Mâvalankar , Dâmodar K.

(1857-?; hindú)

Traducido y compilado por J. Rodros. Blavatsky Editorial, México, 2005.

 

“Dâmodar nació en septiembre de 1857, en Ahmedâbâd en la provincia de Gujarât. Pertenecía a una familia acomodada de la casta Karhâda Mahârâshtra Brâhmana, y recibió una educación esmerada en los dogmas de su religión. También se les dio una excelente educación inglesa, siendo sus escritos un testimonio de ello. Entre los 10 y 14 años de edad su mente estuvo muy ocupada en su religión y se dedicó a las prácticas ortodoxas de su fe. Posteriormente sus prácticas religiosas fueron desplazadas por sus estudios escolares.

Cuando Dâmodar era niño vio a K.H.

Durante su niñez Dâmodar tuvo una enfermedad muy crítica, y los doctores temían por su vida. Mientras que la familia esperaba que muriese en cualquier momento, el joven tuvo una visión que lo dejó profundamente impresionado. Él vio como en un sueño, a un glorioso personaje que les dio una medicina peculiar, y curiosamente a partir este momento, el muchacho comenzó a recuperarse. Algunos años después, mientras se encontraba en meditación, vio al mismo personaje que reconoció que era el que lo había salvado antes. Una vez más Dâmodar cayó gravemente enfermo y el mismo hombre apareció en sus visiones y le salvó la vida. (Sven Eek, Dâmodar and the Pioneers of the Theosophical Movement , The Theosophical Publishing House, Adyar, 1965, pp.4-5)

 

Vida de Dâmodar antes de encontrarse con los Teósofos

Pero el destino iba pronto a cambiar su vida. Durante ese tiempo Dâmodar nos cuenta que tuvo la inestimable buena fortuna de leer Isis Develada : “no es exagerado decir”, continúa diciendo Dâmodar, “que sólo a partir de esos meses me convertí en un hombre vivo; ya que entre la vida tal como me parece ahora, y la vida tal como la comprendía antes, existe un abismo infranqueable. Siento que ahora por primera vez tengo un vislumbre de lo que el hombre y la vida son—la naturaleza y poderes del uno, las posibilidades, y deberes del otro. Antes, aunque era fervorosamente ritualista, no gozaba realmente de felicidad y de una mente en paz. Simplemente practicaba la religión sin comprenderla. Sobrellevaba el mundo tan difícilmente como los demás, y no podía lograr una clara visión del futuro. Lo único que parecía real para mí era la rutina diaria; en el mejor de los casos el horizonte ante mi se extendía sólo alrededor de una vida llena de ocupaciones, teniendo como final la cremación de mi cuerpo y las exequias que mis amigos le rendirían. Mis aspiraciones sólo eran para tener más Zamindâres, (tierras) una posición social, y la gratificación de mis deseos y apetitos". (Dâmodar, Las Castas en la India )

 

16 de febrero de 1879

Llegada de Blavatsky y Olcott a Bombay

El 16 de febrero de 1879, la señora Blavatsky, el coronel Olcott, acompañados por dos miembros ingleses, llegaron al puerto de Bombay, India, procedentes de Nueva York, en donde en 1875, junto con otras personas habían fundado la Sociedad Teosófica. La población nativa los recibió con entusiasmo. Blavatsky y Olcott pronto se establecieron en el barrio hindú de Bombay, convirtiéndose su casa en el Centro de Operaciones del Movimiento Teosófico en la India.

 

 

Crows Nest. Centro de Operaciones en Bombay, India

 

 

“Fue un momento dramático cuando Dâmodar entró por primera vez en el Cuartel General en Bombay y vio un cuadro del hombre que él había visto tres veces en sus visiones y al que le atribuía haberle salvado la vida dos veces. Él se enteró después, que este hombre era uno de los Adeptos que habían hecho a H.P. Blavatsky su ‘agente directo' para promulgar algunas de las enseñanzas que hasta ese momento se habían mantenido en secreto entre los pocos elegidos, en los templos y âshramas del Tibet y la India. Dâmodar pronto encontró a este Adepto, Kuthoomi, y se hizo su discípulo. Esto selló su devoción a la Sociedad Teosófica y a la señora Blavatsky”. (Sven Eek, Op. Cit. p.5)

 

Julio de 1879

Dâmodar se afilia a la S.T .

Dâmodar K. Mâvalankar presentó su solicitud para afiliarse a la Sociedad Teosófica el 13 de julio de 1879, y fue iniciado el 3 de agosto de ese año. Él comenzó a trabajar en el Cuartel General de Bombay en septiembre, y se mudó para vivir permanentemente ahí, en enero de 1880. Respecto a las primeras visitas de Dâmodar al Cuartel General, el coronel Olcott dejó por escrito lo siguiente: "... en la página del 3 de angosto [1879], veo el hecho registrado de que en ese día le di su membresía a Dâmodar k. Era la estación de lluvias, el querido muchacho solía venir a vernos al atardecer, vestido con un impermeable de hule blanco, botines, y un sombrero de ala que hacía juego con el resto, una linterna en su mano, y el agua escurriéndole desde la punta de su larga nariz. Era tan delgado como Sarah Bernhardt, con quijadas de linterna, y piernas-- tal como solía decir HPB-- como dos minas de lápiz. De acuerdo a las apariencias era el menos probable entre todos los miembros de la Sociedad de llegar a ser un Mahâtma o de llegar a menos de 1000 millas de distancia de un verdadero âshrama . Pero las apariencias fueron tan falsas en su caso, como lo han sido en el de otros miembros que parecía infinitamente superiores a él espiritualmente, pero que resultaron no serlo". ( Old Diary Leaves [Viejas Hojas del Diario], H. S. Olcott, Vol., II, pp. 95-96)

 

Octubre 1879

Dâmodar gerente del Theosophist

Dâmodar comenzó a ayudar en el trabajo de publicación de la revista The Theosophist cuyo primer número apareció el primero de octubre de 1879. Pronto llegó a ser gerente de publicación de esta revista, cuyo éxito se debió en gran medida al trabajo de Dâmodar. De inmediato él comenzó a escribir artículos para la revista, teniendo que trabajar muchas veces hasta altas horas de la noche desempeñando su trabajo con gran responsabilidad

 

1880

Dