del Museo Británico y publicadas en el libro Las Cartas Mahâtma a A.P. Sinnett ; y, a través de las comunicaciones de otros que en todo caso pudieron entrar en contacto con Ellos a través de HPB. En lo que respecta al Occidente, todo lo que se sabe o infiere acerca de los Maestros proviene directa o indirectamente de la misión de H.P. Blavatsky. Incluso todas las deformaciones acerca de los Maestros que posteriormente surgieron en el siglo XX y XXI han sido construidas a partir de esos testimonios. (Ver The Theosophical Movement, 1875-1925, p. 129)

 

Olcott

Chela de HPB

El coronel Olcott entró en contacto con los Adeptos a través de HPB. Ella fue su Maestra, aunque la personalidad de Olcott permaneció durante el resto de su vida inconsciente de ésto, y nunca quiso aceptar este hecho, considerándola como su igual . (Ver Fohat, Vol. IX, No. 3 otoño 2005, p.65)

 

En su artículo “Chelas y Chelas Laicos” HPB se refiere incidentalmente al caso del coronel Olcott:

“Todos fueron rechazados al principio, comenzando con el mismo coronel Olcott, el Presidente; y en lo que respecta a este último caballero no perjudica a nadie el decir ahora [julio de 1883] que él no fue formalmente aceptado como Chela hasta que hubo demostrado por una labor devota de más de un año y por una determinación que aguantó todo rechazo , que había sido probado con seguridad.” (CW, IV, pp. 610)

 

Olcott habla de sus Probaciones

“A este respecto el mismo coronel Olcott dice en una carta escrita en 1881 y publicada en ‘Sugerencias Acerca de la Teosofía Esotérica, No. I,' que él fue ‘provocado y exasperado' por la ‘egoísta y cruel indiferencia de HPB' a ‘sus anhelos de encontrar la verdad' así como por el descuido de los Hermanos de acudir a él e instruirlo.' Y él mismo da las razones de ese retraso y de sus propios malentendidos:

‘A su debido tiempo tuve la prueba [de la existencia de los Maestros]: pero por meses fui llevado gradualmente fuera de mi Ilusorio Paraíso espiritualista, viéndome forzado a abandonar uno a uno mis engaños. Mi mente no estaba preparada para dejar ideas que habían crecido durante mi experiencia de 22 años, en los círculos mediúmnicos. . . . Pero ahora todo llegó a hacerse claro. Había obtenido tanto como ameritaba. . . .Así que. . .adopté aquellos hábitos y propicié aquellos pensamientos que me pudiesen conducir al logro de mis fines.

Después de esto tuve todas las pruebas que necesitaba, al igual que de la existencia de los Hermanos, de su sabiduría, de sus poderes psíquicos, y de su devoción abnegada por la humanidad. Por seis años he sido bendecido con esta experiencia. . .y sin embargo, después de todos estos años no sólo no he llegado a ser un adepto, sino que difícilmente he podido lograr dar un paso hacia el adeptado.

Si tan solo reflexionáramos lo que significa transformar a un hombre mundano, tal como yo era en 1874—un hombre de clubes, fiestas con bebidas y amantes, un hombre absorbido por toda clase de compromisos públicos y privados y especulaciones—en un H ERMANO que es el más puro, el más sabio, el más noble y el más espiritual de los seres humanos, dejarías de maravillarte o más bien te maravillarías, de cómo me pude poner a luchar en esta vida por salir del fango en el que estaba, y cómo podría tener éxito en lograr entrar en la senda firme y derecha. Nadie sabe qué tan terrible es subyugar todas sus malas pasiones e instintos animales, y desarrollar su naturaleza superior, hasta que realmente lo intenta. . . .

De tiempo en tiempo uno u otro de los Hermanos que habían estado en términos amistosos conmigo. . .llegaron a asquearse de mí, dejándome para otros, que amablemente tomaron sus lugares. Ante todo, me dio mucha pena un cierto filósofo magyar [húngaro], que había comenzado a darme un curso de instrucción en la dinámica oculta, pero que fue repelido por un brote de mi vieja naturaleza terrestre. Pero trataré de que regrese conmigo y también otros de ellos porque ésta es la determinación que he tomado; y cualquier cosa que alguien realmente Q UIERE, eso tiene . . . .

 

Si mi experiencia pudiese servir de algo, diría. . .que no obstante lo grande que un hombre sea de este lado de los Himâlayas, él comienza sus relaciones con los Hermanos sobre los mismos términos que el más humilde Chela que alguna vez haya tratado de escalar a su Parnaso; él debe ‘ganarse por sí mismo su camino'.” ( The Theosophical Movement, 1875-1925 , pp. 131-132)

 

Enero de 1877

Ramas en Inglaterra y Grecia

Durante el mes de enero de 1877, C.C. Massey que había estado presente en la formación de la Sociedad Teosófica comenzó a reunirse ocasionalmente con otras personas en Londres. HPB los instó a que formaran una Rama, la cual posteriormente adoptó el nombre de la Sociedad Teosófica Británica. A través de los esfuerzos de HPB se formó en Corfú la Sociedad Teosófica Jónica.

 

Experiencias de Olcott con Isis Develada

1875-1877

Desde que HPB comenzó a escribir su libro Isis Develada , a finales de 1875 hasta que lo publicó en septiembre de 1877 el coronel Olcott, la ayudaba por las tardes después de su trabajo, principalmente corrigiendo los textos y comprobando sus citas y referencias bibliográficas. Para Olcott este tiempo significó una oportunidad inigualable de entrar en contacto con los Maestros de Blavatsky y observar de cerca muchos fenómenos ocultos. Sus experiencias de esta época están narradas en su primer tomo de Viejas Hojas del Diario , el mejor de los seis volúmenes que escribió, y del cual citamos el siguiente pasaje respecto al trabajo de HPB:

 

“El verla trabajando era una experiencia rara e inolvidable. Usualmente nos sentábamos en lados opuestos de una gran mesa, y podía verla todo el tiempo. Cuando su pluma volaba sobre las páginas, de repente se detenía, miraba en el espacio con los ojos vacíos del vidente clarividente, acortaba su visión como si estuviese mirando algo que tuviese frente a ella invisible en el aire, y comenzaba a copiar en el papel lo que veía. Terminada la cita, sus ojos volvían a su expresión natural, y así continuaba escribiendo hasta que de nuevo se detenía para hacer una interrupción similar a la anterior.

 

Recuerdo muy bien dos ocasiones en las que tuve la oportunidad de hojear duplicados de libros astrales que ella había citado, y que se vio obligada a materializar debido a mi insistencia. . . .Uno de estos fue una obra francesa sobre psicología; la otra, también de un autor francés, acerca de una cierta rama de la neurología. El primero estaba en dos volúmenes empastados en cuero, el segundo era un panfleto empastado a la rústica. Esto ocurrió cuando vivíamos en el 403 West 47th Street—la famosa ‘Lamasería,' y cuartel general ejecutivo de la Saciedad Teosófica. Yo dije: ‘No puedo dejar pasar esta cita porque estoy seguro de que no es así.' Ella dijo:'Oh no te preocupes; está correcta; déjala pasar.' Sin embargo yo me rehusé, hasta que finalmente ella dijo: ‘Bien, no te muevas por un minuto y trataré de obtenerlos.' Sus ojos adoptaron una mirada lejana, y poco después ella apuntó hacia una esquina distante en la habitación, a una repisa en donde había algunas curiosidades, y en una voz hueca dijo: ¡Ahí! y luego volvió a la normalidad: ‘¡Ahí, ahí; ve y búscalos, ahí!' Me levanté y fui al rincón y encontré los dos volúmenes que quería, que yo sabía que no habían estado en la casa hasta ese preciso instante. Comparé el texto con la cita que había hecho HPB, le mostré que yo tenía razón en mi sospecha del error, hice la corrección en la prueba de imprenta y luego a su petición, regresé los dos volúmenes al lugar en la repisa en donde los había tomado. Volví a sentarme en mi lugar y me puse a trabajar, y cuando voltee de nuevo en esa dirección un rato después, ¡los libros habían desaparecido! Después de contar esta historia verdadera, los escépticos ignorantes son libres de dudar de mi cordura; espero que les aproveche.” ( Old Diary Leaves , I, pp. 29-210)

 

En otra ocasión, Olcott nos narra sus recuerdos de HPB e Isis Develada :

“Ya habíamos trabajado en el libro por varios meses y el manuscrito alcanzaba cerca de las 870 páginas cuando una noche, me preguntó si para complacer a —— (nuestro ‘ Paramaguru ' [Serapis]), estaría dispuesto ¡a comenzar todo de nuevo! Me acuerdo muy bien la conmoción que me produjo el solo pensar que todas esas semanas de duro trabajo, de tormentas psíquicas, de estarse quebrando la cabeza con acertijos arqueológicos, habían servido para nada—según imaginaba como ignorante cachorro ciego que era. Sin embargo, como mi amor, reverencia y gratitud por este Maestro, y por todos los Maestros no tenía límites, por darme el privilegio de compartir su trabajo, accedí, y es así como recomenzamos de nuevo. Para mi fue muy bueno que así lo hiciera; ya que habiendo probado mi constancia de propósito y mi lealtad a HPB, obtuve una amplia recompensa espiritual. Se me explicaron muchos principios, se me dieron innumerables ilustraciones respecto a los fenómenos psíquicos, se me ayudó a hacer experimentos por mi cuenta, se me hizo conocer y aprovechar esta relación con varios Adeptos, y generalmente, prepararme—tanto como lo permitían mi terquedad innata y mi autosuficiencia práctica del mundo—para el entonces insospechado trabajo público futuro, que desde aquel tiempo se ha convertido en historia.” ( Old Diary Leaves , I, pp. 217-218)

 

 

Visita del Mahâtma Morya a Olcott

“Una noche después de que había terminado nuestro trabajo con Isis , ya me había despedido de HPB, me había retirado a mi habitación, le había puesto el seguro a la puerta como siempre, y me había sentado a leer y fumar, cayendo pronto absorto en mi libro; el cual, si recuerdo correctamente era Viajes en Yucatán de Stephens; en todo caso no era un libro sobre fantasmas, ni tampoco alguno que hubiese podido estimular mi imaginación para que estuviese viendo espectros. Mi silla y mesa estaban a la izquierda frente a la puerta, mi abrigo de campaña a la derecha, la ventana veía hacia la puerta, y sobre la mesa había una lámpara de gas. . . .Yo estaba leyendo tranquilamente, con toda mi atención concentrada en mi libro. Nada en los incidentes de la noche me había preparado para ver un adepto en su cuerpo astral; yo no lo había deseado, no traté de invocarlo en mi imaginación y era lo menos que esperaba. De repente, estando leyendo con mi hombro un poco volteado de la puerta, me llegó un resplandor de algo blanco en el rabillo derecho de mi ojo derecho; voltee mi cabeza, y debido a la sorpresa dejé caer mi libro, y vi elevándose sobre mi, en su gran estatura, a un Oriental vestido con ropajes blancos, que llevaba un tocado o turbante de color ámbar rayado, bordado a mano en borra de seda amarilla. Su cabello negro lustroso caía por debajo del turbante hasta los hombros; su barba era negra, partida verticalmente sobre sus mejillas a la usanza rajput, y estaba trenzada en las puntas, y llevada hasta las orejas; sus ojos estaban vivos con fuego del alma; ojos que al mismo tiempo eran benignos y de mirada penetrante; ojos de un mentor y de un juez, pero suavizados por el amor de un padre que mira a un hijo que necesita consejo y guía.

 

Mahâtma Morya

 

Él era un hombre tan imponente, tan imbuido en la majestuosidad de la fuerza moral, tan espiritualmente luminoso, evidentemente tan por arriba de la humanidad común, que me sentí avergonzado en su presencia, e incliné mi cabeza y me arrodillé como uno hace ante un dios o un personaje divino. Sentí su mano ligeramente sobre mi cabeza, una voz dulce pero firme me pidió que me sentara, y cuando levanté mis ojos, la Presencia estaba sentada en la otra silla más allá de la mesa.

 

Él me dijo que había venido en el momento de crisis cuando lo necesitaba; que mis acciones me habían llevado hasta este punto; que sólo en mí estaba si él y yo nos encontraríamos frecuentemente en esta vida como colaboradores por el bien de la humanidad; que había que hacer un gran trabajo por la humanidad, y que yo tenía el derecho de compartirlo si quería; que una misteriosa liga, que no me la explicaría ahora, nos había juntado a mi colega y a mi; una liga que no podía ser rota, no obstante lo tirante que pudiese llegar a estar algunas veces. Me dijo cosas sobre HPB que no repetiré, al igual que cosas acerca de mí, que no le interesan a terceros. No puedo decir qué tanto tiempo estuvo ahí: pudo haber sido media hora o una hora; aunque me pareció sólo un minuto, ya que no me di cuenta del paso del tiempo. Finalmente él se levantó, mientras que yo me admiraba de su gran estatura y observaba la especie de esplendor en su semblante—que no era una brillantez externa, sino el suave fulgor de una luz interna—que proviene del espíritu. Súbitamente llegó a mi mente el pensamiento: ‘¿Que tal si todo esto no es más que una alucinación; que tal si HPB lanzó una fascinación mesmérica sobre mí? ¡Ojala y tuviese algún objeto tangible que me pruebe que él estuvo realmente aquí; algo que pueda tener cuando él se haya ido!' El Maestro se sonrió amablemente como si leyera mi pensamiento, desenvolvió el fehtâ de su cabeza, me saludó benignamente despidiéndose, y—se fue: su silla estaba vacía; ¡yo estaba solo con mis emociones! Sin embargo, no completamente solo, ya que sobre la mesa yacía el turbante bordado; una prueba tangible y perdurable, de que no me habían ‘olvidado', o que había sido engañado psíquicamente, sino que había estado cara a cara con uno de los Hermanos Mayores de la Humanidad, uno de los Maestros de nuestra insulsa raza de pupilos. Mi primer impulso natural fue correr y tocar a la puerta de HPB, y contarle mi experiencia. Luego regresé a mi cuarto a pensar, y la gris mañana me encontró aún pensando y resolviendo. A partir de esos pensamientos y de esas resoluciones se desarrollaron todas mis subsecuentes actividades teosóficas, y esa lealtad a los Maestros por detrás del movimiento, que los golpes más rudos y las desilusiones más crueles nunca han hecho vacilar. Desde entonces he sido bendecido con el encuentro de este Maestro y de otros, pero poco provecho podría obtenerse en repetir la narración de mis experiencias, de las cuales la que acabo de contar es un ejemplo suficiente. No obstante que otros menos afortunados puedan dudarlo, yo lo SÉ.” ( Old Diary Leaves , I, pp. 377-380)

 

Foto de una esquina del turbante que el Mahâtma Morya al despedirse le

entregó a Olcott en Nueva York. Conservado en el Museo de Adyar, Madrás, India

 

Septiembre de 1877

Publicación de Isis Develada

El 17 de mayo de 1877 el primer volumen de Isis Develada ya había sido formado en la imprenta de J.W. Bouton. Durante el mes de julio la Srita. Kislingbury estuvo de visita en Nueva York, y ayudó a preparar la Tabla de Materias del segundo volumen de Isis , mientras que el coronel hacía lo mismo para el primero. Aproximadamente en el mes de septiembre el Dr. Alexander Wilder preparó el Índice. Finalmente el 29 de septiembre se publicó Isis Develada , vendiéndose 1,000 ejemplares en dos días. La primera edición se agotó en diez días.

Febrero de 1878

Alianza con la Ârya-Samâja

En febrero de 1878 la Sociedad Teosófica decidió hacer una alianza con la Ârya-Samâja de la India. El 5 de febrero se le dieron instrucciones a Mûlji Thackersey para que organizara una Rama de la S.T. en Bombay.

 

El 11 de febrero, Monsieur Harrise dibujó un retrato del Maestro M., y el 20 de marzo, HPB precipitó el retrato del Yogî Tiruvalluvar, lo cual hizo frente al coronel Olcott, Judge, la Dra. Marquette y otros. El retrato se conserva en Adyar. En un martes del mes de abril HPB perdió súbitamente la consciencia y no la recobró sino hasta cinco días después. El coronel Olcott y su hermana Belle, estuvieron con ella. El Maestro telegrafió al coronel Olcott desde Bombay, diciéndole que no se preocupara ya que HPB estaría bien. El 5 de abril de 1878 Thomas Alva Edison envió su solicitud de admisión a la S.T.

 

FRATERNIDAD DE LA HUMANIDAD

Circular del 3 de mayo de 1878

El 3 de mayo de 1878, el coronel Olcott escribió su primera circular explicando el origen y el plan de la Sociedad Teosófica. Varios de los puntos fueron escritos por HPB. Los objetos fueron formulados en su forma inicial; y por primera vez se usó el concepto Hermandad de la Humanidad.

 

“Esta es la Circular de Nueva York redactada principalmente por el coronel Olcott y que estaba lista para su distribución el 3 de mayo de 1878. Un paquete con esta circular le fue dado al Dr. H.J. Billing para que lo llevara a Londres, y otro a la Condesa Lydia de Pashkoff para que lo llevara al Japón. Como el mismo coronel Olcott señala ( Viejas Hojas del Diario , I, 399-400): “Al redactar la circular de Nueva York se me ocurrió que la membresía, y las entidades que supervisaban por detrás a la Sociedad, podrían ser agrupadas de manera natural en tres divisiones, es decir, los nuevos miembros no desprendidos de los intereses mundanos; alumnos, como yo mismo, que ya se han retirado de ellos, o están listos para hacerlo; y los adeptos mismos, los que, sin ser realmente miembros, estaban al menos conectados con nosotros y concernidos con nuestro trabajo como un agente potencial para hacer el bien espiritual al mundo. Con la ayuda de HPB definí esos tres grupos, llamándolos secciones, subdividiendo cada una en tres grados. Esto, desde luego, se hizo con la esperanza y expectativa de que tendríamos una guía más práctica en el ajuste de los diversos grados de los miembros, de la que hemos tenido—o que, me permitiría agregar, desde entonces hayamos tenido.”

“El coronel Olcott específicamente afirma que el pasaje que comienza ‘Siendo el desarrollo más elevado. . .' y que termina con: ‘universos visibles e invisibles' fue escrito por HPB. Las importantes palabras: ‘la Fraternidad de la Humanidad' fueron usadas aquí por primera vez, y la circular carece de mención alguna del Espiritismo o de fenómenos.

Es, sin lugar a dudas, un hecho, que detrás de la redacción de esta circular, se encuentra la guía inspiradora de los Adeptos. Este es un documento de primordial importancia en la historia del Movimiento Teosófico.” [ Boris de Zirkoff ], compilador de los Escritos Coleccionados ] [CW, I, 375] A continuación se presenta el texto completo de esta Circular:

 

 

______________________________________________________________________

 

 

LA SOCIEDAD TEOSÓFICA

Su origen, plan y fines

[Impresa para la Información de Correspondientes]

 

I. La Sociedad fue fundada en la Ciudad de Nueva York, en el año de 1875.

 

II. Sus dirigentes son un Presidente; dos Vicepresidentes; una Secretaria Corresponsal; un Secretario de Actas; un Tesorero; un Bibliotecario; y Consejeros.

 

III. Primero, era una organización abierta, pero, posteriormente, fue reorganizada bajo el principio del sigilo, habiendo demostrado la experiencia la conveniencia de tal cambio. (1)

 

IV. Sus miembros son conocidos como Activos, Corresponsales y Honorarios. Solamente son admitidos aquellos que simpatizan con sus objetos, y sinceramente desean ayudar a la promoción de los mismos.

 

V. Sus miembros están divididos en tres secciones, y cada Sección en tres grados. A todos los candidatos a la membresía activa se les requiere que entren a prueba, en el Tercer Grado de la Tercera Sección, y no se especifica un tiempo definido en el cual el nuevo Miembro pueda avanzar de un grado inferior a uno superior; todo depende del mérito. Para ser admitido en el grado más elevado, de la primera sección, el Teósofo debe haber llegado a liberarse de toda tendencia hacia cualquier forma de religión en preferencia de otra. Debe estar libre de todas las exigencias y obligaciones, de la política y la familia. Debe estar listo a entregar su vida, si fuese necesario, por el bien de la Humanidad, y de un hermano Asociado de cualquier raza, color o credo declarado. Debe renunciar al vino, y a toda clase de bebidas intoxicantes, y adoptar una vida de estricta castidad. Aquellos que todavía no se hayan liberado completamente del prejuicio religioso, y de otras formas de egoísmo, pero que hayan hecho un cierto progreso con vistas al dominio de sí mismos y del esclarecimiento, pertenecen a la Segunda Sección. La tercera Sección es de prueba: sus miembros pueden dejar la Sociedad a voluntad, aunque la obligación asumida al entrar los compromete a guardar continuamente absoluto secreto respecto a lo que se le pueda haber comunicado bajo esas restricciones.

 

VI. Son varios los objetos de la Sociedad. Ella influencia a sus socios a adquirir un conocimiento íntimo de la ley natural especialmente de sus manifestaciones ocultas. Siendo el desarrollo más elevado, física y espiritualmente, en la tierra, de la Causa Creadora, el hombre debe tratar de resolver el misterio de su ser. Él es el procreador de su especie, físicamente y habiendo heredado la naturaleza de la Causa desconocida pero palpable de su propia creación, debe poseer en su sí interno, psíquico, este poder creativo en menor grado. El debe, por lo tanto, estudiar para desarrollar sus poderes latentes, e informarse a sí mismo respecto a las leyes del magnetismo, la electricidad y toda otra forma de fuerza, ya sea de los universos visibles o invisibles. La Sociedad enseña y espera de sus miembros ejemplificar personalmente la más elevada moral y aspiración religiosa; oponerse al materialismo de la ciencia y a toda forma de Teología dogmática, especialmente a la cristiana, que los Jefes de la Sociedad consideran como particularmente perniciosa; el hacer que se conozcan entre las naciones Occidentales los hechos largamente suprimidos acerca de las filosofías religiosas Orientales, su ética, cronología, esoterismo, simbolismo; contrarrestar, en la medida de lo posible, los esfuerzos de los misioneros para engañar a los así llamados “Idólatras” y “Paganos” respecto al verdadero origen del Cristianismo y de sus dogmas sobre el carácter público y privado en los así llamados países Civilizados; diseminar el conocimiento de las sublimes enseñanzas de ese sistema esotérico puro del periodo arcaico, que está reflejado en los más antiguos Vedas, y en la filosofía de Gautama Buddha, Zoroastro y Confucio; finalmente y especialmente, ayudar a la institución de una Fraternidad de la Humanidad, en donde todos los hombres buenos y puros, de toda raza, lleguen a reconocerse unos a otros como efectos iguales (en este planeta) (*) de una Causa Increada, Universal, Infinita y Sempiterna.

 

VII. Son elegibles personas de ambos sexos.

 

VIII. Hay ramas de la Sociedad matriz en varios países del Oriente y Occidente.

 

IX. No se requieren cuotas para los miembros, aunque aquellos que lo deseen pueden contribuir con los gastos de la Sociedad. Ningún solicitante será recibido debido a su dinero o influencia, ninguno será rechazado debido a su pobreza y obscuridad.

La correspondencia con la organización matriz puede ser dirigida a:

“La Sociedad Teosófica, Nueva York”. [CW, I, 375-78]

 

(1) Durante los primeros meses de 1876, la Sociedad tuvo que hacerse secreta, debido a indiscreciones en un periódico de Nueva York por parte de uno de sus miembros fundadores, el Sr. Sotheran. En un artículo en el Spiritual Scientist , el Cor. Olcott, en respuesta a esto, dice entre otras cosas que “Estamos considerando una propuesta para organizarnos como una sociedad secreta para poder continuar con nuestros estudios son interrupción debido a las mentiras e impertinencias de gente de fuera.”

Este artículo se encuentra en el Álbum de Recortes de H.P.B . y al cual ella, además de subrayar varias palabras agregó de su puño y letra en tinta lo siguiente:

Hasta el problema con Sotheran la Sociedad no era secreta, como podrá verse por esto. Pero él comenzó a denigrar nuestros experimentos y a denunciarnos con los Espiritualistas y a impedir el progreso de la Sociedad, y fue necesario hacerla secreta

[CW I, 193-94]

El Sr. Charles Sotheran, prominente Masón y editor del periódico The American Bibliopolist , tomó parte activa en la fundación de la Sociedad Teosófica, pero también se vio involucrado en política callejera incitando a huelga y a la violencia.

En su Album de Recortes , H.P.B. escribió lo siguiente al respecto:

“Un Teósofo convirtiéndose en agitador, propiciando la revolución y el Asesinato, un amigo de los Comunistas no es un miembro idóneo. Tiene que irse ”

[CW, I, 404]

En enero de 1876, Sotheran escribió una carta al editor de la revista Banner of Light en la que explicaba sus razones para renunciar a la Sociedad Teosófica, permitiéndose varias observaciones ofensivas hacia H.P.B.

En un recorte de este artículo, en su Álbum de Recortes , H.P.B. escribió al margen lo siguiente:

“Esto no evitó que el Sr. Sotheran volviese 6 meses después de eso y suplicara mi perdón, rogándome de rodillas ser admitido de nuevo a la Sociedad como ocurrió más tarde.”

[CW I, 193]

En el Álbum de Recortes de H.P.B ., Vol. IV, pp. 164-65, hay un recorte del Banner of Light del 2 de febrero, de 1878, de un artículo de Charles Sotheran intitulado “Honores a la Sra. Blavatsky”. El escritor defiende a H.P.B., su obra Isis Develada , y el Diploma Masónico que ella recibió de John Yarker. A esto H.P.B. escribió en tinta la siguiente observación:

“El Sr. C. Sotheran, que tanto me insultó y también a la Sociedad ha regresado de nuevo a ella confesando su error y haciéndome Puja de nuevo — ¡Oh humanidad!”

(*) Este paréntesis fue escrito y puesto por H.P.B., de acuerdo al Cor. Olcott. —Compilador B. de Zirkoff.

[CW, I, 375-78]

_____________________________________________________________________________

 

 

22 de Octubre de 1878

Órdenes del Maestro Serapis de viajar a la India

El 22 de octubre se recibieron órdenes del Maestro Serapis a través del Sahib [Morya] en relación al viaje a la India, diciendo que había que: “completar todo en los primeros días de diciembre.” ( H.P.B. Speaks , I, 126; Ransom, 108) El 14 de noviembre, el Maestro M. volvió a transmitir órdenes de su Maestro Serapis en las que decía que los Fundadores tenían que partir a más tardar entre el 15 y 20 de diciembre.” ( H.P.B. Speaks , I, 140)

 

 

 

HPB y Olcott:

Comité de la Sociedad Teosófica

Durante el tiempo en que estaban por partir HPB y Olcott, la Sociedad Teosófica Matriz de Nueva York contaba con aproximadamente 40 miembros. La Sociedad se reunió y oficialmente “comisionó a H.P. Blavatsky y al coronel Olcott como un ‘Comité de la Sociedad Teosófica' para visitar países extranjeros y reportar. Antes de que partiera su Comité para países extranjeros, la Sociedad Teosófica eligió al General Abner Doubleday como Presidente provisional , para ejercer su puesto durante la ausencia del Presidente. Esta elección de Presidente provisional nunca fue revocada; ni tampoco lo fue la comisión de este Comité.” ( Echoes of the Orient , Vol. II, pp.197-202)

 

Diciembre de 1878

Preparaciones de viaje

El 1 de diciembre se recibieron órdenes de vender los muebles antes del 12 de diciembre. El 9 de diciembre HPB salió temprano en la mañana a ver a un Adepto, en “The Battery”, un punto en el muelle de Nueva York. El 13 de diciembre, el coronel Olcott fue a Menlo Park para ver a Edison acerca del fonógrafo, y con fecha de ese mismo día, el coronel Olcott recibió del Presidente de los Estados Unidos, una carta autografiada de recomendación para todos los Ministros y Cónsules en el extranjero, y un pasaporte diplomático.

 

17 de diciembre de 1878

HPB, Olcott y Wimbridge se embarcan para la India

El 17 de diciembre el coronel Olcott compró tres boletos para el vapor Británico S.S. Canadá. Los fundadores (HPB y Olcott) y Wimbridge subieron a bordo y pasaron la noche en el barco. ( H.P.B. Scrapbook , I, 159; Ransom , 109) El vapor zarpó del puerto de Nueva York el siguiente 18 de diciembre, a las 2:30 p.m.

 

1879

Viaje a la India

Visita a Inglaterra: Sociedad Teosófica Británica

El vapor, con los fundadores a bordo, entró en el Canal de la Mancha el 1 de enero de 1879, llegando a Londres el día 3 de enero. El día 5, HPB y Olcott asistieron a una reunión de la Sociedad Teosófica Británica, en Londres. El 18 de enero, HPB, Olcott, Wimbridge, y la Srita. Rosa Bates se embarcaron a las 5 p.m. en el barco S.S. Speke Hall (O.D.L., II, 8), llegando el 16 de febrero al puerto de Bombay al amanecer, habiendo sido recibidos por varias personas. Al llegar a la India, H.S. Olcott se tomó unas fotos enviándolas a América al anverso de los cuales escribió: “La Delegación en la India.” ( Echoes of the Orient , Vol. II, pp.197-202)

 

16 de Febrero de 1879

Llegada a la India

Hurrychund Chintamon trata de aprovecharse de los Fundadores

“Apenas había echado el ancla el barco cundo subieron a bordo tres caballeros hindúes en busca de nosotros. Todos nos parecían extraños, pero cuando pronunciaron sus nombres abrí mis brazos y les di un abrazo. Ellos eran Mûlji Thackersey, Pandit Shamji Krishnvarna, y el señor Ballajee Sitaram—todos ellos en posesión de diplomas de nuestra Sociedad. . . .Fue una gran decepción para nosotros que no hubiese ido a recibirnos Hurrychund Chintamon, nuestro principal correspondiente, y hasta entonces, el más respetado de todos. . . .(p.15) Antes de dejar Nueva York le había escrito a Hurrychnd para que nos consiguiera una pequeña casa, en el barrio hindú. . .primero nos llevó a una de sus casas en Girgaum Back Road, la cual se encontraba en un conjunto un poco desolado junto a su estudio fotográfico con techo de vidrio. Era realmente pequeña. . . .El día 17 hubo una recepción en su estudio fotográfico al que asistieron alrededor de 300 personas. . .y en la que se nos dio una bienvenida con guirnaldas, limas y agua de rosas; HPB, Scott, Wimbridge y yo respondimos lo mejor que pudimos, en vista de la profunda emoción que nos produjeron todas estas atenciones. . .estábamos realmente muy felices de estar ahí. . . .Diariamente recibíamos visitas, familias de parsis, de hindúes, un monje jain. . .sin embargo toda esta felicidad fue seguida por nuestra primera experiencia de amargura. . .el señor Hurrichund, después de cierta presión nos presentó sus cuentas. . .nuestro supuesto anfitrión nos dio una enorme lista de gastos que le debíamos por renta, comida, servicios, reparaciones de la casa, incluso el alquiler de las tres cientas sillas usadas en nuestra recepción, y el costo del telegrama que él nos había enviado, ¡pidiéndonos que nos apuráramos a venir!. . .y finalmente descubrimos que lo suma de 600 rupias que le habíamos enviado como donación para la Arya Samaj, que en esa época era mucho dinero, no había ido más lejos que sus bolsillos.” ( Old Diary Leaves , II, pp.15-20, extractos)

25 de febrero de 1879

Primera carta de Sinnett

El 25 de febrero, el coronel Olcott recibió la primera carta de A.P. Sinnett.

 

7 de marzo de 1879

Girgaum Back Road, No. 108

“Así que nos cambiamos a otro lugar, estableciéndonos (Blavatsky, Olcott, Wimbridge, y Rosa Bates) el 7 de marzo, en Girgaum Back Road, No. 108, en donde vivimos los siguientes dos años.” ( Old Diary Leaves , II, p. 21)

 

29 de Marzo 1879

Mansión Oculta en Bombay

El 29 de marzo, “HPB le pidió a Mûlji Thackersey que consiguiera una calesa, y cundo llegó, ella se subió al coche junto con él. Ella se rehusó a contestar sus preguntas respecto a donde iba, y simplemente le dijo que le ordenara al conductor dar vuelta a la derecha o a la izquierda o ir derecho hacia adelante, según ella le dijese. Al regresar por la tarde Mûlji nos contó lo que ocurrió. Ella había dirigido el curso por numerosas calles serpenteantes y caminos vecinales, llegando a un suburbio de Bombay, a ocho o diez millas de distancia, en un bosque de coníferas. . .creo que el lugar se llamaba Parel, aunque puedo estar equivocado. En todo caso, Mûlji conocía el lugar, ya que en ese suburbio había cremado el cadáver de su madre. En el bosque los caminos y senderos se cruzaban entre sí de manera confusa, pero HPB nunca vaciló respecto a la dirección a seguir pidiéndole al conductor dar vueltas aquí y allá hasta que llegaron a orillas del mar. Finalmente para sorpresa de Mûlji se encontraron frente al portón de una mansión privada, con un magnífico jardín de rosas en el frente y hermosas construcciones con espaciosas verandas orientales en el fondo. HPB se bajó y le dijo a Mûlji que la esperara ahí, y que de ninguna manera se le ocurriera atreverse a ir a la casa. Así que se quedó esperándola lleno de perplejidad; ya que él, que era una residente de Bombay de toda la vida, jamás había sabido nada de semejante propiedad. Se acercó a uno de los varios jardineros que estaban azadonando los rosales, pero el hombre no le dijo nada respecto al nombre del dueño de la casa, cuanto tiempo había vivido ahí, o cuando se había construido la casa: algo de lo más inusual entre hindúes. HPB había caminado derecho hasta la casa, había sido recibida cordialmente en la puerta por un hindú de elevada estatura y de una apariencia notable y distinguida, vestido completamente de blanco, y se habían ido adentro. Después de algún tiempo reaparecieron los dos, el misterioso desconocido se despidió de ella, y le entregó un gran ramo de rosas, que uno de los jardineros le había dado con este propósito a su maestro, y HPB regresó con su escolta, se subió a la calesa, y le ordenó al conductor llevarlos de regreso a casa. Todo lo que Mûlji le pudo sacar de información a HPB fue que el desconocido era un Ocultista con el que ella estaba relacionada y que ese día había tenido que tratar algunos asuntos con él. Las rosas, dijo ella, me las habían mandado a mi [Olcott]. La cosa más extraña de toda esta historia era que, por lo que sabíamos, no había habido posibilidad alguna para que HPB hubiese aprendido algo acerca de este suburbio y de la manera de llegar a él, en todo caso desde nuestra llegada a Bombay, ya que ella nunca dejó la casa sola; sin embargo demostró conocer perfectamente el lugar.” (H.S. Olcott , Old Diary Leaves , II, 43-44) En la misma página el coronel Olcott nos narra como él, Mûlji y un amigo de este último trataron de encontrar la mansión, perdiendo casi toda una mañana en vano. “Así que volvimos a casa, HPB nos dijo que Mûlji podría haber encontrado esa casa mística si no tuviese en sus ojos un embelezo, y que además, esa casa, como otros lugares habitados por Adeptos, siempre estaba protegida de la intrusión de extraños por un círculo de ilusión formado a su alrededor, y custodiado y mantenido con potencia por servidores elementales. Esta casa en particular estaba bajo el constante cuidado de un agente confiable, y que se usaba como un lugar ocasional de descanso y reunión para los Gurus y Chelas cuando estaban de viaje. Todas las antiguas bibliotecas enterradas, esa vasta cantidad de tesoros que deben mantenerse escondidos hasta que el Karma requiera su restauración para que sean usados por los humanos, están protegidos, dijo ella, para que no sean descubiertos por el profano, por imágenes ilusorias de rocas sólidas, de suelo sólido ininterrumpido, por abismos inaccesibles, o cualquier otro obstáculo que hace que se regrese la persona equivocada pero cuya Mâyâ se disuelve cundo el que debe encontrarlos llega en el momento adecuado.” (Ibid. p. 45)

 

Entrada a las Cavernas de Karli

 

 

 

Viaje a Karli

4 al 8 de abril 1879

“El 4 de abril de 1879, HPB, Mûlji, y yo mismo dejamos Bombay por tren, para un viaje a las Cavernas de Karli. Nos acompañó nuestro sirviente Babula. . . . En la estación de Narel dejamos el tren, y tomamos unos palanquines subiendo la loma hasta Matheran, el sanatorio principal de Bombay. Se me dio a entender que habíamos sido invitados a Karli por un cierto Adepto con el que había tenido una estrecha relación en América durante el tiempo en que se escribió Isis ; y que la gran cantidad de provisiones para nuestro confort durante el camino habían sido ordenadas por él. Por lo tanto no me sorprendió en lo más mínimo, encontrar en la estación de Narel a un sirviente hindú de la mejor clase. . .que vino hacia nosotros y después de saludarnos, nos dio un mensaje en marathi, el cual Mûlji lo interpretó como un obsequio de su maestro, y una petición de que graciosamente escogiéramos si queríamos usar palanquines o ponis para nuestro ascenso, ya que ambos estaban listos. HPB y yo escogimos palanquines, y Mûlji y Babula ponis. Y es así como partimos bajo la brillante luz de la luna, con doce portadores en cada palanquín, de estatura elevada fuertes, musculares y de tez obscura, del clan Thakur, los cuales caminaban a paso desacompasado (para no molestar a las personas en los palanquines), llevando el compás por medio de una cadencia, en voz baja, que por su novedad era extremadamente placentera escucharla, pero que después de un tiempo se hizo monótona y cansada. Nunca antes había hecho un viaje tan poético como este, en una noche tropical, con el firmamento encendido con brillantes estrellas antes de que saliera la luna, miríadas de insectos gorjeando unos con otros, los pájaros de la noche cantándole a sus compañeros, los grandes murciélagos calladamente volando y haciendo tortuosas vueltas en busca de comida, las frondas de palmares crujiendo y las hojas de la jungla susurrando, el olor de la tierra, mezclándose aquí y allá con el de flores con olor a especies en una corriente de aire más caliente por la que pasábamos, y con todo el canto de los jadeantes portadores de los palanquines que ágilmente marchaban. . . .

 

A su debido tiempo llegamos al Hotel Alexandra, cenamos a las once, y nos fuimos a dormir tranquilamente, levantándonos temprano por la mañana gozando de la espléndida vista desde la veranda. . . . Después del desayuno HPB dijo que no quería quedarse ni un solo día más en este lugar ya que estaba asqueada de lo que ella llamó ‘el aura de la civilización anglo inda'. Así que a pesar de las advertencias del propietario en contra del fiero calor del sol, partimos de nuevo hacia Narel en una temperatura como la de un cuarto de calderas. Tuvimos la suerte de que ninguno de nosotros se insolara, y a su debido tiempo tomamos el tren hacia Khandalla, un lugar delicioso en las montañas. Nuestro mismo proveedor universal nos proporcionó también aquí, un espacioso carro de bueyes en el que nos llevó a la casa de descanso del Gobierno (dâk bungalow), en donde pasamos el siguiente día y noche. La noche de nuestra llegada, Mûlji fue a la estación del tren para platicar con el jefe de estación, que era un viejo conocido suyo, y recibió una sorpresa. Llegó un tren de Bombay y se detuvo en la plataforma, y de pronto escuchó que alguien lo llamaba fuertemente por su nombre. Buscando de vagón en vagón vio a un hindú que le hacía señas para que fuera a su ventana. ¡El desconocido resultó ser el personaje que HPB había visitado! Le entregó un buqué de flores frescas de lo que parecía ser la misma clase de rosas que había visto en el jardín misterioso de los jardineros taciturnos, y que eran las más hermosas que el hubiese visto. ‘Estas,' dijo el caballero, mientras el tren se movía, ‘son para el coronel Olcott; dáselas por favor.' Así que Mûlji me las trajo y me contó su historia. Una hora más tarde le dije a HPB que me gustaría agradecerle al Adepto las cortesías que había tenido con nuestro grupo, y que si ella se lo pudiese entregar, yo le escribiría. Ella estuvo de acuerdo, escribí la nota y se la di a ella. Ella se la dio a Mûlji pidiéndole que fuera al camino público frente a nosotros y que la entregara. ‘Pero,' el preguntó, ‘a quien y en donde la entrego; no tiene anotado ningún nombre ni dirección.' ‘No importa; tómala y verás a quien deberás dársela.' Por consiguiente, bajó a la carretera, y después de diez minutos volvió corriendo, sin aliento y mostrando todos los signos de la sorpresa. ‘¡Se fue!' balbuceó. ‘¿Que?' ‘La carta, él la tomó.' ‘¿Quien la tomó?' le pregunté. ‘No lo se, coronel, a menos de que haya sido un pisâcha: él salió del suelo o así me pareció a mí. Iba caminando lentamente mirando a izquierda y derecha, sin saber que hacer para llevar a cabo las órdenes de HPB. No había ni árboles ni matorrales en los que se pudiese esconder una persona, sino solo el camino blanco y polvoriento. Sin embargo de repente, como si él hubiese salido del suelo, allí estaba un hombre a unas cuantas yardas de distancia, caminando hacia mí. Era el hombre de la mansión de las rosas, el hombre que me dio las flores para usted en la estación de Khandalla, ¡y que vi que se había ido en el tren hacia Poona!' ‘Hombre, esto es absurdo,' le contesté, ‘debes haber estado soñando.' ‘No, estaba tan despierto como jamás lo he estado en mi vida. El caballero dijo: “Tu tienes una carta para mi—esa que traes en la mano, ¿no es cierto?” Yo apenas podía hablar pero le dije: ‘no lo sé Maharaj, no tiene dirección.' ‘Es para mi, dámela.' La tomó de mi mano y dijo: ‘ahora, regrésate' Me di la vuelta por un instante y voltee para ver si aún estaba ahí, pero había desaparecido: ¡el camino estaba vacío! Espantado, me di la vuelta y corrí, pero no había ido más allá de cincuenta yardas cuando una voz en mi mismo oído dijo: ‘No seas tonto, hombre; mantente calmado; todo está bien.' Esto me asustó aún más, ya que no había nadie que pudiese ver. Corrí, y aquí estoy.'. . . Era una noche de luna, de una magnificencia más allá de todo lo que pueda verse en las frías tierras occidentales; y el aire dulce, suave y puro, hacían un encanto de la vida física. Los tres nos sentamos en el césped saboreando la noche y planeando nuestra visita del día siguiente a las Cavernas de Karli. . . .

 

A las cuatro de la mañana Baburao, el supuesto agente del Adepto, entró a la habitación en la que Mûlji y yo dormíamos, me despertó con un toque, poniendo en mis manos una pequeña caja redonda laqueada que contenía un pân supâri , o una hoja de betel acompañada de especies, tal como la que se les da a los huéspedes y susurró en mi oído el nombre del Adepto bajo cuya supuesta protección estábamos haciendo este viaje. El significado del regalo era que en la escuela mística en la que estábamos, este es el signo de adopción del nuevo alumno. Nos levantamos, nos bañamos, tomamos café, y a las 5 partimos en un coche de bueyes ( shigram ) para Karli, a donde llegamos a las 10. Para ese tiempo los rayos del sol eran calcinantes, y tuvimos una difícil subida a lo largo del sendero desde el pie del camino hasta las Cavernas, en lo alto de la colina. HPB perdió el aliento y unos peones tuvieron que llevarla en una silla la mitad de la ascensión. . . . Habiéndole comunicado a Baburao nuestra decisión de pasar la noche en la colina, él y Mûlji se fueron a buscar una habitación adecuada, y a su regreso, nosotros y nuestro equipaje nos trasladamos a un pequeño dormitorio cueva, escavado en la roca de la colina, a cierta distancia a la derecha de la gran caverna templo. Los antiguos escultores habían esculpido un pequeño porche de dos pilares a la entrada, y adentro diez cubículos, con puertas abiertas, que daban a una sala cuadrada central o habitación de asamblea. A la izquierda del porche había un estanque, escavado en la roca, que recibía las aguas de un manantial de aguas deliciosamente frías y claras. HPB nos dijo que de uno de los cubículos en esas pequeñas cuevas, una puerta secreta comunicaba con otras cuevas en el corazón de la montaña, en donde aún vivía una escuela de Adeptos, pero cuya existencia no era ni siquiera sospechada por el público en general; y que si pudiese encontrar la parte correcta de una roca y la pudiese mover de una manera particular, no tendríamos obstáculo alguno para entrar—un ofrecimiento muy liberal considerando las circunstancias. . . . Mûlji y Babula se habían ido al bazar del pueblo junto con Baburao, a comprar provisiones y HPB y yo nos quedamos solos. Nos sentamos en el porche fumando y conversando, hasta que ella me pidió que me quedara donde estaba por algunos minutos y que no mirara a mi alrededor hasta que ella me lo dijese.

 

Cavernas de Karli: Templo excavado en la roca

 

Ella entonces pasó adentro de la caverna, y yo pensé que iría a tomarse una siesta en uno de los cubículos sobre uno de los bloques de piedra excavados en la roca, los cuales les habían servido de cama a los antiguos monjes. Continué fumando mirando hacia el gran paisaje que se extendía frente a mi como un gran mapa, cuando de repente, desde el interior de la caverna, escuché un sonido como si alguien cerrara de golpe una pesada puerta y un ataque de risa satírica. Naturalmente voltee mi cabeza, pero HPB había desaparecido. Ella no estaba en ninguna de las celdas, las cuales yo examiné con detalle, ni tampoco pude encontrar la mas mínima hendidura o cualquier otro signo de una puerta en las superficies rocosas de sus muros, que examiné minuciosamente palmo a palmo; no había nada palpable para los ojos o el tacto salvo roca viva. Había tenido una experiencia tan larga y variada de las excentricidades psicológicas de HPB, que pronto dejé de preocuparme del misterio, y regresé al porche y a mi pipa, esperando placidamente lo que pudiese ocurrir. Había pasado media hora desde su desaparición, cuando escuché unos pasos justo detrás de mí, y a HPB en persona dirigiéndome la palabra, en un tono natural, como si nada fuera de lo común hubiese ocurrido. En respuesta a mi pregunta de donde había estado, ella simplemente dijo que había tenido que ‘tratar algunos asuntos' con. . . (mencionando al Adepto), y que había ido a verlo en sus habitaciones secretas. Curiosamente, ella tenía en sus manos un viejo cuchillo oxidado de un diseño muy curioso, que ella dijo que había levantado en uno de los pasajes ocultos, y que a propósito lo había traído consigo. No me permitió que lo tomara, sino que lo arrojó al aire con toda su fuerza, y vi que cayó en unos matorrales bien abajo de la colina. . . . Pronto regresó nuestra gente; tuvimos una cena caliente que nos fue servida en el porche de la caverna y luego, después de admirar el panorama iluminado por la luna, y de fumar un rato, cada uno se envolvió en sus cobertores acostándose sobre el piso de roca, durmiendo tranquilamente hasta la mañana. Baburao se sentó en la puerta del porche y encendió un fuego de leña que mantuvimos ardiendo como protección en contra de los animales salvajes. . . .

 

A la siguiente mañana Mûlji y yo nos levantamos antes que HPB y después de lavarnos en el manantial, él se fue abajo al pueblo, mientras que yo me quedé en el sendero gozando de la vista matutina de las planicies. Después de un tiempo, para mi gratificación, vi al Sanyâsi propietario de la vaca [de cinco patas] dirigirse hacia mí con la evidente intención de hablar conmigo. Yo no sabía que hacer. . . ya que no conocía ni una sola palabra de la lengua vernácula. Pero al acercarse a mí, pronto se resolvieron mis dudas, ¡él tomo mi mano, y me dio el signo privado de hermandad de la S.T., pronunciando en mi oído el nombre del Adepto! Luego, saludándome de la manera más amable, hizo una inclinación y se fue, y nunca más lo volvimos a ver. . . . Mientras estábamos aún en la Gran Caverna, HPB me transmitió una orden, que. . .recibió telepáticamente, del Adepto, de que deberíamos ir a Rajputana.” ( Old Diary Leaves , II, pp.46-57, extractos). A su regreso de Karli ella envió desde el tren una nota a su Maestro, el cual contestó por telegrama a Olcott en Bombay, firmando Goolâb Singh. Este es uno de los primeros escritos del Maestro M. que se conserva en los archivos de Adyar

T HE T HEOSOPHIST

1879

4 de julio. Primera conversación

“El 4 de julio fue la primera conversación en la que se decidió publicar una revista propia y el 6 de julio se escribió el primer prospecto de la revista.

 

15 de julio. El Maestro M, llegó en su cuerpo físico

El 15 de julio el Maestro M. llegó en su cuerpo físico y tuvo lugar una entrevista privada de lo más importante, a la que asistieron HPB y Olcott. El 31 de julio Edward Wimbridge diseñó la portada.

 

3 de agosto. Dâmodar fue admitido como miembro de la Sociedad

El 3 de agosto Dâmodar fue admitido como miembro de la Sociedad.

2 de septiembre. Wimbridge comenzó a hacer el grabado de la portada

El 2 de septiembre Wimbridge comenzó a hacer el grabado de la portada, y el 11 los albañiles comenzaron a preparar la Oficina de la revista. El 20 de septiembre se imprimió la primera forma de 8 páginas del Theosophist , y el 27 del mismo mes se completó la impresión de 32 páginas.

29 de septiembre. Olcott se levantó a las 5:30 a.m. fue a la imprenta

para hacer cambios ordenados por el Maestro Nârâyana

El 29 de septiembre el coronel Olcott se levantó a las 5:30 a.m. y fue a la imprenta para hacer ciertos cambios ordenados por el Maestro Nârâyana la noche anterior. El 30 de septiembre se recibieron los primeros 400 ejemplares de la revista.

 

Portada original del The Theosophist

 

1 de octubre. Se expide el 1er. número del The Theosophist

El 1 de octubre fue expedido el 1er. número del The Theosophist. Todas las manos estuvieron muy ocupadas pegando las direcciones y envolviendo los paquetes.

 

3 de octubre de 1879

Carta del Maestro Serapis sobre el Theosophist

El 3 de octubre el coronel Olcott recibió una carta del Maestro Serapis. Según Olcott, el primer mensaje que recibía de él después de algún tiempo. La carta instruye al coronel respecto a ciertos puntos referentes al Theosophist . Entre otras cosas dice:

‘Hagan valer sus derechos sobre la revista—ella fue establecida para ustedes, nadie salvo ustedes dos tienen derecho sobre ella, tal como ha sido ordenado por— [ aquí aparece un símbolo frecuentemente usado por el Maestro Serapis ]. . . . Cuando sea conveniente explica que la revista no es ni tuya ni de HPB, sino que pertenece y está bajo el control de ciertas personas que nadie sabe nada acerca de ellas excepto ustedes dos.' ( Letters from the Masters of the Wisdom , II, No. 29, pp. 71-72)

El 30 de octubre había 381 subscriptores para la revista, y se decidió imprimir 750 ejemplares para noviembre.” [Nota sobre The Theosophist , por Richard Robb]

 

4 de diciembre de 1879

Primera visita de HPB y Olcott a los Sinnett en Allâhâbâd

El 2 de diciembre HPB, Olcott, Dâmodar y Babula partieron de Bombay en tren con dirección de Allâhâbâd llegando a dicha ciudad el día 4 por la mañana, siendo recibidos por el señor Sinnett. Ellos se quedaron con los Sinnett hasta el 15 de diciembre, día en que, junto con ellos y la señora Alice Gordon, viajaron a Benarés, alojándose en una casa que les proporcionó el Mahârâja de Vizianagram.

 

Benarés a orillas del Ganges. Pintura de Thomas Daniell, finales del siglo XVIII

 

17 de diciembre de 1879

Olcott forma en Benarés

La Sociedad Teosófica y Hermandad Universal

El 17 de diciembre hubo una reunión en el Palacio del Mahârâja de Vizianagram en Benarés, en la que se formó “La Sociedad Teosófica y Hermandad Universal”: adoptando una estructura semejante a la de la Sociedad Matriz de Nueva York, tal como se presenta en la circular del 3 de mayo de 1878. (Ver más arriba) Sin embargo, sin dar aviso oficial a la Sociedad Matriz de Nueva York. Sus objetivos se publicaron en The Theosophist , Vol. I, abril 1880 pp. 179-180, y son muy semejantes a los que habían sido planteados en la circular de Nueva York del 3 de mayo de 1878.

 

Tal como se ha mostrado precedentemente, en 1878 H.P. Blavatsky y H.S. Olcott fueron comisionados como un “Comité de la Sociedad Teosófica” para visitar países extranjeros y reportar. La Revista The Theosophist de octubre, 1879, Vol. I, No. 1, p. 1 primer párrafo dice: “Como algo que puede ser útil para referencia futura, debe de una vez manifestarse aquí, que el Comité enviado a la India por la Sociedad Teosófica, se embarcó en Nueva York, el 17 de diciembre de 1878, desembarcando en Bombay, el 16 de febrero de 1879, habiendo pasado en el camino dos semanas en Londres.” En el The Theosophist de enero de 1880, Vol. I, p. 95 el coronel Olcott dice que él “vino a la India con dos colegas ingleses y su erudita Secretaria Corresponsal, la Sra. Blavatsky. Ellos sólo vinieron esperando estudiar la Religión Oriental y el Yoga Vidyâ y reportar sus descubrimientos a los Teósofos Occidentales, los cuales eran la Sociedad en Nueva York, consistiendo de más de cuarenta miembros en ese tiempo. La Sociedad formada por el coronel Olcott el 17 de diciembre de 1879 en Benarés, no es por lo tanto la Sociedad original, sino una rama de la Sociedad Teosófica Matriz de Nueva York . Curiosamente en sus Viejas Hojas del Diario el coronel Olcott no relata nada respecto a la formación de esta Sociedad Teosófica en Benarés en diciembre de 1879.

 

22 de diciembre de 1879

HPB y Olcott de vuelta a Allâhâbâd con los Sinnett

El día 22 de diciembre HPB y Olcott dejaron Benarés volviendo nuevamente a Allâhâbâd, como huéspedes de los Sinnett. El 26 de diciembre los Sinnett se hicieron miembros de la Sociedad Teosófica. HPB y Olcott partieron de Allâhâbâd, llegando a Bombay el Año Nuevo de 1880.

Febrero de 1880

Olcott organiza el Consejo General de la nueva Sociedad

Los días 26 y 28 de febrero, el coronel Olcott organizó un Consejo General para la nueva Sociedad Teosófica que había formado, ratificando en Bombay los acuerdos que había tomado en Benarés el 17 de diciembre de 1879.

 

Mayo de 1880

Blavatsky y Olcott

Primer Viaje a Ceilán

Dharmapâda conoce a HPB

H.P. Blavatsky y el coronel H.S. Olcott, junto con E. Wimbridge, Dâmodar, Purshotam, Panachand Anandji, Sorabji, J. Padshah, Ferozshah D. Schroff, la Sra. Purshotam, y Babula se embarcaron el 7 de mayo en Bombay rumbo a Ceilán, en donde permanecieron hasta el 13 de julio. Es en este viaje a Ceilán en el que D.H. Hewavitare, un joven de 16 años, que posteriormente se convertiría en el mundialmente famoso Anâgârika. Dharmapâda encontró por primera vez a HPB. Dharmapâda fue miembro de la S.T. y discípulo de HPB. Fue por indicaciones de ella que Dharmapâda se puso a estudiar pâli, fundando en 1891 la Sociedad Maha Bodhi.

 

“En el puerto de Colombo fueron recibidos por Meggetuwatte Gunânanda y otros. Estos últimos continuaron por tren a Galle, mientras que HPB, Olcott y sus acompañantes prosiguieron su viaje a Galle por barco. En la mañana del 17 de mayo, una gran multitud los esperaba para darles la bienvenida en el muelle. En Galle difícilmente tuvieron tiempo para ellos mismos ya que había una afluencia interminable de visitantes. Procesiones de monjes buddhistas, discusiones metafísicas y gente llena de amor, afecto y también de curiosidad. El 25 de mayo de 1880, HPB y el coronel Olcott se hicieron formalmente buddhistas tomando pansil en la Vijayanand Vihara, Weliwatta de Galle. El Venerable Akmenana Dharmarama Thero les administró el Trisarana (los Tres Refugios) y Panchasila (los Cinco Preceptos). Ese mismo día, con once miembros recién admitidos se formó la primera rama de la S. T. en Ceilán

Vijayanand Vihara, Weliwatta de Galle.

En la parte superior derecha retrato del Venerable Akmenana Dharmarama Thero

 

denominada Sociedad Teosófica de Galle. El 8 de junio se formó la Sociedad Teosófica Buddhista de Colombo. Los Teósofos continuaron su visita en Ceilán hasta el 13 de julio en que se embarcaron de vuelta rumbo a Bombay.” ( The Buddhist and Theosophical Movements , C. V. Agarwal, Mahabodhi Society of India, 2002, pp.19, 21)

 

H.P. Blavatsky en Galle, Ceilán

 

 

El 23 de agosto mientras que HPB, Olcott, y Dâmodar conversaban en la oficina de la S.T. en Bombay, cayó a través del aire de manera fenoménica sobre el escritorio, el retrato de Yogî de “Tiruvalla”.

8 de septiembre de 1880

HPB y Olcott visitan Simla

Segunda visita a los Sinnett

El 8 de septiembre de 1880 al atardecer, llegaron a Simla HPB, Olcott y Babula, quedándose en casa de los Sinnett hasta el 12 de octubre.

El 29 de septiembre HPB, Olcott y la esposa del Sr. Sinnett, Patience, hicieron un paseo hasta la cumbre de Prospect Hill en Simla. En esa ocasión la señora Sinnett expresó su deseo de entrar en contacto con los “Hermanos” y en respuesta recibió una nota de uno de los Maestros en papel color de rosa, la cual fue dejada en la rama de un árbol que dice lo siguiente: “Me parece que se me pidió que dejara aquí una nota. ¿En qué puedo servirla?” El original de la nota color de rosa se encuentra en el Museo Británico.

 

Durante el desayuno campestre que ofrecieron los Sinnett el 3 de octubre en Simla, HPB duplicó una taza y su plato, los cuales desenterraron los comensales a cierta profundidad entre las raíces de un árbol.

 

15 de octubre 1880

Sinnett y Hume

Inicio de la correspondencia con los Mahâtmas

El 15 de octubre (o quizás un poco antes) Sinnett envió a través de HPB su primera carta al Maestro K.H., dirigiéndose a él como a “Un hermano Desconocido,” preguntando sobre la posibilidad de que se hiciese una producción fenoménica del London Times . El 16 de octubre, la señora Alice Gordon invitó a desayunar a los Fundadores, a los Sinnett y al Mayor S. En esa ocasión HPB duplicó fenoménicamente un pañuelo. A O. Hume le envió a HPB su primera carta para transmitirla a los Maestros. El 18 de octubre es la fecha más probable de recepción de la primera carta del Mahâtma K.H. para el Sr. Sinnett, recibida en Simla.

 

El 20 de octubre ocurrió el fenómeno del cojín en Simla. Hubo también un día de campo en Prospect Hill. HPB trajo fenoménicamente el broche No.2 de la Sra. Sinnett y apareció adentro del cojín una carta de K.H.

 

15 de noviembre 1880

El Cuartel General de Bombay

“Crow's Nest”, Breach Candy

El 15 de noviembre el Cuartel General de Bombay se mudó a una nueva dirección denominada “Crow's Nest”, Breach Candy, en ausencia de los Fundadores.

Alrededor del 14 de diciembre la S.T. adoptó el lema familiar del Mahârâja de Benarés: “No hay Religión más elevada que la Verdad.” Es un pasaje un poco modificado del Mahâbhârata Sântiparvan, Cap. 160, estancia 24 ( O.D.L ., II, 280-82; Theos ophist , Vol. II, mayo, 1881, p. 178; Ransom, 151 & n.)

El 20 de diciembre, HPB y Olcott viajaron por tren de nuevo a Allâhâbâd, en donde se hospedaron en casa de los Sinnett hasta el 28 de diciembre.

 

Crows Nest, Bombay

 

1 de enero de 1881

Carta Patente de la Logia Prayag

El 1 de enero la Sociedad Teosófica (Psíquica) Prayâg de Allâhâbâd recibió su Carta Patente compuesta exclusivamente de Brahmines.

 

19 de febrero de 1881

El Adepto Hilarión visita a HPB y a Olcott

El 19 de febrero, el Adepto conocido como Hilarión Smerdis visitó a Blavatsky y a Olcott de camino hacia Tibet. Dio sus puntos de vista sobre la India, Bombay, Ceilán, Inglaterra y Europa, el cristianismo y otros temas. ( Viejas Hojas del Diario , II, 294) El 25 de febrero Olcott tuvo una larga consulta con HPB, aparentemente como resultado de la visita de Hilarión, llegando a la conclusión de reconstruir la S.T. sobre una base diferente “poniendo la idea de Fraternidad de manera más prominente y manteniendo el ocultismo más encubierto—en pocas palabras tener una sociedad secreta para ello.” ( Old Diary Leaves , II, 294)

 

Abril de 1881

Olcott va a Ceilán

El 17 de marzo Olcott recibió la orden de ir a Ceilán, embarcándose el 22 de abril en compañía de Aeneas Bruce de Escocia. Llegó a Galle el 26. El objeto principal de este viaje era reunir un fondo para la educación buddhista, con el cual comenzar escuelas.

El 5 de mayo Olcott terminó su manuscrito del Catecismo Buddhista que compiló durante su viaje por Ceilán. La publicación fue posible gracias a la donación del señor Ilagakoon de Mâtara.

 

24 de julio de 1881

Olcott publica su Catecismo Buddhista

El 24 de julio H.S. Olcott publicó su libro El Catecismo Buddhista , en inglés y síngales. Antes de que terminara agosto se hizo necesaria otra edición. El 21 de octubre un grupo compuesto por el coronel Olcott y varios teósofos ceilaneses se embarcaron en Colombo para hacer un viaje a Tinnevelly y formar ahí una Rama, regresando a Ceilán el 27. Después de tantos años es difícil imaginar el tremendo vigor y persistencia del coronel Olcott en su trabajo. Acompañado por un intérprete, usualmente D. B. Jayatileke, (más tarde Sir y Ministro en jefe del Gobierno de Ceilán) y del joven Hewavitarne Dharmapâla, por las noches viajaba traqueteado en carros de bueyes y durante el día daba conferencias en los pueblos, recolectaba fondos para las escuelas y levantaba el espíritu de la gente hacia un renacimiento nacional.

 

También diseñó una bandera para los buddhistas a partir de los colores tradicionalmente conocidos como los del aura de Gautama el Buddha. A su debido tiempo esa bandera ha llegado a simbolizar la unidad de todo el mundo buddhista.

 

El coronel Olcott con el Venerable H. Sumangala en Ceilán

 

Durante el mes de julio HPB hizo un viaje por el norte de la India y formó algunas logias. El 13 de diciembre Olcott se embarcó en Ceilán después de haber tenido una intensa actividad en la isla, dando conferencias, organizando Sociedades Teosóficas y la educación buddhista. Llegó a Bombay el 19, recibiendo un amable mensaje del Maestro por su exitoso viaje a Ceilán.

 

 

 

 

Enero de 1882

Bennett en Bombay con HPB y Olcott

“El 12 de enero se celebró el sexto aniversario de la Sociedad Teosófica, en el Salón Framji Coswasji, de Bombay. El 17 y 19 de enero el Reverendo Joseph Cook dio unas conferencias a las que asistió mucha gente en Bombay, en las que se burló de la Teosofía y del señor Bennett, un librepensador americano que hacía una gira por todo el mundo y que había sido recibido por HPB y Olcott. Ellos junto con Bennett y el capitán Banon estuvieron presentes en la conferencia del día 19. (Ver Cartas Mahâtma ) El 20 de enero, la Sociedad Teosófica organizó una gran reunión en el Salón Framji Cowasji para responder a las acusaciones del Reverendo Cook; el capitán Banon presidió, sin embargo el Reverendo Cook se escapó a Poona. El 21, HPB, Olcott y el capitán Banon fueron a Poona en busca del Reverendo Cook, el cual volvió a escabullirse evitando el diálogo. Ellos permanecieron cuatro días en esa ciudad, en la que se formó una Rama.

 

14 de febrero de 1882

Conferencia de Olcott

“El Espíritu de la Religión Zoroastriana.”

El 14 de febrero, el coronel Olcott dio una conferencia en Bombay con el título: “El Espíritu de la Religión Zoroastriana.” A este respecto existe un manuscrito en la escritura de HPB en los archivos de Adyar que muestra que Olcott recibió una ayuda especial para preparar este texto. Los parsîs lo imprimieron en inglés y gujarâti, distribuyendo 20 000 ejemplares.

 

Febrero a abril de 1882

Gira Teosófica del coronel Olcott

El 17 de febrero el coronel Olcott partió de Bombay acompañado por Bhavâni Shankar en una gira teosófica por el norte de la India. Visitó Jeypore (el 19), Delhi (el 22), Meerut (el 24), Bareilly (el 28), Lucknow (el 7 de marzo), Cawpore (el 8), Allâhâbâd (el 13), Berhampur (el 17), de donde continuó hacia Calcuta.

El 5 de abril Olcott dio una conferencia en Calcuta con el tema: “La Teosofía, Base Científica de la Religión,” presidiendo la reunión Bâbû Piari Chand Mitra.

 

El 6 de abril HPB llegó a Calcuta, hospedándose en el Palacio del Mahârâja, en donde esa noche, se organizó la Sociedad Teosófica de Bengala. El 19 de abril, HPB y el coronel Olcott se embarcaron rumbo a Madrás en el vapor SS India , llegando el 23. En este viaje, ellos se encontraron por primera vez con T. Subba Row y G. Soobiah Chetty.

 


Abril-mayo de 1882

HPB y Olcott

Madrás, Tiruvallam, Canal Buckingham

El 26 de abril Olcott dio una conferencia sobre “El Fundamento Común de todas las Religiones” en la Sala de Conferencias de Pachiappas, Madrás. Según HPB, parte de esa conferencia le fue dictada por uno de los Maestros. El 27 de abril se fundó la Sociedad Teosófica de Madrás. El 30 de abril HPB y Olcott fueron en tren a Tiruvallam, cerca de Arcot, para visitar uno de los Templos más antiguos del sur de la India. Es probable que HPB visitara a uno de los Adeptos que vivía en los alrededores.

La noche del 3 de mayo, HPB y Olcott comenzaron un viaje por el canal Buckingham en un bote, dirigiéndose a Nellore y Guntûr. Fueron acompañados por varios recién iniciados (en la Sociedad Teosófica) que los siguieron en un segundo bote. Ellos

H.P. Blavatsky en la India hacia 1880

 

llegaron a Nellore en la noche del tercer día. El 10 de mayo, HPB, Olcott y sus acompañantes, después de organizar la Rama de Nellore, se reembarcaron en los mismos botes; desembarcando en Padagangam, después de un viaje inusualmente rápido debido a vientos favorables; de aquí ellos viajaron 55 millas a Guntûr, transportados en palanquines a través de uno de los terrenos más difíciles y peligrosos, vadeando ríos y evitando las cobras, a una temperatura de más de 40° centígrados. Ellos alcanzaron su destino al atardecer del día 15. Después de una recepción sin precedentes por parte de toda la población, y la fundación de una Rama, HPB y Olcott dejaron Gantûr en la noche del 18 y regresaron por donde habían venido volviendo al canal de Buckingham y Nellore. Después de quedarse ahí tres días, partieron el 27 en una carreta arrastrada por bueyes con rumbo a Tirupati, que era la estación de tren más cercana, a unas 70 millas de distancia, regresando a Madrás por tren el 30 de mayo.” (Datos compilados por Boris de Zirkoff, Cronología, CW, III, IV)

31 de Mayo de 1882

Se encuentra la propiedad de Adyar

“Fue el 31 de mayo cuando se encontró la propiedad de Huddlestone's Garden, para ser usada como un nuevo Cuartel General de la Sociedad Teosófica. La idea de mover el Cuartel General de Bombay a Madrás había sido sugerida por Soobiah Chetty, y ya había sido discutida en una reunión de la Rama de Madrás.” ( O.D.L ., II, 360; G.S. Chetty en el Theos o phist ) Los Fundadores visitaron la propiedad en compañía de S. Chetty y de su hermano. HPB recibió una indicación de su Maestro para procurar la propiedad. ( CW, IV , p. xxv )

 

Durante el mes de junio, el coronel Olcott comenzó a preparar su Material de Defensa en contra del ataque del Swâmi Dayânanda, el cual fue publicado en un Suplemento extra del Theosophist de julio. El 8 de junio HPB y Olcott volvieron a Bombay.

 

Julio de 1882

Olcott va a Ceilán

Primeras curaciones mesméricas

El 15 de julio el coronel Olcott se embarcó en Bombay con destino a Ceilán. Fue en este viaje, que, actuando bajo las órdenes directas de su Maestro, comenzó a hacer sus primeras curaciones mesméricas.

 

Septiembre 1882:

Viaje de HPB a Sikkim y al monasterio de Ghum

A finales de septiembre, HPB partió de Bombay rumbo a Sikkim. Viajó a través de Benarés y Calcuta, Chandernagore hasta Cooch Behâr, donde cayó en cama por tres días víctima de la fiebre. Posteriormente la acompañaron en su viaje varios Teósofos nativos y buddhistas de Ceilán y Birmania. La mayoría de ellos cayeron enfermos y solo los buddhistas la siguieron hasta Sikkim, pero el Ministerio de Exteriores, se rehusó a darle un pase para entrar a Sikkim por lo que HPB se dirigió al “Monasterio Lama” a cuatro días de distancia de Darjiling; se fue a pie en compañía de unos cuantos de sus acompañantes originales y tardó ocho días en realizar el viaje. En la frontera entre Bhután y Sikkim, que es un caudaloso arroyo, había varios hindúes e ingleses esperando cruzar, pero les fue negada la admisión. El Lama en Jefe al otro lado de la frontera, ordenó sin embargo que HPB, junto con tres singaleses cruzaran la frontera permaneciendo tres días en el Monasterio.

 

HPB. llegó a Ghum el 1 de octubre, alojándose al parecer en el monasterio a unas 23 millas de Darjiling. Fue en este viaje en el que HPB pasó dos o tres días en compañía de los Maestros que le restablecieron su salud. Posteriormente le dijeron que fuese a Darjiling y que permaneciera allí dos meses (ver Cartas Mahâtma , No. LIV, pp. 313-14)

 

Octubre de 1882

Ramaswamier encuentra al Mahâtma M. en Sikkim

El 6 de octubre, S. Ramaswamier encontró al Mahâtma M. en Sikkim (ver The Theosophist , IV Dic. 1882; Serie Teosófica Âtma Vidyâ No.7: Vida Después de la Muerte , pp. 264-275; Five Years of Theosophy , pp. 443-454)

 

El 6 de diciembre hubo una gran reunión en el Cuartel General de Bombay, en la que S. Ramaswamier narró su encuentro con el Maestro M. y H.S. Olcott habló de su trabajo en Ceilán, y mostró los retratos más tempranos de los Mahâtmas M. y K.H. El 7 de diciembre fue la celebración del aniversario de la S.T. en el Instituto Framji Cowasji en Bombay. A.P. Sinnett presidió la reunión.

17 de diciembre 1882

Traslado a Adyar

El 17 de diciembre, HPB y Olcott partieron en tren hacia Adyar, llegando el día 19. En la comitiva iban los Coulomb y Dâmodar.

 

Adyar, Madrás India

Dibujo de William Q. Judge

 

Enero de 1883

HPB y Olcott se instalan en Adyar

Durante la primera semana de enero, HPB y Olcott se instalaron en Adyar y compraron muebles. ( O.D.L ., II, 393) El 14 de enero el coronel Olcott emitió una circular en la que dio una reseña de como se compró y pagó Adyar.

 

Fue probablemente en enero que se comenzó a construir el así llamado “Cuarto Oculto” en Adyar, una habitación contigua a la recámara de HPB, en la que se colocó un armario de madera, posteriormente llamado el “Relicario”, el cual estaba suspendido del techo junto a una pared. Este armario servía de caja transmisora para enviar y recibir cartas de los Mahâtmas. El 12 de febrero mientras que Olcott y los Coulomb trabajaban en el “Cuarto Oculto,” cayó una nota del Maestro K.H. con 150 rupias, y el plan para una estatua de Buddha con órdenes para que se construyera.

 

El 17 de febrero el coronel Olcott se embarcó con destino a Calcuta en el vapor francés SS Tibre , para llevar a cabo una gira por Bengala. Llegó a su destino el 20, residiendo en el palacio del Mahârâjâ Sir Jotendro Mohun Tagore como su invitado.

Marzo de 1883

Los Sinnett de paso por Adyar

En marzo, Sinnett y su esposa se hospedaron en Adyar, de paso para Inglaterra. Durante ese tiempo él estaba escribiendo su libro Buddhismo Esotérico, y aprovechó para enviarle preguntas al Maestro vía HPB. Su esposa Patience usó el “Relicario,” para enviar y recibir respuestas del Maestro. Los Sinnett llegaron a Inglaterra el 26 de abril.

Marzo a mayo de1883

Gira Teosófica de Olcott por la India

Estando Olcott en Calcuta, el 9 de marzo recibió honores excepcionales por parte del Pandit Târanâth Tarka Vâchaspati, un Brâhmana y compilador de un famoso Diccionario, el cual cocinó para Olcott, iniciándolo posteriormente en su gotra dándole el cordón sagrado Brâhmanico y su mantram. El 11 de marzo, Olcott inauguró en Calcuta la primera Escuela Religiosa de Domingo con Mohini Mohun Chatterji como profesor principal. Del 12 al 30 de marzo, el coronel Olcott viajó por Bengala, curó a los enfermos e impartió conferencias. Visitó Krishnager, Decca (el 16), Darjiling (del 22 y 24), en donde conoció a algunos de los discípulos superiores de los Maestros. Estuvo en Jessore (el 28 y 29), en Narail (el 30). En todas partes tuvo una concurrencia

H. S. Olcott 1883

 

muy nutrida. El 2 de abril, el coronel Olcott regresó a Calcuta para descansar por tres días.

 

El 4 de abril, Olcott reanudó su viaje. Visitó Berhampur (el 5), en donde se entrevistó con el Nawab Nazim de las Provincias Bajas en su palacio en Murshidâbâd, luego visitó Bhâgalpur (el 9), Jamâlpur (el 11), Dumraon (del 15 al 17), Buddha Gayâ, Arrah, y Bânkipur (el 19 y 20). Dando conferencias en todos estos lugares. Del 23 al 30 de abril visitó Darbhangâ, Rânîganj, Searsole y Bânkurâ. Del 2 al 6 de mayo estuvo en Burdwân, Chakdighi y Chinsura. El 8 de mayo Olcott volvió a Calcuta permaneciendo ahí hasta el 14; luego fue a Midnapore (el 17), a Ulubâria y a Bhâwânipur (el 20). En todos estos lugares además de dar conferencias hizo innumerables curaciones mesméricas. El 21 de mayo Olcott volvió a Calcuta, y celebró el primer aniversario de la Sociedad Teosófica de Bengala, con una gran reunión en la Presidencia Municipal.

El 22 de mayo Olcott se embarcó con destino a Madrás, llegando ahí el 25. El 26 de mayo, estando en el Cuarto Oculto de Adyar, el coronel Olcott recibió dos pequeños jarrones y una carta del Maestro. Fue durante el mes de mayo que se publicó una compilación de sus conferencias bajo el título: A Collection of Lectures on Teosophy and Archaic Religions delivered in India and Ceylon , [Una Colección de Conferencias sobre Teosofía y las Religiones Arcaicas dadas en la India y Ceilán] por H.S. Olcott. Madrás: A. Theyaga Rajier, MST, 1883 ( Theosophist IV, Suplemento, mayo 1883, p.1) Esta fue expandida posteriormente como: Theosophy, Religion and Occult Science . [La Teosofía, Religión y Ciencia Oculta] Londres: Geo. Redway, 1885.

Curaciones mesméricas del coronel Olcott

Una fase importante del trabajo que el coronel Olcott llevó a cabo durante ese tiempo fueron las curaciones mesméricas. Él tenía ese poder de nacimiento, sin embargo desde que comenzó a efectuar estas curaciones, en su viaje del 15 de julio de 1882, recibió un mechón de cabello del Maha Sahib, el Maestro Serapis. Esto incrementó muy notablemente su fuerza. El señor Nivaran Chandra Mukeji que lo acompañó en su viaje de 1883 como su secretario, publicó en el Theosophist , Suplemento, junio 1883, un reporte con estadísticas de la actividad del coronel durante ese año. Dice que la tabla representa en una columna el número de pacientes (ellos fueron de ambos sexos, de todas las edades, condiciones sociales, y sectas) sobre los que Olcott impuso sus manos, y en otra columna, el número de recipientes con agua mesmerizada.

 

En veinte diferentes lugares llevó a cabo curaciones, curando a más de 2 800 personas durante su circuito de 57 días. El tipo de curaciones que efectuó es semejante al que se narra en los Evangelios cristianos, con la diferencia de que en el caso de Olcott además de ser un “mortal común y corriente,” el número de curaciones que efectuó asciende a cientos: hizo que volvieran a recobrar la vista muchos ciegos, les restableció el oído a muchos sordos, a muchos paralíticos los hizo que volvieran a caminar, y curó muchos otros tipos de enfermedades. En cada lugar que llegaba se agolpaban a su puerta miles de personas. Adicionalmente durante ese tiempo recorrió 2 000 millas por ferrocarril, barco de vapor, embarcaciones de río, en coche tirados por caballos, en elefante a caballo, en palanquín, viajando a veces de noche o de día. Dio 27 conferencias, organizó 12 nuevas Ramas, visitó 13 antiguas, y cotidianamente mantuvo discusiones sobre filosofía y ciencia con cientos de los hombres más capaces de Bengala y Behar. Las cifras anteriores sólo corresponden a su gira por Bengala. Pero también efectuó muchas curaciones durante estos 12 meses en Ceilán y en otras partes de la India, las cuales suman más de 8 000. (Ver para más detalles Old Diary Leaves , II, 438-439; III, p.23)

El 20 de mayo la señora Anna Kingsford sugirió el cambio de nombre de Sociedad Teosófica Británica por el de “Sociedad Teosófica Logia de Londres” nombre que fue adoptado el 3 de junio. El 11 de ese mismo mes se publicó Buddhismo Esotérico.

 

El coronel Olcott con monjes buddhistas de Colombo, Ceilán

El 27 de junio Olcott se embarcó con destino a Colombo, Ceilán en el SS Dorunda, llegando el día 30. En Ceilán se entrevistó con el Gobernador y con varios funcionarios, y preparó su “Demanda para el Gobierno y la Cámara de los Comunes,” en defensa de los buddhistas, para que tuviesen los mismos derechos que las demás denominaciones. Los problemas se agravaron cuando una turba de católicos atacó una procesión pacífica de buddhistas, matando a una persona.

 

Julio de 1883

HPB en las Colinas Nîlgiri

El 7 de julio, HPB partió de Adyar rumbo a Ootacamund para visitar al General Morgan y a su esposa, en su mansión “Snowdon”. Estando allí, ella escribió el famoso artículo “Respuestas a un Inglés M.S.T.”, el cual le fue dictado por su Maestro. Es probable que haya visitado los Toddas en las Colinas Nîlgiri, y debe haber escrito en ese tiempo su historia seriada rusa, Las Tribus Enigmáticas de las Colinas Azules”.

Del 17 al 31 de julio, el coronel Olcott dio conferencias, organizó Ramas; y realizó notables curaciones mesméricas. En julio se publicó el importante artículo “Chelas y Chelas Laicos” en el Suplemento del The Theosophist , julio, 1883.

 

Julio a agosto de 1883

Gira de Olcott por el sur de la India

El 15 y 16 de de julio habiendo completado su estancia en Ceilán, el coronel Olcott hizo la travesía por barco hasta Tuticorin, India, para comenzar una gira por el sur de la India. Del 17 al 31 de julio el coronel dio conferencias, organizó Ramas, y llevó a cabo notables curaciones mesméricas. Visitó Tinnevelly (del 17 al 20), Trivandrum (el 22 y 23), Nâgercoil (el 25), Srîvilliputtûr (el 29), Sâttûr (el 30), Mâdura (del 31 al 3 de agosto), Negapatam (del 4 al 6), Trichinopoly (del 6 al 9),Tanjore (el 11 y 12), Kumbakonam (el 13 y 14), Mâyavaram (el 15 y 16), Cuddalore (el 17 y 19), Chingleput (el 20 de agosto). Estando en Cuddalore tomó parte en la ceremonia Pradakshina , hasta entonces reservada únicamente para hindúes; también en la ceremonia Arâti en donde el sumo sacerdote le presentó alcanfor en llamas.

Agosto-septiembre de 1883

Viajes de Olcott y HPB

El 22 de agosto, Olcott se reunió con HPB en Ootacamund. Estando en esta ciudad, el coronel le escribió una “Carta Abierta al obispo de Madrás.” El 16 de septiembre HPB y Olcott dejaron Ootacamund viajando a Coimbatore, quedándose allí tres días, partiendo el 19.

El 20 de septiembre, HPB y Olcott llegaron a Pondichéry. El coronel dio una conferencia el 21 de septiembre en francés, la primera vez en su vida sin preparación; al parecer recibió ayuda especial de su Maestro. HPB ofreció una recepción en la que estuvo presente el maestro Nârâyana. El 23 de septiembre HPB y Olcott volvieron a Adyar.

 

Septiembre a diciembre de 1883

Gira de Olcott por el norte de la India

El 27 de septiembre el coronel Olcott partió de Adyar para realizar una gira por el norte de la India. Dio conferencias, organizó Ramas y curó a los enfermos en Berally (el 28 y 30), Adoni (el 30 y 2 de octubre). Hyderâbâd, Secunderâbâd, Bolârum, Sholâpur (del 3 al 7). Hacia el 10 de octubre se unió a su comitiva W. T. Brown, miembro de la Logia de Londres, que acababa de llegar de Inglaterra.

El 11 de octubre Dâmodar K Mâvalankar partió de Adyar, uniéndose a la comitiva del coronel Olcott en Poona el 13 de octubre. El coronel estuvo en esta ciudad del 12 al 14. El 15 de octubre la comitiva del coronel Olcott llegó a Bombay, quedándose ahí hasta el 21. El 20 de octubre HPB llegó a Bombay. Se le había ordenado entregarle a Olcott en persona la orden del Maestro, de que por un tiempo dejara de hacer curaciones. La misma orden le fue entregada simultáneamente por Dâmodar.

 

El 21 de octubre Olcott dejó Bombay con Dâmodar y L. Doroswamy. Visitaron Jubbulpore (del 22 al 26), Allahâbâd (del 27 al 31), y Ghâzîpur (del 31 al 2 de noviembre).

 

El 21 de octubre comenzaron a aflorar disensiones en la Logia de Londres.

 

El 22 de octubre HPB partió de Bombay para Madrás, deteniéndose en el camino en Poona, residiendo en la casa del Juez N.D. Khandalavala. El 30 de octubre de 1883 murió el Swâmi Dâyananda Saraswâti, jefe de la Ârya Samaj.

 

Continúa la gira de Olcott por el norte de la India

Del 3 al 11 de noviembre el coronel Olcott continuó su gira por el norte de la India visitando Cawnpore (el 3 y 4), Lucknow (del 4 al 6), Bâra Banki (el 6 y 7), Bareilly (el 8 y 9), y Morâdâbâd (del 9 al 11). El 4 de noviembre ocurrió el fenómeno del viaje astral de Dâmodar al Âshrama de su Maestro y de allí de vuelta a Adyar con una carta que apenas acababa de recibir de Samuel Ward. El 10 de noviembre Dâmodar volvió a viajar desde Morâdâbâd a Adyar, lo cual fue confirmado por telegrama por HPB.

Del 11 al 17 de noviembre el coronel Olcott visitó Alîgarh (del 11 al 13), Delhi (del 13 al 15), Meerut, (del 15 al 17), dejando esta última ciudad por tren para Lahore.

 

El 17 de noviembre, viajando por tren entre Meerut y Lahore, Dâmodar visitó el “Relicario” en Adyar astralmente, lo cual asustó a la señora Coulomb que estaba deteniendo una silla sobre la que HPB estaba parada limpiando los cuadros de los Maestros en el “Relicario.” Esto hizo que HPB cayera y se lastimara una rodilla.

 

20 de noviembre de 1883

El Maestro K.H. visita personalmente a Olcott

El 18 de noviembre el coronel Olcott y sus acompañantes llegaron a Lahore, a las 8:30 a.m. Levantando su campamento en el área de maniobras de Maidân frente al Fuerte.

 

El 20 de noviembre, el Maestro K.H. visitó a H.S. Olcott y a W.T. Brown en su tienda de campaña en Lahore a la 1:55 a.m., en su cuerpo físico. (Ver: Âtma Vidyâ , 7: Vida Después de la Muerte , pp. 276-283) Ese mismo 20 de noviembre el Maestro K.H. hizo una segunda visita acompañado de su discípulo Djual Khool en las inmediaciones de la tienda de campaña a las 10 p.m. Habló por largo rato con Dâmodar, luego con Olcott. A continuación se presenta el texto de la carta que el Mahâtma K.H. materializó en la mano del coronel Olcott en su tienda de campaña:

 

“Desde el comienzo de tu término probatorio en América, has tenido mucho que hacer conmigo, aunque tu imperfecto desarrollo te haya hecho confundirme frecuentemente con Artya, y repetidamente hayas imaginado que era el trabajo de tu propia mente cuando en realidad era la mía que trataba de influenciar y hablar con la tuya. Desde luego de acuerdo a tus propios cánones de evidencia, hasta ahora no has sido un testigo completamente calificado, dado que—de acuerdo a tu conocimiento, nunca nos hemos encontrado previamente en el cuerpo de carne y hueso. Pero finalmente lo eres, y uno de los objetos que tenía en mira al hacer mi viaje desde el Ashrum hasta Lahore era el de darte esta última prueba substancial. Tu no solamente me has visto y conversado conmigo, sino que me has tocado, mi mano ha apretado la tuya, y al K ?de hecho. Tu acción escéptica, llegando frecuentemente al conservatismo extremo—quizás el único rasgo que nadie, sin prestar atención, habría sospechado de ti— ha impedido seria y constantemente tu desenvolvimiento interior. Te ha hecho desconfiado— a veces cruelmente también—de Upâsikâ, de Borg, de Djual-K, incluso de Dâmodar y D. Nath, a los cuales amas como hijos. Este encuentro de nosotros debe cambiar radicalmente el estado de tu mente. Si no lo hiciese así, tanto peor para tu futuro: la verdad nunca viene como un bandido, a través de ventanas con rejas y puertas con láminas de hierro.

Vengo a ti no solo de manera espontánea y por mi propio deseo, sino también por órdenes del Mahâ Chohan, para cuya percepción interior, el futuro yace como un libro abierto. En Nueva York pediste de M. una prueba objetiva de que la visita que te hacía no era una mâyâ—y él te la dio; sin que me la pidas, te doy la presente prueba; aunque salga de tu vista, esta nota será para ti el recordatorio de nuestras entrevistas. Ahora voy con el joven Sr. Brown para probar su intuición. Mañana en la noche cuando el campamento esté tranquilo y lo peor de las emanaciones de tu audiencia se haya ido, te visitaré de nuevo, para una conversación más larga, ya que debes de ser prevenido en contra de ciertas cosas en el futuro. No temas ni dudes, como temiste y dudaste en la cena la última noche: el primer mes del año próximo de tu era habrá apenas asomado cuando dos más de los “enemigos” habrán muerto. Permanece siempre vigilante, fervoroso y juicioso; ya que recuerda que la utilidad de la Sociedad Teosófica depende en gran medida de tus esfuerzos, y que nuestras bendiciones siguen a sus sufrientes ‘Fundado res' y a todos los que ayudan en su trabajo. K.H.”

( Vida Después de la Muerte:Devachan y los Estados Post-mortem, por H.P. Blavatsky y Kuthoomi, Blavatsky Editorial , México, 2004, pp. 278-281)

 

El 21 de noviembre el coronel Olcott y su comitiva dejaron Lahore en el tren de la noche y se fueron a Jammu. Dejaron el tren en Wazîrâbâd, y procedieron en un carruaje tirado por caballos hasta Sialkot; dejando el carruaje a un lado del río Râvi lo vadearon en elefante. El coronel visitó al Mahârâja de Cachemira quedándose en Jamu hasta el 29 de noviembre. Fue en esta ocasión que Dâmodar desapareció por tres días habiendo visitado el âshrama de su Maestro. El coronel Olcott partió de Jammu el 29 viajando a Kapûrthala vía Lahore y Kirtarpur. Permaneció en esta ciudad del 30 de noviembre al 3 de diciembre. Dâmodar regresó directamente a Adyar desde Wazîrâbâd.

 

El Dr. Franz Hartmann llegó a Adyar, Madrás el 4 de diciembre.

 

El 5 y 6 de diciembre el coronel Olcott estuvo en Jeypore. El 7 partió para Baroda, de allí a Gooty, via Bombay, y a Kurnool (el 29); luego de vuelta a Gooty, y de allí a Madrás, a donde regresó el 15 de ese mes.

Del 27 al 29 de diciembre tuvo lugar la Convención en Adyar. Se estableció la “Medalla Subba Row” como un premio impartido por la S.T. a los escritores y obras de gran merito sobre la filosofía Oriental y Occidental. Durante la Convención la señora Coulomb trato de extorsionar al Príncipe Harisinghji.

 

Convención de Adyar, diciembre 1883

De pie Bawaji y el coronel Olcott.

Sentados de izquierda a derecha: General H. R. Morgan,; William T. Brown;

T. Subba Row; H.P. Blavatsky; Dr. Franz Hartmann; Rudolf Gebhard.

Fila de en medio: Norendro Nath Sen; Dâmodar K. Mâvalankar; S. Ramaswamier; Juez P. Sreenivasa.

Al frente: Bhavani Shankar; T. Vijayaraghavacharlu; Tukaram Tatya; V. Coopooswami Iyer

 

1884

El 4 de enero el coronel Olcott se embarcó para Bimlipatam, de ahí fue a Vizianagram, y volvió a Madrás el 11 de enero.

 

Viaje de HPB y Olcott a Europa

El 20 de enero hubo una reunión del Consejo en la que se decidió que HPB y H.S. Olcott viajaran a Europa. Por Orden Especial, el día 21, el coronel Olcott estableció un Comité Ejecutivo para que funcionara en Adyar en su ausencia, agregándole tres miembros más el 19 de febrero y denominándolo “Junta de Control”.

 

Dr. Franz Hartmann

 

La Junta de Control de Adyar

Habiéndose decidido que HPB y Olcott debían viajar a Europa en el mes de febrero, el gobierno del Cuartel General quedó en manos de una “Junta de Control” (Board of Control), nombrada por el coronel Olcott y de la cual el Dr. Franz Hartmann fue designado Presidente; formando parte de la Junta, Dâmodar, Subba Row, Lane-Fox y otros cuatro más.

Además de la Junta de Control, en Adyar vivía una pareja de empleados domésticos, el señor y la señora Coulomb, a los cuales HPB había salvado de la indigencia dándoles techo, comida y empleo. En agosto de 1879 la señora Emma Coulomb, que había conocido a H.P. Blavatsky en Egipto varios años antes, le dirigió una carta desde Ceilán en donde, de manera patética le pedía ayuda; ya que tanto ella como su marido se encontraban en graves dificultades y sin dinero . Los Coulomb llegaron al Cuartel General de la Sociedad el 28 de marzo de 1880, en esa época ubicado en Bombay. Aunque ambos se afiliaron a la Sociedad Teosófica, la señora Coulomb continúo siendo espiritista y fanática cristiana.

 

Las maquinaciones de los Coulomb

“Desde 1881 la señora Coulomb trató de venderle ‘secretos' a un cierto sacerdote de Bombay pero fue descubierta. Posteriormente la señora Coulomb puso sus ojos en varios de los ricos y generosos Râjas que se interesaban por la Teosofía; y un día cuando el príncipe Hurrisinghji se hizo miembro de la Sociedad, ella pensó que finalmente había llegado su anhelada oportunidad. Durante una de las visitas de este Príncipe a Adyar, la señora Coulomb lo puso en aprietos pidiéndole un ‘préstamo' de 2000 rupias. Él se sintió muy embarazado por esta petición, ya que no sabía realmente cuales eran sus relaciones con H.P.B., y esperando saber un poco más de su petición, confiando quizás en que el asunto se olvidara, le dio una promesa a medias. Los Coulomb siempre habían estado fascinados por el negocio de la hotelería y ellos habían comenzado a abrigar la idea de tener su propio hotel. El 5 de febrero de 1884, la señora Blavatsky y sus acompañantes viajaron de Adyar a Bombay en donde se embarcarían con destino a Europa el día 20. La señora Coulomb se había ofrecido para acompañar a la señora Blavatsky a Bombay, lo cual fue aceptado. De camino hacia Bombay HPB visitó al Príncipe Hurrisinghji, y durante la visita la señora Coulomb aprovechó para recordarle al Príncipe su ‘promesa' de prestarle 2000 rupias. Sin embargo HPB habiendo escuchado parte de la plática, de manera drástica puso fin a las maniobras de la señora Coulomb.

 

La señora Coulomb juró vengarse de ésto. Después de que se había despedido de HPB y de sus acompañantes, estando a bordo del vapor, ella le dijo a Babula, el sirviente de HPB, que su ama pagaría un día muy cara su interferencia. Todo parece indicar que a partir de ese momento Emma Coulomb comenzó a hacer sus planes para destruir a la Sociedad, y con ella a HPB.” (Sven Eek, Dâmodar , p. 581)

 

El 20 de febrero, HPB y el coronel Olcott se embarcaron en Bombay con destino a Marsella. Comenzaba a fraguarse el complot de los Coulomb.

 

De vuelta a Adyar la señora Emma Coulomb y su esposo Alexis ocuparon el piso superior en donde se encontraban las habitaciones de HPB, impidiendo la entrada a los miembros de la “Junta” rehusándose aceptar sus órdenes. Mientras tanto llevaban a cabo sus planes de traición en contra de HPB y de la Sociedad en combinación con los misioneros cristianos (calvinistas) escoceses de Madrás. El señor Alexis Coulomb, que era experto en carpintería y construcción, había recibido el encargo de HPB de ampliar su cuarto durante su ausencia, sin embargo en vez de esto, se puso a hacer puertas falsas en un ropero que estaba en la recamara de HPB, y a construir un muy angosto pasadizo en la pared, para hacer creer y tratar de demostrar que los fenómenos que ocurrían en el “Relicario” eran falsos. Por otro lado no había armonía entre los miembros hindúes y europeos de la Junta de Control.

 

12 de marzo de 1884

HPB y Olcott llegan a Europa

El 12 de marzo HPB, Olcott, y su comitiva llegaron a Marsella, Francia. El 15 de marzo HPB y Olcott visitaron a Lady Caithness, Duquesa de Pomar, en su palacio de Niza. W.Q. Judge llegó a París el 25 de marzo. HPB llegó a París, el 28 de marzo y se hospedó en Rue Nôtre-Dame des Champs, 46.

 

Cuando viajaba en tren el 25 de abril, Olcott recibió una carta de K.H. en la que le advertía que se estaba preparando una grave traición en Adyar.

 

Dra. Ana Kingsford

 

7 de abril de 1884

HPB se presenta inesperada en la reunión de la Logia de Londres

El 5 de abril HPB recibió órdenes de su Maestro de ir a Londres, y el día 7 se presentó en la reunión de la Logia de Londres de manera inesperada. El 9 de abril se organizó la “Logia Hermética de la S.T.” A principios de abril HPB visitó el laboratorio del Prof. William Crookes. Durante el mes de abril HPB ofreció veladas Teosóficas sobre diversos temas en varias casas, mientras residió en París, la esencia de las cuales se encuentra en el libro de Lady Caithness: The Mystery of the Ages (El Misterio de las Edades).

 

Mayo de 1884

Primera entrevista con la SPR de Londres

Olcott Sinnett y Mohini

El coronel Olcott estuvo presente el día 8 de mayo en una reunión de la S.P.R. (Sociedad de la Investigación Psíquica), en Cambridge. El 11 de mayo Olcott junto con Sinnett y Mohini, fueron interrogados por la S.P.R. Según no cuenta el señor Sinnett, “el mes de mayo, cuando los líderes de la S.P.R. aún eran amigables, nombraron un comité para ‘investigar la evidencia de los fenómenos maravillosos ofrecidos por ciertos miembros de la Sociedad Teosófica.' Las reuniones de este comité no fueron registradas en la revista que publicaba la S.P.R., sino que fueron circuladas de manera privada. Al principio el Comité debe haberse dado cuenta de que la creencia en los fenómenos era de buena fe , ya que los testigos que examinaron fueron el coronel

Olcott, yo mismo, Mohini y uno o dos más, todos profundamente convencidos en esta creencia.” ( Early Days of Theosophy in Europe , p. 63)

 

13 de mayo 1884

HPB y W.Q. Judge en el Castillo de Enghien

El 13 de mayo, HPB y W.Q. Judge fueron al Castillo de Enghien de la Condesa d'Adhemar.

 

17 de mayo de 1884

Cablegrama de HPB, autorizando al Dr. Franz Hartmann tomar posesión del

“Cuarto Oculto” en Adyar

El 17 de mayo, Dâmodar recibió un cablegrama de HPB, autorizando al Dr. Franz Hartmann tomar posesión del “Cuarto Oculto” en Adyar, pidiendo que los Coulomb abandonaran la propiedad. Antes del 25 de mayo, de manera confidencial el señor Coulomb le había confesado al Dr. Hartmann que se le habían prometido 10,000 Rupias si lograba destruir a la Sociedad Teosófica.

 

Mayo de 1884

Los Coulomb son despedidos de Adyar

El 14 de mayo el Consejo de Adyar presentó 12 cargos en contra de los Coulomb, y al día siguiente Subba Row como abogado de la Sociedad, le exigió a la señora Coulomb que se retractara de sus chismes malévolos en contra de los miembros de la Sociedad. Finalmente, con la autorización de HPB por telegrama (18 de mayo), la Junta expelió a los Coulomb (25 de mayo), los cuales recibieron asilo de los misioneros escoceses. Al poder subir a las habitaciones del piso superior, la Junta descubrió las obras sin terminar del señor Coulomb.

Habiendo sido despedidos de Adyar, los Coulomb, con gran resentimiento se refugiaron con los misioneros cristianos escoceses de Madrás, los cuales los recibieron con los brazos abiertos, dándoles dinero y sustento. Los misioneros veían que la difusión del cristianismo estaba amenazada por el trabajo de HPB la cual pretendía enseñar a los hindúes a apreciar y comprender sus propias escrituras. Durante los siguientes tres meses, los Coulomb con ayuda de los misioneros se pusieron a trabajar, falsificando cartas de HPB, como parte de un plan que tenía por objeto destruir de una vez por todas, la reputación de la señora Blavatsky, lo cual ellos sabían , acarrearía la ruina de la Sociedad Teosófica. El señor Coulomb ya había demostrado años atrás gran facilidad para falsificar la letra de HPB.

 

19 de junio de 1884

Hermann Schmiechen comienza a pintar los cuadros de M. y K.H.

El 19 de junio, el pintor Alemán Hermann Schmiechen comenzó en Londres los cuadros de K.H. y M. estando presente HPB en una ocasión con varios acompañantes. (Ver relato de Holloway) El 20 de junio, Olcott estuvo presente en el estudio de H. Schmiechen, a donde volvió el 23 y 26 del mismo mes.

 

Reunión del 30 de junio de 1884

Olcott y su Buddha con ruedas.

Olcott desata las sospechas de la S.P.R

El 30 de junio HPB, Olcott y los Sinnett acudieron a una reunión de la S.P.R. Olcott produjo una reacción desfavorable por un discurso no solicitado. De acuerdo el relato de A.P. Sinnett: “El 30 de junio fue el día del desastre y Olcott fue su desafortunado autor. . . .El coronel Olcott traía consigo un absurdo pequeño juguete indo que consistía en una figura del Buddha hecha de estaño, si bien recuerdo, montado sobre unas pequeñas ruedas. Supuestamente, al moverlo, se representaba alguna idea conectada con la fe buddhista, pero en el mejor de los casos era un símbolo muy pueril. Cuando el juguete alcanzó una celebridad atroz la señora Blavatsky llegó a referirse a él como ‘el Buddha sobre ruedas de Olcott.' . . .Esa noche, sin embargo, tal como se desarrollaron los acontecimientos todos fuimos a una reunión de la Sociedad de la Investigación Psíquica, durante la cual, en el curso de los procedimientos el coronel Olcott se puso de pie, sin que nadie se lo hubiese pedido, y dio un discurso en el peor estilo posible, jugando con su grotesco ‘Buddha sobre ruedas' y mostrándolo todo el tiempo.

 

Desde luego esto nos puso a temblar a todos. La señora Blavatsky con sus rápidas percepciones psíquicas se dio cuenta de que algo terrible había ocurrido. De hecho el enfriamiento que produjo la torpeza de Olcott sobre los líderes de la Investigación Psíquica condujo paso a paso al famoso reporte Hodgson, el cual denunció a la señora Blavatsky como una impostora. . .el sentimiento de desagrado por la Teosofía que esto generó entre los líderes de la S.P.R., no obstante lo irracional que sea, de hecho tiene sus raíces en la irritación que ellos sintieron por el comportamiento de Olcott en esa noche melancólica que acabo de describir.” ( Early Days of Theosophy in Europe , (1922), pp. 58-60)

 

“Como la estancia en la India del señor Hodgson fue de varios meses, es evidente que la asignación original del comité debe de haberse pensado poco después de la reunión en la que habló el coronel, sin embargo él no parece haber tenido ninguna sospecha del sentimiento que produjo. En el tercer volumen de sus ‘Viejas Hojas del Diario' él no hace ninguna mención de la escena tormentosa con la señora Blavatsky, aunque su narración se refiere a este período, por el contrario muestra una patética inconsciencia del cambio de sentimiento y de actitud que produjo su comportamiento, y que condujo al importante cambio de actitud por parte de los líderes de la S.P.R.” ( Ibid . p. 64)

 

William Quan Judge

 

Finales de junio

William Judge va a la India

A finales de junio, W.Q. Judge partió de Londres rumbo a la India.

 

El 9 de julio HPB y Olcott volvieron a visitar el estudio de Schmiechen.

W.Q. Judge llegó a Bombay el 15 de julio, y el 18 de julio dio su primera conferencia en Bombay: “La Teosofía y el Destino de la India”.

 

El 23 de julio Olcott partió de Londres, rumbo a Alemania alojándose en la casa de los Gebhard en Elberfeld. El 27 de julio se fundó “La Sociedad Teosófica Germania” en la casa de los Gebhard siendo su primer presidente el Dr. William Hübbe-Schleiden.

Infamias

de la Revista del Colegio Cristiano de Madrás

Alrededor del 9 de agosto la Sra. Coulomb entregó a la Revista del Colegio Cristiano de Madrás, las cartas que ella misma y su esposo habían falsificado con objeto de difamar, desacreditar, y destruir a HPB.

El 10 de agosto William Q. Judge llegó a Adyar, y se hizo cargo de la situación. Recabó testimonios firmados por diferentes testigos en relación al Cuarto Oculto y al Relicario. Judge permaneció en la India hasta el 29 de octubre.

 

11 de septiembre de 1884, se publica

“El Colapso de Kuthoomi”

El 11 de septiembre la Revista del Colegio Cristiano de Madrás publicó el artículo “El Colapso de Kuthoomi” conteniendo 15 cartas falsificadas por los Coulomb fabricadas con ayuda de los misioneros cristianos. Estas cartas estaban escritas en inglés y gran parte en francés, pero en un francés propio de una persona inculta, lleno de faltas de ortografía e intrusión de italianismos, muy diferentes a las verdaderas cartas de HPB, y de las cuales se conservan muchos originales en francés. Sin embargo los originales de las cartas falsificadas por los Coulomb nunca se presentaron y posteriormente fueron destruidos por otro de los enemigos de HPB (Elliot Coues en los Estados Unidos, que años después las compró, pero que dándose cuenta de su carácter burdamente fraudulento, no las usó, quemándolas posteriormente), conservándose en la actualidad únicamente su versión impresa.

La obvia intención al publicar esas cartas, era hacer que HPB pareciera como una estafadora sin conciencia, y demostrar que sus fenómenos eran falsos.

El 10 de octubre, A.P. Sinnett recibió una carta de K.H. en relación a la traición en Adyar.

 

20 de octubre de 1884

Olcott parte rumbo a Bombay

El 20 de octubre, Olcott partió de Marsella rumbo a Bombay junto con Rudolf Gebhard. El 31 de octubre HPB se embarcó en Liverpool rumbo a Adyar, vía Alejandría y Port Said. Viajó acompañada por el señor y la señora Cooper-Oakley.

 

 

PRIMERA CAÍDA DE OLCOTT

El coronel Olcott duda de HPB

“El 10 de noviembre el coronel Olcott, llegó a Bombay, acompañado por Rudolf Gebhard.” (Diarios) “El 11 de noviembre exhibió las pinturas de los Maestros en una reunión plenaria de la Sociedad Teosófica de Bombay” (Diarios), llegando a Madrás el día 15.

 

Olcott consulta al juez N.D. Khandalavala

“Él se detuvo en Poona en su camino para consultar a su amigo, el juez N.D. Khandalavala respecto al problema de los Coulomb y obtener de él su apoyo para el curso de acción que se proponía seguir.” (Ransom, p.204)

 

Esta visita del coronel al juez N. D. Khandalavala, no debe pasarse por alto, ya que indica, en palabras del propio Olcott, que él ya traía un plan de acción, y que su visita a Poona fue para obtener el apoyo de uno de los miembros mas influyentes de la Sociedad en la India , y que en diciembre estuvo presente en Adyar, avalando los planes del coronel Olcott. El plan de Olcott era no llevar a una Corte de Justicia el caso de las cartas falsificadas por los Coulomb, ¿por qué? La única razón válida que encontramos para este curso de acción es que Olcott dudaba de HPB, y creía, o no estaba seguro de si ella había escrito realmente esas cartas falsas, duda que también era compartida por Subba Row.

 

Juez N. D. Khandalavala

 

N.D. Khandalavala dudaba de HPB

Olcott se detuvo en su camino para consultar al juez Khandalavala, sin embargo él probablemente abrigaba más dudas sobre Blavatsky que el propio coronel Olcott, así que esta entrevista probablemente solo incrementó las dudas de Olcott. Khandalavala había estado en contacto con William Judge hacía apenas dos meses antes.

Khandalavala tenía muchas dudas acerca de las cartas supuestamente escritas por Blavatsky que los Coulomb habían falsificado y publicado en la revista del Colegio Cristiano de Madrás; así que le escribió a William Judge que en esa época se encontraba en Adyar, pidiéndole que si fuese posible viera los originales de las cartas publicadas, y que le diera su opinión. Judge hizo lo que Khandalavala le pedía y relata que, “Vi algunas de las cartas y le escribí [con fecha 17 de septiembre de 1884]. Él me había preguntado si alguna de las cartas podía haber sido alterada. A la mitad de mi carta le di cuatro ejemplos de imitación de escritura que le dije habían sido escritas por un amigo, expresando esto con las palabras ‘ testifica estas [hechas] por un amigo' [el amigo era el Mahâtma M.] después de las cuales seguían las malas imitaciones de las firmas de la señora Blavatsky, el coronel Olcott y otros. También me referí a la astuta falsificación hecha por la señora Coulomb de la escritura del Dr. Hartmann. . . . Esta carta podría ser usada en mi contra suprimiendo las palabras, ‘ un amigo'.” ( The Judge Case, Pelletier, Suplemento, p. 379. Ver Exhibit “A”)

En su momento esta carta produjo un efecto positivo entre los miembros de la Rama de Poona y varios de ellos enviaron artículos y cartas de protesta a la Revista del Colegio Cristiano, en defensa de Blavatsky. Entre estos, el mismo juez N.D. Khandalavala, su hermano Pastajni D. Khandalavala, y A.D. Ezekiel.

 

Subba Row dudaba de HPB

Subba Row dudaba de Blavatsky ya que de otra forma no le hubiese escrito a HPB “cuando ella estaba en Europa. . .preguntándole si ella le había escrito a la señora Coulomb alguna de esas cartas comprometedoras, sugiriendo que si éste fuese el caso, se deberían comprar.” (Eek, p. 666) Esta duda de Subba Row fue por cierto la semilla que posteriormente produjo su separación de los Maestros.

 

Olcott dudaba de HPB

No era algo nuevo el que Olcott dudara de HPB, lo había hecho desde el principio en Nueva York, y lo continúo haciendo en la India. Basta recordar lo que a este respecto el Mahâtma KH le dijo en su visita personal en Lahore en 1883 (ver más arriba): “Tu acción escéptica, llegando frecuentemente al conservatismo extremo—quizás el único rasgo que nadie, sin prestar atención, habría sospechado de ti— ha impedido seria y constantemente tu desenvolvimiento interior. Te ha hecho desconfiado—a veces cruelmente también—de Upâsikâ [HPB], de Borg, de Djual-K, incluso de Dâmodar y D. Nath, a los cuales amas como hijos. Este encuentro de nosotros debe cambiar radicalmente el estado de tu mente. Si no lo hiciese así, tanto peor para tu futuro: la verdad nunca viene como un bandido, a través de ventanas con rejas y puertas con láminas de hierro.”

Olcott dudaba de Judge

Muchos años después, dudando también de su cofundador William Judge, el coronel Olcott expresó claramente que pensaba que HPB había escrito realmente las cartas que falsificaron los Coulomb . En su alocución Presidencial en la Convención de 1894 en Adyar, Olcott comparó la posición de Judge con la de HPB durante la crisis de los Coulomb, “en la que podía verse cómo se comporta usualmente un individuo acusado del acto inmoral de fraude”. ( The Theosophist , Vol. 16, enero, 1895, pp. 8-11)

 

Olcott llegó a Madrás el 15 de noviembre . Y esa misma fecha W.Q. Judge se embarcó en Liverpool rumbo a Nueva York, él había partido de Adyar alrededor del 29 de octubre.

 

Regreso de HPB a la India en noviembre de 1884

El 17 de noviembre C.W. Leadbeater se unió a la comitiva de HPB en Port Said. El 18 de noviembre HPB recibió órdenes de ir al Cairo; tomó el tren en Ismailia, rumbo al Cairo, visitando el “Hotel d'Orient”, que previamente había estado en manos de los Coulomb, en la Plaza Ezbekieh. Permaneció varios días recabando información. Tuvo una cena con el Primer Ministro de Egipto, Nubar Pasha, un Egiptólogo, y acudió a la recepción de la Virreina. El 20 de noviembre HPB visitó el Museo Bulak acompañada por el famoso egiptólogo G. Maspero al cual ella le proporcionó datos valiosos sobre los Faraones. Desde el Cairo, HPB le envió un cable al coronel Olcott en relación al ataque de los Coulomb el cual dice: “Éxito completo. Son forajidos. Tengo las pruebas legales” (Ver Viejas Hojas del Diario , II, 197); ya que los Coulomb se habían escapado de Egipto para evitar ser arrestados por bancarrota fraudulenta ( Ibid . II, 197).

El 17 de noviembre Olcott disolvió la ‘Junta de Control' que había formado antes de su viaje a Europa.

 

Olcott en espera de HPB

“El 19 de noviembre el coronel Olcott comenzó a demoler el cuarto oculto” (Zirkoff, CW, VI, p. xxxviii), y al día siguiente cablegrafió a HPB para que regresara. (Diario de Olcott). El 1 de diciembre Olcott junto con el Dr. Hartmann se embarcaron con destino a Ceilán. El 17 de diciembre HPB, las señora Isabel Cooper-Oakley, su esposo Alfred Cooper-Oakley, y C.W. Leadbeater llegaron a Colombo, habiendo sido recibidos por Olcott y el Dr. Hartmann. Se quedaron ahí un par de días. Por sugerencia de HPB, Leadbeater tomó pansil públicamente del Sumo Sacerdote buddhista, es decir se hizo buddhista.

 

Richard Hodgson

Enviado por la S.P .R. de Londres

 

18 de diciembre de 1884

Llegada de Richard Hodgson a Adyar

Richard Hodgson enviado por la S.P .R. de Londres, llegó a Madrás el 18 de diciembre.

 

21 de diciembre de 1884

Llegada de HPB a Madrás

El 21 de diciembre HPB y su comitiva llegaron a Madrás; y fueron recibidos por un gran grupo. HPB hizo una de sus pocas alocuciones públicas. Ella dijo que “de todas las cartas publicadas [por los Coulomb], ni una sola fue escrita por ella. . .” (Ver Viejas Hojas del Diario , II, 195)

 

23 de diciembre de 1884

Panfleto de la señora Coulomb en contra de HPB

El 23 de diciembre se publicó el panfleto de la señora Coulomb en contra de HPB, intitulado: Algunos Relatos de mi Asociación con las señora Blavatsky desde 1872 hasta 1884 (publicado por los propietarios del Madras Christian College Magazine por Elliot Stock, Londres; fechado el 29 de noviembre de 1884)

 

Olcott presiona a Blavatsky para que no demande a los Coulomb

HPB volvió plenamente convencida de que había que demandar a los Coulomb y a los propietarios de la Revista del Colegio Cristiano en una Corte de Justicia, por difamación, insistiéndole a Olcott de que llevara a cabo la demanda. El futuro de la Sociedad y la autenticidad de sus enseñanzas, dijo ella, estaban involucrados en los asaltos que habían sido hechos en contra de su reputación, y si se destruyese su buen nombre, tanto la Sociedad como la Teosofía sufrirían daños irreparables. En cuanto a ella, nada le importaba personalmente, sin embargo el ataque estaba realmente dirigido en contra de su obra, y esa obra en la mente del público no podía separarse de ella, por ser su exponente principal. Destruir una equivalía a destruir la otra.

 

Pero como Olcott insistía en su posición de no actuar, HPB propuso que “entonces ella misma quitaría esa mancha de su reputación,” haciendo la demanda ella sola, a lo cual Olcott amenazó con renunciar a su puesto y dejar que la Convención escogiera entre los dos; haciendo que cediera HPB. (Ver Viejas Hojas del Diario , III, 198).

 

“La excusa del coronel Olcott para oponerse a los deseos de HPB para presentar una demanda por difamación era, que los fenómenos psíquicos no podrían ser presentados en una Corte de Justicia. Sin embargo él olvidaba que todo el caso dependía, no de los fenómenos per se , sino de la evidencia proporcionada por los Coulomb. El esposo como carpintero que era, había fabricado trampas y puerta falsas en un ropero para probar que existían trucos; la esposa había falsificado cartas supuestamente escritas por HPB y dirigidas a ella, y éstas fueron compradas por los misioneros y publicadas en su revista. Si la abrumadora evidencia en favor de HPB hubiese sido presentada en un Juzgado, se habría podido probar la naturaleza fraudulenta de lo que habían hecho los Coulomb, y HPB, habría ganado el caso que quería emprender, por el bien del trabajo y no por el de ella misma.”Alice L. Cleather, H.P. Blavatsky Her Life and Work for Humanity , p. 51 .

 

La actitud de Olcott en esos momentos está claramente expresada en el siguiente pasaje que él escribió meses después en donde dice: “cuando HPB dijo que su Maestro había dicho tal y tal cosa acerca de cierta acción que había que tomar, yo contesté que nada podía ser debatido en esa Convención que no estuviese basado en sus propios méritos , independientemente de mi lealtad personal a algún Maestro o Maestros; y que la S.T. como organización era independiente de toda autoridad excepto la suya propia.” (Carta de Olcott a F. Arundale, 13 de octubre, 1885, The Theosophist , 1932; Ransom, p.119)

 

Diciembre de 1884

Última carta del Mahâtma M. a Olcott

Fue probablemente durante esas semanas de 1884 en que el coronel Olcott recibió la última carta de su Maestro M., en la que le dijo lo siguiente:

“Henry, estas ideas que tienes acerca de Upâsikâ [Blavatsky] son tontas y locas, son pensamientos viles—son como un espejismo lanzado sobre tu cerebro por alguno de los que te rodean. . . .

No tomes por excusa tu honestidad. La Honestidad sin Justicia es como la linterna sorda de un velador—hecha para lanzar el haz de luz sobre sus propias facciones distorsionadas dejando todo lo que está a su alrededor aún en mayor obscuridad. . . .

Tú la injurias sin razón, de principio a fin. Tu nunca has entendido a Upâsikâ, ni tampoco las leyes a través de las cuales su vida aparente se ha hecho que trabaje desde que la conoces. Eres ingrato e injusto e incluso cruel. Tomas a mâyâ por la realidad y a la realidad por la ilusión.

He dicho, y no diré más, y si no escuchas lo que te digo ahora, tendré que darle la vuelta a Karma en otra dirección.

M. ?

( Letters from the Masters of the Wisdom , II, Carta 47, pp 89-90. Nota: los puntos suspensivos están en el original, parece ser que la carta no se publicó de manera completa)

 

27 de diciembre de 1884

La Convención de Adyar, abandona a HPB

El día 27 de diciembre tuvo lugar la Convención Anual de Adyar, el coronel Olcott presentó una alocución en la que repetidamente expresó su opinión en el sentido de que no se debería hacer una demanda legal en contra de los Coulomb y los Misioneros Cristianos de Madrás. Olcott proponía que se seleccionara un Comité para que examinara los hechos, y que HPB tendría que actuar de acuerdo a las recomendaciones del mismo. Las conclusiones del Comité fueron las siguientes:

 

1.- Se resuelve : que las cartas publicadas en la Revista del Colegio Cristiano bajo el título “El Colapso de Kuthoomi” son solamente un pretexto para lastimar la causa de la Teosofía ; y como esas cartas son desde todo punto de vista absurdas para aquellos que conocen nuestra filosofía y hechos, y que, a los que no conocen esos hechos no se les podría cambiar su opinión incluso si el veredicto legal fuese a favor de la Sra. Blavatsky , por lo tanto es la opinión unánime de este Comité que la Sra. Blavatsky no demande a sus difamadores en una Corte de Justicia.

 

Firmado por: Norendro Nath Sen, Presidente ; A.J. Cooper-Oakley, Secretario ; Dr. Franz Hartmann; S. Ramaswamier; Naoroji Dorabji Khandalavala; General H.R. Morgan; Gyanendranath Chakravarti; K. Bannerji; T. Subba Row; P. Sreenivasrow; P. Iyaloo Naidu; Rudolph Gebhard; R. Raghoonath Row; S. Subramania Iyer. ( Viejas Hojas del Diario , III, pp. 200-201)

 

(Nota: El estudiante podrá encontrar el punto de vista oculto respecto a este problema y sus implicaciones a largo plazo en el artículo de HPB, “A mis Hermanos de Aryavarta” Suplemento No.5 de Âtma Vidyâ y en el Suplemento 1997 al Manifiesto 1996 de Geoffrey Farthing “Acerca del Futuro de la Sociedad Teosófica ”.

 

“La gran mayoría de los periódicos y de los observadores inteligentes consideraron que esto era una admisión tácita por parte de los teósofos de que las acusaciones de los Coulomb eran ciertas. El golpe fue casi mortal para el cuerpo de HPB. Durante los siguientes tres meses, rara vez fue ella capaz de dejar su cama.” ( The Theosophical Movement , 1875-1925 ) pp. 82-88.

 

“Durante el mes de diciembre se formó un comité en Adyar, propuesto por T. Subba Row para recibir y dirigir Enseñanzas Esotéricas adicionales y para transmitirlas al Grupo Interno de la Logia de Londres y a las Ramas. Los Maestros tendrían que dar su consentimiento para pormenorizar un grupo especial de sus Chelas, para darle material a este Comité a través de Subba Row y Dâmodar. El Comité estaría compuesto por H.S. Olcott, T. Subba Row, el señor y la señora Cooper-Oakley, S. Ramaswami Iyer.” (Ransom, p. 206; carta de H.S. Olcott a Francesca Arundale, del 31 de diciembre, 1884, en Theosophist , sep. 1932, p.728; también su carta del 7 de enero de 1885, ibid , p. 729 )

En diciembre también se formó en Adyar el Comité de Defensa

 

 

 

 

Diciembre de 1885

Richard Hodgson “examina” a HPB

“Todos los delegados de la Convención partieron, salvo Richard Hodgson que se quedó como invitado de los Fundadores. Él ‘examinó' a HPB acerca de las cartas de los Coulomb y la encontró ‘difícil', ya que ella desconfiaba de él. Hodgson se fue a Madrás para investigar el punto de vista de los Coulomb, pero regresó con los Fundadores ocasionalmente, y en esas ocasiones el coronel le dio extractos de sus Diarios, y todo la información que necesitaba, ya que en ese tiempo se pensaba que el reporte de Hodgson sería favorable. Durante la noche del 8 de enero el coronel fue visitado por. . .Djual Khool, el cual le dio instrucciones sobre varios asuntos.” (Josephine Ransom, A Short History of the Theosophical Society , 1875-1939, Adyar, 1939, p. 217)

 

El 9 de enero, HPB recibió de su Maestro M. el plan para la Doctrina Secreta .

 

Enero de 1885:

El viaje de Olcott a Birmania y la desintegración de la Sociedad Teosófica

El 14 de enero el coronel Olcott y C. W. Leadbeater, se embarcaron con destino a Birmania, sin embargo el 28 de enero a la 1:27 a.m., el coronel Olcott recibió un despacho urgente de Dâmodar, en el que lo urgía a que regresara de inmediato a Adyar, ya que HPB se encontraba en una delicada condición de salud provocada por la tensión que produjo en ella la falta de apoyo e ingratitud de los que la rodeaban, sintiendo que toda su obra había sido arruinada. Olcott tuvo que embarcarse de inmediato dejando a Leadbeater a cargo de los asuntos por los que había ido a Birmania.

 

5 de febrero de 1885

Blavatsky al borde de la muerte

El coronel Olcott vuelve urgentemente

Para el 5 de febrero, HPB se encontraba en una condición crítica de salud y los doctores que la atendían temían que moriría de un momento a otro. Precisamente ese día el Dr. Franz Hartmann y el señor Lane-Fox le dieron a firmar un documento en el que proponían hacer a un lado al coronel Olcott, y reorganizar la Sociedad de acuerdo a sus propias ideas, y gobernarla por medio de un Comité, del cual ellos formaban parte. Ese mismo día, el Maestro M. llegó a Adyar y restableció la salud de HPB. También ese día volvió el coronel Olcott de su viaje a Birmania. A este respecto el coronel Olcott nos narra lo siguiente:

“Me apresuré para llegar a casa y me encontré a HPB en un estado entre la vida y la muerte, con congestión de los riñones, gota reumática, y una alarmante pérdida de vitalidad. Aunado a esto, el debilitamiento del corazón la había llevado a una crisis en la que su vida temblaba en la balanza. Le dio tanto gusto verme que puso sus brazos alrededor de mi cuello, y me acerqué al lado de su cama y ella lloró sobre mi pecho. Yo también estaba inenarrablemente gustoso de estar ahí, y por lo menos despedirme de ella y asegurarle mi perseverancia. . . .Pero no me dejaron estar en comunión y en paz con ella. El señor Lane-Fox que había vuelto de Londres, y el Dr. Hartmann y otros recién llegados habían juntado sus cabezas, y habían incubado un esquema por el que simplemente se me hacía a un lado, transfiriendo el poder de gobierno a un Comité compuesto principalmente por ellos mismos.” ( Old Diary Leaves , II, p. 217)

 

Al recobrarse, HPB después de platicar con el coronel Olcott, desconoció la validez del documento de Hartmann y Lane-Fox.

 

Olcott pierde momentáneamente el control de Adyar

No cabe duda que además de la noticia de la grave enfermedad de HPB, “el retorno del coronel Olcott al cuartel general fue impelido por lo que para él eran razones aún más urgentes, ya que al mismo tiempo estaba recibiendo notificaciones de sus íntimos amigos hindúes de que, vertiginosamente, la situación se estaba haciendo desesperada. Se le informó que muchas Logias estaban cayendo en la somnolencia, que otras amenazaban con disolverse; su Consejo General estaba dividido en dos facciones, y aumentaba el número de los que estaban en su contra. Hay indicios que nos muestran que, además de los pocos que permanecieron fieles a HPB, muchos otros europeos y algunos miembros hindúes, por reacción, habían sentido hasta cierto punto la monstruosa injusticia que se le había hecho a HPB, y querían hacer del coronel Olcott el chivo expiatorio de su timidez y tibieza. El sentido de la pérdida presente y por venir hizo que muchos se dieran cuenta del error fatal de haber abandonado a HPB, y todos sabían que la acción de la Convención se debió directamente a la sanción del coronel Olcott. Por lo anterior estaba ganando fuerza un movimiento para limitar su control autocrático del Consejo y de los asuntos de la Sociedad , en vez de que siguiera siendo una mera pantalla e instrumento de los deseos del Presidente. Este sentimiento espontáneo fue puesto ante HPB, y en apoyo ella lo firmó con las siguientes palabras: ‘Creyendo que este nuevo arreglo es necesario para el bienestar de la Sociedad , lo apruebo, en lo que a mi concierne.'

 

El coronel Olcott, que había sido el primero en creer que era necesario abandonar a HPB ‘por el honor de la Sociedad ' y para preservar a la Sociedad de los ataques que se le hacían debido a HPB, ahora se sintió burlado y herido profundamente por estas evidencias de deserción e insatisfacción hacia él por parte de los miembros. Después de consultar con sus amigos se fue derecho con la moribunda HPB, tal como todos pensaban, y le imploró que lo restituyera a su antiguo rango y función. No obstante lo velado y difuso que están los fragmentos de información publicados en relación a los acontecimientos de esos difíciles meses, ciertos hechos se revelan con claridad a la luz de la historia posterior. Todo parece indicar que el coronel Olcott reconoció y admitió sus errores, prometió tomar un curso más leal y consistente en el futuro, y prometió proseguir una política menos arbitraria en la conducción de la Sociedad. Sabiendo que su devoción por el bien de la Sociedad era constante e inamovible, no obstante sus errores debidos a su vanidad y autosuficiencia, y siendo ella siempre tolerante y generosa en sumo grado hacia amigos y enemigos, es claro que HPB aceptó su arrepentimiento y declaraciones, y una vez más le dio su poderosa protección. Ella retiró su autorización de los cambios propuestos, mitigó los sentimientos personales que habían surgido entre los partisanos de Olcott y aquellos que se oponían a su gobierno, y dejó en sus manos que hiciera los cambios necesarios. Este es el secreto de las diferentes Notas en el Suplemento del Theosophist de mayo de 1885, respecto a la formación de un ‘Comité Ejecutivo' la ‘Notificación Especial' y las ‘Órdenes Especiales de 1885.' Igualmente los esfuerzos de Olcott para que Hodgson adoptara una actitud más imparcial si no amigable hacia los Teósofos. . . .Pero conociendo bien las virtudes y defectos de su colega, HPB no abrigaba muchas ilusiones respecto al resultado final. Ella conocía la autoestima de Olcott, sus dudas, envidias y sospechas; conocía perfectamente las ambiciones personales, las rivalidades y las animosidades que abundaban en el cuartel general.” ( The Thosophical Movement , 1875-1925 , pp. 94-96)

 

 

11 de febrero de 1885

Olcott viaja a Rangún

El 11 de febrero el coronel Olcott partió de nuevo de Adyar con destino a Rangún, llegando ahí el día 19. (Diarios)

 

23 de febrero de 1885

Dâmodar parte al Tibet

Dâmodar partió rumbo al Tibet el 23 de febrero.

 

“Estando en Birmania el 27 de febrero, el coronel Olcott le escribió a Francesa Arundale en Londres, que debido a la incertidumbre de la salud de HPB, ‘ella casi ha dejado de ser un factor en el movimiento, y ya se ha comenzado una activa correspondencia entre los Oakley, Hartmann, Lane-Fox y yo mismo, para proponer cambios en la organización en caso de que ocurra la temida calamidad'.” (Ransom, p.219)

 

Y quien, podíamos preguntarnos, ¿quien había producido ese estado de cosas? ¿Quien desencadenó las sospechas y las dudas de los orgullosos profesores de Cambridge y dirigentes de la S.P .R., jugando con su Buddha sobre ruedas y haciendo un discurso no solicitado que hizo que enviaran a su representante Hodgson, cuyo Reporte amañado destruyó la reputación de HPB? ¿Quien evitó que HPB se defendiera en una Corte de Justicia para lavar su nombre ante las malévolas acusaciones de sus enemigos? Esta carta pone de relieve la miopía e ingratitud del chela Olcott hacia su Maestra. Él seguía viajado mientras que la Maestra moría, y Adyar era presa de los ambiciosos.

 

Complots en Adyar

El 6 de marzo el coronel Olcott recibió un telegrama en que se le decía que regresara de inmediato, ya que las cosas en Adyar estaban en una situación difícil.

El 14 de marzo, bajo la dirección de A. O. Hume, un pequeño grupo compuesto por él mismo, S. Raghunath Row, T. Subba Row, y otros, se reunieron y escribieron una “Resolución” que comprendía una serie de cláusulas claramente contrarias a los principios de la Sociedad y subversivas respecto a la organización existente. Las sugerencias equivalían a una completa reorganización de la Sociedad de acuerdo a lineamientos científico-filosóficos, con un completo desconocimiento del coronel Olcott y de HPB (Zirkoff, Cronología, CW).

 

19 de marzo

Olcott regresa a Adyar

“Al llegar al Cuartel General el día 19, el Presidente vio que el asunto era serio. No solo HPB estaba aún en una condición penosa sino que también existía una insatisfacción entre los residentes. La ausencia del Presidente y la enfermedad de HPB, que le impedía ocuparse de la administración tal como lo había hecho en ocasiones anteriores, habían culminado en una confusión de autoridades. El señor Hume, que había estado de visita en Adyar, quería ‘salvar' a la Sociedad forzando a los Fundadores y a todos aquellos que habían expresado haber visto a los Maestros, a que dimitieran, ya que según él, todos ellos eran unos farsantes y cómplices; él proponía vender el Cuartel General y en su lugar establecer una Sociedad Teosófica Científico-Filosófico-Humanitaria. No debería hablarse de fenómenos y si ocurriera alguno, nadie debería hablar de él so pena de expulsión.” (Ransom, p. 221)

El día 21 de marzo HPB renunció a su puesto de Secretaria Corresponsal de la Sociedad Teosófica dirigiendo su carta al Consejo General.

 

31 de marzo de 1885

A pesar de mis protestas, se me sacó precipitadamente de Adyar:

HPB

HPB se embarcó con destino a Nápoles, el 31 de marzo, acompañada por Mary Flynn, Bawaji (Dharbagiri Nath), y el Dr. Franz Hartmann.

 

Respecto a los graves acontecimientos que se desenvolvieron en 1884 y a principios de 1885, años después HPB dijo lo siguiente en una carta que dirigió a N.D. Khandalavala:

 

“Es así que, mientras permanecí en Adyar, las cosas transcurrieron casi sin problemas, porque uno u otro de los Maestros estaba casi constantemente presente entre nosotros, y su espíritu siempre protegió a la Sociedad Teosófica de que la dañaran seriamente. Pero en 1884, el Coronel Olcott y yo partimos hacia Europa, y cuando estábamos ausentes “descendió el rayo” Padre-Coulomb. Yo regresé [a Adyar] en noviembre [de 1884], y fui llevada muy peligrosamente enferma. Fue durante ese tiempo y cuando el Coronel Olcott estuvo ausente en Birmania, que fueron plantados por nuestros enemigos las semillas de todas las futuras luchas y rivalidades, y—permítanme que se los diga de una vez—la desintegración de la Sociedad Teosófica . El que la Sociedad no se hubiese colapsado allí mismo por la conspiración de los Patterson-Coulomb-Hodgson, y la pusilanimidad de los principales Teósofos, debería ser una prueba suficiente de que estaba protegida. Al flaquear su convicción, los pusilánimes comenzaron a preguntar: “¿Por qué si los Maestros son verdaderos Mahâtmas, han permitido que ocurran tales cosas, y por qué no han usado sus poderes para destruir este complot o esa conspiración, o incluso éste o aquel hombre y mujer?” Sin embargo, se ha explicado innumerables veces que ningún Adepto del Sendero de la Derecha interferirá con las justicieras operaciones del Karma. Ni siquiera el más grande de los Yogîs puede desviar el progreso del Karma o detener el resultado natural de los actos por más de un breve período, y aún en ese caso, estos resultados sólo se reafirmarían posteriormente con una fuerza hasta diez veces más grande, dado que tal es la ley oculta del karma y las Nidânas. Si, como digo, en el momento crítico, los miembros de la Sociedad y especialmente sus dirigentes en Adyar, indos y europeos, se hubiesen mantenido juntos como un sólo hombre, firmes en su convicción de la realidad y poder de los Maestros, la Teosofía habría salido más triunfante que nunca, y ninguno de sus temores se habría realizado jamás, no obstante lo sutil y astuto de las trampas legales que se me habían tendido y cualesquiera que hubiesen sido las equivocaciones y errores que yo, su humilde representante, hubiese podido hacer en la conducción ejecutiva de los asuntos.

 

Pero la lealtad y el valor de las Autoridades de Adyar, [Olcott era la máxima autoridad] y de los pocos europeos que habían confiado en los Maestros, no estuvieron a la altura de las pruebas cuando éstas se presentaron. A pesar de mis protestas, se me sacó precipitadamente de Adyar. Enferma como estaba, y en verdad casi muriéndome, como dijeron los doctores, aún así me opuse, ya que habría batallado por la Teosofía en la India hasta mi último aliento, si hubiese encontrado un apoyo leal. . . .” (“Por Qué no Regreso a la India ” escrita en abril de 1890, CW , XII, pp. 160-162; Textos en Defensa de la Teosofía , Blavatsky Editorial, México)

 

El 1 de abril Dâmodar llegó a Darjiling.

H.P. Blavatsky

 

11 de abril de 1885

Carta de HPB a Olcott

Al abandonar a HPB, la Sociedad abandonó a los Maestros

Durante su viaje en alta mar en el mes de abril, HPB recibió muchas páginas de manuscrito para la Doctrina Secreta. En su paso por Adén, HPB le envió la siguiente carta al coronel Olcott, fechada el 11 de abril:

 

“El Maestro me dijo de la manera más clara que si la Sociedad no me vuelve a llamar antes de 1886, Ellos se retirarán completamente de cualquier conexión con ella, lo cual significaría también la conexión con la Logia de Londres, y otras Sociedades europeas y americanas, y la rotura de toda conexión con todo miembro. E LLOS no aprueban la ingratitud. Mira Olcott, por muy culpable que yo pueda parecer a los ojos de los tontos o incluso si quieres de los sabios. . .yo soy la única, por el momento, en plena posesión de sus doctrinas y lista para divulgar tanto como pueda. . . .” (Citada en: Ransom, pp. 226-227) “Le decía además que no bastaba con la lealtad de palabra para reparar el daño que se había hecho; que ella había cargado sobre su propia persona con el Karma engendrado por él y por la Sociedad , y que continuaría haciéndolo, pero que al abandonarla, la Sociedad y sus lideres habían abandonado a los Maestros de los cuales ella era su Agente; que ella había tratado de ayudarlos de la mejor manera posible, pero que ella no podía evitar la cosecha que les esperaba por sus propios errores e ingratitud. . . . .” ( The Theosophical Movement, 1875-1925 , pp.96-97)

 

Olcott

Trabaja para que la Sociedad sea independiente de HPB

Olcott abandona los supremos objetivos de los Maestros

“El coronel Olcott suprimió esta carta, y en todos sus voluminosos escritos no la menciona. Esta carta fue precedida por su carta del 21 de marzo dirigida al Consejo General, en la que HPB presentó su renuncia, la cual fue aceptada. Públicamente se dijo que debido a su mala salud ella cortaba oficialmente sus relaciones con la Sociedad en la India ; y la misma razón se dio de su partida. Todo esto era cierto pero la razón profunda, la base Oculta, estaba en el abandono por parte del coronel Olcott y de sus asociados de los supremos objetivos de los Maestros. Esto lo muestra la aceptación de su renuncia; la carta del 11 de abril de 1885, citada más arriba; el reporte de una conversación con uno de los Mahâtmas, que también fue suprimido por el coronel Olcott, y al que nunca se refirió, aunque parcialmente salio a la luz muchos años después; y el curso que siguió el coronel Olcott después de la renuncia y partida de HPB. Él de inmediatamente se puso activamente a trabajar para hacer que la Sociedad fuese independiente de HPB. . . . En el número de junio del Theosophist Olcott publicó un artículo suyo acerca de la ‘Infalibilidad,' dedicado a repudiar el concepto de que la Sociedad dependiera de los supuestos poderes o conocimiento o rango de alguien, o que tal dependencia fuese de alguna forma necesaria para el éxito y existencia de la Sociedad. Todo esto estaba dirigido a HPB y a su rango como Agente de los Maestros, que se suponía estaban por detrás del Movimiento Teosófico, y de la Sociedad Teosófica. Indirectamente era también una afirmación de su propia preeminencia como cabeza de la Sociedad , ya que los únicos documentos oficiales eran los que él emitía como Presidente Fundador.” ( The Theosophical Movement, 1875-1925 , pp.96-97)

 

El 12 de abril el Consejo General de Adyar aceptó con pena la renuncia de HPB como Secretaria Corresponsal.

 

El 13 de abril Dâmodar partió de Darjiling rumbo al Tibet.

 

El 23 de abril, HPB y sus acompañantes desembarcaron en Nápoles, hospedándose el día siguiente en el Hotel Vesubio en Torre del Greco. Franz Hartmann partió el 22 de mayo.

 

Junio de 1885

El Reporte Hodgson.

El 29 de mayo hubo una reunión General de la S.P .R. de Londres; Hodgson dio su conclusión sumaria. El 24 de junio hubo otra reunión de la S.P .R. en la que Richard Hodgson leyó su Informe sobre los fenómenos de H.P.B. Charles Johnston estuvo presente y dijo que fue una “reunión espantosa.”

 

“Es al erudito Orientalista, al Sr. Charles Johnston, al que le debemos la más brillante exposición razonada que se haya escrito sobre ese Reporte y los métodos de La Sociedad de la Investigación Psíquica de Londres . (SPR). . . .En 1907 el Sr. Johnston presentó una hábil y muy severa denuncia en contra de la S.P .R. en una ponencia que expuso en la Convención de la Sociedad Teosófica en América ; el caso debió haberse presentado a la atención del público en general (al igual que el mismo Reporte), como un ejemplo de qué tan fácilmente puede destruirse fatalmente la reputación y el carácter de una persona y por tiempo indefinido. En el caso de H.P.B. ésto se habría evitado si se le hubiese permitido presentar una demanda por difamación. La evidencia en ambos lados se hubiese podido considerar adecuadamente y el caso tanto de los misioneros como de la S.P .R., habría colapsado.

En el curso de su ponencia el Sr. Johnston dijo:

 

‘El público aceptó el punto de vista del Sr. Hodgson sin cuestionarlo o examinarlo. . . y así se ha quedado más de veinte años. . . .Era la opinión popular que la S.P .R. había investigado los fenómenos.

 

(1) La Sociedad (S.P.R.) de hecho nunca los investigó.

(2) Delegó el trabajo a un Comité de cinco personas.

(3) Ese Comité nunca realizó investigaciones.

(4) El Comité confió sus labores en el Sr. Hodgson.

(5) El Sr. Hodgson nunca los investigó.

 

De hecho él no los podía investigar ya que ocurrieron en la ciudad de Simla en 1880. El Sr. Hodgson no llegó a la India sino hasta cinco años después y entonces, basó su reporte sobre la evidencia de unos empleados despedidos, no obstante el hecho de que esos empleados no estuvieron presentes cuando ocurrieron los fenómenos.

 

La acusación realmente grave en contra del Reporte de la Sociedad de la Investigación Psíquica es, que ninguno de los que reportan fue testigo de los fenómenos como ellos ocurrieron. Todo este asunto está basado en rumores y conjeturas; rumores muy crédulos, y conjeturas no muy inteligentes. Ni siquiera uno de cada diez mil, de aquellos que hasta nuestros días creen que la S.P .R. ‘desenmascaró' a la señora Blavatsky, jamás leyó el Reporte.

 

Como el veredicto coincidía con sus prejuicios.

 

(a) aceptaron el punto de vista de la Sociedad (S.P.R.), que

(b) aceptó el punto de vista del Comité, que

(c) aceptó el punto de vista de su agente, quien

(d) nunca vio los fenómenos que profesaba haber investigado.

 

En este reporte el Sr. Hodgson se apoya mucho en la similitud de la escritura. Él le presentó a un experto, partes de cartas atribuidas a un Maestro, y algunos escritos supuestamente escritos por la señora Blavatsky.

 

El experto, en una contestación en cierto modo detallada, después de hacer comentarios sobre los documentos, dio como conclusión positiva que ‘la señora Blavatsky no era la que había escrito las cartas atribuidas al Maestro'.

 

El Sr. Hodgson DELIBERADAMENTE CORTÓ ESA PARTE DE LA CARTA DEL EXPERTO.

 

En otras palabras, ¡ suprimió la única evidencia que habría sido aceptada en una Corte de Justicia , porque estaba a favor de la acusada!

 

Los fenómenos producidos por la señora Blavatsky y los Maestros que trabajaban con ella, no fueron meras exhibiciones de magia; sino que eran experimentos realizados con la idea de demostrar que existían ciertas clases de Fuerza ; que ciertos poderes definidos podían ser aplicados para producir resultados de un tipo definido en los mundos físico y psíquico. Cada tipo de fuerza así ilustrada ha sido desde entonces reconocida, hasta por la opinión popular como son la Telepatía , la Telekinesia , la Telegrafía sin hilos, los Rayos X, la Materia Radiante , la Energía Interatómica , etc.” (Alice Leighton Cleather, H.P. Blavatsky: Her Life and Work for Humanity , pp. 52-54)

 

La vindicación de HPB

Vernon Harrison y el Reporte Hodgson

“Recientemente se publicó el reporte completo del Dr. Vernon Harrison (Theosophical University Press, Pasadena, 1997) acerca de sus investigaciones sobre el Reporte Hodgson. Este documento vindica completamente a HPB de todos los cargos de fraude. . .restableciendo el derecho de HPB como autora, pero no de las Cartas Mahâtma. De acuerdo al Dr. Harrison los únicos autores de estas cartas sólo pudieron ser los propios Maestros, sin importar cómo hayan sido producidas o recibidas. Un segundo aspecto de esta vindicación es que HPB queda libre de todos los cargos que fueron imputados en contra de ella por los misioneros de Madrás en la intriga de los Coulomb.

Esta vindicación tiene efectos de mayor alcance, ya que sí estos cargos de fraude no se hubiesen asestado en contra de HPB es muy poco probable que ella hubiese dejado Adyar al momento en que lo hizo. Cuando los cargos fueron presentados por los misioneros, HPB quería proceder a una acción legal en contra de ellos, sin embargo Olcott se opuso a ésto, considerado que no era conveniente, lo cual apoyó el Concejo General. Además, parece ser que algunos miembros del Concejo General eran hostiles a HPB, y no hicieron nada por apoyarla; ya que deseaban, por razones que sólo ellos sabían, que ella dejase Adyar. No sabemos a que presiones estuvo sujeta HPB pero sí sabemos que al irse se le pidió que renunciara a sus derechos sobre el inmueble de Adyar y a sus derechos como propietaria de la Revista The Theosophist que ella había fundado. Estos requerimientos indican que su partida no iba a ser temporal. Se ha afirmado que su salud fue la razón de su regreso a Europa; lo cual pudo haber sido uno de los factores de su viaje, sin embargo habiéndose restablecido su salud podría haber vuelto a Adyar. Sin embargo, tal como estaban las cosas, ella sintió que era totalmente imposible regresar. De hecho fue ‘echada fuera' de Adyar.

Era imposible que aquellos que se quedaron en Adyar pudiesen prever las consecuencias de su partida, y no se percataron que significaba la ruptura de la liga magnética entre los Maestros y Adyar. No quedó nadie allí que pudiese actuar asumiendo las funciones de HPB. Dâmodar había recibido algo de entrenamiento y hubiese podido hasta un cierto punto asumir parte de esa función, pero él ya se había ido al Tibet.

 

No se ha comprendido o aceptado realmente que HPB era de hecho el agente directo de los Maestros (ver la Carta 19 de las Cartas de los Maestros de la Sabiduría , 1ª Serie). . . .Las consecuencias Karmicas de la renuencia de Olcott y del Concejo General para apoyar a HPB y su subsecuente partida de Adyar es algo que aún permanece. Su expulsión de Adyar le infligió una gran herida personal, y fue una injusticia a la luz de su inocencia (que ahora ha sido plenamente probada).

Todo Consejo General que a través de los años haya descuidado rectificar la posición o incluso reconocer lo que ocurrió, y no haya tomado ninguna clase de medidas para rectificar la situación, ha transmitido las consecuencias karmicas de la acción del Consejo original a sus sucesores hasta el tiempo actual .

 

Esto es algo que debe de reconocerse al considerar las acciones que deban tomarse para asegurar la adecuada continuidad de la Sociedad [Adyar].” (Geoffrey Farthing, Suplemento1997 al Manifiesto 1996 , Blavatsky Editorial México, 1996, pp.5-6)

 

Junio de 1885

Olcott continúa dudando de HPB

“El 1 de junio de 1885, Olcott le escribió otra carta a Francesca Arundale, diciéndole que él dudaba ‘si ella [HPB] sería capaz de hacer algo de aquí en adelante. Debemos considerarla como nuestra pensionada y ver que sea tratada amablemente.' El coronel Olcott estaba convencido de que ‘manteniendo a HPB fuera de la vista por el momento', y luchando en contra de [lo que él creía eran] las ‘verdaderas causas de la crisis,' él podría ser capaz de volver a ganar la confianza del público, ya que su vindicación personal según él había sido casi lograda con la vindicación general de nuestra plataforma, sin tener que entrar en detalles respecto a su carácter personal'.” (Ransom, p. 219) Esta carta muestra una vez más que Olcott dudaba del carácter personal de HPB.

 

Julio de 1885

HPB en Torre del Greco y Würzburg

Durante el mes de julio, HPB permaneció en Torre del Greco, escribiendo la Segunda Parte de Desde las Cavernas y Junglas del Indostán , dejando Italia a finales de julio dirigiéndose a Würzburg Alemania; en su trayecto pasó por Roma y Verona y junto con la señorita Flynn y Bawaji permaneció en Roma ocho días, alojándose en el Hotel Anglo-Americano. Bawaji fue al Fuerte de Sant'Angelo y permaneció más de una hora en el “hoyo” donde se supone que Cagliostro estuvo confinado. De Roma viajaron a Suiza y de allí a Würzburg.

 

El 12 de octubre, el señor Sinnett escribió una Carta a la revista “Light”, protestando por la acción de la S.P .R.

 

13 de octubre de 1885

En la India ninguna palabra acerca de HPB

“El 13 de octubre el coronel Olcott escribió que en Calcuta y Benarés no ha habido ‘ni una sola palabra en ningún lugar acerca de los fenómenos de HPB. Esto es simplemente porque todo mundo parece estar de acuerdo en hacer a un lado por el momento toda la cuestión de la autenticidad de los fenómenos, y ver los verdaderos e innegables méritos del movimiento como un fenómeno sociológico y un factor evolutivo.' Carta de Olcott a F. Arundale, 1885, The Theosophist , 1932)” (Ransom, p.119)

El 21 de octubre el coronel Olcott le escribió una carta a HPB en la que dice que Subba Row amenazaba con renunciar a la Sociedad Teosófica y llevarse con él a varios otros si HPB no desistía en seguir luchando en contra de los cargos hechos por los Coulomb y los misioneros cristianos.

 

A principios de diciembre la Condesa C. Wachtmeister llegó a Würzburg, para acompañar a HPB, mientras esta última escribía la Doctrina Secreta .

En diciembre se publicó el Informe Oficial de la S.P .R. (el segundo) de 200 páginas sobre HPB y los fenómenos como parte de las Memorias de la S.P .R.

El 31 de diciembre, HPB recibió el Informe de la S.P .R. de manos del Prof. Sellin “en la noche del Año Viejo”.

 

Chakravarti en Adyar

El día 27 de diciembre en la Convención Anual de Adyar, el coronel Olcott sugirió la formación de una Biblioteca Oriental.” (Zirkoff, CW, VI, p. xlv) Durante la reunión del aniversario de los 10 años de la Sociedad , el 28 de diciembre, el salón de Adyar estaba atestado de gente. G.N. Chakravarti dio la conferencia del día. En su alocución, el Presidente pasó revista a los diez años anteriores, pero prácticamente no dijo nada de la parte que había tenido HPB en el maravilloso desarrollo de esos diez años. . . . La Convención expresó su gran dolor por el deseo del Presidente de retirarse a la vida privada, debido a que algunos cuestionaban su competencia, sin embargo la Convención le pidió que continuara con sus invaluables servicios por la Sociedad hasta el fin.” (Ransom, p.229)

 

1 de enero de 1886

La Biblioteca de Adyar

Uno de los esfuerzos del coronel Olcott que ha perdurado hasta nuestros días, fue la creación de una importante Biblioteca en Adyar, la cual contiene en la actualidad un importante acervo de manuscritos sanskritos. El 1 de enero de 1886, el coronel Olcott puso la primera piedra de esta Biblioteca Sanskrita y Museo de Adyar. Según él mismo narra en sus Viejas Hojas del Diario : “La idea original había sido erigir un kiosco separado en donde estuviesen los cuadros de los dos Mahâtmas patrones, que había pintado Schmiechen en Londres, pero a medida que procedió la construcción de la Biblioteca y la Sala de Convenciones, se hizo evidente que sería mejor en todos respectos acomodarlos en un anexo especial en la Biblioteca , lo cual así se hizo.” ( Viejas Hojas del D iario, III, p.385)

A principios de enero HPB le escribió una carta al Dr. Franz Hartmann, diciéndole en dónde se encontraba Dâmodar. Fue también en esta época cuando el Dr. W. Hübbe-Schleiden recibió los dos importantes certificados de los Maestros K.H. y M. respecto a la autoría de la Doctrina Secreta.

El 14 de enero, HPB escribió una protesta en contra del Informe de la S.P .R. , la cual se publicó posteriormente en un panfleto de Sinnett: “El Mundo Oculto” Fenómenos y la Sociedad para la Investigación Psíquica , Londres: Georges Redway, 1886, 60 pp.

 

HPB

Fui enviada a América con un propósito

El 3 de abril HPB le escribió una importante carta al Dr. F. Hartmann en la que dice: “Fui enviada a América con un propósito...” ( Path , X, Marzo, 1886)

“. . .fui enviada a América con un propósito y a la Granja de los Eddy. Allí me encontré a Olcott enamorado de los espíritus, así como posteriormente se enamoró de los Maestros. Se me ordenó que le hiciera saber que los fenómenos espirituales sin la filosofía del Ocultismo eran peligrosos y engañosos. Le probé que todo lo que los médiums podían hacer a través de los espíritus otros podían hacerlo a voluntad sin necesidad de ningún espíritu; que las campanas y la lectura del pensamiento, los toquidos y los fenómenos físicos, podían ser logrados por cualquiera que tuviese la facultad de actuar en su cuerpo físico a través de los órganos de su cuerpo astral; y yo tuve esa facultad desde que tenía cuatro años de edad, tal como toda mi familia sabe. Yo podía hacer que los muebles se movieran y hacer que aparentemente volaran los objetos, permaneciendo invisibles mis brazos astrales que los sostenían, todo esto incluso antes de que conociera a los Maestros. Pues bien, le dije toda la verdad. Le dije que había conocido a Adeptos, a los ‘Hermanos,' no solo en la India y más allá de Ladakh, sino en Egipto y Siria—ya que hasta nuestros días hay ‘Hermanos' ahí. El nombre de Mahâtmas no era ni siquiera conocido en ese tiempo, puesto que solo son llamados así en la India. Ya sea que se les llame Rosacruces, Kabalistas, o Yogîs—los Adeptos son Adeptos en todas partes—callados, reservados, retraídos, y que nunca se revelarán a nadie completamente, a menos de que alguien haga lo que yo hice—pasar diez y siete años de probación y dar pruebas de absoluta devoción, y que él o ella se mantenga callado incluso ante la posibilidad y amenaza de muerte. Yo cumplí con los requerimientos y soy lo que soy; y esto no me lo puede quitar ningún Hodgson, ningunos Coulomb, ningún Sellin. Todo lo que se me permitió decir fue—la verdad: Que más allá de los Himâlayas hay un núcleo de Adeptos, de varias nacionalidades; y el Teshu Lama los conoce, y ellos actúan juntos, y algunos están con él y sin embargo permanecen desconocidos en su verdadero carácter incluso para los lamas común y corrientes—la mayoría de los cuales son unos inocentes ignorantes. Mi Maestro y K.H. y varios otros que conozco personalmente están allí, y van y vienen, y todos ellos están en comunicación con Adeptos en Egipto y Siria, e incluso en Europa. . . .Pues bien, en Nueva York Olcott y Judge ya se habían vuelto locos por estas cosas; pero las mantuvieron bastante bien en secreto entonces. Cuando fuimos a la India , sus nombres nunca fueron pronunciados en Londres, o en el camino. . . .Cuando llegamos, y el Maestro vino corporalmente a Bombay, y nos hizo una visita en Girgum, y varias personas lo vieron, Wimbridge entre otros—Olcott se volvió loco. ¡Se portaba como la burra de Balaam cuando vio al ángel! Luego vino Dâmodar, Servai y varios otros fanáticos, que comenzaron a llamarlos ‘Mahâtmas', y poco a poco, los Adeptos fueron transformados en Dioses sobre la tierra. Comenzaron a rezarles y a hacerles puja y día con día se fueron haciendo más legendarios y milagrosos. . . .Los ‘Maestros' tal como todos pensaron, debe de ser omniscientes, omnipresentes, omnipotentes. Si un hindú o un parsi suspiraban por un hijo, o un puesto en el Gobierno, o tenía problemas, y los Mahâtmas nunca le daban signos de vida—el buen y devoto parsi, el devoto hindú, se sentía tratado injustamente. ¿Si los Maestros lo sabían todo; por qué no ayudaban a su devoto? Si se cometía un error o una tontería en la Sociedad — ¿Como podían los Maestros permitir que yo lo hiciera o que Olcott lo hiciera? se nos preguntaba con sorpresa. Nunca cruzó por sus mentes la idea de que los Maestros eran hombres mortales, limitados incluso en sus grandes poderes, aunque ellos mismos escribieron esto repetidamente. . . .¿Será esto culpa de Olcott? Quizás hasta cierto punto. ¿Será mi culpa? Yo absolutamente lo niego, y protesto ante tal acusación. No es culpa de nadie. En el fondo de todo solo está la naturaleza humana, y el fracaso de la sociedad y de las religiones modernas para proporcionarle a la gente, algo más elevado y noble que la sed por el dinero y los honores. Coloca por un lado este fracaso, y el mal y los estragos que ha producido en el cerebro de la gente el espiritualismo moderno, y habrás resuelto el enigma. Hasta este día Olcott es sincero, fiel y devoto por la causa. El hace y actúa lo mejor que puede, y los errores y los absurdos que él ha cometido, y que comete hasta este día, se deben a algo que carece en la porción psicológica de su cerebro, y él no es responsable de ésto. Cargado y pesado es su Karma, pobre hombre, pero se le debe perdonar mucho, porque siempre se ha equivocado por falta de un correcto discernimiento, no por una mala propensión. Olcott es completamente honesto.” ( Cartas de H.P.B. para el Dr. Hartmann , Carta VI, 3 de abril de 1886. The Path , Vol. X, marzo de 1896, pp.368-373)

http://blavatskyarchives.com/blavatskyhartmann6.htm

 

5 de mayo de 1886

T. Subba Row, en un estado mental hostil hacia HPB

El 5 de mayo el coronel Olcott regresó a Adyar después de un viaje a Ceilán. Tuvo una larga plá tica el 6 de mayo con T. Subba Row, el cual se encontraba en un estado mental hostil hacia HPB y objetaba que ella volviera a la India.

 

Alrededor del 8 de mayo, HPB dejó Würzburg por Ostende, enviando antes de partir una parte del manuscrito de la Doctrina Secreta a Adyar. Viajó acompañada por la señorita Kislingbury; la Condesa Wachtmeister con Marie Gebhard se fueron a visitar al Dr. Franz Hartmann a Kempten, Austria. Habiendo llegado a Colonia, HPB fue persuadida por el señor Gebhard de ir a Elberfeld a visitarlos.

 

Julio de 1886

HPB en Ostende

El 8 de julio HPB dejó Eberfeld trasladándose a Ostende, con su hermana Vera P. de Zhelihovhsky y su sobrina Vera, viajando vía Bruselas. Al llegar a Ostende se alojaron en Villa Nova, No. 10 Boulevard Van Isgham.

 

El 7 de septiembre el coronel Olcott llevó Isis Develada como primer libro, a la recientemente construida Biblioteca de Adyar.

El 23 de septiembre apareció un pronunciamiento escrito por Arthur Gebhard y Mohini M. Chatterji en Londres en contra de lo que ellos consideraban “el gobierno autocrático del coronel Olcott” bajo el título “Unas cuantas Palabras acerca de la Organización Teosófica ” Este artículo fue rebatido por HPB el 3 de octubre de ese mismo año, con un escrito intitulado “El Programa Original de la Sociedad Teosófica ” en el cual ella defiende con vigor al coronel Olcott. Este manuscrito nunca fue publicado en su época, y fue encontrado en el siglo veinte en los archivos de Adyar. (Ver Collected Writtings, VII, 135-171 y en castellano “Manuscrito del Programa Original de la Sociedad Teosófica ” , Âtma Vidyâ , No. 6, pp. 14-18)

 

Octubre de 1886

Formación de la Sección Americana

En 1884 a sugerencia de William Judge, se formó una Junta de Control para el gobierno del movimiento teosófico en los Estados Unidos, la cual operó hasta el verano de 1886. El coronel Olcott designó al señor Elliott Coues como jefe de dicha Junta. Sin embargo Coues resultó ser un espía y enemigo de la Teosofía , que se había infiltrado en la Sociedad Teosófica para obtener poder, y que creó serios problemas. Unos cuantos años después llevó a cabo uno de los peores ataques en contra de HPB. William Judge tuvo que recurrir a HPB para que lo ayudara a persuadir al coronel Olcott de disolver la Junta de Control y substituirla por una Sección Americana. “En octubre de 1886 la Junta de Control se reunió en Cincinnati, en donde asistieron delegados de todas las logias americanas, organizándose la Sección Americana.” ( The Theosophical Movement , 1875-1925, pp.107-108) “La nueva Sección se organizó de manera democrática, completamente independiente del poder de Adyar.” (Ibid. pp. 135-136)

 

T. Subba Row

 

Subba Row se rehúsa a trabajar en la Doctrina Secreta

En la primera semana de diciembre parece haber llegado a Adyar el manuscrito del Vol. I de la Doctrina Secreta . T. Subba Row se rehusó a trabajar en él. Durante la Convención Anual de diciembre, Olcott inauguró la Biblioteca de Adyar “dedicándola al servicio de la humanidad.”

 

Enero a octubre de 1887

Gira del coronel Olcott por Ceilán y la India

El 22 de enero, el coronel Olcott se embarcó con destino a Ceilán. El 25 de febrero comenzó una prolongada gira de trabajo por la India Occidental y las Provincias del Norte que durará hasta el mes de octubre.

 

Marzo de 1887

HPB mortalmente enferma en Ostende

“Hacia la última semana de marzo, HPB se encontraba gravemente enferma en Ostende. Presentaba una infección de los riñones y un estado de aletargamiento; estuvo inconsciente por horas. El Dr. Ashton Elis vino a atenderla desde Londres; también la señora Marie Gebhard. El Maestro llegó y le dio a escoger a HPB entre morir o terminar la Doctrina Secreta . La previene de que tendrá que enfrentarse a problemas en Londres.” (Boris de Zirkoff, CW , Cronología)

 

H.P. Blavatsky

 

Mayo de 1887

HPB COMIENZA UN NUEVO MOVIMIENTO EN OCCIDENTE

HPB se trasladó a Londres el 1 de mayo residiendo en la casa de Mabel Collins en Maycot, Crownhill, Upper Norwood, Londres, mudándose a principios de septiembre a Lansdowne Road, No. 17, Holland Park. El 15 de septiembre salió a la luz el primer número de la revista Lucifer , descrito en la portada como: Una Revista Teosófica diseñada para “sacar a la luz las cosas ocultas de las tinieblas”. Inicialmente los nombres de HPB y Mabel Collins aparecieron como coeditoras. Ya que el Movimiento Teosófico en Adyar había prácticamente fracasado, por la falta de lealtad del coronel Olcott y de las gentes que lo rodeaban, HPB, estando en Inglaterra, por órdenes de su Maestro, y con el apoyo de varios jóvenes teósofos ingleses, se propuso reconstruir el Movimiento, tal como lo expresa en un párrafo de su carta a Khandalavala, “Por Qué no Regreso a la India ”:

“Actuando bajo las órdenes del Maestro comencé un nuevo movimiento en Occidente de acuerdo a las líneas originales ; fundé Lucifer y la Logia que lleva mi nombre.”

Este hecho ha sido pasado por alto por muchos escritores Teosóficos, sin embargo es de vital importancia para entender lo que ocurrió después de la muerte de Blavatsky, y que tiene repercusiones hasta nuestros días. La Sociedad Adyar había sido abandonada por los Maestros tal como el propio Maestro K.H. lo expresa en su Memorando a HPB: “ Porque la Sociedad se ha liberado de nuestras manos e influencia y hemos tenido que dejarla ir—nosotros no hacemos esclavos renuentes . Él, [Olcott] dice ¿qué la ha salvado? El salvó su cuerpo pero permitió que por puro miedo. . .se le escapara su alma, y ahora es un cadáver sin alma, una máquina que hasta ahora funciona bien, pero que se hará pedazos cuando él se vaya. De los tres objetos sólo el segundo es atendido, pero ya no es ni una hermandad, ni un cuerpo sobre cuya faz anide el Espíritu desde más allá de la Gran Cordillera . ” (Carta 47, Letters from the Masters of the Wisdom , I. Negritas del editor)

 

18 de mayo de 1887

William Q. Judge le sugiere a HPB la formación de la Sección Esotérica

El 18 de mayo de 1887, William Q. Judge le sugirió a HPB la formación de la Sección Esotérica. A finales del otoño o principios del invierno de 1887, Judge fue a Londres a petición de HPB en relación a los planes para la formación de la Sección Esotérica (Alice L. Cleather, en Theosophy, Vol. XI, junio, 1896, p.83; citado en CW , VIII, p. xxiii)

 

Verano de 1887

Olcott protesta por el establecimiento de Lucifer

En el verano de 1887, poco después de que HPB se hubiese trasladado a Londres, el coronel Olcott dice que durante su gira: “Estando en Chupra (India), entre las cartas que recibí del extranjero me llegó una de HPB que me causó mucho dolor. Ella había aceptado comenzar una nueva revista con capital que habían subscrito sus amigos de Londres, mientras que ella era aún editora y propietaria de la mitad del Theosophist—un procedimiento de lo más inusual y con muy poca visión de negocios. Además de otras causas, entre las que estaba que sus amigos ingleses la habían persuadido de que lo hiciera, una de las razones que más la movieron para hacer esto, fue que Cooper-Oakley, al que ella misma había nombrado Gerente-Editor, apoyaba a Subba Row. . .y las cartas en las que me mencionaba a Cooper-Oakley eran de lo mas acerbas, denunciándolo sin causa alguna de traición. . . .Desde luego protesté enérgicamente en contra de su acción sin precedentes, por querer establecer una revista rival de la competencia, que lastimaría lo más posible la circulación e influencia de nuestro antiguo órgano, en cuya portada aún aparecía su nombre. Pero fue inútil protestar; ella dijo que había tomado la determinación de tener una revista en la que pudiese decir lo que le plazca, y a su debido tiempo apareció Lucifer como su órgano personal, y yo tuve que arreglármelas lo mejor que pude sin ella.” (Old Diary Leaves, III, p.449)

 

El 10 de octubre, el coronel Olcott volvió a Madrás, después de su larga gira teosófica de 262 días. A su llegada se encontró con fricciones en Adyar, causadas por Cooper-Oakley.

En noviembre el coronel Olcott publicó su libro Reglas de Oro del Buddhismo y el Catecismo Visishtâdvaita de Bhâshyâchârya.

 

 

Marzo de 1888

Olcott enfermo

Durante el mes de marzo el coronel Olcott estuvo enfermo como consecuencia de su larga gira de 262 días de 1887. Para recuperarse aceptó la invitación del General Morgan y su esposa, de descansar algunas semanas en su casa de Ootacamund. Estando allí, Olcott compró un terreno en donde posteriormente construyó una cabaña conocida como “Gulisthan” (lugar de rosas), para que sirviera de retiro a trabajadores Teosóficos cansados del clima de Madrás.

 

Junio de 1888

Subba Row renuncia a la Sociedad Teosófica

En el mes de junio de 1888, T. Subba Row y J.N. Cook (de la Logia de Londres) renunciaron a su membresía en la Sociedad ; esto, debido parcialmente a la protesta publicada en el The Path de Enero de 1888, acerca de los puntos de vista indos respecto a la publicación de La Doctrina Secreta .

Mahâtma Kuthoomi

 

La Sociedad Adyar : Un cadáver sin Alma, según K.H .

En un memorando del Mahâtma K.H. dirigido a HPB, en esta época, y cuyas notas se conservan, el Maestro habla acerca de la Sociedad Adyar , el coronel Olcott y las malas influencias con las que se había rodeado en Adyar:

 

“Tales son las razones de por qué él [Henry Olcott] si ocasionalmente siente a M ? , nunca me perciben ni me oye, o sabe algo de mí, aunque sus pensamientos discurran más de una vez sobre las escenas y las casas con las que una vez lo familiarizaste. . . . Ni tampoco nunca comprendió el simbolismo oculto en la presencia de mi tigre o del elefante de——. En un tiempo se hizo para impresionar su mente. El tigre, el mundo , pudo haber sido subyugado por ustedes dos, tanto como yo he domado al mío, y el elefante era su imagen mental (de Olcott), si él hubiese permanecido dentro del área que nosotros le trazamos. Pero él demostró debilidad moral, al igual que debilidad física el día en que Yakoob lo invitó a cruzar el abismo acuoso.

(Le dije lo que me preguntó Olcott que——) ¿Él quiere saber por qué? Porque la Sociedad se ha liberado de nuestras manos e influencia y la hemos tenido que dejar ir—nosotros no hacemos esclavos renuentes . Él dice ¿qué la ha salvado? El salvó su cuerpo pero permitió que por puro miedo. . .se le escapara su alma, y ahora es un cadáver sin alma, una máquina que hasta ahora funciona bien, pero que se hará añicos cuando él se vaya. De los tres objetos sólo el segundo es atendido, pero ya no es ni una hermandad, ni un cuerpo sobre cuya faz anide el Espíritu desde más allá de la Gran Cordillera. Su bondad y amor por la paz son grandes y verdaderamente Gautámicos en su espíritu; pero él ha aplicado mal esa bondad; él ha permitido que ella sostenga y beneficie a un objeto indigno—a un hombre cuya alma está llena de la hez que cae de otras almas de gentes malas, cuyo pus exuda de las heridas de otra gente. El dar honores a un mal hombre es como darle una bebida fuerte al que tiene fiebre. El pan que él (Cooper-Oakley) comió, el techo que le dio abrigo, los pequeños ‘honores de la Sociedad ' que le fueron prodigados por alguien a quien él trató de destruir desde el mismo día en que entró en Adyar, fueron todos tomados por Henry de otro hombre—quienquiera que hubiese sido—que merecía todo esto, pero para el cual no había quedado espacio cerca de Olcott. Este es su pecado (el de Olcott). Ningún daño debe hacérsele incluso al miserable al que la gratitud no logra atarlo; pero no debe permitírsele que reclame la verdad y el honor, y darle medios para llevar a cabo su inmunda conspiración, una vez que a los ojos de Henry estaba confeso— ‘disfrazado burdamente en musgo.' Desde nuestro punto de vista no hay un peor crimen que la ingratitud y la injusticia; y el ver a alguien que las sufre sin protestar, es lo mismo que ver en él a un cómplice pasivo. Esta política ha hecho más daño al espíritu de la Sociedad y a su crecimiento que lo que hubiesen podido hacer varios Coulomb. Porque al permitir que permanezca en el Cuartel General alguien que por cuatro años nunca escribió una carta a un teósofo sin incluir en ella una palabra mordaz en contra del Presidente Fundador o de su Cofundadora, Henry sancionó sus calumnias. He aquí, pensaron los franceses, los americanos y los alemanes que recibían semejantes cartas—he aquí lo que escribe uno de los dirigentes de la Sociedad Teosófica. Sin duda H.S.O. [Olcott] solamente permanece ahora porque fue electo de por vida y HPB fue exactamente echada a patadas de Adyar. ¿Donde está ella ahora? Su nombre difícilmente se menciona, ella ha sido olvidada y se ha ido, y se nos dice que los ‘Maestros' están en correspondencia directa con C.O. [Cooper Oakley] —y que su verdadero delegado está ahora en Madrás y es S.R. [Subba Row] etc. Hay un extraño Karma, añadió el Maestro sonriendo. Henry temía romper con C.O. [Cooper Oakley] por no perder a S.R. [Subba Row] y a N.C. [Neild Cook); y ahora él ha perdido a N.C. y a S.R. y está forzado a tener a C.O. ¿Quien de los dos es el genio malo principal?” ( Letters of the Masters of the Wisdom , I, Carta No. 47, pp.100-103)

Debe tenerse en cuenta que Subba Row, había perdido su conexión con su Maestro por lo menos dos años antes. (Ver Carta de HPB a William Judge del 5 de junio de 1888 . http://blavatskyarchives.com/hpbwqj6588.htm .)

 

 

 

 

Agosto de 1888

Olcott se opone a la formación de la Sección Esotérica

El coronel Olcott se embarcó para Europa el 4 de agosto de 1888, con el objeto de discutir con HPB la idea que ella tenía de organizar una Sección Esotérica. Olcott se oponía rotundamente a este plan.

 

22 de agosto de 1888

Carta del Mahâtma K.H. para Olcott

El 22 de agosto el coronel Olcott recibió una importante carta del Mahatma K.H. a bordo del SS Shannon un día antes de llegar a Brindisi Italia. Todo parece indicar que antes de la recepción de esta importante Carta del Maestro, HPB le había insinuado a Olcott, que ella podría formar una Sociedad Teosófica completamente independiente en Europa, si el insistía en sus objeciones para que se formara la Sección Esotérica.

 

A continuación presentamos extractos de esa larga carta:

 

“Por otro lado, al aproximarte a Londres tengo una o dos cosas que decirte. Tu impresionabilidad es tan cambiante que no debo depender completamente de ella en este momento crítico. Desde luego, tú sabes que se ha hecho que las cosas se concentren a tal grado para que necesitaras realizar este viaje, y que la inspiración te llegó desde afuera para que lo hicieras y para que los Consejeros te lo permitieran. Controla lo más que puedas tus sentimientos a fin de que puedas hacer lo adecuado en este embrollo occidental. Observa tus primeras impresiones. Los errores que haces surgen por descuidar hacer esto. No dejes que afecten tus acciones tus predilecciones personales, afectos, sospechas o antipatías.

 

Los malentendidos entre los Miembros en Londres y en París, han crecido a tal grado, que ponen en peligro los intereses del movimiento. Se te dirá que la que origina la mayor parte de los disturbios si no es que todos es HPB. Pero esto no es así; aunque su presencia en Inglaterra tiene, desde luego, una parte en ellos. Pero la mayor parte está en otros, cuya serena inconsciencia de sus propios defectos es muy marcada y muy de lamentar. Uno de los efectos más valiosos de la misión de Upâsikâ es que ella conduce a la gente al estudio de sí mismos y destruye en ellos el ciego servilismo hacia las personas. Por ejemplo, observa tu propio caso. Pero tu rebeldía, mi buen amigo, en contra de su infalibilidad—tal como lo pensaste alguna vez—ha ido demasiado lejos y has sido injusto son ella, por lo que, me da pena el decirlo, tendrás que sufrir de aquí en adelante junto con otros. Justo ahora, estando en la cubierta, tus pensamientos acerca de ella eran negros y pecaminosos, así que me parece muy adecuado este momento para ponerte en guardia.

 

Cuando descubras tales sentimientos, trata de eliminarlos por medio de una amable persuasión y un llamado a tus sentimientos de lealtad por la Causa de la verdad si no es que a nosotros. Haz que toda esta gente sienta que nosotros no tenemos favoritos, ni tampoco afecto por las personas, sino sólo por sus buenas acciones y por la humanidad como un todo. Pero nosotros empleamos agentes—los mejor disponibles. De estos, durante los pasados treinta años el principal ha sido la personalidad conocida por el mundo como HPB (pero de otra manera por nosotros). Sin duda para algunos resulta ser imperfecta y muy incómoda, sin embargo, no existe la posibilidad de que encontremos una mejor durante muchos años en el futuro—deberías hacer que tus teósofos entiendan ésto. Desde 1885 no he escrito ni he hecho que se escriba salvo a través de su acción, directa o remota, ni una carta o línea a nadie en Europa o en América, ni tampoco me he comunicado con o a través de un tercero oralmente. Posteriormente comprenderás el significado de esta declaración, así que tenla presente. Siendo constante su fidelidad a nuestro trabajo, y habiéndole llegado sus sufrimientos a través de él, ni yo ni ninguno de mis Hermanos asociados no la abandonaremos o la suplantaremos. Tal como una vez antes hice la observación, la ingratitud no está entre nuestros vicios.

 

Contigo nuestras relaciones son directas, y lo han sido con las raras excepciones que tú conoces, como la actual, en el plano psíquico, y así continuarán por la fuerza de las circunstancias. Que ellas sean tan raras—es tu propia culpa tal como te dije en mi última carta.

 

Para ayudarte en tu actual perplejidad: HPB no tiene ninguna incumbencia en los detalles administrativos, y debe de estar fuera de ellos, en la medida en que pueda ser controlada su fuerte naturaleza. Pero ésto se lo debes de decir a todos: — Ella tiene todo que ver con los asuntos ocultos . No la hemos abandonado; no se la hemos ‘dado a los chelas'. Ella es nuestra agente directa, te prevengo para que no permitas que tus sospechas y resentimientos en contra de sus ‘muchas tonterías' preenjuicien tu lealtad intuitiva hacia ella. En el ajuste de estos asuntos europeos, tendrás que considerar dos cosas—lo externo y administrativo, y lo interno y psíquico. Mantén lo primero mancomunadamente bajo tu control y el de tus más prudentes asociados; déjale lo segundo a ella. Está en tus manos el que idees los detalles prácticos con tu usual ingenio. Sólo que se cuidadoso, te digo, en discriminar cuando alguna interferencia emergente de ella en los asuntos prácticos te sea referida para apelación, entre aquello que es meramente exotérico en su origen y efectos, y eso que comenzando en lo práctico tiende a engendrar consecuencias en el plano espiritual. En cuanto a lo primero tú eres el mejor juez, respecto a lo segundo, ella.

 

También he notado tus pensamientos respecto a la ‘Doctrina Secreta'. Puedes estar seguro de que lo que ella no ha anotado a partir de obras científicas y otras obras, nosotros se lo hemos dado o sugerido . Todo error o noción errónea, que ella ha corregido y explicado de las obras de otros teósofos, fue corregido por mí, o bajo mi instrucción. Es una obra más valiosa que su predecesora, un epítome de verdades ocultas que la hará una fuente de información e instrucción para el estudiante diligente por muchos años en el futuro. . . .

 

Ha habido pruebas dolorosas en el pasado, te esperan otras en el futuro. Que la fe y el valor que te han sostenido hasta ahora perduren hasta el final.

 

Mejor no menciones por el momento esta carta a nadie—ni siquiera a HPB a menos de que ella misma te hable de ella. Hay tiempo suficiente para cuando veas que surja la ocasión. Se te ha dado meramente como una advertencia y una guía; a los demás, sólo como una advertencia, para que la puedas usar discretamente si fuese necesario.

K.H.

Sin embargo, prepárate para que algunos nieguen la autenticidad de la presente.” ( Letters from the Masters of the Wisdom , I, No. 19, pp.44-48)

El coronel Olcott llegó a Londres a finales de agosto y fue recibido calurosamente por HPB.

Septiembre de 1888

Errores de Olcott en Francia

“En marzo de 1887, F .K. Gaboriau había formado en París la revista Teosófica Le Lotus , la cual él financiaba. La revista estaba editada bajo los auspicios de HPB, que escribió un buen número de artículos importantes para esta revista. El 19 de julio de 1887 se había formado la Rama Isis , con Dramard como Presidente, Froment, Vicepresidente y Gaboriau, Secretario. Siendo Delegados de Adyar, Thurmann y Encausse (Papus). Desafortunadamente Dramard murió en marzo de 1888, y como Froment era muy joven e inexperto, HPB ejerciendo funciones Presidenciales, nombró a Gaboriau como Presidente de la Rama.

 

El 17 de septiembre de 1888 estando Olcott en París disolvió la Rama Isis , creando la Rama Hermes el 23 de septiembre, con catorce miembros, nombrando a A. Arnold como Presidente, dos Vicepresidentes dos Secretarios y a Papus como Secretario Corresponsal; dejando afuera a Gaboriau. HPB sentía que Olcott había sido injusto con él. Después de la decisión de Olcott en París, con la que HPB no estaba de acuerdo, especialmente la inclusión de Papus como miembro dirigente de la nueva Rama, ella estuvo aún más convencida de la necesidad de llegar a un arreglo, por el que los asuntos en Europa pudiesen recibir más atención y comprensión.” (Ransom, pp. 249-250) “Y dividir la Sociedad en tres Secciones: la Inda , la Europea y la Americana presididas respectivamente por Olcott, HPB, y Judge. Pero el coronel Olcott se opuso a este plan, que por el momento no se llevó a cabo.” (Zirkoff, CW, Cronología )

 

H.P. Blavatsky y el coronel H.S. Olcott en Londres. Octubre de 1888

 

En lo que respecta a la Sección Esotérica , después de negociar con HPB, el coronel Olcott emitió una “Orden del Consejo” formando la Sección Esotérica ; lo cual fue atestiguado por HPB. El señor Sinnett no quiso participar en este trabajo. En esta época las relaciones entre HPB y Sinnett eran cada vez más tensas, especialmente a partir de la formación de la Logia Blavatsky en 1887, además, ya durante este tiempo, el señor Sinnett llevaba a cabo sesiones espiritistas a través de una médium, lo cual lo alejó cada vez más de los Maestros, y por consiguiente, de HPB.

 

El 19 de octubre de 1888 se organizó la Sección Británica de la S.T ., adoptando la Constitución preparada por Olcott, con el único voto en contra de A.P. Sinnett. Las Logias que formaron la sección son: Blavatsky; S.T. Escocesa; Dublín; Cambridge; Glasgow. La Logia de Londres, encabezada por A.P. Sinnett permaneció fuera de la organización de la Sección Británica.

 

En octubre, HPB y Olcott emitieron un Memorando mancomunado en el que se afirmaban no existir desavenencia alguna entre ellos.

 

20 de octubre de 1888

Se publica La Doctrina Secreta

El salió de la imprenta el Primer Volumen de La Doctrina Secreta . La primera impresión de 500 ejemplares se agotó antes de la fecha de publicación. El segundo volumen apareció hacia finales del año.

 

El 28 de octubre de 1888, el coronel Olcott partió rumbo a la India : En ese barco viajan también Charles Johnston y su esposa Vera (hija de la hermana de HPB), Richard Harte, La Baronesa Kroumess , y E.D. Fawcett.

 

Noviembre de 1888

La Sección Esotérica es puesta en marcha

“En noviembre de 1888 fue puesta en marcha la Sección Esotérica.” (William Q. Judge, Por Órdenes del Maestro .). “En diciembre de 1888 William Q. Judge estuvo en Dublín, de paso en su viaje a Inglaterra para conferenciar con HPB acerca de la Sección Esotérica ; él la ayudó a escribir las Reglas de esa organización. El Dr. Archibald Keightley estuvo también presente en Dublín.” (Zirkoff, CW , X, p. xxvii) El 14 de diciembre de 1888, en Londres, HPB publicó de manera privada el “Memorando Preliminar de la Sección Esotérica ,” que contiene 28 páginas. (Ver: The Esoteric Papers of Madame Blavatsky , op. cit. en donde se presenta un facsímil del memorando pp. 43-70). Ese mismo 14 de diciembre de 1888, HPB emitió una orden especial designando a William Q. Judge como su único representante de dicha Sección en América.

 

Diciembre de 1888

Olcott maniobra para restituirles la membresía a

Subba Row y a Cooper-Oakley

Olcott regresó a la India al final del otoño de 1888. “En el volumen 21 del Theosophist , pp.322-323 nos da sus reminiscencias de las semanas que precedieron a la Convención. Entre muchas otras cosas dice que: ‘Los Delegados de la Convención comenzaron a llegar el 24 de diciembre. El día de Navidad recibí un disparatado cablegrama de HPB, amenazándome con renunciar, ella y toda la Logia Blavatsky , si yo readmitía como miembro a Cooper-Oakley.'

El hecho es que, Olcott, teniendo el control absoluto del Consejo y de la Convención Inda , que favorecía no solo la vuelta de Subba-Row sino también la de Cooper-Oakley, y otros ‘a que volvieran con nosotros'; era el que tenía todo el asunto preparado para que fuese un hecho consumado , antes de que se enterara HPB. Fue solo el pronto y decisivo cablegrama de HPB, que Olcott recibió dos días antes de la Convención , el que desbarató su bien planeado programa. El asunto ya había ido tan lejos que no fue posible quitarlo de las deliberaciones de la Convención , pero el cablegrama de HPB, convenció una vez más a Olcott de que se había pasado de la raya. . . . Sin embargo en sus Viejas Hojas del Diario dice que durante esta época HPB ‘hizo un intento desesperado por causarle problemas'.” ( The Theosophical Movement, 1875-1925 , pp. 235-236, extractos)

 

“En la Convención tenida en Adyar del 27 al 29 de diciembre de 1888, el coronel Olcott nombró a Judge Vicepresidente de la Sociedad Teosófica ” ( CW , X, p. xxviii)

 

El coronel Olcott con un grupo de monjes buddhistas en Japón

 

Enero a julio de 1889

Viaje de Olcott al Japón

H.S. Olcott se embarcó rumbo a Japón el 10 de enero visitando las ciudades de Kobe, Kyoto, Osaka, Yokohama, Tokio, Hamamatsu, Nagoya, y varias ciudades más. Olcott se embarcó rumbo a Shanghai a donde llegó el 30, viajando luego a Hong Kong. De ahí se embarcó con destino a Saigón llegando ahí el 9 de junio. Desembarcó en Colombo, Ceilán el 19 de junio llegando a Adyar el 11 de julio. Olcott realizó dos visitas muy exitosas al Japón durante las cuales habló ante miles de gentes. Como resultado de su viaje fue capaz de formular Catorce Proposiciones Fundamentales como base de unión entre las diferentes escuelas buddhistas.

 

Adyar, Madrás, India

 

Adyar versus HPB

Durante los seis meses de ausencia de Olcott en el Japón, el señor Richard Harte, editor encargado del Theosophist , escribió una serie de artículos hostiles hacia HPB, y la Sección Esotérica , en los que enfatizaba el papel de Adyar como una especie de nueva Roma. “Ante la afirmación hecha en los Estados Unidos de que la sociedad matriz existía en Nueva York, Richard Harte afirmó en el Theosophist , que ‘el Cuartel General

de la Sociedad Teosófica estaba en Adyar India, y que solo había una sola Sociedad Teosófica, permitiéndoseles a las Ramas el titulo de Sociedad Teosófica solo por

cortesía; que solo eran aptos para se elegidos en una Rama aquellos que la autoridad central en Adyar les había otorgado su membresía.” (Ransom, p. 261)

“En marzo de 1889 apareció en Lucifer un editorial escrito por HPB con el título “Acerca de la Pseudoteosofía ” en el que aprovechando la aparición de un artículo en el London Daily News en el que se hacían comentarios acerca de la novela de Franz Hartmann ‘ La Imagen Parlante de Urur,' que se estaba publicando en ese año seriadamente en Lucifer , HPB sin nombrar a nadie, examinó las contracorrientes que existían en ese momento en la Sociedad. En el número de junio de Lucifer , ella publicó el artículo ‘Es el Gato,' el cual: ‘Dedicó a aquellos miembros de la Sociedad Teosófica que les viniera el saco.' De nuevo sin nombrar a ninguna persona, se dirigió a aquellos que querían hacer de ella el ‘gato' es decir el chivo expiatorio de todos los pecados de comisión y omisión de la Sociedad y de sus miembros. . . . Todos estos artículos deben leerse por lo tanto, en relación a la situación que en ese entonces se estaba dando en la Sociedad , tanto interna como externamente, y como un preludio al Theosophist de junio de 1889, en donde apareció el largo artículo de casi diez páginas de Richard Harte: ‘Teosofía Aplicada.'

 

En el Theosophist se ataca el Primer Objeto de la Sociedad Teosófica

En ese artículo, Richard Harte ataca primeramente el Primer Objeto de la Sociedad Teosófica , diciendo que éste equivale a querer establecer el ‘Jardín del Edén.' Luego ataca a los Iniciados diciendo que: ‘Aquí y allá puede encontrarse algún miembro de la Sociedad fuera de la India que esté dispuesto a aceptar como maestros a los Iniciados Orientales ya sean antiguos o modernos; pero la mayoría prefiere pensar y teorizar por sí mismos.' Por otro lado ‘hay ciertas teorías del Universo, a las que se les ha dado el nombre de Teosofía,' pero esas teorías presentadas por HPB son meramente el fruto de la influencia de la Sociedad Teosófica.' Y continúa diciendo que: ‘Dado que la Sociedad Teosófica como organización, no tiene ninguna opinión sobre ningún tema, es igualmente una transgresión de sus principios básicos el sostener o promulgar algún sistema especial de filosofía, como decididamente lo hace en la práctica, bajo el nombre de Teosofía.' Y luego dice: ‘Es a partir de la Sociedad que irradia el poder dominante, es de la Sociedad que los miembros tienen que obtener su sustento y no de algún Maestro o Enseñanzas, y no a partir de ‘esfuerzos auto inducidos y auto planeados' por el aspirante individual.

 

‘Es solo a través de la organización' haciendo de la Sociedad el objeto primario de su devoción, y a partir de su ‘autoridad' a través de la voz de sus dirigentes—que debe estar por arriba de la conciencia y acción individuales—que es posible para el individuo lograr la ‘Teosofía Aplicada.' El éxito de todo ésto está en hacer del Cuartel General de Adyar una segunda Roma, y por inferencia necesaria, al Presidente Fundador, un Papa teosófico.

A DYAR

El Vaticano de la Teosofía

Y Richard Harte continúa diciendo: ‘A DYAR no es solamente un lugar, es un principio. Es un nombre que debe de llevar con él un poder mucho más grande que el que transmite el nombre de ‘Roma.' A DYAR es el centro del Movimiento Teosófico—no 7 Duke Street Adelphi' [la oficina de publicación de Lucifer ] ni tampoco ‘post Office Box 2659, Nueva York.' [La dirección postal del Path ]

En el mismo número de junio del Theosophist Richard Harte escribió otro artículo intitulado ‘ La Situación ' en el cual afirma erróneamente que la Sección Esotérica fue establecida por instigación del coronel Olcott, lo cual es históricamente falso; trata de introducir la idea de que HPB y Olcott ocupaban la misma posición respecto a los Maestros y la Sociedad , y que las interferencias de HPB molestaban a los Maestros al igual que a Olcott.

 

Estos artículos del mes de junio de 1889 del Theosophist , fueron seguidos inmediatamente por un artículo titulado ‘Una Negación' publicado en el Suplemento de julio, en el cual las insinuaciones fueron aún más directas.

 

‘El Editor del Theosophist tiene el placer de publicar los siguientes extractos de una carta del señor Bertram Keightley, Secretario de la Sección Esotérica. . . .El señor Keightley dice. . .“que la Sección Esotérica no tiene la más mínima pretensión de ‘mandar' a la Sociedad Teosófica , o algo semejante.” Por otro lado dice que “Todos nosotros, y en primer lugar HPB, somos tan leales a la Sociedad Teosófica y a Adyar tanto como lo pueda ser el Coronel.”. . .Es de esperarse que después de esta negación autoritativa ya no se sigan emitido más “circulares privadas” por ningún miembro de la Sección Esotérica , llamando a los miembros a oponerse a las acciones del Consejo General, solo porque la señora Blavatsky no lo aprueba.'

 

No puede dudarse que el señor Harte estaba siguiendo un programa preestablecido, respecto a las ideas que expuso en sus artículos antes citados, y que él estaba en constante comunicación con el coronel Olcott durante su misión buddhista en Japón. Que las ideas expresadas en estos artículos eran plenamente aprobadas por el coronel Olcott pude verse por la secuela de los acontecimientos.

 

Tan pronto como William Judge recibió las pruebas de imprenta de estos artículos él se apuró a contestarlos pensando que Olcott no había tenido conocimiento de ellos, y que estaría dispuesto a rectificar lo que se había dicho en ellos. Sin embargo en el número de septiembre del Theosophist , el coronel Olcott publicó un artículo que intituló ‘Centros del Movimiento Teosófico,' en el que se rehusó a imprimir completo el artículo de Judge declarando que ‘Contiene pasajes de carácter demasiado personal para que yo lo admita.' Dice que la crítica de Judge es un ‘engaño mâyâvico' y luego cita a Judge en donde dice que el ‘Centro está en donde esté HPB; que originalmente estuvo en Nueva York, después en Bombay, luego un corto tiempo en Adyar (mientras ella estuvo ahí) —. . .porque donde ella está ¡arde la llama cuya fuerza brota del plano de las ideas! La mera ubicación del Presidente en Adyar, y la existencia de una Biblioteca allí, no hacen de ese lugar una Roma. . .' A lo anterior el coronel contestó que ‘él nunca ha interferido con HPB, la cual me enseñó e introdujo con mis Iniciadores, pero fui yo el que el año pasado le di su carta patente a su Sección Esotérica. [El lector se acordará como se opuso el coronel Olcott a la idea de la Sección Esotérica , y de qué manera luchó contra HPB] Entre ella y yo nunca ha habido ninguna disputa acerca de este punto. . .el coronel Olcott no movió el cuartel general a la India debido a la orden de alguien: sus órdenes provinieron de las profundidades de su propio corazón. . . . [Parece que ya olvidó las órdenes del Maha Sahib, y de Morya en Nueva York] Pero al hablar de infalibilidades papales y Romas, más vale que diga que fui yo el que propuso la formación de la Sociedad. [Este es el punto de vista de lo que pensaba su personalidad] Lo que el corazón es para el cuerpo, el Cuartel General es para la Sociedad , el centro de trabajo de su acción vital. Su existencia es lo que hace de la Teosofía un ‘asunto que camina'.” ( The Teosophical Movement, 1875-1925 , pp. 244-260, extractos)

Todos estos extractos pueden ayudar al lector a descubrir los puntos de vista que tenía el coronel Olcott, y ver como dirigían su conducta. Nos damos cuenta que el coronel Olcott tenía una idea sumamente elevada de su propia importancia, lo cual se refleja en su actitud hacia sus colegas. No cabe duda de que el coronel pasaba por otro acceso de ‘fiebre de chela.'

H.P. Blavatsky

 

Agosto de 1889

HPB DISUELVE LA SOCIEDAD MATRIZ

Es totalmente absurdo decir que HPB es leal a la Sociedad Teosófica

(¿) y a Adyar (?)

La aparición de estos artículos en la revista oficial de la Sociedad , suscitó de inmediato una respuesta firme por parte de HPB y como acabamos de ver, de William Judge; ambos contrarios a los puntos de vista del señor Harte. A este respecto, en el número de agosto de la Revista Lucifer , HPB escribió un artículo intitulado “Un Enigma en Adyar,” en el que dice lo siguiente:

 

“Parecería que cuando el gato no está los ratones bailan. Desde que el coronel Olcott se embarcó para Japón el Theosophist nunca ha dejado de sorprender a sus lectores europeos. . . .

 

“Primero. Es lógico que la S.E. [Sección Esotérica] nunca ha pretendido ‘ mandar ' a la S.T. [Sociedad Teosófica]: con excepción del coronel Olcott, el Presidente, la Sección Esotérica no tiene nada que ver con la Sociedad Teosófica , con su Consejo, o con sus dirigentes. Es una sección completamente aparte del cuerpo exotérico, y es independiente de éste, siendo HPB la única responsable ante los miembros , tal como lo muestra el anuncio oficial que el mismo Presidente Fundador firmó. Por consiguiente, de lo anterior se sigue que la S.E ., como organización, no le debe ninguna obediencia a la Sociedad Teosófica , como Sociedad , y menos aún a Adyar.

 

Segundo. E s totalmente absurdo decir que HPB. . .es leal a la Sociedad Teosófica y a (¿) Adyar (?). HPB es leal hasta la muerte a la C AUSA Teosófica , y a aquellos grandes Maestros cuya filosofía es la única que puede unir a toda la Humanidad , en una Hermandad . Junto con el coronel Olcott, ella es la principal Fundadora y Constructora de la Sociedad la cual fue y está destinada a representar esa causa ; y si ella es tan leal a H.S. Olcott, no es porque él sea su “Presidente”, sino en primer lugar, porque no existe un hombre en vida que haya trabajado más duro por esa Sociedad, o que haya sido más devoto de ella que el Coronel, y en segundo lugar porque ella lo considera como un leal amigo y colaborador. Por consiguiente, el grado de sus simpatías hacia la ‘Sociedad Teosófica y Adyar' depende del grado de lealtad de esa Sociedad a la C AUSA . Si ella abandonara las líneas originales y mostrara deslealtad en sus políticas a la C AUSA y al programa original de la Sociedad ; HPB proclamando desleal a la Sociedad , se la sacudirá como al polvo de sus pies.

 

¿Y qué es lo que significa “lealtad a Adyar” en el nombre de todas las maravillas? ¿Qué es Adyar, aparte de la C AUSA y de los dos (y no de un sólo Fundador, por favor) que la representan? ¿Por qué no ser leales al recinto o al baño de Adyar? Adyar es el actual Cuartel General de la Sociedad , porque ese ‘Cuartel está en cualquier lugar en donde se encuentre el Presidente,' como se enuncia en las reglas. Para ser lógicos, los miembros de la S.T. tendrían que ser leales a Japón mientras el coronel Olcott estuvo allí y a Londres durante su presencia aquí.

 

Ya no existe más una ‘Sociedad Matriz de Origen' queda abolida y es reemplazada por un cuerpo agregado de Sociedades Teosóficas, todas autónomas, como lo son los Estados de América y todas bajo un Presidente que las encabeza, el cual, junto con H.P Blavatsky, defenderá la C ASUSA en contra de todo el mundo. . . (Negritas del editor)

 

Las ‘circulares privadas' de la S.E. no tienen nada que ver con el editor encargado del Theosophist, ni él tampoco tiene el derecho de inmiscuirse con ellas.

 

Cada vez que ‘la señora Blavatsky no apruebe una acción del Consejo General' ella lo dirá así abiertamente y directo a sus caras. Porque (a) la señora Blavatsky no le debe la más mínima obediencia a un Consejo que está sujeto en cualquier momento a emitir decretos tiránicos disparatados contrarios a la Teosofía ; y (b) por la simple razón de que ella sólo reconoce una persona en la S.T. además de ella, a saber, al coronel Olcott, que tenga el derecho de efectuar una reorganización fundamental en la Sociedad , la cual le debe su vida a ellos, y por la que ambos son karmicamente responsables. Si el editor encargado toma muy poco en cuenta un voto sagrado , no es creíble que ni el coronel Olcott ni H.P. Blavatsky lo consideren así. H.P. Blavatsky siempre se inclinará ante las decisiones de la mayoría de una Sección o incluso de una simple Rama; pero ella siempre protestará en contra de las decisiones del Consejo General, aún si estuviese compuesto de Arcángeles y Dhyânes Chohanes, si sus decisiones le parecieran a ella injustas o antiteosóficas, o no contaran con la mayoría de los Miembros. . . .

 

Hemos trabajado nos hemos afanado y sufrido juntos por largos quince años, y si después de esos años de amistad mutua el Presidente Fundador fuese capaz de prestarle oído a esas locas acusaciones y se volteara en contra mía, bien—el mundo es suficientemente ancho para ambos. Que la nueva Sociedad Teosófica Exotérica dirigida por el señor Harte, juegue a la burocracia si el Presidente se lo permite y que el Consejo General me expulse de nuevo por ‘deslealtad,' si nuevamente el coronel Olcott fuese tan ciego que no pudiese ver en donde está su ‘verdadera amiga' y en donde está su deber. Sólo que a menos de que se apresuren en hacer ésto, al primer signo de su deslealtad a la C AUSA —seré yo la que renunciará a mi puesto vitalicio de Secretaria Corresponsal y dejaré la Sociedad. Lo cual no me impedirá permanecer a la cabeza de aquellos—que me siguen.” ( H. P. Blavatsky Collected Writings , Vol. XI, pp. 378-384)

HPB define qué es la Sociedad Matriz

El 3 de octubre de 1886 HPB había dado la siguiente definición de Sociedad Matriz: “ La Sociedad Matriz de Origen existe y existirá, como un cuerpo hasta que viva el último hombre o mujer del grupo de Teósofos (Fundadores). En cuanto a sus características morales, la Sociedad Matriz de Origen significa ese pequeño grupo de Teósofos que, ante viento y marea se mantienen inviolablemente al programa original de la Sociedad Teosófica , tal como fue establecido bajo la dirección y las órdenes de aquellos, que ellos reconocen—y que lo harán, hasta su último aliento—como los verdaderos creadores del Movimiento, sus B ENDITOS M AESTROS E I NTRUCTORES V IVIENTES . (H.P Blavatsky, “Manuscrito del Programa Original de la Sociedad Teosófica , en H.P. Blavatsky Collected Writings . Vol. VII, p. 157)

 

El lector debe observar que para 1889, además de HPB, Olcott y W.Q. Judge, quedaban aún vivos varios de los Teósofos fundadores, pero todos salvo estos tres: o habían muerto, o habían abandonado la Teosofía. HPB como Agente de los Maestros y Fundadora principal de la Sociedad Teosófica , tenía desde luego la prerrogativa de efectuar cambios en la organización de la Sociedad , con o sin la anuencia de Olcott.

 

“Alrededor de la tercera semana de julio HPB publicó La Clave de la Teosofía .

 

Henry S. Olcott

 

Olcott, el alumno

Lucha contra HPB, la Maestra

Después de su visita a Europa en el otoño de 1888, todo parece indicar que el coronel Olcott recibió varias cartas de HPB, de las que él no da fecha precisa, y que él caracteriza como ‘violentas' y en contra de muchas de sus acciones. Él dice que:

“Ella critica a algunos de mis colaboradores europeos, especialmente a uno muy prominente en esa parte del movimiento, cuyas iniciales ella pone entre paréntesis seguidas de la palabra ‘Satanás,' y me pide que no deje que se pierdan los muchos años de nuestro trabajo en asociación al hacer que se fracture la Sociedad Teosófica en dos organizaciones no relacionadas, las Sociedades Teosóficas Oriental y Occidental. En pocas palabras ella escribe como una persona loca y en el tono de una mujer histérica sobrexcitada, que lucha por su buen nombre en contra de la negra malicia del asalto Misionero-Coulomb-Hodgson, y por su vida en contra de un número de enfermedades que tres años después se la llevaron. Sin embargo enferma del cuerpo como estaba, y trastornada de la mente como pudo haberlo estado, aún ella era un factor poderoso con el que yo tenía que tratar, y me forzó a escoger qué línea de política debería seguir. La primera imputación en la lista de sus acusaciones en contra mía (porque desde luego, todo era mi culpa) era que había decidido en contra de su favorito en un arbitraje que yo había tenido en París, ese año, entre dos grupos opuestos entre los Teósofos franceses; y según ella me escribe, ‘no fue un error, sino un crimen perpetrado por ti en contra de la Teosofía (subrayado dos veces), con pleno conocimiento de lo que X es y por miedo de Y.' ‘Olcott, mi amigo, tu eres—pero no quiero herir tus sentimientos, y no diré lo que eres. Si no lo sientes tú y no te das cuenta de esto tu mismo , entonces todo lo que pueda decir será inútil. En cuanto a P. [Papus] te has puesto completamente en sus manos, y has sacrificado la Teosofía , e incluso el honor de la Sociedad Teosófica por miedo a ese pequeño miserable——.' . . . Ella ha fraguado una nueva sección, con ella misma electa como ‘Presidente,' tomando una cómoda casa, y tiene lista una placa para pintar en ella las palabras ‘Cuartel General de la S.T .' o ‘Sociedad Teosófica Occidental.' Aparentemente sospechando que no me gustaría mucho que toda la maquinaria de la Sociedad se trastorne para gratificar sus caprichos, y recordando que en el pasado mientras más me amenazaba más necio me ponía, ella me escribió lo siguiente: ‘Mira Olcott. Es muy doloroso, es de lo más doloroso para mí el tener que ponerte como los franceses dicen marché en main , y que escojas. Tú dirás de nuevo que “odias las amenazas,” y que ésto solo te pondrá más terco. Pero ésta no es una amenaza, sino a fait accompli (un hecho consumado). Solo te queda ratificarlo o ir en contra mía, y declararme la guerra y a mis esoteristas. Si, reconociendo la absoluta necesidad de este paso, te sometes a la inexorable evolución de las cosas, nada cambiará. Adyar y Europa permanecerán como aliados, y, de acuerdo a todas las apariencias , esta última parecerá estar sujeta a la primera. Si no la ratificas—bien, entonces habrá dos Sociedades Teosóficas, la antigua Inda y la nueva Europea, completamente independientes una de la otra . . . . Te escribo con toda calma y después de haberlo reflexionado bien, ya que el hecho de que le hayas dado la Carta Patente a P. [Papus] solamente precipitó el asunto.' Este ultimátum naturalmente asustó a los ‘apacibles miembros hindúes' del Consejo Ejecutivo al paroxismo, y me obligó a hacer otra visita a Europa en 1889.” (Olcott, Old Diary Leaves , IV, pp.58-60)

 

Durante las escasas tres semanas que el coronel Olcott permaneció en Adyar después de su viaje al Japón, recibió el escrito de Judge y las pruebas de imprenta en avance del artículo de HPB “Un Enigma en Adyar.” Contestó el escrito de Judge en un artículo intitulado “Centros del Movimiento Teosófico;” sin embargo debe de haber reflexionado acerca de las implicaciones del artículo de HPB, y que ante él se presentaba una encrucijada: o bien rectificaba su actitud y se alineaba con HPB, o bien continuaría desafiando a sus dos cofundadores, alineándose con el Profesor Elliott Coues, cuyos asaltos y calumnias en contra de HPB amenazaban arruinarla a ella, y a la Sociedad Teosófica. Olcott, como siempre, decidió seguir el camino intermedio e ir a ver a HPB y “pelear su punto de vista” directamente, anunciando en el Theosophist que tenía que cumplir con una serie de conferencias que había prometido dar en Inglaterra y partes del Reino Unido. (Ver The Theosophical Movement, 1875-1925 , p. 268)

El 8 de agosto el coronel Olcott se embarcó rumbo a Europa llegando a Londres el 4 de septiembre.

 

A finales del mes de septiembre se publicó La Voz del Silencio.

 

Otoño de 1889

Olcott tiene que volver a Europa

“Olcott había estado en Londres el mes de agosto de 1888, así que su visita durante el otoño de 1889, un año después de la anterior, creo muchas especulaciones. Él había recibido un telegrama pidiéndole que viniera a hacer una gira de conferencias por Gran Bretaña. Sin embargo existían razones más apremiantes para que hiciera su visita. Olcott estaba molesto por el establecimiento de la Sección Esotérica , y con la formación de la Sección Británica. Él sentía que HPB interfería demasiado en sus asuntos ejecutivos pero concedía que no siempre percibía las razones esotéricas que esto involucraba. Todo parece indicar que HPB quería poderes Presidenciales plenos como su representante en su área. Adicionalmente como copropietaria del Theosophist Blavatsky estaba extremadamente molesta por la manera en que la revista era editada. Fue en este momento en que le dijo a Olcott que Richard Harte tenía que dejar su puesto de editor.

 

El 25 de diciembre de 1889, un día antes de que Olcott dejara Londres de vuelta a Colombo, HPB puso en sus manos un documento nombrándolo como su agente confidencial y único representante oficial de la Sección Esotérica en los países asiáticos.” ( The Judge Case , Pelletier, Suplemento, p.347)

 

El 1 de octubre, el coronel Olcott hizo una corta visita a Gales, y fue a Liverpool para encontrarse con su hermana. Luego el día 12 de noviembre fue a Irlanda, a Birmingham el 29, y a Edimburgo el 30.

 

El 19 de diciembre, Olcott asistió a una reunión de la Logia Blavatsky , partiendo con destino a Ceilán el 26 de diciembre.

 

Lansdowne Road, 17

Cuartel General de la Sociedad Teosófica en Europa

 

1890

Olcott llegó de vuelta a Adyar el 5 de febrero de 1890.

 

Verano de 1890

HPB con Autoridad Presidencial en Europa

“A principios del verano de 1890 la Rama de París volvió a convertirse en el punto focal de un disturbio que amenazaba con fracturar la Sociedad. Mientras que HPB estaba haciendo lo más que podía por reconciliar las facciones en disputa, nuevamente intervino el coronel Olcott e hizo que surgiera una situación casi idéntica a la del otoño de 1888. Las diferentes Logias europeas, las Ramas inglesas y varias de las Logias europeas, y los numerosos Miembros ‘sueltos' en Gran Bretaña y en el Continente, se levantaron en armas y bombardearon a HPB con cartas, resoluciones y peticiones para que resolviera la situación de una vez por todas, para que ya no hubiese más ‘Órdenes Ejecutivas' desde Adyar.

 

Confrontada una vez más con un problema difícil, HPB actuó con la decisión que la caracterizaba, con franqueza, lealtad y amabilidad, llevando a cabo con gran sagacidad la tarea que parecía imposible que pudiese lograr.

El 2 de julio de 1890 el Consejo de la Sección Británica tuvo una sesión presidida por la señora Besant. En ella se leyeron las resoluciones de las diferentes Logias y Miembros sueltos, y después de una amplia discusión, ‘el Dr. Archibald Keightley propuso que se hiciera un requerimiento, dirigido al Presidente de la Sociedad , en el que se expresaran los siguientes puntos de vista:

 

Las Logias Continentales y los miembros sueltos habiendo hecho un llamamiento a HPB para que ellos puedan colocarse directamente bajo su autoridad, la Sección Británica se une a su demanda para que los poderes constitucionales actualmente ejercidos por el coronel Olcott en Europa, sean transferidos a HPB y a su Consejo Consultivo, el cual ya ha sido nombrado para ejercer parte de dichas funciones en el Reino Unido.

 

HPB cablegrafió al coronel Olcott informándole de la acción que había tomado el Consejo, de los pasos que ella proponía por su propio bien, al igual que por el de la Sociedad , y lo urgió a que emitiera una nota oficial aceptando el statu quo , preservando así una apariencia de armonía. El Suplemento de agosto del Theosophist de 1890 contiene dos documentos eminentemente característicos, ambos firmados por H.S. Olcott P.S.T. [Presidente de la Sociedad Teosófica ] El primero de esos dice en parte lo siguiente:

 

‘Para lograr una mejor dirección de los asuntos de la Sociedad en Europa, de lo que yo puedo hacerlo debido a la distancia. Por medio de la presente delego a mi Cofundadora, H.P. Blavatsky, plena autoridad para llegar a un acuerdo con las Ramas del Reino Unido, Grecia, Francia, Austria, y Holanda y los grupos no oficiales en España, Rusia, y otros países Continentales para la consolidación de todos como una Sección, la que será designada Sección Europea de la Sociedad Teosófica ; y de asumir la supervisión general sobre ella y de dirigirla plenamente tal como yo lo podría hacer.'

 

Lo anterior fue fechado en Adyar el 9 de julio de 1890, siete días después de la reunión del Consejo de la Sección Británica , llevando el encabezado de ‘Órdenes Oficiales del Cuartel General' teniendo todo esto un sabor muy divertido, ya que ordenaba lo que ya era un hecho consumado . Esta orden fue desde luego escrita por Olcott, a partir de la breve información telegráfica que había recibido. Pero en cuanto recibió por correo los detalles completos de las deliberaciones del Consejo de la Sección Británica , incluyendo la resolución dada más arriba, el coronel se sintió obligado a sostener la dignidad Presidencial (por cierto se fue inmediatamente con el impresor, el 29 de julio, y ordenó la destrucción de 350 ejemplares del Suplemento del Theosophist que ya se habían impreso, e insertó su Orden Presidencial, Ransom, p. 270) por medio de una segunda ‘Orden Oficial del Cuartel General' fechada el 29 de julio, y reimpresa en el Suplemento que inmediatamente siguió al primero, y que dice lo siguiente:

‘Por medio de la presente se cancela. . .la resolución del Consejo de la Sección Británica del 2 de julio de 1890, ya que es contraria a la constitución y al reglamento de la Sociedad Teosófica , siendo una usurpación de las prerrogativas Presidenciales, y estando más allá de la competencia de cualquier Sección o cualquier otro fragmento de la Sociedad.'

No obstante lo anterior, ‘el número de agosto de 1890 de Lucifer , contiene la siguiente nota enviada por HPB:

 

 

Agosto de 1890

L A S OCIEDAD T EOSÓFICA EN E UROPA

“Como resultado de la recepción de cartas de todas la Logias activas de Europa, y de una gran mayoría de los Miembros Sueltos de la Sociedad Teosófica , H.P. Blavatsky se ve renuentemente obligada a abandonar la posición que ella había adoptado originalmente en la fundación de la Sociedad.

A VISO

EN OBEDIENCIA A LA CASI VOZ UNÁNIME DE LOS MIEMBROS DE LA SOCIDAD TEOSÓFICA EN EUROPA, YO, H. P. BLAVATSKY, LA CREADORA Y COFUNDADORA DE LA SOCIEDAD TEOSÓFICA , ACEPTO EL DEBER DE EJERCER LA AUTORIDAD PRESIDENCIAL PARA TODA EUROPA; Y EN VIRTUD DE ESTA AUTORIDAD DECLARO QUE EL CUARTEL GENERAL DE LA SOCIEDAD TEOSÓFICA EN LONDRES, EN DONDE RESIDO, SERÁ EN EL FUTURO EL CUARTEL GENERAL EN DONDE SE DESPACHARÁN TODOS LOS ASUNTOS OFICIALES DE LA SOCIEDAD TEOSÓFICA EN EUROPA.

 

H. P. BLAVATSKY

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

 

(CW XII, 263-64 y Echoes of the Orient , II, 201)

 

 

Nueve meses de paz

Después de estas acciones, hubo paz y tranquilidad en el trabajo de la Sociedad Teosófica en el Occidente, durante los siguientes nueve meses. “Aquellos que tengan una visión distorsionada de las acontecimientos por haber leído los penosos relatos del coronel Olcott en las páginas de ‘ Viejas Hojas del Diario ' Cuarta Serie, deben de recordar que en esa época el coronel era un hombre viejo y agotado, que estaba narrando algo que había ocurrido hacía más de diez años, después de los fatales desatinos de los años 1894-96, y que se sentía bajo la abrumadora necesidad de ponerse a sí mismo ante la posteridad de la mejor manera posible.” ( The Theosophical Movement, 1875-1925 , pp.267-274)

 

 

 

Bertram Keightley

 

9 de agosto de 1890

Bertram Keightley Enviado Especial de HPB a la India

“El 9 de agosto de 1890 HPB le encargó a Bertram Keightley ‘actuar como mi representante personal en la India y Ceilán en todos los asuntos relacionados con el Movimiento Teosófico'.” (CW, XII, p. 309) “Las instrucciones que le dio Blavatsky fueron: ‘Cambiar su actitud [la de Olcott] y hacerlo que vuelva a estar en contacto con HPB y los Maestros.' Ella le reiteró esto en esa carta y en la carta que le escribió el 5 de septiembre de 1890 en la que le recuerda: ‘Haz lo que se te pide, y si lo haces bien, podrás expiar mucho'.” ( Theosophical History , Vol. 6, julio 1996, p.91) Y sobre este mismo asunto ella le escribió lo siguiente a Judge en agosto de 1890: “Si él [Bertram Keightley] llega a tener éxito en salvar la situación en la India en donde la Teosofía está cayendo en un sueño sin sueños y en decadencia—en hora buena. Si no—él tendrá que trabajar y pagar por sus pecados.”( Theosophical History , Vol. 6, julio 1996, p.92) ( The Judge Case , Pelletier, Suplemento, p.341)

“Cuando HPB envió a Bertram Keightley como su representante en la India y también para que ayudara a ‘Olcott en todo lo que necesitara y asistir a la Convención de diciembre como Delegado europeo, ella le dio una Carta Abierta que había escrito para que la llevara a la India y la leyera a los miembros y luego posiblemente entregársela posteriormente a Olcott. El mes de abril de 1890 era el quinto aniversario de la partida de HPB de la India. Su carta que desde entonces se ha publicado bajo el título: ‘Por qué no Regreso a la India ' estaba dirigida a ‘Mis Hermanos de Âryâvarta'.” ( The Judge Case , Pelletier, Suplemento, p.348) Dada su importancia histórica, a continuación presentamos un largo extracto de esta carta, remarcando en negritas los pasajes que a nuestro juicio merecen reflexión:

1890

A mis Hermanos de Âryâvarta: Por qué no Regreso a la India

“En el mes de abril de 1890 habrán transcurrido cinco años desde que dejé la India.

Desde entonces, y en varias ocasiones he recibido grandes atenciones por parte de muchos de mis hermanos Indos; especialmente este año (1890), cuando, estando enferma casi a punto de morir, he recibido de varias Ramas Indas cartas de simpatía, en las que me aseguran que ellos no han olvidado a aquella, para quien la India y los Indos han sido, durante casi la mayor parte de su vida, mucho más queridos que su propio país.

Es por lo tanto mi deber, explicar por qué no regreso a la India y mi actitud respecto al hecho de haberle dado la vuelta a una nueva página en la historia de la Sociedad Teosófica al haber sido colocada formalmente a la cabeza del Movimiento Teosófico en Europa . Porque no es sólo debido a la mala salud que no regreso a la India. Aquellos que me salvaron de la muerte en Adyar, y dos veces más desde entonces, fácil­men­te podrían mantenerme viva allá, como Ellos lo hacen aquí. Hay una razón mucho más grave. Se me ha trazado una línea de conducta aquí, y he encontrado entre los ingleses y americanos lo que hasta ahora busqué en vano en la India.

En Europa y América , durante los últimos tres años, me he encontrado con cientos de hombres y mujeres que tienen el valor de admitir su convicción en la existencia real de los Maestros , y que están trabajando por la Teosofía si­guiendo Sus directrices y bajo Su guía, dada a través de mi humilde persona.

En la India , por otro lado, desde mi partida, el verdadero espíritu de devoción hacia los Maestros y el valor para reconocerlos, ha disminuido constantemente . En Adyar mismo, el incremento de las rivalidades y los conflictos ha llegado a la violencia entre personalidades; varios miembros del personal han mostrado hacia mi una animosidad totalmente fuera de lugar e inmerecida, llegando casi al odio. Parece haber estado ocurriendo algo extraño y misterioso en Adyar, durante estos últimos años. Tan pronto como un europeo con inclinaciones de lo más Teosóficas, lo más devoto a la Causa , y amigo personal mío, o del Presidente (el coronel Olcott) pone un pie en el Cuartel General, inmediatamente se convierte en un enemigo personal de uno, o de los dos, y lo que es peor, termina lasti­­mando y abandonando la Causa.

Que se entienda de una vez que no acuso a nadie, sabiendo lo que sé de la actividad de las fuerzas de la Kali Yuga , que trabajan para obstaculizar y causar la ruina del movimiento Teosófico; por ello, aquellos que, sin que yo tuviese culpa alguna, se han convertido uno tras otro en mis enemigos, deben saber que yo no los considero así. . . .

¡Hay! mis buenos y nunca olvidados Hermanos indos, tan sólo el nombre de los sagrados Maestros, que en un tiempo fue invocado con oraciones para sus bendiciones, de un extremo al otro de la India —sólo su nombre ha traído un vigoroso cambio hacia el bien en la tierra de ustedes—. No es al Coronel Olcott o a mí misma a los que deben algo, pero en verdad a esos nombres, los cuales, sólo hace unos cuantos años, se convirtieron en una palabra familiar en sus bocas.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Es así que, mientras permanecí en Adyar, las cosas transcurrieron casi sin problemas, porque uno u otro de los Maestros estaba casi constantemente presente entre nosotros, y su espíritu siempre protegió a la Sociedad Teosófica de que la dañaran seriamente. Pero en 1884, el Coronel Olcott y yo partimos hacia Europa, y cuando estábamos ausentes “descendió el rayo” Padre-Coulomb. Yo regresé [a Adyar] en noviembre [de 1884], y fui llevada muy peligrosamente enferma. Fue durante ese tiempo y cuando el Coronel Olcott estuvo ausente en Birmania, que fueron plantados por nuestros enemigos las semillas de todas las futuras luchas y rivalidades, y—permítanme que se los diga de una vez— la desintegración de la Sociedad Teosófica . El que la Sociedad no se hubiese colapsado allí mismo por la conspiración de los Patterson-Coulomb-Hodgson, y la pusilanimidad de los principales Teósofos, debería ser prueba suficiente de que estaba protegida. Al flaquear su convicción, los pusilánimes comenzaron a preguntar: “¿Por qué si los Maestros son verdaderos Mahâtmas, han permitido que ocurran tales cosas, y por qué no han usado sus poderes para destruir este complot o esa conspiración, o incluso éste o aquel hombre y mujer?” Sin embargo, se ha explicado innumerables veces que ningún Adepto del Sendero de la Derecha interferirá con las justicieras operaciones del Karma. Ni siquiera el más grande de los Yogîs puede desviar el progreso del Karma o detener el resultado natural de los actos por más de un breve período, y aún en ese caso, estos resultados sólo se reafirmarían posteriormente con una fuerza hasta diez veces más grande, dado que tal es la ley oculta del karma y las Nidânas. Si, como digo, en el momento crítico, los miembros de la Sociedad y especialmente sus dirigentes en Adyar, indos y europeos, se hubiesen mantenido juntos como un sólo hombre, firmes en su convicción de la realidad y poder de los Maestros, la Teosofía habría salido más triunfante que nunca, y ninguno de sus temores se habría realizado jamás, no obstante lo sutil y astuto de las trampas legales que se me habían tendido y cualesquiera que hubiesen sido las equivocaciones y errores que yo, su humilde representante, hubiese podido hacer en la conducción ejecutiva de los asuntos.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Si, como digo, en el momento crítico, los miembros de la Sociedad y especialmente sus dirigentes en Adyar, indos y europeos, se hubiesen mantenido juntos como un sólo hombre, firmes en su convicción de la realidad y poder de los Maestros, la Teosofía habría salido más triunfante que nunca, y ninguno de sus temores se habría realizado jamás, no obstante lo sutil y astuto de las trampas legales que se me habían tendido y cualesquiera que hubiesen sido las equivocaciones y errores que yo, su humilde representante, hubiese podido hacer en la conducción ejecutiva de los asuntos.

Pero la lealtad y el valor de las Autoridades de Adyar, [Olcott siendo la máxima autoridad] y de los pocos europeos que habían confiado en los Maestros, no estuvieron a la altura de las pruebas cuando estas se presentaron. A pesar de mis protestas, se me sacó precipitadamente de Adyar. Enferma como estaba, y en verdad casi muriéndome, como dijeron los doctores, aún así me opuse, ya que habría batallado por la Teosofía en la India hasta mi último aliento, si hubiese encontrado un apoyo leal. Pero algunos temían las complicaciones legales, otros al Gobierno, mientras que mis mejores amigos creían en las amenazas de los doctores, de que moriría irremisiblemente si me quedaba en la India. Es así como se me envió a Europa para recobrar mis fuerzas con la promesa de un pronto retorno a mí amada Âryâvarta. . . .Pues bien, me fui, e inmediatamente comenzaron las intrigas y rumores. . .que si había sido abandonada por los Maestros, que si había sido desleal a Ellos, que si había hecho esto o aquello. . .fue una larga serie de falsas acusaciones, cada correo trayendo algo nuevo.

En una carta que Dâmodar me escribió en 1886, me notificaba que la influencia de los Maestros se estaba haciendo cada día más débil en Adyar. . . .Finalmente me urgía a regresar, diciendo que desde luego los Maestros se encargarían de que mi salud no sufriese por ello. A este respecto le escribí al coronel Olcott, implorándole que me dejara regresar, prometiéndole que, sí fuese necesario, viviría en Pon­dichérry, en caso de que mi presencia no fuese conveniente en Adyar. A esto recibí la ridícula respuesta, de que tan pronto como regresara sería enviada a las Islas Andaman como espía rusa, lo cual el coronel Olcott descubrió subsecuentemente que era absolutamente falso. La prontitud con la que se aprovechan de un pretexto tan fútil para mantenerme fuera de Adyar, muestra el verdadero carácter de la ingratitud de aquellos a los que había sacrificado mi vida y salud. Más aún, urgido como entiendo que lo estaba por el Consejo Ejecutivo, bajo el pretexto enteramente absurdo de que, en caso de que muriera mis herederos podrían reivindicar una parte de la propiedad de Adyar, el Presidente me envió unos papeles legales para firmar, por los cuales renunciaba formalmente a cualquier derecho sobre el Cuartel General, o incluso a vivir allí sin el permiso del Consejo. Y esto, no obstante que yo había gastado varios miles de rupias de mi propio dinero privado, y había dedicado mi participación en las ganancias de The Theosophist a la compra de la casa y de su mobiliario. Sin embargo, firmé la renuncia sin una sola palabra de protesta. Vi que no era bien recibida, y permanecí en Europa a pesar de mi ardiente deseo por regresar a la India. ¿Qué otra cosa podía hacer sino sentir que todos mis trabajos habían sido recompensados con ingratitud, cuando mis deseos más apremiantes por regresar, se topaban con excusas y respuestas triviales, inspiradas por aquellos que eran hostiles hacia mí?

El resultado de todo esto es demasiado patente. Tu sa­bes demasiado bien el estado de cosas en la India , por lo que no hace falta que entre en detalles. En una palabra, desde mi partida, no sólo se ha relajado allí gradualmente la actividad del movimiento, sino que aquellos para los que tenía el más profundo afecto, considerándolos como una madre lo ha­ría con sus propios hijos, se han vuelto contra mí. Mientras que en Occidente, tan pronto como acepté la invitación para ve­nir a Londres—no obstante el Reporte de la S. P. R. y las sos­pechas e hipótesis infundadas, difundidas por todas par­tes—, me encontré con gente que creía en la verdad de la gran Causa por la que había luchado, y en mi propia bona fides (buena fe).

Actuando bajo las órdenes del Maestro, comencé un nuevo movimiento en Occidente siguiendo las líneas originales ; fundé Lucifer, y la Logia que lleva mi nombre. Reconociendo el espléndido trabajo hecho en Adyar por el Coronel Olcott y otros para llevar a cabo el segundo de los tres objetos de la S. T., a saber, el promover el estudio de la literatura Oriental, yo estaba resuelta a llevar a cabo aquí los otros dos, y todos saben con qué éxito ha sido acompañado esto. Dos veces se le pidió al Coronel Olcott cambiar de opinión, y luego supe que una vez más querían mi presencia en la India , algunos, al menos. Pero la invitación llegó demasiado tarde; ni mi doctor lo permitiría, ni tampoco puedo, si quisiese ser fiel a mi promesa de vida y votos, vivir ahora en el Cuartel General, del cual los Maestros y su espíritu han sido virtualmente desterrados. La presencia de sus retratos no ayuda en nada; Ellos son letra muerta . La verdad es que nunca podré regresar a la India bajo ningún otro carácter que el de su fiel agente . Y, ya que a menos de que Ellos aparezcan en medio del Consejo in propia persona (lo cual ciertamente Ellos nunca lo harán ahora), ninguna advertencia mía sobre líneas de conducta oculta parece probable que sea aceptada. Ya que dudan del hecho de mis relaciones con los Maestros , lo que incluso algunos niegan totalmente; y no teniendo yo ningún derecho en la Sede Central , ¿cuál sería por lo tanto la razón para que viviese en Adyar?

El hecho es este. En mi posición, medias tintas son peores que nada. La gente tiene ya sea que creer completamente en mí, o no creer honestamente . A nadie, a ningún Teósofo se le obliga a creer, pero es totalmente inútil que me pidan que los ayude si no creen en mí. Aquí en Europa y en América hay muchos que nunca han vacilado en su devoción por la Teosofía ; y por consiguiente la diseminación de la Teosofía y de la S. T., en Occidente, durante los últimos tres años ha sido extraordinaria. La razón principal de esto es que la devoción de un número siempre creciente de miembros por la Causa y por Aquellos que la guían, me permitieron y animaron, para establecer una Sección Esotérica, en la cual pueda enseñar algo de lo que he aprendido, a aquellos que tienen confianza en mí, y que comprueban esta confianza por medio de su trabajo desinteresado por la Teosofía y la S. T. En el futuro, entonces, es mi intención dedicar mi vida y energías a la S. E., y enseñar a aquellos cuya confianza conservo . Es inútil que deba usar el poco tiempo que me queda por delante para justificarme ante aquellos que no se sienten seguros acerca de la verdadera existencia de los Maestros, sólo porque les acomoda no comprenderme para sospechar de mí.

Y déjenme que les diga de una vez por todas, para evitar malentendidos, que mi única razón para aceptar la dirección de los asuntos Europeos, fue la de salvar a aquellos que realmente toman la Teosofía a fondo y trabajan por ella y por la Sociedad , para que no fuesen obstaculizados por los que, no sólo no les interesa la Teosofía tal como fue establecida por los Maestros, sino que están trabajando completamente en contra de ambos, esforzándose por socavar y contrarrestar la influencia del buen trabajo realizado hasta ahora, tanto por un rechazo abierto en la existencia de los Maestros, así como por una declarada y amarga hostilidad hacia mí, y también aliándose con los más desesperados enemigos de nuestra Sociedad. . . .

Por lo tanto, el único reclamo que la India podría tener sobre mí, y la fuerza del mismo está en proporción a la actividad de los Asociados por la Teosofía allá y de su lealtad a los Maestros. . . .Que quede bien entendido, que de aquí en adelante el resto de mi vida lo dedicaré solamente a aquellos que creen en los Maestros , y están dispuestos a trabajar por la Teosofía tal como ellos la entienden, y por la S.T. siguiendo las líneas sobre las cuales ellos la establecieron originalmente. . . .”

(“A Mis Hermanos de Âryâvarta: Por qué no Regreso a la India ,” H.P. Blavatsky Collected Writings , Vol. XII, pp.156-67; Âtma Vidyâ , Suplemento No. 5, Blavatsky Editorial, México)

 

Se nulifica la acción del Enviado Especial de HPB a la India

“Durante su última visita a Londres en 1889, Olcott sintió que era más difícil tratar con HPB respecto al manejo de la Sociedad. El 2 de septiembre de 1890, Olcott se enteró por un anuncio casual que recibió de George Mead, de que Bertram Keightley se había embarcado con destino a la India , ‘sin que yo hubiese recibido ni una sola palabra de nadie de que él iba a venir; siendo esto una forma muy característica de ella de conducir los asuntos en Londres.' ( Theosophical History , Vol. 6, julio. 1996, p.91) Y en su Old Diary Leaves dice que: ‘Durante esta época [HPB] estaba llevándome casi a la desesperación, incluso al grado de enviar al señor Keightley a la India con una especie de carta marcada, aparentemente con el objeto de destruir el prestigio de Adyar, y concentrar toda la autoridad, exotérica al igual que esotérica en Londres. Afortunadamente para todos los que estábamos concernidos, él [Keightley] le enseñó este documento a uno de nuestros miembros indos más fuertes [N.D. Khandalavala], el cual le pidió que no se la enseñara a ninguna otra persona, ya que ciertamente sería el tiro de gracia [según Olcott y Khandalavala] de la influencia de HPB en la India.' ( Old Diary Leaves , Vol. IV, p.206)” ( The Judge Case , Pelletier, Suplemento, p. 349)

 

Febrero de 1891

H.P. Blavatsky enferma

Durante el mes de febrero, HPB pasó por un periodo de enfermedad. En este mes se publicó la Segunda Parte de Las Memorias de la Logia Blavatsky (Transactions of the Blavatsky Lodge).

El 16 de febrero el coronel Olcott partió de Adyar rumbo a Australia en donde dio muchas conferencias. El 18 de marzo llegó a Melbourne, embarcándose el día 20 para Sydney, y el 23 con destino a Brisbane.

 

Entre marzo y abril, se publicó la segunda edición de La Clave de la Teosofía , con un Glosario preparado por HPB.

 

En abril Annie Besant se embarcó para Nueva York.

 

El 23 de abril fue la última fecha en que HPB asistió a una reunión en su casa.

 

El 6 de mayo Annie Besant se embarcó para Inglaterra.

 

1891

Muerte de H. P. Blavatsky

El 8 de mayo a las 11:00 a.m., H.P. Blavatsky se puso muy enferma; se encontraba en su silla, estando presentes varios de sus alumnos: Laura Cooper, Claude Falls Wright, Walter R. Old y la enfermera. Murió de manera repentina a las 14:25 horas, tiempo de Greenwich.

Los restos de H.P Blavatsky fueron cremados el 11 de mayo en el crematorio de Woking, Surrey.

El 13 de mayo William Q. Judge se embarcó con destino a Londres.

El 27 de mayo el coronel Olcott se embarcó con destino a Colombo y Adyar. Llegó a Colombo el 10 de junio encontrándose con Bertram Keightley. Viajó junto con él, llegando a Marsella el 15 de junio, estando en París el 3 de julio. El 4 de julio a las seis p.m. el coronel Olcott llegó a Londres y fue recibido por William Q. Judge.” ( CW , XIII, p. xxv).

 

9 y 10 de julio de 1891

Convención Europea

Los días 9 y 10 de julio de 1891 t uvo lugar la primera Convención Anual de la Sociedad Teosófica en Europa, en el salón de conferencias de la Logia Blavatsky en Londres. Durante este evento prevaleció un fuerte ambiente de unidad.

“Encontrándose entonces presentes en Londres los líderes más conocidos y respetados de la Sociedad , de Asia, América, e Inglaterra, la Convención de la Sección Europea se convirtió en la primera verdadera convocación y asamblea de toda la Sociedad desde su fundación.

El coronel Olcott como Presidente-Fundador de toda la Sociedad , presidió las sesiones, el señor Judge asistió como Vicepresidente de la Sociedad , y Secretario General de la Sección Americana. La señora Besant fue presentada como Presidente de la Logia Blavatsky de Londres, en esa época la Sociedad más grande de Gran Bretaña. Estuvieron presentes los delegados de las diferentes Logias británicas y continentales. Además había numerosos miembros visitantes de los Estados Unidos, la India y Australia, todos los cuales traían saludos cordiales de sus miembros y Ramas. Únicamente la Logia de Londres, no estuvo representada en persona o por su Presidente, el señor Sinnett, ni tampoco por ningún Delegado.

 

Al concluirse los trabajos de la Convención , el coronel Olcott, dirigió las siguientes palabras:

‘Hemos terminado nuestra labor. Nos hemos reunido en esta amigable Conferencia; hemos discutido los métodos para establecer las bases para el trabajo futuro de la Sociedad ; hemos llegado a un acuerdo fraterno para hacer que todas las partes de la Sociedad trabajen juntas en armonía; hemos unido nuestras manos a través del Atlántico y a través de los Mares del Sur, y cada uno nos hemos comprometido ante todos a llevar a cabo esta misión que fue emprendida por HPB, y en la que hemos participado. El mundo de afuera esta mirándonos con curiosidad para ver que efecto tendrá en nosotros la muerte de HPB. La respuesta está en las memorias de esta Convención. . . .En su muerte ella nos habla incluso con mayor potencia que cuando estaba viva. El andrajoso velo de la personalidad ha sido echado a un lado, y la individualidad que nosotros solo conocimos como una luz que brillaba desde lejos, está ahora frente a nosotros para guiarnos en nuestro camino. . . .Tomemos la determinación de que cueste lo que cueste, esta Sociedad permanecerá imparcial, calmada, fraterna, benevolente, y tolerante, respetando a todos los grupos de la familia humana. Si nosotros hacemos esto, si nos mantenemos en guardia evitando ser obtusos, prejuiciados, o sectarios, habremos ganado la gratitud de nuestra generación, y seremos recordados por la posteridad como aquellos que trataron de hacer el bien a sus semejantes; pero si por el contrario, permitiésemos ser influenciados por consideraciones insignificantes de posición social, de raza, o de diferencias de credo, desapareceremos y solo seremos recordados como una Asociación indigna que enarboló una bandera que no estaba capacitada para llevar. . . .'

 

William Q. Judge y Henry S. Olcott

 

Momento de paz vigor y crecimiento

Después de la Convención los trabajadores se dispersaron, cada uno a su propio campo de trabajo. La señora Besant se hizo cargo por completo de la conducción de Lucifer , con G.R.S. Mead asociado con ella como Subeditor. Ella misma se lanzó a una actividad incesante, escribiendo, dando conferencias, e inspirando y animando a los que la rodeaban. . . . Las actividades Teosóficas se duplicaron y triplicaron en Inglaterra bajo su influencia y ejemplo, y todo trabajador en el mundo recibió su benéfica influencia. . . .El señor Judge regresó a América, y volvió a tomar la conducción activa de la revista The Path . . . . La membresía activa en la Sociedad Teosófica en América era en ese tiempo la más numerosa de todo el mundo, la cual además crecía con gran rapidez. La membresía de la Sección Esotérica en América comprendía dos tercios del total en el mundo, y requería la completa atención de Judge. Después de HPB, la correspondencia personal de Judge con los miembros alrededor del mundo era la mas nutrida. Su salud se había debilitado y drenado durante los últimos años, debido a los ataques continuos que había sido objeto junto con HPB, dentro y fuera de la Sociedad. Los buenos sentimientos y la buena voluntad que recibió durante las conferencias de Londres, la aparente disipación de las discrepancias dentro de la Sociedad , la nueva alianza de fuerzas alrededor del objeto común de llevar a cabo el trabajo de acuerdo a las líneas establecidas por HPB—todo esto le dieron nuevo vigor y fuerzas para trabajar.

El coronel Olcott, habiendo pasado para estas fechas sus sesenta años de edad, con una apariencia de patriarca, cordial por naturaleza, era tratado con el mayor respeto y reverencia por todos los miembros, siendo el Presidente-Fundador de la Sociedad , el primero y por más tiempo colega de HPB y el que había sido escogido por los Maestros como Cabeza de la Sociedad. Podría decirse que durante esta época su copa de gloria estaba llena hasta el borde. Con su viaje se había restablecido su salud física; la recepción que le dieron en Londres le volvió a asegurar el sólido lugar que ocupaba en los afectos de los miembros en el Occidente al igual que en el Oriente. . . . Él podía ver por todas partes que el trabajo al que había entregado todo, a través de largos años de penalidades, y frecuentemente de ignominia, estaba ahora sostenido por jóvenes colaboradores devotos y capaces. . . . A donde quiera que fuera era el Jefe.” ( The Theosophical Movement, 1875-1925 , pp. 302-309, extractos) Terminadas sus actividades en Europa, Olcott decidió regresar a la India a través de los Estados Unidos.

 

Junio y agosto de 1891

Dos artículos de la revista Path

Durante la estancia de William Q. Judge en Inglaterra, su revista Path quedó a cargo de Jasper Niemand como editora. Dos de los artículos publicados en eso meses suscitaron sin embargo el descontento del coronel Olcott. El primero, enviado por Judge desde Londres y publicado en el Path de junio de 1891, da la nota tónica del trabajo, ahora que se ha ido físicamente HPB, y entre otras cosas dice que:

‘La muerte de H.P. Blavatsky debe de tener como efecto, el que la Sociedad prosiga con su trabajo con mayor vigor, libre de personalidades. El movimiento no fue comenzado para la gloria de ninguna persona, sino para la elevación de la Humanidad. La organización como tal no se ve afectada por su muerte, ya que sus puestos oficiales eran los de Secretaria Corresponsal y Presidente de la Sección Europea. . . .El trabajo aquí continúa como siempre, con el esfuerzo de sus miembros que ahora sacarán su inspiración de los libros y obras de HPB y de la pureza de sus propios motivos.

Todo lo que la Sociedad necesita ahora para poder llega a ser el gran poder para el que fue establecida es primero, solidaridad , y en segundo lugar, educación Teosófica . Estos están completamente en las manos de sus miembros. El primero da el poder de resistencia que solo se encuentra en la Unión , el segundo da el discernimiento y la sabiduría que se necesitan para dirigir adecuadamente la energía y el fervor.'

 

Y en el Path de agosto de 1891, el artículo principal comienza con la siguiente cita:

‘ “ LA INGRATITUD NO ES UNO DE NUESTROS DEFECTOS.”

NOSOTROS SIEMPRE AYUDAMOS A AQUELLOS QUE NOS AYUDAN.

MÁS QUE NUNCA SE NECESITAN EL TACTO, LA DISCRESIÓN Y EL FERVOR.

EL MÁS HUMILDE TRABAJADOR ES VISTO Y AYUDADO. . . .'

Estas palabras de gran aliento le llegaron muy recientemente a un teósofo estudiante, que ha prestado sus servicios siempre que ha podido y de la mejor manera que ha podido—después de que partiera de este plano H.P. Blavatsky—de ese Maestro del cual HPB era la reverente alumna. Atestiguadas por Su verdadera firma y sello, se dan aquí para animar y apoyar a todos aquellos que sirven a la Sociedad Teosófica —y a través de ella a la humanidad—de la mejor manera que pueden. . . .'

El artículo estaba firmado por Jasper Niemand. . .y fue publicado durante la ausencia de Judge en Inglaterra después de la muerte de H.P. Blavatsky, y sin su conocimiento. . . . El artículo, el mensaje del Maestro con el que comienza, y la pretensión de que el mensaje había sido recibido posteriormente de la muerte de H.P. Blavatsky, removió lo más profundo del coronel Olcott. Él le escribió a Judge acerca de este artículo en términos muy fuertes, ya que en él veía únicamente un intento por atraer la atención hacia HPB, los Maestros y hacia el mismo Judge.” ( The Theosophical Movement, 1875-1925 , pp. 316-318, extractos)

 

La respuesta de Olcott a estos artículos y el pensamiento que subyace en ellos, lo encontramos en su Alocución Presidencial a la Convención de diciembre de 1891 en Adyar. (Ver más abajo la Convención de diciembre de 1891)

El Sello del Punjab

 

El Sello del Punjab y las sospechas de Olcott

En medio de la armonía de la Convención , el coronel Olcott abrigaba sin embargo ciertas sospechas hacia su más cercano colaborador (debido a un sello que el había mandado hacer muchos años atrás en el Punjab) tal como lo muestra el siguiente pasaje:

“Durante nuestra estancia en Londres, en julio de 1891, W. Q. Judge y yo tuvimos una conversación acerca de los gastos de la Convención Europea , yo le propuse que como legatario de HPB, debería vender alguno de los artículos valiosos que ella dejó, para que fuese su contribución al pago de esos gastos. Judge me dijo entonces, como si proviniera ‘del Maestro', que no tenía que preocuparme acerca de esto ya que “ellos” verían que llegase el dinero, y que yo recibiría un mensaje acerca de ésto. Como no me llegó ningún mensaje pronto, hablé con W. Q. J. el cual me respondió que lo que ya me había dicho era todo lo que había escuchado del ‘Maestro.' El mismo día al volver de la ciudad, al sentarme en mi escritorio, levanté una hoja de papel secante y debajo de él encontré el siguiente mensaje escrito sobre un papel que decía: “Retengo el mensaje para más adelante” (el cual estaba acompañado de un criptograma y por una impresión ilegible del sello). . . .Al buscar, me encontré en el sobre de una carta personal que había recibido previamente. . .un trozo de papel que estaba escrito con lápiz rojo con el criptograma, y una impresión legible del sello. De inmediato esto trajo a mi mente el ‘Sello del Punjab.' Le mostré el papel a Bertram Keightley narrándole la historia del sello y luego lo volví a guardar en el sobre.

En esencia lo que esta ‘Nota Mahâtma' decía era que no había necesidad de vender las joyas de HPB, ya que el dinero llegaría. Posteriormente hablé con W. Q. J. y le pregunté si había visto entre las cosas de HPB un cierto sello. . . .Judge dijo que no lo había visto, después de lo cual hice la observación, de que esperaba que ningún bribón se apoderara de él, usándolo para darle fuerza a falsos “mensajes Mahâtma” y añadí que siempre que viera un mensaje que llevara la impresión de ese sello, sabría desde luego que era falso.” ( The Judge Case , Pelletier, Suplemento 10, p. 356).

La evidencia documental que ha ido saliendo a la luz durante los últimos cien años, parte de la cual se ha presentado en las páginas precedentes, nos muestra que, aunque desde 1885 los Maestros habían abandonado a la Sociedad Teosófica Adyar, como una Rama seca, Ellos no abandonaron el Movimiento Teosófico en su conjunto en el momento en el que H. P. Blavatsky murió. De los dos Fundadores sobrevivientes, William Q. Judge había sido iniciado en la India por el maestro Morya en 1884, y un Nirmânakâya se había fundido con él; por otro lado Olcott, al haber abandonado a HPB, había perdido en gran medida su contacto con los Maestros, de los que cada vez recibió menos mensajes, y a los que tampoco veía; mientras que Judge continuaba recibiendo y enviando mensajes de Ellos. A partir de 1891 y hasta la terminación del ciclo menor en 1897, la historia del movimiento Teosófico se hace muy compleja, llena de intrigas, sospechas y malentendidos.

 

Impresión del Sello del Punjab

 

Historia del sello del Punjab

Una de las principales sospechas de Olcott estaba fundada en un “sello.”

El coronel mismo nos cuenta en sus Viejas Hojas del Diario, que en uno de sus viajes por la India , en el Punjab, se le ocurrió la idea de mandar hacer un sello con el criptograma de su Maestro Morya, y dárselo a HPB para que se lo enviara. Cuando Olcott llegó a Madrás y le enseñó el sello a Blavatsky, ella, después de observarlo detenidamente le hizo notar que el criptograma estaba defectuoso, así que ella no se lo envió al Maestro, sino que lo conservó en una caja junto con otros objetos.

Estando en Londres, a principios de 1888, HPB le mostró este sello a Bertram Keightley. “En 1889 Judge invitó a Bertram Keightley a que hiciera una gira de conferencias Teosóficas en los Estados Unidos. Bertram junto con su sobrino Archibald le habían ayudado a HPB en la revisión, captura en maquina de escribir y publicación de su manuscrito de la Doctrina Secreta . Bertram era Secretario de la Sección Esotérica. En algunas de sus conferencias hizo algunas observaciones incorrectas acerca del huevo áurico, las cuales fueron interpretadas por los miembros como si provinieran de HPB. Al enterarse HPB de esto, le ordenó a Bertram por medio de un telegrama que le envió a Nueva York, que volviera de inmediato a Inglaterra.

El lunes 9 de junio de 1890, cuando [Bertram Keightley] llegó a la oficina del Path se le informo que había un cablegrama para él, que él encontró sobre la mesa en la oficina interna; ya que estaba dirigido a ‘Judge, Nueva York,' había sido abierto desde luego. Este cablegrama tenía escritas las palabras ‘Correcto,' y el criptograma del Mahâtma M., con una impresión de un sello, que él inmediatamente reconoció, como el sello que había visto en posesión de HPB a principios de 1888. Esta fue la primera vez que Bertram Keightley había visto una impresión de este sello, y él, de inmediato, le preguntó al señor Judge si sabía algo acerca del sello o de lo que estaba escrito en el cablegrama. El señor Judge negó saber algo de cualquiera de las dos cosas; y la presencia del sello y del criptograma produjeron una influencia decisiva en Bertram Keightley para que obedeciera las instrucciones que se le daban en el cablegrama.” ( The Judge Case , Pelletier, Suplemento 6, pp.339-40).

“Cuando Bertram Keightley regresó a Londres, HPB quería probarle algo, y le pidió ver el telegrama que ella le había enviado a Nueva York. Pero Bertram lo había perdido. Lo que ocurrió alrededor de este incidente fue descrito y firmado posteriormente por Claude Falls Wright, miembro del Grupo Interno y fiel alumno de HPB:

‘En mi presencia y en la de Bertram Keightley, la condesa Wachtmeister, y Kenneth Austin, en Londres, inmediatamente después de la llegada de Bert Keightley, HPB tomó un trozo de papel de cigarrillo y viendo a Bert a la cara, mientras lo regañaba por haber perdido el telegrama, súbitamente dijo con una sonrisa a medias, “Bert, ¿quieres un telegrama?; ¿no quisieras tener un telegrama, Bert?” Y en ese momento ella frotó el trozo de papel entre sus dedos y mientras que hablaba ¡ se transformó en el telegrama perdido ! En él estaban varias de las mismas marcas del sello acerca de las cuales ha habido tantas disputas. Bert se quedó con el telegrama, pero ella insistió en que lo pasara alrededor al resto de nosotros, y deseaba que lo examináramos detenidamente diciendo, “Miren, esas son las marcas del Maestro, vean, quizás algún día tengan que volverlas a reconocer de nuevo.” Luego ella dijo que podríamos mencionar éste asunto a cualquiera que quisiéramos, excepto a Judge, ya que, dijo ella, él no quiere que lo asocien de ninguna manera con fenómenos.'” (The Judge Case , Pelletier, Suplemento 6, p.341).

“Parece ser que HPB antes de morir le enseñó a la condesa Wachtmeister una caja en donde estaba ese sello. Después de su muerte la condesa guardó la caja hasta que se la entregó a Annie Besant a su regreso de América. Cuando Annie Besant abrió la caja no estaba el sello , y todo esto ocurrió antes de que llegara el señor Judge. (Ver: “Carta de William Lindsay a la condesa Wachtmeister”, publicada en el Irish Theosophist , Vol. 3, mayo 1895; p.141. Reproducida en: The Judge Case , Cronología, p.43).

En una carta que William Judge le escribió al coronel Olcott desde Nueva York el 30 de agosto de 1893, dice lo siguiente acerca del sello:

“Cuando tu trajiste a colación el asunto del sello, le pregunté al Maestro de qué se trataba todo esto, y él me dijo, ‘Sí, Olcott hizo una broma con esto, y por cierto muy infantil, pero nosotros tenemos el derecho de adoptar el sello si así lo queremos y de usarlo; y ha sido usado incluso en una carta dirigida a él, no para darle validez al mensaje sino para mostrarle, si es que él quiere darse cuenta, que nosotros tenemos ahora el objeto'.” ( The Judge Case , Parte 2, Apéndice A, p.48)

 

Puntos de vista de W.Q. Judge sobre el Sello

“El sello mismo ha sido confundido con la impresión tomada a partir de él, y éste con su imagen reproducida por precipitación. Es bien sabido por muchos Teósofos—tales como la condesa Wachtmeister, B. Keightley, A. Keightley, la señora Cooper-Oakley, George Mead, C. F. Wright y muchos otros, que la impresión en papel, que ahora se dice que es el sello manufacturado por encargo de Olcott, ha aparecido y ha sido visto en mensajes de los Maestros que llegaron a través de HPB, en sobres de ella y en otros papeles conectados con ella. La impresión llegó a llamársele en Londres ‘El sello del Maestro.' Y es así como lo llama la mayoría de las personas que he mencionado, y es totalmente evidente que, tal como en el caso de la escritura en el que los Maestros adoptaron dos formas de escritura en inglés para ser usadas con la Sociedad Teosófica ; uno de ellos adoptó esta impresión de sello para usarla después de su firma cada vez que le ha parecido conveniente. Solamente aquellos que son completamente ignorantes del ocultismo, o aquellos que meramente tienen un conocimiento teórico del mismo hablarían de ‘un sello real del Maestro' y de ‘una imitación del sello del Maestro,' porque ninguna persona jamás ha visto el sello del Maestro, ya sea con conocimiento de causa o no. Él tiene un sello, pero nunca ha sido mostrado en la Sociedad Teosófica. Su verdadero sello es tan desconocido como lo es su verdadera escritura, que ciertamente no es el inglés.” (“Respuesta de William Q. Judge a las Acusaciones...” etc., The Judge Case , Pelletier, Parte 2, Apéndice A, p. 104)

 

Septiembre 1891

Algo andaba mal con Olcott

El 16 de septiembre de 1891 el coronel Olcott se embarcó en Liverpool en dirección a los Estados Unidos, llegando a Nueva York el 23 de septiembre, a donde no había vuelto desde 1878. Fue recibido por varios Teósofos y su hermana. Después de dar una conferencia el 28 de septiembre, tomó el tren con dirección a San Francisco en donde se encontró con William Q. Judge, embarcándose el día 8 de octubre con destino al Japón.

“Mientras que Judge se encontraba aún en San Francisco, el 26 de octubre de 1891, le escribió a la señora Besant acerca de su preocupación respecto a Olcott. Judge había percibido. . .que algo andaba mal con Olcott.” ( The Judge Case , Suplemento, p. 361)

El malestar de Olcott pudo haberse debido a la existencia de un tercer testamento de HPB, en el que no lo nombraba como su legatario. HPB había hecho un primer testamento en 1885 en la India cuando estuvo al borde de la muerte, en el cual legó todo a Olcott. Este testamento es el único que se ha preservado hasta nuestros días. En marzo de 1887 estando en Ostende, también a punto de morir, ella hizo un nuevo testamento heredándole todo a la condesa Wachtmeister. Este testamento fue destruido y nunca fue encontrado. De acuerdo a las investigaciones presentadas por Ernest Pelletier en su obra monumental The Judge Case , debió de haber existido un tercer testamento de HPB elaborado por ella en Londres poco antes de morir. Dada la constante tensión que existió entre ella y Olcott desde 1884—algo que cualquier lector imparcial puede constatar leyendo las Viejas Hojas del Diario del coronel Olcott, o las Cartas de los Maestros publicadas por Jinarajadasa—y en vista de que en su testamento de 1887 en Ostende, ella no le heredó nada a Olcott, lo más probable es que en su tercer testamento, William Q. Judge haya sido su heredero. Y si bien ese testamento fue destruido poco después de que falleciera Blavatsky, aún así, los acontecimientos posteriores nos muestra que Judge fue su heredero espiritual.

 

 

Noviembre 1891

Más sospechas de Olcott

El 29 de noviembre de 1891: “Las sospechas del coronel Olcott respecto a Judge aumentaron aún más cuando llegó a Colombo el 29 de noviembre de 1891, en ruta hacia Madrás. . . .Él recibió un paquete de cartas que le habían sido enviadas desde Adyar. Entre estas había una carta fechada el 17 de octubre de 1891, escrita por Abbott Clark, de Villa Park, Orange County, California. Olcott describe lo que encontró:

‘Dentro de la carta encontré un trozo de papel que tenía un mensaje en una escritura que se parecía a la que usualmente se le atribuye al “Mahâtma M.” y su criptograma. . . .El mensaje estaba escrito en lápiz rojo y parcialmente en negro (y no tenía ningún sello). . . .El mensaje presenta dos puntos sospechosos,' [y es una clara muestra de que las precipitaciones también pueden ser falsificadas]. ‘La carta en la que se encontró este mensaje había sido abierta en Adyar y enviada desde ahí al lugar en donde se encontraba el coronel Olcott. En esa época había en Adyar, ciertos espías y enemigos, que le estaban dando información a los que querían dañar a la Sociedad Teosófica , y esas personas abrían las cartas que no estaban dirigidas a ellas. No puedo repudiar como un hecho' dice Judge, ‘la carta del señor Abbott Clark en la que aparece este mensaje, pero enfáticamente repudio en su totalidad , el mensaje supuestamente escrito por mi.' ” ( The Judge Case , Pelletier, Suplemento 10, pp. 358-359)

 

Noviembre de 1891

Annie Besant acusa a Olcott

“Mientras que Olcott estuvo en Londres (del 4 de julio al 16 de septiembre de 1891), estaba muy perturbado por todo el asunto alrededor de la muerte de Blavatsky y quizás por el contenido del muy probable tercer testamento de Blavatsky.

Herietta Müller

 

Fue durante ese tiempo que se hospedó en casa de la señorita Herietta Müller, tiempo durante el cual supuestamente tuvieron relaciones. Cuando la señora Besant se enteró de la ‘grave inmoralidad' (para citar las palabras de Herbert Burrows) ella telegrafió a Judge en Nueva York. Ella estaba convencida de que las acusaciones eran ciertas, y quería presentarle a Judge su evidencia en relación a la conducta de Olcott mientras estuvo en Londres. Judge le contestó que ella podía ir. Besant había escuchado esas acusaciones, las había investigado de acuerdo a sus propios cánones morales de lo que constituía una ‘investigación,' hasta que llegó a estar convencida de que las acusaciones eran ciertas.” ( The Judge Case , Suplemento, p. 361) “El 18 de noviembre de 1891 la señora Besant se embarcó con destino a Nueva York a donde llegó el día 28. . . .En Nueva York, Besant le pidió a Judge que presentara cargos en contra de Olcott. La única referencia directa de que Olcott haya tenido este lance amoroso se encuentra en una carta dirigida por Herbert Burrows al Editor del English Theosophist .” ( The Judge Case , Cronología, p. 238). Aunque Olcott negó las acusaciones.

 

Regreso de Olcott a Adyar

Convención de diciembre de 1891

“Todos los meses que Olcott estuvo ausente de Adyar fueron una especie de progreso triunfal, llenos de testimonios de cariño y gratitud de sus colegas y de los miembros de la Sociedad.

 

Pero después de la gira y regreso del coronel Olcott a la India es claro que los testimonios de respeto que recibió y su posición de Presidente-Fundador reforzaron su sentimiento de seguridad y fuerza. Igualmente, a partir de su conducta pasada, es evidente que él había esperado que con la muerte de HPB, ella ya no sería más un poder vivo en la Sociedad. Esa parte de su naturaleza que tan frecuentemente se había sublevado en contra de HPB cuando ella vivía, como el factor dominante de la Sociedad de la que él se sentía la verdadera y competente Cabeza, una vez mas se sintió inquieto, alarmado, y decisivo en su acción. Lo que él pensaba en ese momento y su resultado son claramente discernibles en la Alocución que él presentó en la Convención de diciembre de 1891 en Adyar, y décimo séptimo aniversario de la Sociedad Teosófica. A continuación solo citamos extractos:

 

Diciembre de 1891

Discurso de Olcott en Adyar

‘Como Cofundador de la Sociedad , como alguien que ha tenido constantemente la oportunidad de conocer el plan de acción y los deseos de los Maestros, como alguien que por instrucción de ellos y con su aprobación, ha llevado nuestra bandera por diez y seis años de batalla, protesto en contra del primero que se deje llevar por la tentación de elevar a cualquiera de ellos, a sus agentes, o a cualquier otro personaje vivo o muerto, al rango divino, o que considere que sus doctrinas sean enseñanzas infalibles. . . .

 

Si ella viviese ahora, indudablemente protestaría en contra de sus amigos por estarla convirtiendo en una santa, y a sus magníficos pero no infalibles libros en una biblia. . . .

 

Pero yo nunca la adoré y mis ojos nunca estuvieron ciegos a sus errores, nunca me imaginé que ella fuese un canal perfecto para la transmisión de la enseñanza oculta tal como lo han sido otros a través de la historia, o como a los Maestros les hubiese gustado haber encontrado a alguien. . .y finalmente, como la cabeza oficial de la Sociedad y guardián de los derechos personales de sus Miembros, pongo por escrito mi protesta en contra de todos los intentos por crear una escuela, secta o culto HPB, o considerar que lo que ella dijo no pueda ser criticado.” ( The Theosophical Movement, 1875-1925 , p. 315)

 

El Movimiento Teosófico versus la Sociedad Teosófica Adyar

“Es así como el verdadero problema—el Movimiento Teosófico versus la Sociedad Teosófica —se convirtió una vez más en un desafío que a menos de un año de la muerte de Blavatsky estaba conduciendo a un duelo. Sin duda alguna este punto de vista producirá una cierta conmoción en muchos estudiantes teosóficos que han sido educados en la creencia de que alguna organización en particular sea la Sociedad Teosófica , y que por lo tanto han considerado que la Teosofía , el Movimiento Teosófico y su Sociedad particular son esencialmente una y la misma cosa. No se han dado cuenta que este es el mismo error en el que cayeron las diferentes sectas cristianas, y que ocurrió de la misma manera—debido a los prejuicios y puntos de vista sesgados de aquellos en los que han confiado como instructores y líderes, y por su propia incapacidad para hacer una investigación diligente, y con mente abierta, comparando las enseñanzas y testimonios opuestos y contradictorios.

 

Enero de 1892

Reacciones de Judge al discurso de Olcott

Cuando el Theosophist de enero de 1892 en el que se publicó el Reporte de la Convención de diciembre en Adyar con la ponencia del coronel Olcott, llegó a las manos de Judge, él publicó en su revista The Path de marzo de 1892, tres artículos de gran importancia. El primer artículo se intitula: ‘El Futuro de la Sociedad Teosófica ' y comienza abruptamente con las siguientes palabras:

 

En 1888 H. P. Blavatsky escribió lo siguiente:

 

‘Anteanoche se me mostró una vista a vuelo de pájaro de las sociedades teosóficas.

Vi a unos cuantos teósofos serios y confiables en una lucha a muerte con el mundo en general y con otros teósofos—nominales y ambiciosos. Los primeros son más numerosos de lo que te imaginas, y ellos prevalecieron— así como ustedes prevalecerán en América, si tan sólo permanecen fieles al programa de los Maestros y leales a ustedes mismos. Y anoche vi a ? y ahora me siento fuerte—tal como estoy en mi cuerpo—y lista para luchar por la Teosofía y por los pocos que son fieles , hasta mi último aliento. Las fuerzas de defensa —son tan escasas— que tienen que ser distribuidas juiciosamente sobre el mundo en dondequiera que la Teosofía esté luchando en contra de los poderes de las tinieblas.' ( Lucifer, Vol. 8, junio de 1891, p. 291)

 

Y el artículo continúa dando una cita de la Clave de la Teosofía , luego dice que ‘en la cita anterior hay una profecía que aquellos pocos teósofos confiables que están comprometidos en una lucha, con la oposición del mundo y la que proviene de miembros ambiciosos, prevalecerán, pero junto con ella trae una condición que es importante. Debe haber una adhesión al Programa de los Maestros. Ésto solo puede ser determinado consultándola (en sus escritos) y en las cartas que ella divulgó, así como las de aquellos (los Maestros) a los que ella se refiere. Todo esto excluye la idea de que la Sociedad haya sido fundada o que su objeto sea ¡convertirse en una escuela de Ocultismo! Refiriendo una carta recibida (en 1884) proveniente de la misma fuente encontramos lo siguiente: ‘Que la Sociedad florezca por su valor moral, y no por los fenómenos que a veces llegan a ser tan degradantes.' Y en otra carta se habla ampliamente de la necesidad que el occidente tiene de doctrinas como la de Karma y Reencarnación, y la efectiva Unidad de toda la familia humana . . . ‘Nosotros debemos seguir este programa y proporcionarle al mundo un sistema de filosofía que le de una base segura y lógica para la ética, y esto sólo puede obtenerse de los que yo me he referido antes (los Maestros); en los fenómenos no existe ninguna base para la moral, ya que alguien puede aprender a hacer las cosas más maravillosas con la ayuda de las fuerzas ocultas y sin embargo al mismo tiempo ser el peor de los mortales. . . .Nosotros no podemos promulgar las doctrinas y reglas de vida que encontramos en la teosofía y al mismo tiempo no tratar de vivirlas lo más que podamos. Debemos practicar lo que predicamos, y de la mejor manera posible, hacer de la Sociedad Teosófica una pequeña hermandad.'

 

 

HPB sabía que iba a morir

En el segundo artículo al que nos referimos, el señor Judge hace una reseña de las Actas de la Convención de Adyar comentando lo siguiente:

 

‘El coronel Olcott también dice que él no creía que HPB iba a morir, y que en su opinión su muerte fue una sorpresa para ella misma. Con esto, estamos completamente en desacuerdo. Él no había estado con ella por algún tiempo y no se enteró de las muchas advertencias que ella les dio últimamente a sus amigos que estaban próximos a ella, incluyendo al Editor (Judge) de esta revista, de su próxima muerte. En algunos casos la información que ella dio fue muy detallada, en otros fue por medio de una pregunta, por lenguaje simbólico, por una insinuación, pero durante el año o mas, antes de su muerte, les hizo saber a aquellos que estaban cerca de ella, que se iría pronto, y en un caso, cuando ocurrió un cierto acontecimiento, ella dijo, ‘Esto significa mi muerte.' Le tenemos un gran respeto al coronel Olcott, pero no podemos estar de acuerdo con él en este asunto. . . .'

 

Tendencia a la idolatría de HPB según Olcott

‘Además, respecto a la tendencia que él ve por parte de algunos de dogmatizar sobre HPB, el coronel Olcott la encomia y al mismo tiempo dice que no debe de haber idolatría; pero aunque él está en lo correcto en ésto, sin embargo el mismo Maestro al que se refirió, y del cual supo a través de HPB, le dijo en una carta (recibida a bordo del Shannon en 1888) que hace largo tiempo fue publicada, que HPB tenía todo que ver con el departamento oculto del trabajo de los miembros de la Sociedad. No debe olvidarse ésto.'

 

El tercero de los artículos mencionados fue una completa sorpresa para todos salvo para unos cuantos, y produjo una gran conmoción. Sus consecuencias son tan trascendentes, desde el punto de vista exotérico y esotérico que a continuación damos un largo extracto. El artículo lleva por título ‘ La Renuncia a la Presidencia de la S.T. por el coronel Olcott:

 

21 de enero de 1892

Renuncia del coronel Olcott

El 21 de enero de 1892 el coronel Olcott presentó su renuncia como Presidente de la Sociedad Teosófica en una carta dirigida a W. Q. Judge, Vicepresidente de la Sociedad Teosófica. La razón que él daba para esta renuncia era su mala salud. Su carta también apareció en la revista The Theosophist , del 1° de enero 1892.” ( The Judge Case , Pelletier, Cronología, p.53)

 

El coronel Olcott renuncia a la Presidencia de la S.T.

“ La siguiente correspondencia, por sí misma se explica suficientemente. Se inserta aquí a fin de que los miembros americanos estén en posesión de la información general. Debe recordarse que el coronel Olcott tomó la determinación de renunciar hace algún tiempo, pero fue inducido a cambiar su decisión y a tomar unas vacaciones a fin de restablecer su salud, pero aunque el descanso le hizo bien, nos dio lastima ver, tan recientemente como cuando él visitó América en 1891, que aún existían rastros del antiguo problema, y en la Décimo Sexta Convención Anual, [la que apenas se acaba de realizar], dijo nuevamente que no podía hacer el trabajo que solía hacer. Así que sintiendo que la Sociedad está firmemente establecida, él renuncia ahora a su posición oficial. Él continuará residiendo en la India , haciendo trabajo literario para el beneficio de la Sociedad. . . .” ( The Path , Vol. 6, marzo 1892, pp. 406-407; Lucifer , Vol. 10, marzo 1892, pp.1-3; citado en: The Theosophical Movement, 1875-1925, pp.321-326, extractos)

 

Mensaje de Olcott

Al retirarse de la Presidencia

“He obtenido el permiso de llevar a cabo mi deseo, expresado con anterioridad en la convención de 1886 y reiterado en la de 1890, de retirarme de la Presidencia. Mi salud es ahora muy incierta para que pueda depender de ella y que tenga la habilidad de viajar y trabajar como lo he hecho hasta ahora.” ( The Path , Vol. 6, marzo 1892, pp. 406-407; Lucifer , Vol. 10, marzo 1892, pp.1-3) “Al despedirme de mis colegas, les ruego que me consideren, no como una persona merecedora de honores, sino únicamente como un hombre pecador, que frecuentemente se ha equivocado pero que siempre ha tratado de abrirse camino hacia arriba y de ayudar a sus semejantes. H.S. Olcott, Presidente de la Sociedad Teosófica.” ( The Theosophist , Vol. 13, marzo, 1892; Suplemento, p.xliv

(The Theosophical Movement, 1875-1925, pp.321-328, extractos)

 

Las 3 Renuncias de Olcott

1885-1890-1892

“Esta vez, al igual que en las dos ocasiones anteriores el coronel Olcott da como razón de su renuncia, el mal estado de su salud, y agrega que ahora ‘ha obtenido el permiso para lleva a cabo su deseo.' Las dos ocasiones anteriores ocurrieron en la Convención de Adyar a finales de 1885 (no 1886, como él dice en su carta), y de nuevo en 1890. Mientras que las declaraciones de mala salud que hizo en las tres ocasiones eran ciertas, en ninguno de los casos eran la verdadera razón. La primera vez se debió a la fuerte reacción que hubo en la India en contra del tratamiento que se le dio a HPB durante y después de los problemas de los Coulomb. Aunque todos habían compartido la timidez y el curso desleal adoptado por la Convención , fue injusto el resentimiento que posteriormente mostraron hacia Olcott sus antiguos asesores y los que lo habían apoyado, siendo un intento para convertirlo en el chivo expiatorio de sus culpas. En esa ocasión fue gracias a la influencia que HPB y Judge ejercieron de manera privada, y a sus amigos leales, que la Convención se rehusó a aceptar la renuncia de Olcott, reiterándole su gratitud y lealtad en su gravosa posición de Presidente de toda la Sociedad. De nuevo en 1890, su deseo de renunciar se debió de hecho a la rebelión en Inglaterra y Europa, la cual culminó en una revolución—por la que HPB tuvo que hacerse cargo de la Presidencia de la Sociedad en Europa, debido a la petición e insistencia casi unánime de las diferentes Logia y miembros sueltos. Viendo perdida su autoridad en Europa; y América estando emancipada del ‘ejercicio de sus Poderes Presidenciales;' y estando los miembros occidentales mas importantes y mas devotos de la Sección Esotérica comprometidos a seguir las instrucciones de HPB en todas sus relaciones Teosóficas, el coronel Olcott sufrió toda la amargura de corazón que les llega a los que habiendo ejercido poderes plenipotenciarios, ahora se ven reducidos a la posición de una figura decorativa. . . .En la segunda ocasión, al igual que en la primera, HPB y Judge le mostraron la clase de lealtad que los animaba. La lealtad a la Causa los había obligado a mantenerse fieles a las líneas trazadas para ellos desde el principio, no obstante los malentendidos que esto pudiese acarrear o el riesgo de ruptura de la maquinaria externa o de las relaciones; lealtad al coronel Olcott, el chela que luchaba en probación, que había merecido ayuda en su hora de necesidad por sus devotos esfuerzos y sacrificios, cuyo corazón aún era fiel, a pesar de sus desvaríos psíquicos y sentimientos personales respecto a ellos mismos—este principio del verdadero Ocultismo los indujo a que hicieran todo esfuerzo para suavizar la vanidad herida del Presidente-Fundador, dulcificando la amarga píldora de tener que aceptar los cambios provocados por las necesidades de la ocasión. Y ellos tuvieron éxito en que el coronel aceptara el nuevo estado de cosas” ( The Theosophical Movement, 1875-1925, pp.327-328, extractos)

25 y 26 de abril de 1892

La Convención Americana le pide a Olcott que no renuncie

En la sexta Convención anual de la Sección Americana tenida en Chicago los días 24 y 25 de abril de1892, los miembros eligieron a William Q. Judge como sucesor del coronel Olcott a la Presidencia , pidiéndole sin embargo al coronel Olcott que revocara su decisión.

 

“G. R. S. Mead recibió una carta de Judge dándole detalles de las acciones tomadas por la Convención Americana respecto a la renuncia del coronel Olcott:

a. Rechazo de la renuncia del coronel Olcott.

b. Declaración de que el coronel Olcott deberá permanecer como Presidente, incluso si no trabaja.

c. Declaración de que William Q. Judge deberá ser elegido como Presidente de por vida para suceder la Presidencia cuando ésta esté realmente vacante.

d. Petición al coronel Olcott para que suspenda su acción y revoque su renuncia.

e. Se le encarga a William Q. Judge notificar al coronel Olcott y a las otras Secciones de estas resoluciones.

f. Reelección de William Q. Judge, como Secretario General de la Sección Americana.” ( The Judge Case , Pelletier, Cronología, p.58).

 

“Cuando Judge vino al auxilio del coronel Olcott, dándole todo su apoyo y el de la Sección Americana , volvió a despertarse la mejor naturaleza de Olcott, y por un breve período sus pronunciamientos oficiales, y sus actos volvieron a ser como en su primera época de probación. Pero cuando se le susurró al oído que el que había planeado toda esta situación había sido William Judge, volvió a despertarse su vanidad, y sus antiguas envidias, y creyendo que se habían burlado de su propia sinceridad y devoción, tal como le debe haber parecido, él tomo sus miedos por hechos, sus sospechas por certezas, y a partir de ese momento estuvo seguro de la ‘ingratitud' y de la ‘deslealtad' del señor Judge tal como lo había estado antes de HPB.” ( The Theosophical Movement , 1875-1925, pp.425-426, extractos)

 

Julio de 1892

La Convención Europea acepta la renuncia de Olcott y

Elije a Judge como Presidente

Los días 14 y 15 de julio de 1892 t uvo lugar la Segunda Convención Europea, a la cual asistió William Q. Judge.

Por moción de la señora Besant, William Q. Judge fue electo presidente de la reunión, y entonces leyó una Carta de Saludos de la Sección Americana , escrita por él mismo en relación a la renuncia de Olcott:

“En nuestra Convención [americana] del pasado mes de abril les pedimos que se unieran con nosotros para pedirle al coronel Olcott que anulara su renuncia. Esto lo hicimos con todo candor y amistad, dejando en ustedes el decidir su propio curso de acción. Nosotros nos acordamos de lo que H.P. Blavatsky dijo tan frecuentemente y tan ciertamente, de que esta organización, única en este siglo, participa de la vida de sus progenitores. Uno de ellos fue el coronel Olcott. Sería una deslealtad a nuestros ideales el apresurarnos a aceptar su renuncia, incluso sabiendo que podremos continuar sin su presencia a la cabeza. Y si él persistiese en esa determinación, nuestra cariñosa petición llenaría sus años de agradables remembranzas de sus hermanos, sin rastro de amargura. . . .” ( The Theosophical Movement , 1875-1925, p. 345)

Después del discurso de Judge: “El hermano Mead pasó al estrado a las 11:50 a.m. y puso a votación la sucesión de la Presidencia de la Sociedad , y los asistentes unánimemente eligieron a William Q. Judge para suceder a H. S. Olcott.” ( The Judge Case, Pelletier, Cronología, p. 60).

Finalmente la Convención Europea resolvió:

“Que aunque estamos cordialmente de acuerdo con el espíritu fraterno de buena voluntad que ha animado la resolución de nuestros Hermanos [americanos], y deseando siempre cooperar con ellos en este espíritu liberal y encomiable, consideramos que la respuesta del Presidente Fundador hace imposible cualquier otra acción.” The Theosophical Movement , 1875-1925, p. 346)

 

El Dr. Hübbe Schleiden, William Judge y los

Certificados de la Doctrina Secreta

“Estando Judge aún en Londres el Dr. Hübbe Schleiden le mostró los certificados que él había recibido en Würzburg en enero de 1886 respecto a la autoría de La Doctrina Secreta . De acuerdo al diario del señor Judge, en una anotación que él hizo en Londres el 21 de julio de 1892, HPB le había enviado copias de precipitaciones (o re-precipitaciones) de esos certificados en esa época. . .” ( The Rebirth of the Occult Tradition , Boris de Zirkoff, pp.17-18)

 

29 de julio de 1892

La Escuela Oriental de Teosofía

No tiene conexión oficial con la Sociedad Teosófica

“Cuando William Judge se enteró de la circular que la señora Besant había enviado a la Sección Esotérica de fecha 10 de marzo de 1892, en la que lo proponía como sucesor de la Presidencia , rápidamente preparó una Circular (fechada el 29 de julio de 1892) en la que había una ‘Nota Importante' firmada por Judge y Besant, que decía lo siguiente:

‘ La Escuela Oriental de Teosofía, no tiene conexión oficial con la Sociedad Teosófica. . . . Poco antes de su partida, HPB envió una nota en la que decía que toda conexión oficial entre las dos dejaría de existir, y entonces cambió el nombre al que actualmente tiene. . . .Así que si una de sus cabezas, tiene también un cargo en la S.T. sus palabras o peticiones como funcionario de la S.T. no deben de ser interpretadas o coloreadas bajo ninguna circunstancia, debido al trabajo que lleva a cabo en esta Escuela. . . .' ” ( The Theosophical Movement , p.193).

 

Olcott sospecha de Judge

El hecho de que la Sección Europea no le hubiese pedido al coronel Olcott que revocara su decisión de renunciar a la Presidencia , provocó sospechas de que Judge había realizado una maniobra política para ganar la Presidencia , lo cual parecía estar confirmado por la circular del 10 de marzo de la señora Besant.

 

Septiembre de 1892

Olcott revoca su renuncia

“En el mes de septiembre el coronel Olcott cambió de opinión, y en el Theosophist [de septiembre de 1892, Vol. XIII, Suplemento. p. xci] explicó que en relación a su Carta de Renuncia del mes de enero pasado, ‘un largo descanso en las montañas ha restablecido mi salud. . .por lo que revoco mi carta de renuncia y vuelvo a asumir los deberes activos y la responsabilidad del puesto; declarando al Vicepresidente William Q. Judge como mi sucesor constitucional.' ” ( The Theosophical Movement , p. 192).

 

H. S. Olcott

 

SEGUNDA CAÍDA DE OLCOTT

Conciliábulos para eliminar a William Judge

Diciembre de 1892

En noviembre de 1892 Walter Old, antiguo miembro del Grupo Interno, y miembro de la Sección Esotérica se fue a trabajar a Adyar, India, colaborando con Sidney V. Edge, también miembro de la Sección Esotérica. Casi inmediatamente a su llegada en diciembre, entró en relación muy estrecha con el coronel Olcott, y como este último dijo: “casi inmediatamente hubo un intercambio de confidencias entre nosotros, que por primera vez me abrieron los ojos ante la política traidora que había estado siguiendo el señor Judge con respecto a la Sociedad y a mí mismo en relación a los Maestros.” (Olcott, Old Diary Leaves , Vol. IV, p.507).

 

Descubrimientos de Walter Old en los archivos de Adyar

El lector no debe pasar por alto el hecho de que ciertos acontecimientos que ocurrieron en las India en 1884 están íntimamente ligados con lo que se desenvolvió en Adyar a finales de 1892 y principios de 1893. En 1884 el asunto principal era la desconfianza y sospechas hacia H.P. Blavatsky, en 1892, las sospechas iban dirigidas a William Judge. Debemos recordar que cuando Olcott volvió de Europa en noviembre de 1884, en su camino hacia Adyar se detuvo a consultar a su amigo, el juez Khandalavala de Poona, en relación a las acciones que debían tomarse respecto a los problemas provocados por los Coulomb. Khandalavala aconsejó a Olcott no defender a HPB, y salvar a la Sociedad. Khandalavala era un miembro parsi muy prominente dentro de la Sociedad , y uno de los más antiguos miembros en la India.

 

Carta de W.Q. Judge para N. D. Khandalavala

En 1884 Khandalavala tenía muchas dudas acerca de las cartas supuestamente escritas por Blavatsky que los Coulomb habían falsificado y publicado en la revista del Colegio Cristiano de Madrás; así que le escribió a William Judge que en esa época se encontraba

 

Reproducción facsímil de la Prueba número Uno o “A” del Caso en contra de W.Q. Judge, presentada en la obra The Judge Case , Suplemento, p. 357, por Ernest Pelletier. En el margen superior derecho puede verse el párrafo que fue añadido para ocultar, aunque burdamente, las palabras que habían sido borradas probablemente por N. D. Khandalavala, presunto falsificador de esta carta.

en Adyar, pidiéndole que si fuese posible viera los originales de las cartas publicadas, y que le diera su opinión. Judge hizo lo que Khandalavala le pedía y relata que, “Vi algunas de las cartas y le escribí [con fecha 17 de septiembre de 1884]. Él me había preguntado si alguna de las cartas podía haber sido alterada. A la mitad de mi carta le di cuatro ejemplos de imitación de escritura que le dije habían sido escritas por un amigo, expresando esto con las palabras ‘ testifica estas [hechas] por un amigo' [el amigo era el Mahâtma M.] después de las cuales seguían las malas imitaciones de las firmas de la señora Blavatsky, el coronel Olcott y otros. También me referí a la astuta falsificación hecha por la señora Coulomb de la escritura del Dr. Hartmann. . . . Esta carta podría ser usada en mi contra suprimiendo las palabras, ‘ un amigo'.” ( The Judge Case, Pelletier, Suplemento, p. 379. Ver Exhibit “A”)

 

Se suprimen las palabras “un amigo”

Sin embargo, años después, las palabras: ‘ un amigo' fueron suprimidas, y de acuerdo a las investigaciones realizadas por Ernest Pelletier, y presentadas en su magna obra The Judge Case , etc. todas las evidencias apuntan a que el propio Khandalavala fue el que las suprimió para incriminar a William Judge.

Diez años después, en 1894, esta carta, con el pasaje suprimido, (o más bien borrado con un líquido borra tinta, y cubierto con las palabras: “No se lo muestres a nadie salvo a Ezekiel y quítalas de——.” escritas con otra mano) fue la Prueba Número Uno o “Exhibit ‘A'” del caso en contra de William Judge. Sin embargo no pudo ser usada, ya que el burdo fraude era palpable, puesto que el sentido de la frase era extraño, y el falsificador dejó una parte de una “a” (un) sin borrar del texto que trató de suprimir. Esta carta, alterada sirvió sin embargo para sembrar la duda entre varios Teósofos. A finales de 1892 fue descubierta en los archivos de Adyar por Walter Old, el cual se la enseñó de inmediato al coronel Olcott.

“La siguiente pregunta obvia es, ¿quien añadió la nota? La nota está escrita por otra mano, y ciertamente no es la letra de Judge. . . . Hay muchas cuestiones que involucran al juez Khandalavala y que nos conducen a cuestionar su integridad y su confiabilidad como miembro de la Sociedad Teosófica y verdadero amigo de los Fundadores. Quizás el incidente más alarmante ocurrió después de la llegada de Walter Old al cuartel general el 21 de diciembre de 1892 en que descubrió la carta de Judge. Después de que le enseñó la carta a todos los miembros de Adyar, Olcott le pidió a Khandalavala su opinión legal respecto a como manejar y proceder en este asunto aparentemente difícil respecto a Judge.” ( The Judge Case, Pelletier, Suplemento, p. 379-380. Ver Exhibit “A”)

 

Entrada al edificio principal de Adyar

Dibujo de William Q. Judge

N. D. Khandalavala

 

Khandalavala aconseja a Olcott que demande a Judge

“En sus Viejas Hojas del Diario el coronel Olcott dice: ‘Pedimos el consejo del señor [Bertram] Keightley y del señor [Sidney V.] Edge para que nos ayudaran a comparar los documentos que mutuamente habíamos compilado el señor Old y yo mismo. Al llegar los Delegados a la Convención en el tiempo usual [el 27, 28, 29, de 1892], sometimos los papeles a la consideración de nuestro respetado colega, el juez Khandalavala, de Poona, quien definitivamente me aconsejó que hiciera la demanda, ya que el permitir que esto siguiera, sería una amenaza muy seria para la prosperidad de la Sociedad.' ” ( The Judge Case , Pelletier, Cronología, p. 66).

 

Walter Old

 

Bertram Keightley

 

Sidney V. Edge

 

“La cuestión más inquietante es: ¿Por qué cuando Olcott en diciembre de 1892 le pidió a Khandalavala que le diera su opinión legal experta, respecto a como proceder con Judge, él no admitió que las palabras ‘un amigo' habían sido suprimidas de la carta de Judge de 1844? ¿Por qué no reveló que faltaban unas palabras en la carta que alteraban el mensaje? Él era un Magistrado provincial en una Corte de Casos Menores en Poona, y por lo tanto era un abogado que conocía bien la ley. Siendo abogado y magistrado debió haber tenido una mente alerta a los detalles, y habrá recordado las características de la carta de Judge. Pensamos que habrá conocido las consecuencias de alterar lo que después llegó a conocerse como la Prueba “A”, la pieza principal de evidencia material que daba soporte a las argumentos en contra de Judge. La supresión de estas palabras fue hecha de manera tan exacta que nadie sospechó lo extraño de la frase, tal como se ha demostrado precedentemente. Nos deja con la interrogante de por qué habrá suprimido las palabras ‘un amigo' —a menos de que haya tenido un cambio de actitud.” ( The Judge Case, Pelletier, Suplemento, p. 379-380. Ver Exhibit “A”)


30 de noviembre de 1892

Annie Besant en América

“La señora Besant llegó a Nueva York desde Londres, 30 de noviembre de 1892, para una gira teosófica por América que duró casi tres meses. Durante esta visita Judge le mostró a Besant su correspondencia con H. S. Olcott, incluyendo una carta que había sido publicada por Jasper Niemand en un artículo en la revista Path del mes de agosto de 1891. La carta decía: ‘La ingratitud no es una de nuestras imperfecciones. Nosotros siempre ayudamos a aquellos que nos ayudan. El tacto, la discreción y el fervor son más necesarios que nunca. El más humilde trabajador es visto y ayudado ? .” ( The Judge Case , Pelletier, Cronología, p.65) “Olcott había cuestionado este mensaje del Mahâtma, y pensaba que Judge había escrito el artículo, imaginando que él y Jasper Niemand eran la misma persona.” ( The Judge Case , Pelletier, Cronología, p. 66).

 

15 de abril de 1893

“Una Carta Interesante, Escrita para un Hermano Indo”

“El 15 de abril de 1893 , Annie Besant publicó un artículo escrito por Judge en la revista Lucifer titulado ‘Una Carta Interesante, Escrita para un Hermano Indo.' [Olcott], en donde dice:

‘El miedo que expresas de que la S.T. esté derivando hacia él dogmatismo o fanatismo me parece sin fundamento. Si tuviésemos un credo, entonces sí habría peligro; si alguna doctrina fuese declarada por la Sociedad , o fuese impuesta como el punto de vista aceptado de la S. T. esto sí resultaría en un gran daño. Pero nosotros no tenemos ningún credo, y la S.T. no tiene ninguna doctrina declarada. Sus miembros han afirmado ciertas creencias, pero esto es su derecho; y no se las imponen a otros. . . .Si Él [el Maestro] tiene un sello o usa uno es algo de lo cual soy ignorante. En mi experiencia he tenido mensajes de los Maestros, pero ellos no llevan ningún sello y no considero que este hecho tenga importancia. Un Sello en otros de Sus mensajes no significa nada para mí; la presencia o ausencia de un sello no es nada para mí; mis medios de prueba e identificación están dentro de mi mismo, y todo lo demás me parece un engaño'.” ( The Judge Case, Pelletier, Cronología, p. 69).

 

Abril 1893

¡Cuidado con la adoración de héroes!

Los días 23 y 24 de abril de 1893 tuvo lugar la Convención Americana , la carta que el coronel Olcott envió a la Convención comenzaba con las siguientes palabras: “Sólo hay un peligro que debemos temer y contra el cual tenemos que protegernos; y este es la subordinación de los principios generales a la adoración de héroes, o a la admiración de personalidades.” ( The Judge Case , Pelletier, Cronología, p.70).En una carta escrita por el coronel Olcott, fechada el 17 de mayo de 1893, le dice a W. Q. Judge:

“Si lo que quieres son Sociedades Teosóficas formadas a partir de las Secciones, desde luego puedes tenerlas: ésto se lo ofrecí a HPB hace algunos años, e incluso a A. P. Sinnett.” ( The Path , Vol. 10, mayo 1895, p.58; en: The Judge Case , Pelletier. Cronología, p. 71)

 

Julio de 1893

“Libre Pensamiento Teosófico”

“En julio de 1893 los señores W. R. Old, y S. V. Edge publicaron en el Theosophist (Vol. 14, Julio 1893, pp. 606- 611) un artículo titulado ‘Libre Pensamiento Teosófico,' en respuesta al artículo de Judge ‘Una Carta Interesante' en donde dicen:

‘En relación a esta afirmación sólo podemos señalar que la memoria del señor Judge debe de ser seriamente deficiente. Debemos recordarle que después de la muerte de HPB se dio un paso muy importante en la reorganización de la Sección Esotérica de la S.T ., bajo la autoridad de un cierto mensaje, supuestamente proveniente de uno de los Mahâtmas, y que llevaba, tal como ahora recordará el señor Judge, una impresión de un sello, que él dijo que era el ‘del Maestro.' Sin duda el señor Judge aprovechará la oportunidad para rectificar su afirmación o mostrar cómo puede ser considerado consistente el actuar una vez bajo la autoridad del sello del Maestro, y en otra profesar su ignorancia.' ” ( The Judge Case , Pelletier, Cronología, p. 74)

 

Julio de 1893

“Un Complot en Contra de la Sociedad Teosófica ”

“En julio de 1893 apareció un artículo en la revista Path (Vol. 8, p.111) con el título: ‘Un Complot en Contra de la Sociedad Teosófica ' en el cual se describe el complot que se está llevando a cabo para erosionar y minimizar a HPB y sus escritos, y cuestionar su posición como Mensajera de los Mahâtmas.” ( The Judge Case , Pelletier, Cronología, p.74)

 

14 de julio de 1893

Walter R. Old y Sidney V. Edge

Suspendidos en la Sección Esotérica

“En una circular fechada en Londres el 14 de julio de 1893, y que lleva por encabezado: A Todos los Miembros de la E. O. T. firmada por Annie Besant y William Judge, se informaba a los miembros de la Sección Esotérica que Walter R. Old y Sidney V. Edge han sido suspendidos de su membresía, por violar su promesa de secreto en el pie de página del artículo, Libre Pensamiento Teosófico.” ( The Judge Case, Pelletier, Cronología, p.76)

 

Septiembre de 1893

Opinión de Olcott sobre el Océano de la Teosofía de Judge

El 15 de julio de 1893 s e publicó El Océano de la Teosofía , escrito por W. Q. Judge. “Este pequeño volumen es el enunciado más claro y conciso que se haya dado al mundo hasta ahora de las enseñanzas Teosóficas, y nosotros lo recomendamos con todo corazón a todos aquellos que estén buscando un libro elemental que pueda ser puesto en las manos de los futuros estudiantes.” ( Lucifer , Vol. 15, Julio 1893, p. 516).

“Esta obra es una de las presentaciones más valiosas y simples de la Teosofía.” ( William Quan Judge, Theosophical Pioneer , Eek y Zirkoff, op. cit. p. lvii)

Durante más de cien años, innumerables estudiantes de Teosofía han reconocido y corroborado la gran importancia de este libro, el cual, siendo una magnífica introducción al estudio de la Teosofía , contiene numerosos pasajes de gran profundidad esotérica que no se encuentran en ninguna parte de la literatura Teosófica.

El coronel Olcott, al hacer su reseña del “Océano de la Teosofía ” en el Theosophist , (Vol. 14, septiembre 1893, pp. 762-763), dejándose llevar por la pasión del momento, lo criticó, encomiando únicamente la calidad de su edición y de su empastado. En un párrafo dice “ojala y pudiese alabar sin reservas la presente obra; pero no puedo. Contiene algunos errores que son flagrantes.”

 

2 de septiembre de 1893

Annie Besant viaja con Chakravarti a Nueva York

“El 2 de septiembre de 1893 la señora Besant, el profesor Chakravarti, el señor Dharmapâla, y la señorita Müller llegaron a Nueva York en el vapor The City of Paris . . . .” (Path, Vol. 8, oct. 1893, pp. 223-228) Con objeto de asistir al Parlamento de las Religiones de Chicago. Los días 15, 16, y 17 de septiembre de 1893 tuvieron lugar las Sesiones del Congreso Teosófico llevado a cabo por la Sociedad Teosófica en el Parlamento de las Religiones, de la Feria Mundial de Chicago. Las conferencias se dieron en el edificio del Art Memorial , en el parque frente al lago. (Ver reimpresión completa de las Memorias por la Sociedad Teosófica Edmonton, 1988).

 

De izquierda a derecha: Dharmapâla; Annie Besant, G. Chakravarti; H. Müller

durante el Parlamento de las Religiones en Chicago, septiembre 1893

Annie Besant cambia de bando y se une al Complot

Viaja a la India

20 de octubre de 1893

“Habiendo vuelto a Inglaterra en compañía de varios teósofos y del profesor Chakravarti, el 20 de octubre de 1893, Annie Besant dejó Londres, viajando hasta Marsella, de donde partió rumbo a la India acompañada por la condesa Wachtmeister. Su primera escala fue la ciudad de Colombo en Ceilán a donde llegaron el 10 de noviembre. En esta ciudad fueron recibidas por el coronel Olcott. El 16 de noviembre Annie Besant desembarcó por primera vez en la India.” ( The Judge Case , Pelletier, Cronología, p. 83).

20 de diciembre de 1894

Junta en Adyar

“Cuando la señora Besant llegó a Adyar, el 20 de diciembre de 1893, fue convocada por el Presidente para que asistiera a una junta de consulta en la que participaron, él mismo, la condesa Wachtmeister, Sturdy, Sidney Edge, Walter Old, y el juez Khandalavala.

Annie Besant

 

Condesa C. Wachtmeister

 

E.T. Sturdy

 

Después de muchas pláticas llenas de ansiedad, y a petición del Presidente, la señora Besant se dio a la tarea de formular las demandas de las que tendría que ocuparse un Comité que trataría las acusaciones en contra de Judge ‘con referencia a ciertas cartas que utilizaban la supuesta escritura de los Mahâtmas,' tal como estaba estipulado por el Reglamento que había sido especialmente alterado en la Convención de 1893, para poder enfrentar este caso o alguno similar. Éste preveía la formación de un Comité Judicial ‘el cual, por un voto de una mayoría del 75%' podría hacer que el Presidente o el Vicepresidente dejaran sus puestos en cualquier momento, por una debida causa.” ( Ransom, pp. 298-299).

“Cuando la señora Besant se fue a la India en 1893, ella se convirtió en una hindú ortodoxa, y fue inducida a abrigar. . .dudas acerca de su maestra [HPB]. . . .Aunado al fracaso—que significaba el dudar de su Maestra—añadió su ataque en contra de su compañero chela , el señor Judge.” ( HPB A Great Betrayal [ La Gran Traición a HPB], por A. Cleather, 1922, p.70)

 

6 de febrero de 1894

Annie Besant entrega a Olcott acusaciones contra Judge

“El 6 de febrero de 1894 e stando en Allahabad, la señora Annie Besant le entregó al coronel Olcott una demanda escrita en la que dice que ciertas acusaciones ‘con referencia a ciertas cartas en la supuesta escritura de los Mahâtmas' dañan el carácter público del señor W. Q. Judge, Vicepresidente de la Sociedad , lo cual deberá de ser tratado por un Comité tal como es previsto por el Art. VI, Secs. 2, 3 y 4” ( The Theosophist , Vol. 15, mayo 1894, Suplemento, p. xxvii)

 

7 de febrero de 1894

Olcott inicia el Caso en contra de Judge

El 7 de febrero de 1884, el coronel H. S. Olcott (desde Agra India) le envió la siguiente carta a W. Q. Judge:

“Anexó a la presente una copia certificada de la carta formal que Annie Besant me dirigió, fechada en Allahabad, el seis de febrero de los corrientes. En ella demanda una investigación oficial, por medio de un Comité, en el asunto de tu supuesto mal uso del nombre de los Mahâtmas y de su escritura.

En virtud del poder discrecional que me da el Art. VI del Reglamento revisado, pongo a tu consideración las siguientes opciones:

(1.) Retirarte de todos los puestos que tienes en la Sociedad Teosófica y dejarme hacer una explicación pública meramente general

(2.) Convocar un Comité Judicial, y hacer público todo el procedimiento en detalle.” ( The Theosophist , Vol. 15, mayo, 1894, Suplemento, p. xxvii. Citado en: The Judge Case , Pelletier, Cronología, p 87)

En respuesta a la carta de Olcott del 7 de febrero de 1894, Judge envió el siguiente telegrama:

“Acusaciones absolutamente falsas. Puedes tomar la acción que te parezca adecuada; iré [a] Londres [en] julio.” ( Acusaciones en Contra de William Q. Judge. Citado en: The Judge Case , Cronología, p. 89)

 

15 de marzo, 1894

Circular de William Q. Judge en su propia defensa

El 15 de marzo de 1894 Judge imprimió 5000 ejemplares de un panfleto con el título “A todos los Miembros de la Sociedad Teosófica , Carta Circular: Acusaciones en Contra de William Q. Judge.” ( Pacific Theosophist , Vol.4, abril 1894, pp. 129-133. Citado en: The Theosophical Movement , pp. 206-209)

 

“En esta circular él comienza explicando que las acusaciones transmitidas por el coronel Olcott ya hacía tiempo que venían dándose en forma de ‘rumores vagos no expresados claramente,' y que ‘la acción del Presidente de la Sociedad , ahora le obliga a hablar, a fin de que todos los miembros de la Sociedad y mis amigos en todas partes del mundo estén al tanto de los hechos, para evitar quizás sorpresas y confusiones .' En la India se afirma que yo he sido culpable de ‘ abusar de los nombres y de la escritura de los Mahâtmas, y que esto fue comunicado oficialmente al Presidente. ' Él no menciona el nombre de la señora Besant en relación a las acciones del presidente.” ( The Theosphical Movement , p. 206).

A continuación transcribimos extractos de esta importante circular:

“Se me ha hecho la acusación en mi carácter de Vicepresidente: yo he contestado como un individuo y así continuaré haciéndolo, ya que como Vicepresidente las facultades y deberes que tengo son meramente nominales. . . .Las únicas acusaciones que podrían hacerse en contra del Vicepresidente serían las de no haber cumplido con sus deberes, o abusar de su cargo. . . .Entonces, en vista de esta acusación tan vaga, es evidente que no hay nada en ella que se relacione con el puesto de Vicepresidente.

 

Dado que yo fui el primer funcionario que presidió en la Sociedad Teosófica en su reunión preliminar en septiembre de 1875, y que fui su primer secretario en dicha reunión; que yo no sólo he sido un amigo íntimo de H. P. Blavatsky, y su alumno directo, sino que he sido conspicuo en sostener la doctrina Teosófica, así como también he sido un defensor con muchos otros amigos en todas partes del globo, del buen nombre, motivos elevados y grandes poderes de H. P. Blavatsky en contra del ridículo del mundo y de mucha oposición por parte de ciertos miembros de la Sociedad que ella fundó; que yo fui elegido sucesor del coronel Olcott, presidente de la Sociedad y he sido declarado oficialmente su sucesor por él mismo; es importante e imperativo que yo deba hacer este asunto público, y ahora lo hago, y afirmo exhaustivamente, explícitamente y sin reservas negando dichos cargos, y declarando de la manera más enfática que esta acusación es infundada.

Todo lo que he dicho precedentemente no es para evitar una investigación. No evitaré que se lleve a cabo la investigación. Pero bajo el principio ejecutivo y de constitucionalidad objetaré desde el principio hasta el fin a cualquier Comité de la Sociedad Teosófica que quiera considerar cualquier acusación en contra de alguna persona, que involucre una investigación y decisión respecto a la existencia, nombres, poderes, funciones, o métodos de los ‘Mahâtmas o Maestros.' Yo haré esto para la protección de la Sociedad Teosófica ahora y de aquí en adelante, sin importar como me puedan afectar personalmente los resultados. La Sociedad no tiene ningún dogma respecto a la existencia de dichos Maestros; pero las deliberaciones de un comité oficial de la Sociedad en tales cuestiones, y siendo esta la primera investigación y decisión que comience dichas deliberaciones, significaría que la Sociedad Teosófica después de más de 19 años de trabajo no sectario habría tomado la decisión de establecer este dogma y de agregarlo a la Constitución de la Sociedad. Y a esto yo nunca consentiré, y siempre lo objetaré, y acusaré al mismo Comité de violar la constitución, si decide la cuestión de la existencia de los ‘Maestros' o Mahatmas; si afirmara la existencia de los ‘Maestros' violará la ley; si negara Su existencia también resultaría una violación semejante; ambas decisiones afirmarían un dogma, y la decisión negativa violaría además lo que se prevé en nuestra ley, en el Art. XIII, reglamento revisado, que considera como una ofensa ‘el ofender intencionalmente los sentimientos religiosos de un colega' de la Sociedad Teosófica , dado que esta creencia es mantenida por cientos de miembros de la Sociedad. Tengo la intención de tratar de una vez por todas de establecer definitivamente esta importante cuestión, y el procurar que se llegue a una decisión oficial afirmando desde ahora y por siempre la libertad de nuestra sociedad.

De aquí que las alternativas del Presidente. . .sean erróneas, y que constituyan pasos iniciales hacia la promulgación del dogma en la creencia en los ‘Maestros.' La primera alternativa es además un juicio preestablecido, en sí mismo ridículo, sin embargo serio, debido a que emana de nuestro dirigente más elevado. Esto le impide sentarse en el Comité, y este punto también lo sacaré a colación cuando se reúna el Comité. Toda la propuesta que él hace trae aparejada serias cuestiones de ocultismo muy complejas, que tocan el tema de la existencia, poderes, funciones, y métodos de estos ‘Maestros' en los que muchos Teósofos creen pero respecto a los cuales la Sociedad Teosófica es perfectamente agnóstica y neutral como organización.

Pero algunos de ustedes podrían preguntarse si todo esto deja alguna duda respecto a si yo creo en los ‘Maestros.' Yo creo que los Maestros existen, que Ellos de hecho ayudan a la causa de la Sociedad Teosófica , que ellos energetizan y hacen fructífero el trabajo de todos los miembros sinceros; todo esto puedo decir por ni mismo que lo sé, pero el que yo pueda probar esto objetivamente a otro, que tales seres existen es imposible que lo haga basándose en lo que percibe mi inteligencia. ‘Las Cartas de los Mahatmas' no prueban nada excepto al que las recibe, y sólo en caso de que en su naturaleza interior exista aquello que le permita probarlo, y el poder de discernir. Las ‘precipitaciones' no prueban la existencia de los Mahâtmas, por la sencilla razón de que los simples médiums, que no son mahâtmas pueden hacer precipitaciones. Yo siempre he afirmado esto. Este asunto sólo puede ser juzgado por nuestra propia alma, y solamente por sus obras y actos puede uno juzgar al principio, si una persona u otra es un agente de los Maestros; siguiendo el curso prescrito en todas las épocas, pueden despertarse las facultades interiores para que nos proporcionen la confirmación de su verdadera evidencia. Yo no he perdido para nada mi creencia en estos seres, sino que más que nunca creo en Su existencia y en Su ayuda y cuidado del trabajo de la Sociedad.

Finalmente debo decir que mi creencia personal en los Mahâtmas está basada en una evidencia aún más fuerte que los argumentos Teosóficos o las experiencias de otros. Como es sabido por algunos Teósofos, no he estado sin alguna guía o ayuda de esos elevados amigos de la S.T. La forma que ha tomado todo este asunto me obliga ahora a decir lo que nunca he dicho antes públicamente, a saber, que no solamente he recibido comunicaciones directas de los Maestros durante y desde que vivía H. P. Blavatsky, sino que en ciertas ocasiones les he repetido dichos mensajes a ciertas personas para su propia guía, y también he conducido parte de mi propio trabajo siguiendo las sugerencias provenientes de este mismo origen, aunque sin mencionar el hecho. —William Q. Judge.” (Circular citada en: The Theosophical Movement , pp.206-209)

“Esta declaración del señor Judge fue enviada por correo a tantos miembros de la Sociedad Teosófica como fue posible. Unas copias llegaron a Londres y fueron vistas por George Mead coeditor de Lucifer y Secretario General de la Sección Europea ; y Bertram Keightley, que se encontraba en Londres en esos días y que era Secretario General de la Sección Inda. Ambos eran hombres de buenas intenciones, y no obstante que abrigaban sospechas en contra de Judge, su sentido del honor se vio herido por el despotismo e injusticia de la carta del Presidente Fundador. Incluso si el señor Judge hubiese sido culpable, tenía derecho a ser considerado como inocente hasta que fuese probado culpable. Sin embargo, ¿bajo que proceso de razonamiento pudieron, la señora Besant y el coronel Olcott erigirse en tribunal y arrogarse el derecho de condenar a cualquier miembro y darle ‘opciones' para ‘renunciar' o ser ‘juzgado' por un Comité, cuando los mismos procedimientos llevados tan ilegalmente eran de hecho una violación al Reglamento de la Sociedad ?” ( The Theosophical Movement , pp.210-211).

 

Marzo de 1894

Olcott suspende la Vicepresidencia de Judge

El 20 de marzo de 1894 e l coronel Olcott emitió dos cartas, como Presidente de la Sociedad Teosófica :

1.) “Para el Secretario General de la Sección Americana S.T.”

“Anexo a la presente una copia de ciertas acusaciones proferidas [en contra de Judge] por la señora Annie Besant M.S.T.; dichas acusaciones serán presentadas ante un Comité Judicial, que tendrá lugar en nuestro Cuartel General de Londres el próximo día 27 de junio. . . .

“Al recibir esto te pido que seas tan amable de nombrar a dos miembros de tu Comité Ejecutivo para que asistan como representantes de la Sección Americana en el Comité Judicial de Londres. . .”

2.) “Para el señor William Q. Judge, Vicepresidente de la S.T .”

“Debo pedirte que nombres a dos miembros adicionales, como representantes personales que desees que formen parte del Comité, que juzgará el caso. . . .

“En espera de la decisión del Comité Judicial, por medio de la presente te suspendo del cargo de Vicepresidente de la S.T. tal como lo requiere nuestro Reglamento Revisado.” ( Report of Proceedings of the Eight Annual Convention , 22 y 23 de abril 1894; p. 23 Citado en: The Judge Case , Pelletier, Cronología, p. 91)

“La primera carta obligaba el señor Judge, como Secretario General, a que presentara las acusaciones él mismo en la correspondencia durante la Convención de la Sección Americana que tendría lugar muy pronto en San Francisco el mes de abril, y ponerlo así a la defensiva ante su propia Sección. . . .La segunda carta forzaría al señor Judge en su carácter de Vicepresidente a que informara a los miembros que había sido suspendido por el Presidente Fundador.” ( The Theosophical Movement , p.212).

 

Marzo de 1894

Circular de Bertram Keightley y G.R.S. Mead

El 27 de marzo de 1894 G . R. S. Mead y Bertram Keightley (en su carácter de Secretarios Generales de la Sección Europea y de la Sección Inda , respectivamente) emitieron una circular, para la información de los miembros de sus Secciones, ambos haciendo comentarios respecto a la carta de Olcott del 7 de febrero de 1894 a William Q. Judge.

 

G.R.S. Mead

Bertram Keightley

 

“Quisiéramos señalar que usted [Olcott] no ha seguido el procedimiento. . .establecido por la Constitución , ratificada oficialmente y promulgada por usted mismo el 31 de diciembre de 1893, ya que:

Primero

1. Su carta oficial al señor W. Q. Judge referida mas arriba, no contiene copia por escrito de ninguna de las acusaciones, tampoco da los nombres de las personas que las presentan, y ni siquiera contiene ningún enunciado específico acerca de cuáles sean exactamente los cargos que se le imputan.

2. No nos ha llegado ninguna copia de las ‘acusaciones por escrito,' o incluso de la carta que usted le escribió al señor Judge; aunque ha pasado suficiente tiempo desde que usted se la envió al señor Judge y que él la recibió en América, pudiendo habernos enviado una copia no oficial a nosotros en Inglaterra.

Por lo tanto como miembros del Consejo General de la S.T. protestamos enfáticamente en contra de esta desviación de las reglas de procedimiento establecidas en la Constitución , y también en contra de que haya ignorado a sus colegas, siendo esto parte de su deber como Presidente.

Segundo

1. Que la libre plataforma de la Sociedad impide cualquier declaración oficial por parte de la S.T ., o por cualquier Comité que la represente, acerca de la cuestión de si existen o no los ‘Mahâtmas' (ver Art. XIII, Secs. 2 y 3, ‘Ofensas')

2. Que por lo tanto, ninguna investigación respecto a la conducta de ningún directivo de la Sociedad en su carácter oficial, que implique como base una declaración a favor o en contra de la cuestión arriba señalada, no puede ser llevada a cabo por ningún Comité oficial de la S.T .

Tercero: Deseamos señalar además que al haberle dado inicialmente al señor Judge la alternativa de renunciar a todos sus cargos en la S.T. o de someterse a la investigación propuesta, usted volvió a desviarse de los procedimientos establecidos por la Constitución.

Además al haber hecho esto, usted mismo se ha colocado oficialmente en la posición de haber prejuiciado el caso y virtualmente haber anunciado antes de que hubiese tenido lugar ninguna investigación, o incluso que alguna acusación específica hubiese sido formulada, que usted cree que el señor Judge es culpable.

Nos parece que tal actitud es inconsistente con la estricta imparcialidad y justicia que, al menos, deben caracterizar las acciones oficiales del Presidente de la S.T ., y que todo lo anterior es muy probable que traiga descrédito a la Sociedad exponiendo a su principal dirigente a la acusación de condenar a un colega sin ni siquiera escucharlo.” ( The Theosophical Movement , pp.210-211)

 

27 de abril de 1894

Nota Ejecutiva del coronel Olcott

“El 27 de abril de 1894 e l coronel Olcott emitió una Nota Ejecutiva informando detalladamente los pasos que tomaría respecto a las acusaciones en contra de William Q. Judge:

‘Se notifica que el Comité Judicial se llevará a cabo en Londres el día 27 de junio de 1894. El coronel deplora el que sus colegas Mead y Keightley hayan actuado tan precipitadamente, cometiendo la indiscreción de censurarlo por quebrantar los procedimientos y violar la Constitución , de lo cual él no es culpable. También se lamenta del hecho de que la señora Besant, siendo la acusadora del señor Judge, no haya sido mencionada. . .'.” ( The Judge Case,Pelletier , Cronología, p. 96)

“El 12 de junio de 1894 e l Presidente Fundador llegó a París, en donde fue recibido por Annie Besant y la señorita H. F. Müller, y presidió la conferencia que dio la señora Besant en la residencia de la duquesa de Pomar el 13 de junio.” ( The Judge Case , Cronología, p. 98)

 

William Q. Judge

 

7 de julio de 1894

Reunión del Consejo General de la Sociedad Teosófica

El 7 de julio de 1894, e l Consejo General de la Sociedad Teosófica se reunió en Londres: Estuvieron presentes Olcott, el cual presidió la sesión, Bertram Keightley que fue elegido Secretario de la reunión del Consejo, W. Q. Judge y G. R. S. Mead.

El reporte de esta reunión se publicó en el panfleto “ La Neutralidad de la Sociedad Teosófica ” cuyos puntos más sobresalientes son los siguientes:

“El presidente leyó una carta de William Q. Judge, afirmando ‘(1) que en su opinión él nunca fue elegido Vicepresidente de la Sociedad Teosófica , y por lo tanto que no era Vicepresidente,' a lo cual el Presidente informó al Consejo que en la Convención General de Adyar, en 1888, él, ejerciendo entonces las prerrogativas que tenía en ese tiempo, nombró a William Q. Judge como Vicepresidente de la S. T. . . .; ‘(2) que incluso si fuese considerado de hecho Vicepresidente de la Sociedad , él no podía ser inculpado por abusar del nombre de los Mahâtmas y de su escritura ya que incluso si fuese culpable, tales actos serían de un individuo privado y no de un dirigente de la Sociedad ; de aquí que no estuviese sujeto, bajo la Constitución , a ser juzgado por un Comité Judicial.'

Inicialmente se debatió la primera parte de la carta, mientras que el señor Judge permaneció callado, sin que se tomase ninguna determinación. Posteriormente se pasó a la segunda cuestión renovándose la discusión. El señor Judge permaneció callado como antes. Llegándose a la siguiente resolución:

Habiendo sido debatido el asunto, Bertram Keightley hizo la moción secundada por George Mead de que:

‘El Consejo, habiendo escuchado los argumentos sobre los puntos promovidos por William Q. Judge declara que el punto ha sido tomado en consideración; que los supuestos actos sólo le conciernen a él como individuo; y en consecuencia el Comité Judicial no tiene jurisdicción en este lugar para juzgarlo como Vicepresidente sobre las supuestas acusaciones.'

El Presidente estuvo de acuerdo con lo anterior. El señor Judge no votó. Aceptándose la moción.

Por moción del señor Mead, luego se votó: ‘Que lo que había sido acordado debería ser presentado ante el Comité judicial.' El señor Judge tampoco votó.

Finalmente el Consejo pidió al Presidente (Judge no votando) que convocara al Comité Judicial en el Cuartel General de Londres el próximo martes 10 de julio de 1894 a las 10 a .m.” (“Neutrality of the Theosophical Society,” citado en: The Theosophical Movement , pp.218-219; extractos en: The Judge Case , Cronología, p.100)

 

10 de julio de 1894

Comité Judicial de Londres

“En la reunió el Comité Judicial estuvieron presentes todos los miembros del Comité, a saber: el coronel Olcott como Presidente Fundador presidiendo; los señores G.R.S. Mead y Bertram Keightley, Secretarios Generales de las Secciones Europea e Inda; los señores A.P. Sinnett y E.T. Sturdy como delegados de la Sección Inda ; los señores Herbert Burrows y William Kingsland como delegados de la Sección Europea ; el Dr. J.D. Buck y el Dr. Archibald Keightley como delegados de la Sección Americana ; los señores Oliver Firth y E.T. Hargrove como delegados especiales representando al acusado—todos de acuerdo a lo previsto por el ‘Reglamento Revisado' adoptado en la Convención de Adyar del pasado mes de diciembre. El señor Judge estuvo presente como acusado, pero no votó como Secretario General de la Sección Americana. La señora Besant estuvo presente como acusadora. Debe hacerse notar que de los once miembros del Comité Judicial, el coronel Olcott como Presidente, y los señores E.T. Sturdy y A.P. Sinnett estaban plenamente convencidos previamente de la culpabilidad del señor Judge; los señores Bertram Keightley y George Mead estaban convencidos de la culpabilidad de Judge, pero igualmente convencidos de que no podía ser juzgado por sus ofensas; los señores Herbert Burrows, William Kingsland, y Oliver Firth eran en ese entonces muy amigos de la señora Besant y del coronel Olcott, aunque aún tenían dudas respecto a la culpabilidad y legalidad de todo el procedimiento. De los miembros restantes del Comité Judicial sólo el Dr. Buck, el Dr. Archibald Keightley y el señor Ernest Hargrove eran fieles amigos del señor Judge y estaban convencidos de que él era inocente de lo que se le acusaba y que todo este asunto era un error colosal además de ser defectuoso desde el punto de vista jurídico.

Como el señor Judge no podía votar por ser el acusado, se agregó al Comité a James Pryse, bien conocido en Nueva York y Londres, en substitución del señor Judge.

 

El coronel Olcott, como Presidente de la reunión declaró abierta la sesión del Comité Judicial, pronunciando una larga alocución. Después de pasar revista a las acusaciones en contra del señor Judge, a la mitad del discurso, el coronel Olcott, inesperadamente para sus oyentes dio marcha atrás diciendo:

‘. . . La historia de mi acción oficial muestra que yo sería el último en violar la Constitución de la cual yo soy, por así decirlo, el padre, y la cual he defendido continuamente a todo momento y en toda circunstancia. Sin embargo ahora que me encuentro con el señor Judge en Londres, y habiendo escuchado la línea de defensa que desea tomar, veo que si comenzáramos la investigación nos colocaríamos frente a un dilema, es decir, tendríamos que negarle la justicia común de oír su declaración y examinar sus pruebas (y el no hacerlo sería algo monstruoso incluso en un juzgado común y corriente—mucho más aún, en una hermandad como la nuestra basada en lineamientos de justicia ideal), o bien nos lanzaríamos al mismo abismo del que deseamos escapar. La defensa del señor Judge es que él no es culpable de los actos que se le imputan; que los Mahâtmas existen, que están relacionadas con nuestra Sociedad y en contacto personal con él mismo; y asegura su disposición de traer a los testigos que sea necesario, y presentar las pruebas documentales que apoyen sus afirmaciones.' ( Neutrality of the T.S .)

En verdad el Presidente Fundador se encontraba en un dilema. El no escuchar la defensa de Judge sería tan monstruoso, que ni siquiera el más embotado o el más prejuiciado, no dejaría de ver lo inicuo de dicha acción. Sin embargo, el coronel Olcott evadió el verdadero problema y al mismo tiempo hizo de hecho, lo que él consideraba como ‘monstruoso incluso en un juzgado común y corriente, mucho más aún en una hermandad como la nuestra,' lo cual puede verse en sus siguientes palabras:

‘En el momento en que entráramos en estas cuestiones violaríamos el espíritu más vital de nuestro pacto federal, el cual es su neutralidad en materias de creencia. . . .Por lo tanto, debido a la razón anterior, declaro como mi opinión que esta averiguación, no debe continuar; no debemos quebrantar nuestras propias leyes por ninguna consideración. Es además mi opinión que tal averiguación, si fuese llevada a cabo por cualquier grupo dentro de nuestra membresía, no podría proceder si se declara una línea de defensa similar a la actual. Si por casualidad, una persona culpable se escapara en cualquier momento como consecuencia de este dictamen, no podemos evitarlo; la Constitución es nuestro paladín, y debemos hacer que ella sea el símbolo de la justicia o esperar que nuestra Sociedad se desintegre.

La sinceridad me obliga a agregar que, a pesar de que en un principio pensé que todo esto eran argucias y tácticas preliminares desleales, el señor Judge ha viajado hasta aquí desde América para enfrentarse a sus acusadores en este Comité, y anuncia su disposición de que se investiguen las acusaciones, y que un tribunal competente decida sus méritos. Haciéndose evidente para mi que el señor Judge no puede ser juzgado bajo las presentes acusaciones sin quebrantar las líneas de nuestra Constitución, no tengo derecho a mantenerlo suspendido, y por medio de la presente cancelo mi Nota de Suspensión, fechada el 7 de febrero de 1894 [de hecho la fecha de la Carta de Suspensión fue el 20 de marzo] y le restituyo su rango del Vicepresidente.' (Neutrality of the T.S.)” (TheTheosophical Movement, pp. 220-225)

 

 

Avenue Road, 19. Londres

 

La Logia Negra se apodera del último bastión de HPB

“Desde el verano de 1893, en que la influencia Brâhmanica descendió sobre el Cuartel General de Londres, y cuando se habían llevado a cabo varios ‘malabarismos' ocultos y se habían establecido las líneas— la atmósfera en Avenue Road en ambas casas, había sido a veces aterradora. Ahora, cuando finalmente se reunió el Comité, la atmósfera estaba tan tensa de maldad, que estaba completamente rígida—con un rigor mortis , que la rigidez de un cadáver parecería vibrante en comparación; puesto que la Logia Negra había capturado el último centro externo del trabajo de HPB, tal como había capturado Adyar años antes. La atmósfera se había hecho peor debido a la fría furia de aquellos que, por el momento, habían sido frustrados en su deseo de atrapar a su presa; el complot en contra de Judge había abortado—en todo caso había sido frenado—y aquellos por detrás de la escena, se veían obligados a comenzar de nuevo su campaña. Tanto Annie Besant como Olcott por razones previamente explicadas, habían sido puestos a la defensiva, mientras que Judge estaba aún luchando desesperadamente por mantener intacta la organización de la Sociedad Teosófica —tanto como esto era posible sin sacrificar los principios—y, de acuerdo a la naturaleza de las cosas, como sucesor de HPB, estaba aún haciendo lo imposible por ayudar y salvar a sus acusadores. Luchando en este centro de las fuerzas del enemigo, cuidadosamente preparado, el que Judge haya sobrevivido a la tensión revela su grado de desprendimiento. Él estaba luchando en contra de una influencia que podría ser comparada con una voluntad helada, palpable e inmensamente poderosa, que trataba de paralizarte la tuya, y que en este caso llenaba todo el salón. Desde luego, Judge era el blanco de todo esto.

Olcott como Presidente de la reunión, leyó su discurso de apertura, que como se ha dicho más arriba, consistía completamente en una auto justificación. En el reporte oficial ocupa tres y media páginas, con menos de una página dedicada al análisis de las deliberaciones.

Seguidamente a la intervención de Olcott, Mead, para nuestra información leyó las minutas del Consejo General del día 7. Luego se le pidió a Olcott que presentara ante el Comité las acusaciones en contra de Judge. Estas eran completamente indefinidas e inadecuadas, y habrían sido desechadas por cualquier gran jurado en cualquier parte del mundo de habla inglesa.

El reporte oficial declara que habiendo considerado el Comité las acusaciones, se aprobó la siguiente resolución:

‘Que aunque se ha averiguado que el miembro que hizo las acusaciones [la señora Besant] y el señor Judge están ambos dispuestos a continuar con la averiguación, el Comité considera sin embargo, que la naturaleza de las acusaciones no se relaciona con la conducta del Vicepresidente en su capacidad oficial, y por lo tanto no están sujetas a su jurisdicción.

Este Comité también opina que si ellos hiciesen alguna aseveración acerca de la verdad de por lo menos una de las acusaciones, tal como fueron formuladas en contra del señor Judge, ésto involucraría una declaración respecto a la existencia o no existencia de los Mahâtmas, lo cual sería una violación del espíritu de neutralidad y de la naturaleza no sectaria de la Constitución de la Sociedad.'

 

En efecto, estas resoluciones confirmaban la postura que se había tomado en la Convención de San Francisco, y de esta manera, tal como lo he dicho antes, los propósitos de la señora Besant y de Olcott, fueron frustrados por el momento —excepto en la medida en que su maledicencia, que aún no se había contrarrestado, continuaba necesariamente envenenando las mentes no críticas y crédulas.

 

Tanto Judge como Annie Besant hablaron en varias ocasiones durante el curso de las deliberaciones, aunque lo que dijeron ellos y otros no fue incluido en el reporte oficial. Judge a pesar de su agotamiento, habló como si lo que ocurría no le afectara personalmente—y más bien parecía como si él hubiese tomado parte en esa clase de cosas toda su vida. En cambio la actitud de la señora Besant la encuentro repugnante. Habló, como si ella, la acusadora, fuese la víctima. Incluso en la presencia de Judge, ella trató de difundir una especie de compasión de sí misma. Daba la apariencia de una rematada hipocresía hasta que uno recordaba que ella había vivido en un mundo de embeleso, totalmente ciega de sus motivos, y en la que una mitad de ella decía lo que fuere para mantener su rango a los ojos de sus seguidores (también de Chakravarti en esa época), y la otra mitad habitualmente convencida de que lo estaba sacrificando todo por la Verdad , manteniendo así viva esa imagen de ella misma, de heroína y mártir, que, en una especie de éxtasis, ella misma había adorado toda su vida.

 

13 de julio de 1884

Convención de la Sección Europea

La Convención de la Sección Europea de la S.T. tuvo lugar dos días después—el 12 y 13 de julio—en el mismo salón. Cuando Judge llegó, después del discurso de apertura de Olcott, él fue recibido con un prolongado aplauso—lo cual demostraba el sentimiento de los miembros que por el momento fluía de esta manera, lo cual produjo desasosiego entre sus acusadores. En la sesión de la noche del día 12, Annie Besant y Judge leyeron una declaración previamente preparada por cada uno de ellos referente a las acusaciones; el de ella ocupando tres páginas del reporte impreso, el de él una página. La declaración que ella hizo estuvo dirigida completamente a excusarse a sí misma. Para describir la situación de manera simple, ella se encontraba en un terrible agujero, y estaba haciendo lo mejor que podía para escurrirse de él. En un esfuerzo por hacer que pareciera, tanto como era posible, como si ella no hubiese atacado o condenado a un hermano Teósofo, ella dijo que deseaba ‘ que se entienda claramente que no he acusado y que no acuso al señor Judge de falsificación en el sentido ordinario del término, sino de darle una forma material engañosa al material recibido psíquicamente del Maestro de varias maneras, sin informarle este hecho a los que lo recibieron '.” ( The Judge Case, Cartas de W.Q. Judge a E.H. Hargrove, pp. 241-242)

 

Annie Besant

 

“Luego la señora Besant hizo la siguiente declaración:

‘ Yo considero que el señor Judge es un Ocultista, que posee un conocimiento considerable, y que está animado por una profunda e inamovible devoción por la Sociedad Teosófica. Yo creo que frecuentemente él ha recibido mensajes directos de los Maestros y de Sus chelas, que lo han guiado y ayudado en su trabajo. Yo creo que él ha recibido a veces mensajes para otra gente, de una u otra forma, lo cual mencionaré en un momento, pero que no fueron escritos directamente por el Maestro, y no fueron producto de Su precipitación directa; y que el señor Judge se ha creído con la suficiente justificación para escribir usando la escritura adoptada por HPB para las comunicaciones del Maestro los mensajes recibidos psíquicamente, y de dárselos a las personas a las que estaban dirigidas, dejándolas que pensaran incorrectamente que era una precipitación directamente escrita por el mismo Maestro—mientras que había sido hecha a través del señor Judge, aunque hecha por el Maestro.'

 

En lo que respecta a las precipitaciones, era imposible, tal como dijo Judge, probar o refutar si el medio que se había usado era el de la precipitación, o no, ya que eso solo podía ser determinado por ‘alguien capaz de ver en ese plano.' En cuanto a los medios que la señora Besant especifica en segundo lugar, ¿cual evidencia pudo haber dado ella de que los mensajes no habían sido ‘hechos' por el Maestro a través de Judge—tal como había ocurrido tan frecuentemente en el caso de HPB? Frente a ésto, un testigo ocular ordinario que hubiese presenciado como se escribía dicho ‘mensaje' no habría podido decir, si en ese momento HPB lo estaba escribiendo, o si un Maestro lo estaba haciendo a través de ella. Igualmente es evidente que incluso un buen clarividente no podría haber estado seguro, teniendo en cuenta que por un lado, el Maestro o HPB podrían haber inhibido la visión psíquica del clarividente, o, por otro lado, HPB si ella así lo hubiese deseado, habría podido crear una imagen visible de un Maestro en la luz astral que habría sido vista por el clarividente, induciéndolo a pensar que esta imagen era la que realmente estaba escribiendo el mensaje. A partir de las declaraciones de la señora Besant, todo parece indicar que ella ni siquiera había escuchado algo acerca de esas posibilidades, y es seguro que ella nunca pretendió que había habido testigos oculares, ya sea clarividentes o no, cuando Judge escribió esos ‘mensajes.'

 

Todo equivale a lo siguiente: si ella hubiese dicho, ‘Chakravarti me asegura que los “mensajes” transmitidos por Judge no fueron hechos por el Maestro', y eso es todo lo que sé acerca de ésto', —ella habría estado diciendo la verdad. Desafortunadamente para la Obra , la verdad es la última cosa que ella estaba dispuesta a decir.

 

Ella consideraba al señor Judge como a un Ocultista', tal como ella lo dijo; pero consideraba a Chakravarti como el equivalente de un Maestro. Por lo tanto ella creía a Chakravarti en contra de Judge, y no solo en contra de él, sino en contra de HPB y desafiando toda obligación que ella había contraído. Había sido una prueba elemental de lealtad, y ella había fracasado (un segundo fracaso en este momento, para ser seguido por un tercero); mientras que, en lo que respecta a los mensajes, ella era incapaz en ese entonces al igual que lo es ahora de decir la diferencia entre lo real y lo irreal, o de reconocer los diferentes grados de chelas y Adeptos, o incluso de decir la diferencia entre las variedades Blanca y Negra. ” ( The Judge Case, Cartas de W.Q. Judge a E.H. Hargrove, pp. 241-242)

 

“Es así como terminó el ‘juicio en contra de Judge'—el comienzo más que el final de la campaña que sus enemigos, y los enemigos de la obra de HPB, emprendieron en su contra. Como ya se ha explicado, la Logia Negra era el poder por detrás de la escena; pero aquellos cuya debilidad moral los abrió a esa influencia, no fueron por ello menos responsables. Sin los actores en el escenario, la Logia Negra habría sido impotente.” ( The Judge Case, Cartas de W.Q. Judge a E.H. Hargrove, p. 245)

 

 

19 de julio de 1894

Disimulos del coronel Olcott

Sólo hasta el 19 de julio de 1894, el coronel Olcott y Annie Besant le permitieron finalmente a Judge ver la evidencia que según ellos decían tener en su contra. Sin embargo Judge tuvo que luchar e insistir para que se la dejaran ver, ya que ellos no tenía la intención de hacerlo.

“Cuando llegué a Londres el 5 de julio,” dice Judge “pedí que se me permitiera inspeccionar los documentos y también pedí copias de los mismos. Este era mi derecho; además, era un hecho bien sabido por todos, que se les habían dado copias y facsímiles de los documentos a varios de mis enemigos declarados al igual que a la prensa, por lo que era aún más imperativo el que yo las tuviese. Se me prometieron pero no me fueron dadas. Día tras día hice la petición, se me prometió que se me permitiría ver los documentos, pero la promesa no se cumplía. En la reunión del Comité pedí copias y que se me permitiera inspeccionar los documentos. Debemos tener presente, que en el curso ordinario de los sueños de la acusadora, éste era el día en el que ella tendría que soltar los papeles en contra mía, y abrir el juicio. En esta reunión el señor Burrows, representando a Europa, declaró que se me deberían dar copias, a lo cual la fiscal [Annie Besant] contestó, ‘Ciertamente, ¡pero desde luego!' Pero no se me proporcionaron. El día 19, habiendo empacado mi baúl, ya que tenía que ir a Liverpool para tomar el vapor hacia casa, hice una petición final a la señora Besant para que me permitiera inspeccionar los papeles. Ella dijo, ‘¡Hay! pero se los di al coronel Olcott, que es el propietario legal.' Por cierto él no era el propietario legal de las cartas que yo le había escrito a HPB. Me dirigí de inmediato con el coronel Olcott, reiterándole la petición, y él dijo, ‘Oh, qué lástima, apenas acabo de enviados a la India.' ‘¿Por qué?' le dije yo ‘¿Cuándo lo hiciste?' ‘Justo ahora, están todos empacados y se han ido,' ‘¿Por qué Olcott?' le dije ‘tú no irás por allá hasta dentro de dos meses.' Entonces volví con la señora Besant y le dije lo que me había dicho Olcott, y que yo me iría a los periódicos y daría todo esto a la prensa para mí desagravio. Entonces ella corrió hacia el cuarto del coronel Olcott en la casa contigua. En unos cuantos minutos ella regresó y dijo que todo estaba arreglado. Entonces volví al cuarto de Olcott, estando conmigo el Dr. Buck—ya era el final de la tarde—y Olcott me informó que ‘había cometido un error, que los documentos estaban en su caja de expedientes.' Entonces en su cuarto, precipitadamente examiné los papeles que él tenía, e hice copias rápidas en taquigrafía de los que no eran muy largos. Dos o tres eran cartas bastante largas que yo le había escrito a HPB y a Dâmodar muchos años antes; algunas cartas eran largas dirigidas a Olcott, y una de ellas, muy larga, la cual también contiene una parte escrita a máquina por mi, y que forma parte de las acusaciones. Estas no las puede copiar, y claramente le dije que sólo estaba haciendo un memorando y que él debería proporcionarme las copias. En la presencia del Dr. Buck, prometió enviármelas. Hasta este día no lo ha hecho. Recordemos que se permitió que todos estos papeles estuviesen en manos de Walter R. Old, quien hizo copias completas, tomó facsímiles, y ambos se los proporcionó a un periódico antagónico a la Teosofía y a los Teósofos. Recordemos también que cuando yo sólo tenía una idea general de las acusaciones sin ningún detalle, los enemigos y los periódicos de la costa del Pacífico estaban publicando detalles que les habían sido enviados por gente que estaba en el Cuartel General en la India.” ( The Judge Case , Pelletier, Apéndice A, “Contestación de William Q. Judge,” p.97; ver también carta a George Mead, ibid. Cronología, p.108)

 

“Lo anterior parece mostrar que Besant y Olcott estaban seriamente preocupados de que Judge expusiera todo este asunto al público. ¿De que tendrían miedo Besant y Olcott? Fácilmente ellos podrían haberle recordado a Judge de que lo que estaba en juego era su propia reputación. ¿Por qué estaban tan preocupados de que Judge fuese con el público y dijese que se le había negado ver la evidencia? Mientras que Judge por otro lado no parecía estar perturbado por esta expectativa y de hecho estaba deseoso de afrontarla.

Ya que se ha impedido hasta ahora que se examine públicamente esta carta, [Ernest Pelletier solo logró obtener una copia de este documento en 1889] solo podemos suponer por los relatos históricos, que Besant y Olcott sabían que alguien había alterado la carta de de Judge de 1884 a Khandalavala. Por lo tanto ellos deben haber sospechado o sabido que se había cometido un fraude y que Judge no era la persona que había cometido el acto fraudulento. De aquí que no podían permitir que Judge hiciese una copia de la Prueba ‘A', ni tampoco podían permitirle que se fuera con el público. Al lograr posponer hasta el último minuto la revisión que Judge quería hacer de la evidencia que había en su contra, fueron capaces de mantener el documento en su posesión al igual que evitar que Judge se fuese con el público. Esta evidencia ha existido desde hace más de cien años sin que Adyar la mencione.” (“Addressing the Critics of the Judge Case”, por Ernest Pelletier, Fohat , Vol. X, No. 1, Primavera 2006, p. 13)

Walter Old

 

Walter Old, Henry Olcott y la Westminster Gazette

El 22 de julio de 1894 Walter R. Old le escribió una carta al coronel Olcott pidiéndole que publicara sus objeciones a los enunciados pronunciados por la señora Besant durante la pasada Convención, en la cual ella se refería a algunas personas que por odio al señor Judge, es decir, Walter Old, habían esparcido rumores en contra de él.

El 15 de agosto de 1894 s e publicó en Lucifer un artículo con el título “El Ocultismo y la Verdad ” firmado por Olcott, Besant, Sinnett, Bertram Keightley, W. Wynn Westcott, E.T. Sturdy, y C.W. Leadbeater. [Londres, julio 1894]. “Este artículo sin nombrar a nadie mostraba que las sospechas en contra de Judge continuaban. Todo parecía como si el arreglo del Comité Judicial no hubiese arreglado nada.” ( The Judge Case , Pelletier, op. cit., Cronología, p.113)

 

“El 27 de septiembre de 1894 el coronel Olcott emitió una nota ejecutiva desde Adyar en la que dice que:

‘El señor Walter R. Old me notifica oficialmente que, siendo incapaz de aceptar la declaración oficial respecto a la averiguación que hubo acerca de las acusaciones proferidas en contra del Vicepresidente de la S.T ., él renuncia al puesto de Tesorero y Secretario de Actas. Él continuará trabajando, pero solo en su carácter privado, como miembro de la Logia de Birminham. Lamentamos perder la agradable y útil compañía del señor Old en la India.' ” ( The Judge Case , Pelletier, Cronología, p. 115)

 

Después de haber pasado a ser un simple miembro de la logia de Birminham, no se supo mucho del señor Old, hasta que el siguiente mes apareció un nuevo ataque, esta vez desde afuera, el cual estalló con gran furia sobre el Movimiento Teosófico. El señor Old era muy amigo del señor Edmund Garrett, editor del tabloide londinense Westminster Gazette. Old le entregó todos los documentos privados que tenían en su posesión, y le sugirió que escribiese una serie de artículos acerca de este asunto. El 29 de octubre de 1894 e l tabloide Westminster Gazette comenzó la publicación de una serie (en los nueve números subsiguientes) de artículos escritos por Edmund Garrett, intitulados Isis Sumamente Develada: La Historia del Gran Fraude Mahatma.

Este panfleto es un monumento de asunciones, supuestos e ignorancia, combinados con malicia y falsedades.

 

“Garrett era un escritor extremadamente astuto, que detestaba la Teosofía y a su Sociedad, y que no ocultaba su objeto de desacreditar aquello que odiaba. El señor Old fue el único de los numerosos personajes de la tragicomedia de Garrett que fue tratado con respeto. Todos los demás fueron blancos de su burla, especialmente la señora Besant. El coronel Olcott fue satirizado sin misericordia. HPB y Judge fueron tratados como astutos charlatanes que lograron engañar a los pobres incautos de Besant y Olcott, que cayeron como sus víctimas, recibiendo falsos mensajes de falsos Mahâtmas.” ( The Theosophical Movement , p.239)

 

“Era claramente evidente a partir de los documentos que usó el señor Edmond Garrett que el señor Old había sido ayudado por el coronel Olcott y la señora Besant, ya que muchos de los papeles que citó no hubiesen podido obtenerse de ninguna otra forma. Esto fue prácticamente admitido por el mismo Old en una carta a Lucifer (diciembre 1894, Vol. 15, p. 337-38), a pesar de que lo negara en la misma carta. En ese artículo dice:

‘Los hechos que se han publicado son aquellos que formaban parte de la evidencia que llegó a manos del coronel Olcott y de Bertram Keightley, y sobre los cuales se basaron las acusaciones y se tomó la acción; además ellos son parte de un cuerpo de evidencia, el cual, desde el principio se decidió publicar. Yo tomo todo el Karma de mi propia acción, y afirmó que es completamente independiente de cualquier connivencia o instigación por parte de alguien más.' ” ( The Theosophical Movement , p.239)

 

Diciembre de 1894

Convención Anual de Adyar

No obstante que los artículos de la Westminster Gazette , provenían directamente de los conciliábulos y deliberaciones que el coronel Olcott había tenido con Walter Old en noviembre de 1892, con Bertram Keightley y el juez Khandalavala en diciembre de ese mismo año y con Annie Besant y otros en diciembre de 1893, la publicación de estos infames artículos fue focalizada por Olcott y el grupo que lo apoyaba, en contra de William Judge. Él se convirtió en el chivo expiatorio, de aquí que de manera orquestada, durante la “Convención Anual de la Sección Inda , y décimo noveno aniversario de la Sociedad Teosófica que tuvo lugar del 25 al 28 de diciembre de 1894, p or moción de Annie Besant la Convención adoptó la siguiente Resolución:

 

‘Que por este medio se le pide al Presidente Fundador, que de inmediato pida la renuncia del señor W. Q. Judge al puesto de Vicepresidente; quedando desde luego abierto para el señor Judge si así lo desea, se someta a una reelección, a fin de que la Sociedad emita su juicio acerca de esta posición.

Por moción del capitán Banon secundada por la Srita. Müller se enmendó la moción de Annie Besant, pidiéndole al Presidente Fundador que diera los pasos necesarios para expulsar a William Q. Judge de la Sociedad Teosófica.

 

Una de las razones que Annie Besant dio en su conferencia ante la Convención para apoyar su resolución fue ‘Que el señor Judge dice que no hay verdaderos Iniciados en la India '

 

Esta afirmación está sin embargo apoyada por el enunciado que hizo H. P. Blavatsky en 1888 en Lucifer, en donde dijo que:

‘Nosotros vivimos por muchos años en la India , y jamás hasta ahora nos encontramos con un “Pandit Sanskrito”—oficialmente reconocido como tal—que supiese algo del Ocultismo. Nos encontramos con muchos ocultistas en la India que no hablarían; y con solo uno que es realmente un erudito Ocultista (quizás, el mas erudito de toda la India ), que ocasionalmente condesciende a abrir su boca y enseñar. Esto sin embargo nunca lo hace fuera de un muy reducido grupo de Teósofos.' ( Lucifer , Vol. 2, abril 1888, p. 141)

Olcott

Dice que Judge y HPB

Cometieron “el acto inmoral de fraude”.

‘En su alocución Presidencial, Olcott comparó la posición de Judge con la de HPB durante la crisis de los Coulomb, “ en la que podía verse como se comporta usualmente un individuo acusado del acto inmoral de fraude ”. ( The Theosophist , Vol. 16, enero, 1895, pp. 8-11 negritas del traductor)' ‘Olcott también hizo notar que su comunicación con los grandes Maestros cesó casi completamente con la muerte de HPB. . .' (p.10) ( The Judge Case , Pelletier, Cronología, p. 129)

 

Démonos cuenta que aquí el coronel Olcott descubre a la luz pública su actitud hacia HPB y la razón de por qué no quiso apoyarla cuando el ataque de los Coulomb. Éstas fueron las dos grandes caídas de Olcott, la primera al desconfiar de su Maestra HPB, y no apoyarla cuando era atacada injustamente; y la segunda desconfiar de su colega y cofundador William Q. Judge, por apoyar a su Maestra HPB y seguir en contacto con los Maestros. Para preparar el terreno en contra de Judge, Olcott envió un avance de su Alocución del 27 de diciembre de 1894 ante la Convención , al Daily Chronicle , en donde entre otras cosas dice que: “No hace falta decir que si se comprobara que un dirigente que hubiese proferido falsos documentos fuese un psíquico irresponsable, él o ella estarían moralmente descalificados para continuar en el puesto. Aunque por el momento aún no hemos llegado a esa fase del caso.” ( The Judge Case , Pelletier, Cronología, p. 131)

 

Febrero 1895

Comentarios de Judge a la Convención de Adyar

Una exhibición nada teosófica

No existe algo parecido a una Constitución. Por lo tanto la resolución es nula y no tiene efecto

Los así llamados Aniversarios son simplemente reuniones sociales o de cortesía

“Los comentarios que hizo Judge acerca de la Convención fueron los siguientes: ‘La exhibición nada teosófica terminó con la resolución ofrecida por la señora Besant de que el Presidente Fundador le pidiera al Vicepresidente que renunciara. La Sección Inda tomó una resolución semejante.

 

Pero la resolución y la Reunión del Aniversario son ilegales. No existe algo parecido a una Constitución. Por lo tanto la resolución es nula y no tiene efecto. . . .Los así llamados Aniversarios son simplemente reuniones sociales o de cortesía en donde el Presidente, aprovechándose de la Convención de la Sección Inda , lee y ha leído reportes generales.' ( The Path , Vol. 9, febrero, 1895, p. 410)” ( The Judge Case , Pelletier, Cronología, p. 129)

 

 

 

 

 

LA CARTA MAHÂTMA PRAYAG

Marzo de 1895

William Judge acerca de la Carta Mahâtma Prayag

El 15 de marzo de 1895 apareció en la revista Path un importante artículo escrito por William Judge intitulado: “ Un Mensaje de los Mahâtmas Para Algunos Brahmanes ” ( The Path , Vol. 9, marzo, 1895, pp. 430- 431)

En este artículo se incluye el texto de la “Carta Prayag” con comentarios de William Q. Judge. ( La Carta Prayag , forma parte de Las Cartas Mahatma a A. P. Sinnett , Blavatsky Editorial, México, pp. 461-463. Está datada el 4 de noviembre de 1881)

La Carta Prayag es un mensaje que el Mahâtma Morya le dictó a H. P. Blavatsky, y que ella se lo dio al señor Sinnett para que se lo entregara a los miembros de la Logia Prayag (Allahabad), de la cual Chakravarti era miembro.

 

Annie Besant niega la autenticidad de la Carta Prayag

“Yo no considero que la carta sea genuina , pero nunca se la he atribuido a HPB. . .” ( Lucifer , Vol. 16, julio de 1895, pp. 375-379)

 

Olcott refuta la Carta Mahâtma Prayag

Uniéndose a Annie Besant y a Chakravarti, el 27 de marzo de 1895, el coronel Olcott refutó el artículo de Judge acerca de la Carta Prayag. Olcott dijo: “el mensaje es falso, y si esto pudiese sacudir la tan frecuentemente declarada infalibilidad de HPB como la única transmisora de mensajes genuinos de los Maestros, que así sea: mientras mas pronto se derribe esa monstruosa pretensión tanto mejor por su memoria. . . .Es absurdo pensar que cualquier Maestro, incluso en una relación de lo más casual con la Sociedad , se permita hacer esos ataques insultantes a la filosofía Brâhmanica.” ( The Theosophist , Vol. 16, abril, 1895, pp. 475-476)

Hartmann versus Olcott

A lo anterior el Dr. Franz Hartmann escribió lo siguiente:

“Parece casi imposible que alguien, y no digamos ya un Presidente Fundador, pueda viciar el sentido y confundir ese mensaje. . .en el que el Maestro les pide que superen sus creencias y supersticiones ortodoxas, la fe en dioses y en dios, o un dios (separado), y que alcancen el verdadero conocimiento .

Muy grande debe ser el poder del señor Chakravarti y el de sus colegas ortodoxos, si ellos pueden esparcir tanta obscuridad sobre Adyar. El mismísimo aire de ese lugar parece estar ahumado con un tufo de envidia, celos, fatuidad, y por arriba de todo, ingratitud.” ( The Path , Vol. 10, junio de 1895, pp. 96-97. Citado en: The Judge Case , Pelletier, Cronología, p. 161)

 

Olcott

y sus

Viejas Hojas del Diario

Casi veinte y un años después de haberse encontrado por primera vez con HPB, Olcott escribió lo siguiente en el prefacio de su libro: Viejas hojas del Diario (Old Diary Leaves): “El impulso que ha controlado la preparación de estas notas ha sido el deseo de combatir la tendencia creciente dentro de la Sociedad a deificar a la señora Blavatsky, y de darle a sus más comunes producciones literarias un carácter casi inspirado. Sus errores transparentes son ciegamente ignorados, interponiendo un manto espurio de pretendida autoridad sobre sus acciones y la crítica legítima.” ( Old Diary Leaves , I, viii)

Viejas Hojas del Diario es la historia personal del coronel Olcott, y tiene por lo menos el mérito de describir fielmente aunque inconscientemente para él mismo, ‘la verdadera historia'—no de la Sociedad Teosófica , sino la de Henry S. Olcott, el aspirante al chelado en ‘su duro y espinoso sendero.' Estudiado como el diario de un chela en probación, en ningún otro lado podrán encontrarse lecciones más importantes para el estudio e instrucción del estudiante del lado esotérico del Movimiento Teosófico, y las causas del fracaso de la Sociedad Teosófica , que en las ‘Viejas Hojas del Diario'.” ( The Theosophical Movement, 1875-1925, p. 141) Ver material adicional en la Bibliografía.

 

 

17 de abril de 1895

Olcott aún sin darle pruebas a Judge

En una fecha tan tardía como el 17 de abril de 1895, “el coronel Olcott reconoció el hecho de que hasta el momento no se le habían dado a Judge copias de la evidencia en su contra, y que la aseveración del señor Judge a este respecto, es correcta.” ( The Irish Theosophist , Vol. 3, mayo de 1895.Citado en: The Judge Case , Pelletier, Cronología, p.167)

 

 

 

28 y 29 de abril de 1895

Formación de la Sociedad Teosófica en América

“ La Convención de la Sección Americana de la S.T. se llevó a cabo en la ciudad de Boston, en el nuevo Cuartel General, los días 28 y 29 de abril de 1895, con 89 Logias activas, todas representadas por delegados o representantes.

‘ La Novena Convención Anual de la Sección Americana de la S.T. y Primera Convención de la Sociedad Teosófica en América. . . .Tomó la resolución de que la Sección Americana , integrada por Ramas de la Sociedad Teosófica en América, reunida en Convención, por la presente adopta y declara su completa autonomía y que a partir de esta fecha será denominada La Sociedad Teosófica en América

Que William Q. Judge será su Presidente vitalicio. . . .La resolución se tomó con 191 votos a favor y 10 en contra.

El señor Fullerton subió al estrado y por más de media hora habló en contra de esta resolución.'( The Path , Vol. 10, mayo 1895, pp. 50-69)

‘El día 28 se presentó un ‘Bosquejo Histórico de la Sociedad Teosófica ,' elaborado a partir de los Registros de la Sociedad Teosófica desde 1875 hasta el presente día. Preparado por William Judge y leído por el señor Wade.' (Publicado completo en: New England Notes , Boston, 29 de abril de 1895. Extractos publicados en un artículo en The Path , Vol. 10, mayo 1895, pp. 50-69; reproducido en Echoes of the Orient, The Writings of William Q. Judge , Vol. II, pp. 197-202)” ( The Judge Case , Pelletier, Cronología, pp. 170-171)

 

Dr. Franz Hartmann

 

Franz Hartmann apoya a William Judge

El Dr. Franz Hartmann, apoyando las decisiones de los americanos escribió lo siguiente en The Path (Vol. 10, agosto de 1895, p.160):

“La revista Vahan afirma que la Sección Americana se ha separado del cuerpo principal de la Sociedad Teosófica. En mi opinión esto no es cierto. No conozco otra Sociedad Teosófica que la que comenzó en América. . . .Yo desempeñé el cargo de Delegado de la Sociedad Teosófica Matriz , para la división inda de Adyar em 1883 en su reunión de aniversario, y envié mi reporte a Nueva York. Así que la verdadera Sociedad Teosófica ha meramente reafirmado su independencia original.”

 

Alexander Fullerton

 

28 de abril de 1895

Alexander Fullerton Secretario General, Sección Americana (Adyar)

Nota: Cuando el 28 de abril de ese mismo mes, se formó la Sociedad Teosófica en América, el coronel Olcott recomendó a Fullerton para que fuese elegido como Secretario General de la Sección Americana (Adyar). Este puesto lo detentó hasta 1907 cundo Fullerton se opuso a la señora Besant respecto al caso del señor Leadbeater.

 

Mayo 1895

Artículo en contra de HPB en el Theosophist

El 15 de mayo de 1895 se publicó un artículo en contra de HPB en The Theosophist , [editado por Olcott] Vol. 16, mayo de 1895, en donde se dice lo siguiente:

“Si nosotros tuviésemos la más mínima influencia con el editor de [la revista The Path ] nuestro contemporáneo de Nueva York, le suplicaríamos que ya no publique más cartas de HPB sin revisarlas cuidadosamente. Son inexactas y en cierto grado engañosas, en ellas se distorsionan los pequeños incidentes de nuestros primeros años, exagerándolos a tal punto que es difícil reconocerlos.”

 

George Edward Wright

 

La Rama de Chicago se afilia con Adyar

“La rama de Chicago repudió la acción de de la Convención de Boston en la que se formó la Sociedad Teosófica en América. En una carta firmada por George E. Wright, fechada el 20 de mayo de 1895 en Chicago, la Rama declaró su autonomía, afiliándose con Adyar.” ( The Judge Case , Pelletier, Cronología, p.180)

 

Olcott recibe Carta de los americanos en Zumárraga, España

Olcott se embarcó rumbo a Europa el 13 de abril, desembarcando en Marsella. El 1 de junio de 1895 e l coronel Olcott llegó a Madrid, España; ese mismo día recibió la “Carta de la Sociedad Teosófica en América a los Teósofos europeos reunidos como Convención de la Sección Europea de la Sociedad Teosófica.” Firmada por William Q. Judge.

 

(Esta Carta fue enviada a Europa. El coronel Olcott la recibió estando en Zumárraga, España. Ver el párrafo final de esta Carta, en el relato de la Convención Europea del 4 de julio de 1895).

 

5 de junio de 1895

Notificación Ejecutiva

Olcott cancela todas las Cartas Patentes de los americanos

Estando en la ciudad de Zumárraga, España, con fecha 5 de junio de 1895, el coronel Olcott emitió la siguiente “Notificación Ejecutiva”, por la cual abolió la Sección Americana de la Sociedad Teosófica , cancelando todas las Cartas Patente, y los Diplomas, pidiendo los archivos de la Sección y otra propiedad, y explicando el estado legal de la S.T. Igualmente. . .nombró un Comité especial. . .para encargarse de todos los Asuntos Americanos. . .y supervisar la adecuada organización de una nueva Sección Americana de la Sociedad Teosófica.” (Circular de 4 pp. Citada en: The Judge Case , Pelletier, Cronología, p. 186)

 

Alice L. Cleather

 

“Reporte de Alice Cleather, del 14 de junio de 1895 en el que hace un comentario acerca de la Notificación Ejecutiva de Olcott, de fecha 5 de julio:

‘Todos ustedes han sido cortados, de raíz y con todo y ramas, sus diplomas han sido cancelados, ¡y sus nombres han sido borrados de la lista en el Cuartel General de Adyar! Es un documento muy ruin, y lo peor del caso es que ha sido hecho por el hombre—que si hubiese querido—hubiera podido mantener el movimiento Teosófico unido y sin divisiones.' ( The Path , Vol. 10, julio de 1895)” ( The Judge Case , Pelletier, Cronología, p. 188)

 

4 de julio de 1895

Convención Europea

“Quinta Convención Anual de la Sección Europea de la S.T. tenida en Londres, el 4 y 5 de julio de 1895. Reporte de las Memorias hasta el medio día del 4 de julio.

‘El señor G. Mellis, hizo una protesta en voz alta diciendo que el coronel Olcott no debería presidir la reunión “ya que no se habían aclarado las acusaciones que la señora Besant le había hecho en 1892. . .” ( Report of Proceedings European Section , p. 2)

 

Annie Besant

 

“Besant negó haber hecho alguna acusación en contra de Olcott: ‘Yo me levanto y digo que no he hecho ninguna acusación de ninguna clase en contra del coronel Olcott. Esto produjo entre los asistentes un silencio de asombro' ( The Path , Vol. 10, agosto de 1895, p.165); ya que la mayoría sabía que la señora Besant había viajado a Nueva York en 1892, con el único propósito de acusar al coronel Olcott.” ( The Judge Case , Pelletier, Cronología, p. 194)

H. S. Olcott

 

“Durante la Convención , Olcott informó a los delegados que Judge le había enviado una carta, pero no quería presentarla, dando como razón que era un documento escrito ‘sin ninguna cortesía' y que constituía un ‘insulto' para la Sociedad. Sin embargo, en el Reporte de la Convención no se dan las razones precisas de por qué esta carta le parecía ‘insultante.' Los simpatizantes de Judge se opusieron a su resolución.” ( The Theosophical Movement , p. 253)

 

Frederick Dick

 

“El señor Dick de Dublín dijo: ‘Según entiendo, algunos de los dirigentes aquí, han recibido una comunicación de la Sociedad en América. Algunos de nosotros también hemos recibido copias de la carta oficial, y ciertamente pensamos que la más mínima cortesía nos pide leerla y proponer alguna contestación al respecto.' (p.19)

 

Archibald Keightley

‘El Dr. Archibald Keightley, Presidente de la Logia HPB de Londres, pidió que la resolución del señor Coryn, en la que ponía en entredicho la existencia jurídica de la Sociedad , se discutiera antes de elegir a los que integrarían la mesa directiva de la Convención. Sin embargo el Presidente no aceptó esa moción. . .'

Luego la señora Besant dijo que: ‘El preámbulo de la carta está hecho de tal forma que preenjuicia el caso. . . .Está entre comillas, y trata de señalar el hecho de que somos una organización inexistente. . .yo les pediría que no la apoyen, ya que el aceptarla de alguna manera sería negar nuestra propia existencia, lo cual sería absurdo. . .yo pediría. . .que se permita que sea leída la carta, y luego que simplemente se ponga sobre la mesa, y por así decirlo, dejarla pasar en absoluto silencio—(‘No'); porque si la apoyamos, condenamos a una gran cantidad de nuestros miembros; si la aceptamos, también condenamos a otros. . .' (p. 27)

Carta de la Sociedad Teosófica en América

Entonces el Presidente leyó la carta que había enviado la Sociedad en Nueva York, lo cual fue recibido con un fuerte aplauso.

 

Carta de la Sociedad Teosófica en América a los Teósofos europeos reunidos como Convención de la Sección Europea de la Sociedad Teosófica.'

 

‘Hermanos y Hermanas:

Les enviamos nuestros saludos fraternos, y toda nuestra simpatía por todas las tareas que emprendan por el bien de la Humanidad. Aunque estemos separados de ustedes por una gran distancia, sin embargo no estamos menos ciertos de que ustedes y nosotros, al igual que otras congregaciones de gente que aman la Hermandad , son partes de ese gran todo denominado El Movimiento Teosófico, el cual comenzó hace mucho en la noche de los Tiempos y desde entonces se ha estado moviendo a través de muchos y variados pueblos, lugares y ambientes. Esa gran obra no depende de formas, ceremonias, personas particulares, u organizaciones preestablecidas—‘Su unidad a través del mundo no consiste en la existencia y acción de una sola organización, sino que depende de la similitud del trabajo y de las aspiraciones de aquellos que están trabajando por él en el mundo.' De aquí que las organizaciones de teósofos puedan variar y cambien de acuerdo al lugar, al tiempo, a las exigencias y al pueblo. El mantener que la única manera de trabajar fuese el tener una sola organización para todo el mundo, sería una idea infantil que no estaría de acuerdo con la experiencia, y con las leyes de la naturaleza.

 

Reconociendo lo anterior, nosotros, que en un tiempo fuimos la organización conocida como La Sección Americana de la Sociedad Teosófica , resolvimos hacer nuestra organización, desde el punto de vista de la forma externa de gobierno y administración, completamente libre e independiente de las demás; pero conservando nuestros ideales teosóficos, aspiraciones, fines y objetos, y continuamos siendo una parte del movimiento teosófico.

 

Este cambio era inevitable, y quizás dentro de no mucho tiempo tendrán que hacerlo ustedes, y otros también. Ha sido y será impelido, por la naturaleza misma bajo el impulso de la ley irresistible del desarrollo y progreso humano.

Pero aunque este cambio lo hubiésemos tenido que hacer dentro de no mucho tiempo, como un desarrollo lógico e inevitable, tenemos que admitir que fue acelerado debido a la existencia de lo que consideramos son rivalidades, amargura y enojo en otras Secciones del mundo teosófico, que nos estaban impidiendo hacer de la mejor manera posible el trabajo en el campo que nos ha asignado Karma. A fin de liberarnos lo antes posible de estas obstrucciones hicimos el cambio en este año, en vez de haberlo hecho en años posteriores. Es pues, un asunto meramente de gobierno y no tiene nada que ver con la propaganda y la ética, excepto que nos permitirá trabajar más y mejor.

Por lo tanto venimos hacia ustedes como compañeros estudiantes y trabajadores en el campo del esfuerzo teosófico, y dándoles la mano de confraternidad declaramos de nuevo la completa unidad de todos los trabajadores teosóficos en todas partes del mundo. Ciertamente no podrán rechazar ésto debido a deliberaciones concebidas acalorada y precipitadamente, o por la influencia de alguna personalidad, o por cualquier otra causa. El rechazar este ofrecimiento significaría que ustedes rechazan y nulifican el principio de la Hermandad Universal , solamente sobre el cual puede estar basado el verdadero trabajo teosófico. Y no haríamos estas reflexiones ni expondríamos estas razones, si no fuese porque sabemos que ciertas personas de peso y prominencia entre sus filas se han precipitado a expresar con placer que el cambio de gobierno referido mas arriba los ha liberado de casi cada uno de los miles de esforzados, estudiosos y entusiastas trabajadores en nuestro grupo americano de Sociedades Teosóficas. Sin embargo no podemos atribuir esta actitud poco juiciosa y nada teosófica a todos o a la mayoría de sus trabajadores.

 

Caminemos entonces juntos hacia adelante en el gran trabajo del verdadero Movimiento Teosófico el cual es ayudado por organizaciones de trabajo, pero que está por arriba de todas ellas. Juntos podemos idear más y mejores formas para esparcir la luz de la verdad a través de toda la tierra. Ayudándonos y animándonos mutuamente podremos aprender como poner en práctica la Teosofía a fin de ser capaces de enseñarla y ponerla en vigor por el ejemplo ante los demás. Entonces todos y cada uno seremos miembros de la Logia Universal de Teósofos Libres e Independientes que abarca a todo amigo de la raza humana. Y a todo lo anterior les solicitamos su respuesta corporativa oficial para nuestra información mas definitiva y cierta, y con el fin de que la presente carta y su respuesta favorable puedan quedar como evidencia y monumentos entre nosotros.

Fraternalmente suyo ,

 

William Q. Judge

Presidente' ”

 

( Report of Proceedings European Section , panfleto de 46 páginas) ( The Judge Case , Pelletier, Cronología, p. 193)

 

El 27 de junio de 1895 el coronel Olcott nombró al Sr. Sinnett, Vicepresidente de la Sociedad Teosófica Adyar, en substitución de William Q. Judge. ( The Judge Case , Cronología, p. 190)

 

 

 

 

 

 

 

 

Las tres Ramas de la Sociedad Teosófica Matriz

La no aceptación por parte del coronel Olcott de la carta de la Sociedad Teosófica en América, impidió que las diferentes ramas surgidas del mismo tronco paterno: LA SOCIEDAD TEOSÓFICA DE NUEVA YORK , continuaran unidas.

El lector y estudiante de Teosofía debe de tener en cuenta que en agosto de 1889, HPB siendo la Fundadora principal de la Sociedad Matriz , y cofundadora junto con Olcott y Judge, había abolido la existencia física de la sociedad Matriz, y la había reemplazado por “un cuerpo agregado de Sociedades Teosóficas” tal como lo expresó en su escrito publicado en la revista Lucifer de agosto de 1889, parte del cual citamos a continuación:

“Ya no existe más una ‘Sociedad Matriz de Origen' queda abolida y es reemplazada por un cuerpo agregado de Sociedades Teosóficas, todas autónomas, como lo son los Estados de América y todas bajo un Presidente que las encabeza, el cual, junto con H.P Blavatsky, defenderá la C ASUSA en contra de todo el mundo. . .”

 

Al momento en que HPB escribió este artículo existían tres Sociedades Teosóficas en el mundo : una en la India bajo el mando del coronel Olcott , otra en los Estados Unidos encabezada por William Q. Judge , y la tercera dirigida por HPB bajo el nombre de “Sociedad Teosófica en Europa.” (Ver más arriba 1889 y 1890) Dado que HPB, Olcott y Judge eran cofundadores y miembros de la Sociedad Matriz , cada uno estaba a cargo de una de las tres ramas principales de dicha organización madre. La lectura imparcial de los documentos que hemos presentado más arriba, muestra que el coronel Olcott no compartía la misma visión acerca de la organización teosófica que HPB. En cierta forma Olcott se había distanciado de los Maestros, y su mayor preocupación era el mantenimiento de la organización física de la Sociedad Teosófica en Adyar, la cual él veía como si fuese el Vaticano de la Teosofía. (Ver más arriba el artículo de HPB: “Un Enigma en Adyar”) En cambio W. Q. Judge había trabajado al unísono con HPB en vida; y así continuó haciéndolo cuando ella se fue.

 

Vemos entonces que a partir de mayo de 1891, cundo murió H.P. Blavatsky, comenzó de inmediato la lucha, no necesariamente visible, entre Adyar y Nueva York por obtener la adhesión de Londres, y aunque había un núcleo importante de alumnos de HPB que quedó en Londres, la figura más importante en esos años cruciales era Annie Besant, (ver Biografías de Besant y Judge) la cual primero se inclinó hacia W. Q. Judge, pero a partir de septiembre de 1893, al caer bajo la influencia del Brahmin Chakravarti, se convirtió en un instrumento de “Poderes” que tenían por designio la destrucción del Movimiento Teosófico y la distorsión del mensaje heredado a la humanidad por HPB y sus Maestros. A finales de 1893, el coronel Olcott logró finalmente atraer a Annie Besant a su esfera de influencia, aunque esta última se mantuvo bastante independiente de él en muchos aspectos.

 

La carta de los Teósofos americanos leída en la convención de Londres el 4 de julio de 1895 le tendía la mano fraterna a las otras dos grandes ramas para que siguieran trabajando juntas, como una federación, sin embargo ni la Sección Europea ni la Inda aceptaron esto. Por lo tanto, es un hecho histórico que el 4 de julio de 1895, la Sociedad Teosófica Matriz continúo viviendo en dos grandes Ramas, la americana dirigida por Judge, y la indoeuropea dirigida por Olcott, teniendo a Annie Besant a la cabeza del grupo de la Sección Esotérica que la siguió después de que ella fuera destituida de la codirección por Judge en noviembre de 1894. Algunos estudiantes desconocedores de la historia del movimiento teosófico y apegados a la letra, han interpretando de manera errónea y materialista un pasaje escrito por el Mahâtma K.H. en una de sus cartas. En efecto en la carta XXXIV (34), p. 245, de las Cartas Mahâtma a A. P. Sinnett , el Mahâtma dice: “ La Sociedad nunca perecerá como una institución, aunque puedan perecer algunas ramas e individuos que la forman.”

 

Por otra parte HPB en su artículo intitulado “Manuscrito del Programa Original de la Sociedad Teosófica ”, dice: “ La Sociedad Teosófica no puede ser destruida en su conjunto. Esto no está en el poder de los Fundadores ó de sus críticos; y ni amigos ni enemigos podrán causar la ruina de aquello que está condenado a existir , no obstante las equivocaciones de sus jefes. Aquello que fue generado a través de, y fundado por los ‘Maestros Superiores' y bajo su auto­ridad, por no decir bajo su instrucción debe existir y existirá . Cada uno de nosotros y todos, recibiremos su Karma por ello, pero el vehículo de la Teosofía se mantendrá indestruc­tible y sin que pueda ser destruido, ya sea por la mano del hombre o diablo. . .” ( Âtma Vidyâ , 6:16; CW, VII, pp. 164-165)

 

A lo anterior habría que agregar para nuestra consideración el “Memorando del Mahâtma K.H.” dirigido a HPB en 1888 (ver más arriba) en donde dice que, “ la Sociedad se ha liberado de nuestras manos e influencia y la hemos tenido que dejar ir—nosotros no hacemos esclavos renuentes . Él dice ¿qué la ha salvado? El salvó su cuerpo pero permitió que por puro miedo. . .se le escapara su alma, y ahora es un cadáver sin alma, una máquina que hasta ahora funciona bien, pero que se hará añicos cuando él se vaya.”

 

Teniendo en mente este Memorando, podemos entender por qué en 1889 HPB dividió la Sociedad Teosófica Matriz en varias Sociedades Teosóficas independientes, y por qué en 1890 se vio en la necesidad de formar una Sociedad Teosófica autónoma en Europa, ya que a los ojos de la LOGIA , la rama denominada Sociedad Teosófica y Hermandad Universal, formada por Olcott en Benarés en noviembre de 1879, estaba secándose y en palabras del Mahâtma K.H., la habían “tenido que dejar ir” (hacia 1888). Los acontecimientos de 1894-1895, mostraron que esa importante Rama con sede en Adyar, que ahora controlaba a la Rama europea, y que tenía bajo su órbita a la pequeña y recién nacida rama australiana, terminó por separarse del tronco progenitor, convirtiéndose efectivamente en “un cadáver sin alma” habiendo caído completamente bajo el influjo de las influencias siniestras que movían al Brahmin Chakravarti, el cual sin saberlo preparó el terreno para que el señor Leadbeater con sus enseñanzas psíquicas la convirtieran en un verdadero morador del umbral. No obstante la pérdida de varias de sus ramas, la Sociedad Teosófica continuó en existencia en América alrededor de William Q. Judge, y dos años después de su muerte, en febrero de 1898, esta gran rama, la más importante y numerosa en ese momento, se dividió, y aunque se redujo en tamaño, con el paso de los años su savia de vida ha echo que broten innumerables retoños, que aunque pequeños y con pocos medios materiales han mantenido viva la llama de la THEO SOPHIA. Estos pequeños grupos, aunque con diferentes organizaciones y puntos de vista distintos en materias de poca importancia, se han mantenido unidos alrededor de los Maestros, de HPB, de su fiel alumno William Q. Judge, y del mensaje de la LOGIA . Incluso muchas de sus semillas han caído en el corazón de muchos miembros de la Sociedad Adyar fieles al mensaje de los Maestros, permitiéndoles descubrir las Joyas de la Teosofía perenne entre los montones de escombro acumulados ahí por más de cien años.

Coronel Henry S. Olcott

 

Libre de William Q. Judge,

Adyar cae en el psiquismo

Es importante observar que casi inmediatamente después de su desconexión con el grupo de Teósofos que siguieron a William Q. Judge, el coronel Olcott y su Sociedad Teosófica Adyar comenzaron a derivar plenamente y sin que nadie los estorbara, en el psiquismo . Para esto basta seguir los informes que nos da la señora Josephine Ransom en su historia oficial de la Sociedad Adyar :

“El 20 de julio el coronel Olcott fue con su hermana Belle Mitchell a París, estando muy interesado en el avance de las investigaciones psíquicas en La Salpetiere , en las fotografías de la luz astral y del aura humana del Dr. Baraduc, y en los experimentos hipnóticos del coronel Rochas. Luego fue a Berlín, visitó Holanda, y volvió a Londres. Estando en esta ciudad, la señora Besant y el señor Leadbeater, ejerciendo sus habilidades clarividentes, analizaron las vidas pasadas del coronel Olcott. Durante el mes de agosto, la señora Besant y Leadbeater se fueron a una localidad en el campo en Inglaterra a hacer investigaciones clarividentes. Parte de estas investigaciones se publicaron en noviembre de 1895 en Lucifer , como Química Oculta ” (Ransom, p. 314) El lector que no esté enterado, debe de saber que el libro Química Oculta , está de tal manera plagado de errores, que la misma casa editorial de la Sociedad Adyar descontinuó su publicación ya entrado el siglo XX.

 

Olcott

Espectador pasivo de la lucha entre los Psíquicos

A partir de julio de 1895, el coronel Olcott se volvió un espectador pasivo de la lucha entre los psíquicos tántrikos Chakravarti y Leadbeater, por obtener el apoyo de la señora Besant a fin de lograr el control de la Sociedad Adyar.

 

El coronel Olcott volvió a la India a finales de 1895.

 

1896

La Astralización de la Sociedad Adyar

Durante el año de 1896, la casa editorial de la Sociedad Adyar comenzó a publicar las obras del señor Leadbeater, siendo la primera, El Plano Astral , seguido por el libro Devachan . También se publicó una obra de Scott-Elliott, La Historia de la Atlántida , y el libro El Crecimiento del Alma de A. P. Sinnett, así como Las Memorias de la Logia de Londres . Todos estos libros y panfletos presentan una interpretación pseudo oculta de carácter espiritista, completamente diferente, y en varios aspectos contraria a lo enunciado por HPB y los Mahâtmas, y son el producto directo o indirecto de las sesiones espiritista que el señor Sinnett llevaba a cabo en su Logia de Londres. Tal como nos informa la señora Josephine Ransom: “Por todas partes se formaron nuevas Logias, en las que se estudiaba con gran ahínco esta literatura.” (Ransom, p. 317)

 

21 de marzo de 1896

Muere William Q. Judge

 

26 de abril de 1896

Olcott acerca de la Sociedad Teosófica en América

“ La Sección Americana Adyar presidida por el señor Alexander Fullerton, tuvo su décima Convención Anual en Chicago, el 26 de abril de 1896, en la que se leyeron los Saludos Cordiales del Presidente Olcott. Él dijo que ‘en lo que respecta a nuestros hermanos separados no tengo ninguna modificación que hacer. . .declaró estar listo a encontrarlos a medio camino, a olvidar el pasado, y a perdonarles las injurias que nos han hecho colectiva e individualmente.' ” (Ransom, pp. 317-318) Nuevamente aquí, al igual que en el pasado, el coronel Olcott se olvida que fue él y solo él, el que atacó a su hermano Judge, que fue él el que estando en Londres no aceptó la Carta de los Americanos—que ni siquiera quería leer—en la que le tendían la mano fraterna para aliarse con él como una Sociedad autónoma pero reconociendo a Olcott como Presidente Fundador, y a la cabeza del Movimiento Teosófico. Si alguien tendría que estar agraviado sería Judge, injustamente atacado por las sospechas que hizo surgir Olcott en muchos teósofos en contra suya, y que finalmente lo llevaron a la tumba prematuramente en marzo de 1896.

“En abril fue formada la Sección Nueva Zelandesa. En mayo Olcott viajó a Europa en donde se entrevistó con muchos arqueólogos y orientalistas. En julio tuvo pláticas con A. Aksakoff (que aún era Consejero de Estado del Emperador de Rusia). En septiembre Olcott visitó Holanda, volviendo a Adyar en Octubre, en donde escribió su Reporte Anual y sus memorias publicadas en el Theosophist y posteriormente como volúmenes de sus Viejas Hojas del Diario . Durante ese año hubo varios grupos que se unieron a la Sociedad presidida por Judge, especialmente de Suecia.” (Ransom, p. 318-329, extractos)

 

1897

Olcott en Australia

En 1897 el coronel Olcott hizo una gira Teosófica por Australasia. Visitó Colombo y de ahí se embarcó para Australia, llegando a Towsville Queensland el 9 de junio, viajando posteriormente a Rockhampton, y de aquí junto con la señorita Lilian Edger a Brisbane, viajando luego hacia el sur, a Sydney, Melbourne, y Tasmania, embarcándose para Nueva Zelanda, en donde visitó Christchurch, Wellington, Auckland. Ellos volvieron posteriormente a Sydney y de allí a Adelaida.

En septiembre la revista Lucifer cambió su nombre por el de Theosophical Review .” (Ransom, pp. 321-326)

 

1898

Olcott: Gira por el norte de la India

“A principios de 1898, el coronel Olcott junto con la señorita Lilian Edger emprendió una gira por el norte de la India desde Calcuta hasta Lahore, visitando diez y seis ciudades, con un programa muy lleno. Posteriormente viajaron a Allahabad, partiendo de esa ciudad a principios de marzo, visitando otras cinco ciudades en su camino a Madrás. En Adyar Olcott inauguró la segunda escuela para Parias en Kodambakam. En julio Olcott viajó a Ceilán para planear la enseñanza del buddhismo a los Parias en la India , pero el plan no prosperó. El 20 de julio continuó su gira con la señorita Edger por el sur de la India. Los días 25 y 27 tuvo lugar la Convención Inda en Benarés, la cual fue presidida por Olcott. Durante la Convención a la que asistieron la condesa Wachtmeister y señora Besant, esta última anunció el inicio del ‘Colegio Central Hindú en cuyo fideicomiso estaban el coronel Olcott, Bertram Keightley y el Dr Richardson. El 21 de diciembre se llevó a cabo la Convención Anual en Adyar.” (Ransom, pp.326-331)

 

1899

Olcott y la educación de los parias

“Durante 1899 el coronel Olcott estuvo muy ocupado con sus programas de educación a los Parias. Pasó un tiempo en Ceilán reorganizando el trabajo educativo buddhista. De vuelta a Adyar agrandó el Gran Salón colocando una estatua con las cenizas de H.P. Blavatsky, inaugurada el 8 de mayo, llamando a ese día ‘la vuelta a casa de HPB” (Ransom, p. 332) Un símbolo bastante curioso, y más bien sentimental, considerando todas las acciones que Olcott había hecho para empequeñecer la imagen de HPB. Obviamente una estatua no podía regañarlo por sus desviaciones. Sin embargo hasta nuestros días HPB no ha vuelto a Adyar. Basta recordar el rechazo del Consejo General en 1996 y 1997, a las propuestas de Geoffrey Farthing. “En julio, Olcott pensaba viajar a África del Sur, pero la guerra en ese país se lo impidió.” (Ransom, pp. 332-333)

 

1900

Olcott visita Europa

A principios de 1900, mucha gente famosa visitó el Cuartel General y la Biblioteca de Adyar. En febrero, Olcott viajó a Europa. Llegó a Roma el 7 de marzo, luego fue a Florencia, Milán, cruzó a Niza. En abril estuvo en Tolón, Marsella, Grenoble, Lyón y París. Luego visitó Inglaterra y Escocia. Regresando al continente visitó Brusela y Amberes, viajando hacia el norte hasta Copenhague, y Estocolmo, regresando a Holanda. En julio tuvo lugar la Décima Convención Anual de la Sección Europea , siendo presidida por el coronel Olcott. Los conferencistas fueron el señor Mead, el señor Leadbeater, el señor Chakravarti, la señora Besant y el propio coronel Olcott. Después de pasar un tiempo en Londres y París, Olcott se embarcó con destino a Ceilán. En diciembre la señorita Lilian Edger estuvo presente en la Convención Anual de Adyar (del 27 al 30) dando cuatro conferencias.” (Ransom, pp.334-337)

 

 

 

 

1901

Enero agosto

Olcott en los Estados Unidos

“El 7 de enero de 1901 el coronel viajó a Colombo, Ceilán y de ahí a los Estados Unidos, llegando a San Francisco, viajando luego a San Diego, Sacramento, Tacoma, Seatle, Vancouver, regresando luego hacia el sur a Denver, y de ahí a Miniápolis, St. Paul y Chicago.

Leadbeater investiga las vidas pasadas de Olcott

Aquí se encontró con el señor Leadbeater que también estaba en los Estados Unidos y dedicó un cierto tiempo a rastrear algunas de las vidas pasadas de Olcott, porque éste quería saber por qué algunas personas habían estado tan estrechamente ligadas con él en esa vida. Olcott asistió a la Convención y permaneció en Chicago desde mayo hasta junio. Luego viajó a Toledo Cleveland y Washington. Después de visitar Filadelfia se embarcó el 26 de agosto para Liverpool.

 

14 de agosto de 1901

Olcott visita a Don José Xifré en Basilea

Luego viajó a Basilea el 14 de agosto para ver al señor José Xifré con el objeto de formar un Comité de Logias que sirviera de base para formar una Sección en España.

 

Otoño de 1901

Olcott visita Sudamérica

Después viajó a Sudamérica visitando Buenos Aires en donde dio conferencias en inglés y francés, tratando de organizar una Sección Sudamericana.

Olcott inaugura Cuartel General en Holanda

Luego regresó a Europa y en Ámsterdam, estuvo presente en la inauguración oficial del Cuartel General de la Sección Holandesa. Olcott regresó a Colombo el 15 de noviembre, volviendo a Adyar el 21. En diciembre como cada año se celebró la Convención Anual.” (Ransom, pp. 340-344)

1902

Olcott enfermo de gota en Adyar

En 1902 el coronel Olcott estuvo la mayor parte del año en Adyar, debido a un problema de gota que a veces lo tullía, teniendo que usar muletas. El 2 de agosto Olcott celebró sus 70 años de edad. En diciembre se celebró la Convención Anual en Benarés, presidida por el coronel Olcott. Estuvo presente la señora Besant.

En agosto de 1902 el señor Leadbeater se fue a los Estados Unidos en donde permaneció hasta 1905.

 

1902

El psiquismo y espiritismo de Leadbeater se difunde por Europa y América

En mayo de 1902 Leadbeater fue a París dando una conferencia sobre los “Misterios Antiguos”. Luego dio conferencias en Florencia y asistió al 12vo. Congreso Europeo el 5 y 6 de julio. En agosto regresó a América, y comenzando en Chicago llevó a cabo una gira triunfal por los Estados Unidos, dando conferencias en auditorios y salones totalmente llenos, teniendo que quedarse mucha gente afuera. Sus primeros seis meses los pasó dando conferencias en el Stainway Hall de Chicago. Durante esta época le fue presentado el niño Robin Dennis, mientras se hospedaba en casa de sus padres. También le fue presentado otro muchacho, Douglas Pettit. Varios de estos muchachos lo acompañaron en su gira por Montana, el Yellow Stone Park, Canadá y San Francisco. En septiembre asistió a la Convención Americana.

 

Diciembre de 1902

Convención en Adyar

Olcott elogia el trabajo de Leadbeater

En 1902 Leadbeater publicó su libro: Man Visible and Invisible. Examples of Different Types of Men Seen by Means of Trained Clairvoyance [El Hombre Visible e Invisible. Ejemplos de Diferentes Tipos de Hombres Vistos por medio de la Clarividencia Entrenada ], The Theosophical Publishing Society, Londres, 1902

En diciembre se celebró la Convención Anual en Benarés, presidida por el coronel Olcott en donde estuvo presente la señora Besant. El coronel Olcott habló muy encomiablemente de Leadbeater en su alocución presidencial diciendo que “Difícilmente se podría encontrar un trabajador tan infatigable” En la Convención también se mencionó que habían aparecido cinco libros de Leadbeater ese año. (Ver The Elder Brother , op cit. p. 73 para más datos bibliográficos)

 

C. W. Leadbeater

 

1903

Olcott va a Europa, Cuba, Estados Unidos

En 1903 el coronel viajo a Francia llegando a París el 23 de marzo, luego fue a Ámsterdam, a Inglaterra y de allí se embarcó para Cuba con objeto de recobrar una herencia, regresando a la India vía Nueva York Londres y París, llegando a Adyar el 6 de diciembre poco antes de la Convención. Durante ese año Leadbeater escribió estando en Chicago: El Hombre Visible e Invisible , y El Otro Lado de la Muerte .” (Ransom, pp344-348) Ambos libros de carácter psíquico y espiritista, completamente alejados de la Teosofía de los Mahâtmas y HPB.

 

1903

Leadbeater sigue publicando libros

“Durante 1903 Leadbeater continuó su gira por los Estados Unidos, publicando varios panfletos: The Nature of Theosophical Evidence , Theosophical Book Concern, Chicago, 1903; Reincarnation , Theosophical Publishing Commettee, Harrogate, 1903; The Life After Death—Purgatory , Theosophical Publishing Commettee, Harrogate, 1903; Life After Death—the Heaven World, Theosophical Publishing Commettee, Harrogate, 1903; y el libro: The Other Side of Death Scientifically Examined by Clairvoyant Observation and Carefully Described , The Theosophical Publishing Society, Londres, 1903. Durante este tiempo sus libros fueron traducidos a numerosas lenguas: sueco, holandés, francés, italiano, alemán, a varias lenguas de la India y desde luego al castellano.

El reporte de la Sección Americana de la Sociedad Teosófica Adyar anunció la existencia de 70 ramas de la Sociedad en Los Estados Unidos, algunas formadas directamente como resultado de la gira de Leadbeater. (Ver The Elder Brother , op cit. p. 74 para más datos)

 

Diciembre de 1903

Olcott elogia el trabajo de Leadbeater

“En diciembre, durante la Convención Anual , el coronel Olcott volvió a hacer grandes elogios de Leadbeater, señalando que su gira había tenido un “éxito sorprendente” ( The Elder Brother , op cit. p. 73)

1904

Olcott enfermo de gota en la India

“Durante 1904 el coronel permaneció en la India. La gota estaba afectando no solo sus extremidades sino incluso su corazón. Pasó mucho tiempo preparando sus Viejas Hojas del Diario para ser publicadas. Se le sugirió que había que notarizar la Sociedad , y crear un Comité en Adyar que lo ayudara a dirigir la Sociedad , pero él se opuso a ambas ideas. Pasó el verano en Ootacamund.

 

1904

Mientras yo viva esa mujer no llegará a ser Presidente de la S.T .

Según nos narra Ferdinand T. Brooks en uno de sus libros: “El coronel Olcott me confió (en 1904) que él había recibido del señor Chakravarti una carta en la que le transmitía [supuestas] instrucciones. . .de los Maestros, y en la que se le decía que el señor Chakravarti sería el siguiente Presidente, aconsejándole posiblemente (aunque de esto no estoy seguro) que se retirara en favor del señor Chakravarti. Según me dijo el coronel, la señora Besant tomó la carta en sus manos cuando él se la enseñó, y la destruyó. Esto, y el hecho de que cuando se le pidió a la señora Besant que se encargara del caso en contra del señor Judge, ella se rehusó a hacerlo hasta que no escuchara (clariaudientemente) la voz de su Maestro diciéndole que ‘Judge estaba equivocado'—todos estos incidentes, me fueron dados por el coronel Olcott, entre otras cosas, como claras demostraciones de irresponsabilidad, en apoyo a su enfática aseveración— DE QUE ÉL NUNCA DEJARÍA, MIENTRAS VIVIESE, QUE ESA MUJER LLEGASE A SER PRESIDENTE DE LA S.T .'” ( The Theosophical Society and its Esoteric Bogeydom , Parte I, por F.T. Brooks, Madrás, 1914, Reimpresión facsímile, Edmonton T. Canadá, 1991, pp. 132n-133n)

 

H. Sumangala de Ceilán

 

1905

Olcott en la India

Ruptura con Sumangala de Ceilán

En 1905 la Logia de Bombay fue la primera en festejar sus 25 años de existencia, y se llevó a cabo una celebración presidida por Olcott. El 3 de abril la Sociedad Teosófica Adyar fue notariada. Una de las cosas que entristecieron al coronel Olcott fue la renuncia a su membresía en la Sociedad de su amigo Sumangala de Ceilán, con el que había trabajado por 30 años. La señora Besant estuvo en la India dando conferencias.

 

Éxito en la difusión de la pseudoteosofía

“En 1905 la Sección Australiana invitó a Leadbeater a que hiciera una gira por el país. Así que acompañado por Basil Hodgson-Smith y un joven de diez y siete años, Fritz Kunz hijo de una familia de Illinois, dejó las costas americanas embarcándose rumbo a Nueva Zelanda. Después de visitar este país viajó posteriormente a Australia, desembarcando en el puerto de Sydney el 4 de mayo de 1905. Allí fue recibido por el señor T.H. Martyn, que en ese entonces era Tesorero de la Sociedad en Sydney, el cual recibió al invitado con gran entusiasmo. Con sus acompañantes Leadbeater visitó las ciudades de Melbourne, Brisbane, Cairns, Tasmania, Adelaide y Perth. En noviembre, junto con Basil Hodgson-Smith y Fritz Kunz, se embarcó con rumbo a la India.

 

Llegó a Adyar justo a tiempo para la Décimo Tercera Convención Anual que tuvo lugar los días 27 y 30 de diciembre, en la que las conferencias principales fueron dadas por la señora Besant sobre la Bhagavad Gitâ . Leadbeater presentó un relato muy entusiasta de sus giras, a los 800 delegados provenientes de varias partes del mundo. Sin duda también habían estado impresionados por sus artículos en el Theosophist de los meses recientes basados en su investigación: ‘Las Oleadas de Vida Sucesivas' acompañadas de esquemas complicados mostrando el movimiento de la vida alrededor de los planetas. ‘El Futuro de la Humanidad ' y ‘El Uso y Abuso de los Poderes Psíquicos.' Las alabanzas y entusiasmo de la Convención , fueron el corolario de casi cinco años de trabajo, de Leadbeater. El único indicio de desarmonía provenía de algunas protestas en contra de Annie Besant por haberse involucrado en la Co-Masonería .” (Ver The Elder Brother , op cit. p. 75 para más datos)

En la Convención de Adyar estuvo presente el señor Leadbeater.

1906

En 1906 el coronel Olcott asistió a una recepción en Madrás en la que estuvieron los príncipes de Gales.” (Ransom, p.355)

 

Dharmapâla, alumno de HPB

Fundador de la Sociedad Mahâ Bodhi

 

Marzo de 1906

Ruptura de Olcott con Dharmapâla de Ceilán

El 15 de marzo el coronel Olcott partió para Ceilán, en donde tomó algunas medidas en contra de Dharmapâla, y vindicó su propio trabajo en varios artículos en periódicos de Ceilán.” (Ransom, 349-355) El lector debe tener en cuenta que Dharmapâla, fue un fiel discípulo de HPB, y que continuó como tal hasta el final de sus días. Él fue también uno de los resucitadores del buddhismo, y fundador de la Sociedad Mahâ Bodhi. Sin embargo no estaba de acuerdo con las políticas de Olcott, y renunció a su membresía en la Sociedad Adyar. “Olcott fue muy bien recibido por la población buddhista en general, y en Galle, fue llevado en procesión a través de las calles hasta el templo en que en 1880 tomó Pansil junto con HPB.” (Ransom, p.356)

 

Sexo y Leadbeater

“Después de la Convención de diciembre de 1905, el señor Leadbeater estuvo haciendo una gira de conferencias por la India , y en febrero visitó a la señora Besant en Benarés. Durante su visita, la señora Besant había recibido varias cartas desde América de la señora Dennis, que era la Secretaria Corresponsal de la Sección Esotérica en América, en las que se acusaba a Leadbeater de: (1.) Enseñar a los muchachos a su cuidado prácticas personales desmoralizantes. [Onanismo] (2.) Hacer esto con intención deliberada y so capa de entrenamiento oculto o con la promesa de incrementar su virilidad. (3.) Que él había pedido, por lo menos en un caso, la promesa de completo secreto. Ella añadió los testimonios de las madres de dos de los muchachos, explicando cómo se habían enterado de esto. Esta carta estaba firmada por Alexander Fullerton, Secretario General de la Sección Americana (Adyar), Hellen I. Dennis, Secretaria Corresponsal de la S.E. americana, y Elizabeth M. Chidester, Secretaria Asistente de la S.E.

 

En los Estados Unidos, mientras tanto, las autoridades pensaron que era necesario tomar una acción. Se convocó a una reunión del Comité Ejecutivo de la Sección Americana (Adyar), y considerando los documentos se tomó la decisión de que el señor Leadbeater fuese juzgado por la Logia a la que pertenecía. Al darse cuenta que era un miembro inglés y Delegado Presidencial, se envió de inmediato un agente para que viera al coronel Olcott, al Secretario General de la Sección Inglesa y a las autoridades de la Logia de Londres a la que pertenecía Leadbeater

 

 

Abril-mayo de 1906

Olcott y el Caso Leadbeater

“Olcott llegó a Inglaterra el 16 de abril, y descubrió que nadie había ido a recibirlo salvo la señora Marie Russak, de nacionalidad americana. Estando en Londres el coronel Olcott tuvo que ocuparse de los problemas que habían surgido debido a Leadbeater, y de lo cual se enteró durante su viaje. Leadbeater había sido acusado en América de haberles dado a los jóvenes, consejos sexuales inapropiados (onanismo). Para estas fechas, habiendo viajado Leadbeater a Inglaterra, el Comité Ejecutivo Británico llevó a cabo una investigación el 16 de mayo. . . .Los miembros de dicho Comité fueron: el Presidente, coronel Olcott, el Vicepresidente A.P. Sinnett, el Dr. Nunn, G.R.S. Mead, la señora I. Stead, las señoritas E. Ward y K. Spink, la señora I. Hooper, Bertram Keightley, W. H. Thomas y A.M. Glass que actuó como Secretario.” (Ransom, pp. 358-359) “ La Sección Americana estuvo representada por el señor Burnett y la Sección Francesa por el señor M.P. Bernard. El Comité tenía que considerar no solo los dos casos americanos, sino el tema general de las relaciones de Leadbeater con sus alumnos.

 

C. W. Leadbeater

 

Los siguientes son algunos extractos tomados de la transcripción de la reunión:

 

Thomas : Quisiera saber definitivamente si fue simplemente una especie de consejo o si hubo alguna acción.

Leadbeater : Quisiera evocar claramente los incidentes exactos. Pero apenas si puedo acordarme. Les di algunos consejos, pero también pudo haber habido alguna acción indicativa. Eso podría ser posible.

Mead : El muchacho sugiere de la manera más clara que la diferencia entre ‘Z' y tu era que en el caso de ‘Z' él solo habló de estas cosas, y en tu caso le hiciste algo.

Leadbeater : No le hice nada. ¿No estarás insinuando lo que parece ser la sugerencia obvia?

Mead: ¿Quieres decir que el muchacho miente?

Leadbeater . Él lo tergiversa. No me gusta acusar a la gente de mentiras, pero lo que dice está construido de tal forma que no es correcto.

Thomas : Tu respuesta en la que dices que apenas si te acuerdas sugiere que debe haber habido muchos casos. Yo quisiera saber si en algún caso—no estoy sugiriendo sodomía—hubo alguna acción precisa.

Leadbeater: ¿Quieres decir tocamientos? Es probable que esto haya ocurrido. . .

Thomas : ¿Admites haberle dado consejos a otros muchachos, además de a esto dos?

Leadbeater : Debes considerar que este consejo se lo di a varios otros.

Olcott : ¿A cuantos? ¡Un total de veinte?

Leadbeater : No, no tantos. . .

Mead : La segunda acusación dice que: ‘Esto lo hace con intención deliberada y so capa de entrenamiento oculto o con la promesa de incrementar su virilidad física.' La evidencia de estos muchachos no dice nada acerca de que ellos te hayan pedido o no tu consejo.

Leadbeater : Esto lo aconsejé como un profiláctico. A veces cuando me lo pedían, otras veces sin que me lo pidieran.

Señorita Ward : ¿Supongo que por lo que usted vio en los otros planos?

Leadbeater : Todo proviene de lo que vi.

Olcott : Eso no entra en nuestra discusión.

Bernard : Ya que el señor Leadbeater se acercó a esos jóvenes para ayudarlos en caso de necesidad, considerando que algunos hombres adultos pueden encontrarse en la misma dificultad, es que le ha enseñado esto alguna vez a algún hombre adulto? ¿Le ha enseñado la misma cosa de la misma manera personal a hombres adultos al igual que a los niños?

Leadbeater : Creo que por lo menos en dos ocasiones en mi vida les he dado ese consejo a hombres jóvenes como algo mejor que lo que generalmente se adopta.

Olcott : ¿Desde que eres miembro de la Sociedad ?

Leadbeater : Creo que no, aunque puede haber habido un caso.

Quizás ustedes no saben que por lo menos una de las grandes organizaciones de la Iglesia para hombres jóvenes trata este asunto de la misma manera.

Mead : ¿Dices esto deliberadamente?

Leadbeater : Sí.

Mead y Burnett : ¿Cual es su nombre?

Leadbeater : No tengo la libertad de decírselos. Primero me enteré de este asunto a través de esta organización.

Mead : ¿El señor Leadbeater afirma entonces que existe una organización en la Iglesia de Inglaterra que enseña masturbación?

Olcott : ¿Es un seminario para sacerdotes jóvenes o una escuela?

Leadbeater : No es una escuela, pero no debo dar indicaciones precisas.

Olcott : ¿Se encuentra en la Iglesia Católica ?

Leadbeater : Espero que sí.

Olcott : Yo se que en Italia Garibaldi encontró cosas terribles.

Mead : Esta última afirmación del señor Leadbeater es una de las cosas más extraordinarias que jamás haya escuchado. Me parece increíble que exista una organización en la Iglesia de Inglaterra que enseñe masturbación como una prevención en contra de la falta de castidad. Pregunto, ¿cual es el nombre de esa organización?

Leadbeater : Ciertamente no lo diré.

Mead : Debo entender que es una organización basada en un voto de sigilo y entiendo que el señor Leadbeater recibió su primera información a partir de esta organización.

Leadbeater . Supongo que hubiese sido mejor si no la hubiese mencionado.

Mead : Me rehúso absolutamente a creer que esto sea así.

Leadbeater : Me niego a probar esto de alguna manera.

En cuanto a la identidad de la organización, si en verdad existió, no se dieron ningunas pistas. Finalmente, habiendo salido del cuarto Leadbeater, el Comité discutió el caso, y decidió aceptar su renuncia, aunque ellos estaban divididos sobre el asunto de si debería ser expulsado, cual debería ser la publicidad que se le debería dar al caso, y que tipo de anuncio oficial debería hacerse.

Bertram Keightley comentó:

A menos de que de alguna manera pública se le informe a la Sociedad que el señor Leadbeater ya no es miembro, él continuará visitando las Ramas, dando conferencias y tomando a muchachos, tal como lo ha hecho en el pasado. No puedo dejar este cuarto, y estar satisfecho hasta que sepa que ningún miembro de la Sociedad será tomado desprevenido. No podemos permitir que haya ninguna duda de que el señor Leadbeater ha dejado de ser miembro de la Sociedad.

Luego la sesión continuó:

Olcott : Me gustaría pedirle al señor Leadbeater si el piensa que he actuado de manera imparcial.

Leadbeater : Absolutamente, si usted considerara posteriormente que yo pudiese hacer algo, por favor hágamelo saber.

Mead: ¿Quieres decir continuando con este curso de enseñanzas?

Leadbeater : No lo creo, en vista de que este asunto suscita tanto sentimiento en gente cuyos puntos de vista respeto.

 

16 de mayo de 1906

Olcott acepta la renuncia de Leadbeater y cancela su comisión

De esta manera fue aceptada la renuncia de Leadbeater, y Olcott canceló su comisión especial como Delegado Presidencial. El profeta que en trece años se había elevado a grandes alturas dentro de la Sociedad , cayó súbitamente en desgracia.

 

Leadbeater y Besant en estrecho contacto

Inmediatamente después de escuchar el veredicto del Comité, Leadbeater le envió un telegrama a la señora Besant, pidiéndole su consejo. La señora Besant contestó por carta el 17 de mayo. Ella estaba de acuerdo en que él hubiese dimitido, y sugería que ella también lo haría en protesta. Ella se proponía expeler de la Sección Esotérica a todos aquellos que habían tomado parte en esa acción insensata, y cancelar su gira por América. Pero ella estaba completa y plenamente convencida de que Leadbeater había actuado con buenas intenciones en el problema más difícil al que tienen que enfrentarse los padres y los educadores. . . .El mismo día en el que ella le escribió su carta, Leadbeater le escribió una carta a ella, relatándole lo que había ocurrido durante las dos horas en las que fue examinado por el Comité. El 23 de mayo la señora Besant le escribió al coronel Olcott expresando su desacuerdo respecto a las enseñanzas de Leadbeater, pero estando también en desacuerdo con los procedimientos que se habían usado en su contra, considerándolos producto de gente histérica. Ella pensaba que los americanos se habían portado de manera vergonzosa al hacer público el asunto.

Fullerton había emitido una circular oficial a todos los miembros americanos, en la que pasaba revista a todos los rumores acerca de Leadbeater, y afirmaba que las historias que habían circulado por la India , Ceilán e Inglaterra habían llegado finalmente a América, en donde fue posible encontrar las pruebas de lo que hasta ese momento habían sido rumores. La señora Besant sentía que la pérdida de Leadbeater era un ‘golpe terrible para la Sociedad '. ‘Es algo serio destruir a uno de nuestros mejores trabajadores, y el procedimiento debió de haber sido algo solemne y juicioso y no un mero coro de aullidos.'

Sin embargo el punto de vista de la señora Besant parece haber cambiado de curso durante esos meses, ya que el 9 de junio ella emitió una carta a la Sección Esotérica escrita en tonos muy fuertes, en la que condena las enseñanzas de Leadbeater e implícitamente a él mismo:

 

9 de junio de 1906

Carta de Annie Besant a la Sección Esotérica

Reprobando a Leadbeater

El señor Leadbeater apareció ante el Consejo de la Sección Británica , estando presentes representantes de las Secciones Americana y Francesa, que también votaron. El coronel Olcott presidió la sesión. El señor Leadbeater no negó ninguno de los cargos; sino que al contestar a las preguntas los reforzó, porque él argumentaba que de hecho manejó a los muchachos él mismo y que había tratado a los muchachos antes de la pubertad como un profiláctico. Así que el consejo que supuestamente había sido dado como un último recurso para rescatar a un muchacho de las garras de las pasiones sexuales, se convirtió en un consejo en el que se ponían ideas sucias en las mentes de muchachos inocentes de todo impulso sexual; y los largos intervalos, el extraordinario remedio, que había que aplicar a cada veinte y cuatro horas—se convierte en un hábito diario. Era concebible que el consejo tal como se suponía que se había dado, había sido dado con intención pura, y era de suponer que esto fuese así proviniendo de un instructor Teosófico de moralidad; cualquier otra cosa parece increíble. Pero tal consejo tal como fue dado, de hecho semejante trato con muchachos antes de que se despertaran las pasiones sexuales, sólo podría ser dado con intención pura si el que lo dio, estuviese loco.

Permítanme poner por escrito mi opinión, que semejante enseñanza como las que se han dado a un hombre, no se diga a muchachos inocentes, es digna de las más severa reprobación. Ella distorsiona y pervierte el impulso sexual, implantado en el hombre para la preservación de la raza, degrada la idea del matrimonio, de la paternidad y de la maternidad, ideales de lo más sagrados de la humanidad; ensucia la imaginación contamina las emociones y socava la salud. Y lo peor de todo es que se haya dado bajo el nombre de la Sabiduría divina, siendo esencialmente ‘mundano, sensual, y diabólico'

Annie Besant .

 

El inesperado cambio de actitud de la señora Besant y su rechazo para darle el apoyo que él esperaba de ella, fue un serio golpe para Leadbeater. Sin embargo ellos continuaron intercambiando cartas. . . .Para el 27 de septiembre la actitud de la señora Besant estaba cambiando de nuevo, y le escribió una carta más amigable. Sin embargo ella estaba aún preocupada, y reconocía que ella bien podía haber estado bajo un ‘hechizo' es decir bajo una imagen artificial e ilusoria, a través de la cual ella habría sido trabajada por Leadbeater. Esto podría explicar por qué ella había pensado que había hecho grandes cosas en los mundos espirituales con un hombre que era ‘mundano, sensual y diabólico.' En su siguiente carta del 17 de octubre él, entre otras cosas la previene de no caer de nuevo bajo el influjo de Chakravarti, hacia el que ella estaba volteando de nuevo, habiendo perdido a Leadbeater como a su hombre fuerte. El intercambio de cartas pasó primero por una fase de apoyo y colaboración, por un periodo de formalidad y frialdad de parte de la señora Besant a medida que se acercaba mas y mas a la influencia de los Teósofos de Adyar que se habían horrorizado por el comportamiento de Leadbeater, y luego a una nueva actitud de amabilidad hacia el final de 1906, a tal punto que ella comenzó a reinterpretar los acontecimientos de 1906.” ( The Elder Brother , Gregory Tillett, Londres, 1982, pp. 83-90

 

Opinión de Sinnett sobre el Caso Leadbeater

Además de los testimonios precedentes acerca del caso, creemos que es importante que el lector conozca los puntos de vista del Presidente de la Logia de Londres a la que pertenecía Leadbeater y que formó parte del Comité de Londres: “Durante varios años antes,” nos dice el Sr. Sinnett, “el Sr. Leadbeater había estado viajando alrededor del mundo especialmente en los Estados Unidos, dando conferencias. Mucha gente en América pensó que sería una oportunidad favorable confiarle a Leadbeater el cuidado de sus hijos. Sin embargo de pronto comenzaron a circular horribles rumores en el sentido de que sus relaciones con los muchachos eran de carácter criminal. Todo esto provocó una gran indignación y algunos de los que creyeron en esos rumores agitaron el asunto con determinación, pidiendo el consejo de la señora Besant y del coronel Olcott. Alrededor del asunto creció rápidamente una nutrida correspondencia, que aunque no se publicó, circuló ampliamente en copias escritas a maquina. El coronel Olcott, encontrándose entonces en Europa, vino a Londres para tratar el asunto y convocó a un gran comité informal que él denominó ‘Junta Consultiva' para que lo asesorara para tomar una resolución al respecto. El señor Leadbeater asistió a la reunión cuyas deliberaciones fueron extremadamente desagradables. Leadbeater admitió francamente que a fin de salvar a los muchachos de lo que él consideraba el gran mal del deseo por el otro sexo, les enseñó lo que comúnmente se llama onanismo. Habiendo sido interrogado por la Junta en la que había muchos que estaban en su contra, él admitió y dio detalles de sus enseñanzas los cuales eran claramente nauseabundos. . .teniendo que presentar su renuncia, la cual fue aceptada por la Junta. . .y aunque la Sociedad recibió una conmoción por lo que había ocurrido, no hubo ninguna ruptura inmediata.” (Sinnett, Autobiografía , pp. 46-47)

 

1906

Abril a diciembre

Último viaje de Olcott a Europa y América

“Los Peligros del Psiquismo”

Tomando de nuevo el hilo de los acontecimientos, “el 18 de abril, el señor Jinarajadasa, mientras hacía una gira por los Estados Unidos, se enteró de las acusaciones en contra de Leadbeater, y le envió una carta en su defensa al Secretario General, Alexander Fullerton, el cual le contestó de tal forma que Jinarajadasa renunció a su membresía.

Después de la reunión de la Junta Consultiva en Londres, el coronel Olcott viajó a París el 18 de mayo en donde fue cordialmente recibido por los numerosos delegados que asistieron al Primer Congreso Internacional, del 3 al 5 de junio. Después del Congreso Olcott viajó a Bruselas el 13 de julio, luego visitó Amberes y el 17, Ámsterdam. Allí

Coronel H. S. Olcott

 

celebró sus 74 años de edad siendo invitado especial de la familia Schuurman, en donde

varios amigos lo ayudaron a contestar su correspondencia, dictándoles su serie de Viejas Hojas del Diario . Sintiéndose mejor, el 15 de agosto se embarcó para los Estados Unidos junto con el señor Schuurman, llegando a Boston.

En Boston estuvo muy interesado en descubrir que todos sus libros estaban en la Biblioteca Pública , incluyendo su Alocución Inaugural, que no había visto desde hacia veinte y cinco años. El mecanógrafo de la Biblioteca le hizo una copia a maquina para él. El dio conferencias a los miembros y tuvo también una sesión de Preguntas y Respuestas en la que estuvo presente el señor Jinarajadasa. Luego fue a Holyoke en donde dio una conferencia sobre ‘ Los Peligros del Psiquismo '. En esa localidad le volvieron los dolores en su mano y todo su sistema estaba trastornado. Lugo fue a Toledo en donde tuvo una sesión de preguntas y respuestas. En Chicago sus habitaciones estuvieron siempre atestadas de visitantes y tuvo muy poco tiempo para descansar, aunque se sentía mal. Aquí hubo una violenta discusión acerca del caso Leadbeater.

La Convención se inauguró con una recepción en la que se le dieron honores a Olcott. En la siguiente reunión él estaba seguro de que si no hubiese sido por la influencia de la ‘Logia' hubiese ocurrido una crisis. Su conferencia pública fue sobre ‘ Los Peligros del Psiquismo .' El Dr. Van Hook fue electo Secretario General, a pesar de la oposición de aquellos que eran antagónicos a Leadbeater. Olcott se fue luego a Nueva York en donde emitió una Nota Ejecutiva, cancelando el diploma del señor Jinarajadasa. .” (Ransom, pp. 362-363)

1906

Conversación de Olcott con L. Holloway en Nueva York:

“Fui injusto con Judge, no a propósito o con malicia; sin embargo lo hice y lo lamento'”

Estando en Nueva York Laura Holloway tuvo una conversación con el coronel Olcott.

“Olcott le había escrito la Sra. Holloway desde Boston, pidiéndole que lo visitara cuando él llegara a Nueva York a donde iba a dar una conferencia en el Carnegie Hall. Ella así lo hizo, y la conversación giró en torno al trabajo del Movimiento Teosófico. Muy pronto, la Sra. Holloway se dio cuenta de que Olcott estaba solo, nostálgico, y que le hacía mucha falta su antigua asociación con H.P.B.

Él habló de su ‘querida vieja colega' y se daba cuenta de la magnitud de su pérdida, ‘en el hilo de los acontecimientos de la Sociedad Teosófica desde su muerte'. Además, aunque Olcott era aún el ‘Presidente Fundador', decía que otros trabajadores más jóvenes, estaban en control de los asuntos de la Sociedad. La Sra. Holloway le recordó que había un tercer colaborador que había estado con él y con H.P.B. en el principio, y con el que Olcott fue posteriormente hostil. Olcott sabía que ella hablaba de Judge, y animado por su visitante, le tomó la mano y dijo, ‘en un tono sumiso y de lo más impresionante':

‘Todos aprendemos mucho con el tiempo, y he sobrevivido mucho y aprendido más, particularmente con respecto a Judge. . . Yo sé ahora, y te confortará el escucharlo, que fui injusto con Judge, no a propósito o con malicia; sin embargo lo hice y lo lamento'. Cuando la Sra. Holloway expresó su alegría ante este reconocimiento, Olcott contestó: ‘A nadie más le he dicho tanto como a ti, y como estás tan complacida, estoy contento de que pude decírtelo a ti'.

El reporte de esta entrevista fue publicado por Harold W. Percival en la revista Teosófica The Word del mes de octubre 1915, como parte de una serie de reminiscencias respecto a las principales figuras del Movimiento Teosófico. En una Carta Adicional al Editor, la Sra. Holloway explicó que ‘ella no buscó una confesión de Olcott', ni tampoco quería ‘ninguna confidencia de él que no fuese voluntaria'. La gran amistad que ella tenía con Judge, y que ella pensó que era bien sabida por Olcott, lo llevó a revelar los sentimientos de su corazón al final de su vida. Es de gran interés el talante de Olcott durante la conversación que ella nos relata:

 

‘. . . después de este largo lapso de tiempo, y con un sentido de justicia tanto para él como para el Sr. Judge siento que estoy haciendo lo correcto al consentir que se publique. No puedo reproducir su manera seria y contrita, ni tampoco puedo transmitir la atmósfera de paz y armonía que caracterizó la ocasión. . . cuando le recordé, como lo hice, qué tan larga e inalteradamente ella [H.P.B.] había amado al Sr. Judge, él se sentó como uno que escucha a alguien que habla invisiblemente. Pero estas cosas no pueden ser pintadas en este relato de las pocas palabras que dijo para vindicar al Sr. Judge'” ( The Theosophical Movement, 1875-1925 The Cunningham Press, pp. 299-300).

 

3 de octubre 1906

Accidente de Olcott en el barco

“El 25 de septiembre, en Nueva York, junto con el señor Schuurman, se embarcó con destino a Génova, Italia. El 3 de octubre tuvo un serio accidente a bordo. Se le atoró un pie en un escalón y dio una doble voltereta cayendo al pie de una escalera, lastimándose su rodilla derecha y golpeándose severamente. Fue llevado a tierra en Génova y transportado al hospital en donde lentamente se recuperó. La señora Kirby vino casi diariamente a tomar notas de sus cartas y ayudarlo en su correspondencia. Después de 28 días en el hospital, el 7 de noviembre dejó Génova embarcándose para Adyar, acompañado por la señora Russak.” (Ransom, pp.363-364)

 

“En Colombo fue recibido por muchos amigos y llevado a tierra firme. Los doctores decían que estaba enfermo del corazón, llevándoselo a una casa de descanso, llegando finalmente a Adyar el 11 de diciembre, feliz de haber vuelto a casa.

 

Diciembre de 1906

De vuelta a Adyar

Comenzaban a hacerse los preparativos para la Convención. El 28 de diciembre sintiéndose mejor fue llevado a la planta baja para que abriera la Convención. La señora Besant leyó en su nombre su alocución Presidencial. El 31 fue llevado en andas de vuelta a la planta baja para cerrar la Convención , y leyó su alocución inaugural de 1875.” (Ransom, p. 364) Para estas fechas el coronel Olcott estaba tan enfermo que ya no podía hablar, ni tampoco escribir o caminar debido a la gota.

 

Enero de 1907

Olcott cae en coma

Le preocupa quien podrá ser su sucesor

“La salud de Olcott mejoró un poco, pero le preocupaba mucho quien podría ser su sucesor. A partir del 11 de febrero el coronel Henry S. Olcott cayó en coma, la cual se prolongó hasta el día 17 de febrero a las 7:17 a.m. en que murió. En la tarde se llevó a cabo un bello servicio fúnebre en el gran Salón y su cadáver fue cremado en el palmar cerca del río. La siguiente mañana, temprano, sus cenizas fueron arrojadas al mar.” (Ransom, p. 369)

 

Muere el último miembro de la Sociedad Teosófica Matriz

Fue así como murió el último de los cofundadores de la Sociedad Teosófica Matriz de Nueva York. HPB, había desencarnado en mayo de 1891, William Judge en marzo de 1896, y ahora le tocó al coronel Olcott. HPB se fue a los 16 años de haberse formado la Sociedad en Nueva York, Judge a los 21 años en un 21 de marzo, y Olcott 32 años después. Olcott murió además exactamente 10 años después del 17 de febrero de 1897 en que se cumplieron los primeros 5,000 años de la Kali Yuga. Con su muerte dejó de existir físicamente la tercera rama de la Sociedad Matriz , y solamente quedó en manos de cada socio afiliarse moralmente a la Sociedad Matriz que había sido definida por HPB de la siguiente manera:

“En cuanto a sus características morales, la Sociedad Matriz de Origen significa ese pequeño grupo de Teósofos que, ante viento y marea se mantienen inviolablemente al programa original de la Sociedad Teosófica , tal como fue establecido bajo la dirección y las órdenes de aquellos, que ellos reconocen—y que lo harán, hasta su último aliento—como los verdaderos creadores del Movimiento, sus B ENDITOS M AESTROS E I NTRUCTORES V IVIENTES . (H.P Blavatsky, “Manuscrito del Programa Original de la Sociedad Teosófica , en H.P. Blavatsky Collected Writings . Vol. VII, p. 157)

 

 

Annie Besant

 

Manifestaciones fraudulentas en Adyar

El señor Sinnett nos dice que: “El coronel murió en Adyar en febrero de 1907, y yo recibí una carta de la señora Russak que entonces estaba en Adyar, describiendo manifestaciones de los Maestros alrededor de su lecho de muerte, pero ni mi esposa ni yo mismo creímos en la autenticidad de las supuestas manifestaciones. . . .De acuerdo a las reglas de la Sociedad , yo, como Vicepresidente fui investido con la autoridad del Presidente, hasta que el nuevo Presidente fuese electo. Entonces surgieron algunos problemas embarazosos. Por carta el señor Davison que era el Tesorero me urgió desde Adyar a que delegara mi autoridad a alguien que estuviese allá, sugiriéndome que nombrara a Bertram Keightley, mientras que la señora Besant me envió un telegrama pidiéndome que la nominara a ella. De acuerdo al relato de la señora Russak acerca de las manifestaciones fenoménicas de los Maestros, Annie Besant había sido nombrada como nuevo Presidente auque en Adyar parecía reinar la confusión. No creyendo en las supuestas manifestaciones no me pareció correcto consentir a su propuesta, mientras que el haber nombrado a Bertram Keightley, que era muy antagónico a ella debido a que estaba del lado de los enemigos más acerbos del señor Leadbeater, parecería ser ofensivo para ella. Así que opté por el camino intermedio, telegrafiando al señor Davison invistiéndolo con mi autoridad. Fue así como tuvo lugar la así llamada ‘elección' del nuevo Presidente, pero no se presentó ningún otro nombre salvo el de la señora Besant, y simplemente se le pidió a la Sociedad aprobar o desaprobar esa nominación.” (Sinnett, Autobiografía , pp. 46-47)

Marie Russak

 

La señora Russak

Fraudes alrededor del lecho de muerte de Olcott en Adyar

El libro oficial de historia de la Sociedad Adyar dedica cuatro páginas a describir una serie de supuestas manifestaciones de los Maestros alrededor del lecho de muerte del Coronel Olcott, propagadas por la señora Russak, de un carácter tan palpablemente fraudulento, y en detrimento de la propia Sociedad Adyar, que no vale la pena mencionarlas aquí. Basta recordar que cuando HPB desencarnó, ella lo hizo conscientemente, rodeada de sus discípulos y sin que ocurriera ninguna aparición de los Maestros. Cuando William Judge murió, no apareció ningún Maestro. ¿Por qué debían de hacerlo con el coronel Olcott que había dicho que, ‘su comunicación con los Maestros había cesado con la muerte de HPB'?

 

El médico de Olcott descarta las afirmaciones de Russak

El Dr. M. C. Nanjunda Rao, que fue el médico que atendió a Olcott antes de morir, en 1911 escribió una carta, en la que entre otras cosas “consideraba que eran falsas las famosas ‘manifestaciones de Adyar en 1907' , y la supuesta aparición de los Maestros a Olcott en su lecho de muerte. Dice que él estuvo atendiendo al coronel hasta que murió y que no vio nada; descarta la evidencia de la señora Russak, como una historia esparcida por una persona emocional e histérica. Ver mas datos en el periódico The Hindu .” ( The Elder Brother , p. 141)

El caso del coronel Olcott “no es muy diferente al de Lesseps, la gloria de cuyos logros en el Canal de Suez, fue para muchos eclipsada por los desatinos, el fraude y el fracaso del Canal de Panamá. Solo aquellos que como HPB, conocen completamente la naturaleza del Karma de los individuos—solo alguien como ella, tiene la sabiduría de no ignorar los buenos servicios, ni tampoco disturbarse por los errores o fragilidades de sus asociados y ayudantes—solo éstos tienen el derecho de arrojar la primera piedra a. . .Olcott— ¡y ellos no lo hacen!” ( The Theosophical Movement , 1875-1925, p.274)

 

 

 

Obras

 

1875 People from the Other World (Gente del Otro Mundo). American Publishing Company Hartford Connecticut, ilustrado por Alfred Cappes y T. W. Williams.

 

La actividad literaria del Coronel Olcott fue muy considerable. La mayor parte de sus contribuciones fueron artículos y ensayos sobre una gran variedad de temas ocultos y teosóficos, publicados en los primeros años en la revista The Spiritual Scientist de Boston, Mass y en el Spiritualist de Londres, y a partir de octubre de 1879 en las páginas del The Theosophist. Unos cuantos artículos y reseñas aparecieron en otras publicaciones no Teosóficas.

 

1887 Olcott tradujo al inglés la famosa obra de Adolphe d'Assier l'Humanité posthume bajo el título de Posthumous Humanity: A study of Phantoms ( La Humanidad Póstuma : Un Estudio de los Fantasmas), Geo, Redway, Londres 1887 al cual añadió un Apéndice mostrando las creencias populares en boga en la India , respecto a las vicisitudes post mortem de la entidad humana.

 

1881 A Buddhist Catechism, According to the Canon of the Southern Church (Un Catecismo Buddhista, de acuerdo al Canon de la Iglesia Sureña ), inglés y singalés: Buddhist Theosophical Society. Colombo Ceilán, 1881. Muchas ediciones subsecuentes.

 

? Diario del Cor. Olcott en los Archivos de Adyar 30 vols.

 

1895, Old Diary Leaves. (Viejas Hojas del Diario). La Verdadera Historia de la Sociedad Teosófica Vol. I, G. Putnam's Sons, Nueva York, Londres. The Theosophist Madrás, 1895 x, 491 pp. Subsecuentemente Vols. II, III, IV, V y VI publicados por The Theosophical Society, Adyar, 1900-1923.

“ Poco después de la muerte de H. P. B., Olcott decidió publicar en The Theosophist un bosquejo histórico de la Sociedad Teosófica. La primera entrega apareció en el Vol. XIII de marzo de 1892 terminando la Primera Serie en el Vol. XV de septiembre de 1894. Para bien o para mal, Olcott sintió que dentro de la Sociedad Teosófica había una fuerte tendencia hacia el establecimiento de una idolatría respecto a H.P.B., y uno de los principales objetivos de su bosquejo histórico era el de contraatacarla. Haciendo esto, se permitió tratar petulantemente ciertas fases y aspectos de la vida de H.P.B. y de su carácter, quedando expuesto a severo criticismo, por haber ‘empequeñecido' a su vieja colega, amiga y Maestra.

 

Ciertos pasajes de la Primera Serie , fueron considerados por algunos de sus colaboradores como irreverentes y fueron resentidos por ellos, a tal grado que cuando el coronel Olcott, le pidió a la Condesa Wachtmeister que publicara la Primera Serie como libro, por la H.P .B. Press de Londres, ella se rehusó a hacerlo a menos de que se expurgaran algunos pasajes desagradables para ella. Lo cual él no aceptó hacer, publicándolo en otro lado.

A pesar de las muchas limitaciones y errores, Old Dairy Leaves debe ser considerado el Magnum Opus de Olcott. Sin esta obra, poco se sabría de la Historia de la Sociedad Teosófica.” (Nota bibliográfica de Boris de Zirkoff, CW, 1, pp. 503-18. Extractos.)

Su primer volumen fue el mejor de la serie, aunque en él incurre en ciertas especulaciones personales acerca del supuesto desconocimiento de la Reencarnación por parte de H.P.B., que ponen al descubierto el hecho de que sus relatos están basados en una mera observación externa, carente de intuición. “ Aquellos que tengan una visión distorsionada de las acontecimientos por haber leído los penosos relatos del coronel Olcott en las páginas de ‘ Viejas Hojas del Diario ' Cuarta Serie, deben de recordar que en esa época el coronel era un hombre viejo y agotado, que estaba narrando algo que había ocurrido hacía más de diez años, después de los fatales desatinos de los años 1894-96, y que se sentía bajo la abrumadora necesidad de ponerse a sí mismo ante la posteridad de la mejor manera posible.” ( The Theosophical Movement, 1875-1925 , pp.267-274)

En los 6 volúmenes predomina un estilo de “caza fantasmas” y buscador de maravillas. A partir del Volumen III, el coronel Olcott, mezcla el relato histórico de los acontecimientos pasados, con lo que ocurría en la Sociedad al momento de escribir sus recuerdos, mostrando en ciertos pasajes una clara animadversión hacia William Judge.

 

Otras Obras

 

- Human Spirits and Elementaries, 1875

- Eastern Magic and Western Spiritualism, 1875

- Joint Labors of the Arya Samaj and T. S., 1879

- Spiritualism and Theosophy, 1880

- India, its Past, Present and Future, 1880

- Common Foundation of All Religions, 1882

- The Spirit of Zoroastrianism, 1882.

- Collection of Lectures on Theosophy and Archaic Religions, 1883

- The Government and The Buddhists in Ceylon , 1884

- Theosophy, Religion and Occult Science, 1885

- Psychometry and Thougt Transference, 1886

- The Hindu Dwaita Catechism (con P. Sreenivasa Row), 1886

- The Golden Rules of Buddhism, 1887

- An Epitome of Aryan Morals, 1887

- The Vampire, 1891

- Ascetism, 1892

- Kindship Between Hinduism and Buddhism (con Dharmapala), 1893

- T. S. Solidarity and Ideals, 1894

- Life of the Buddha and Its Lessons (pub. Postumamente), 1912)

 

Bibliografía por Richard Robb, en: Posthumous Humanity , por Adolphe D'Assier, trad. al inglés por H. S. Olcott.

 

 

 

Portal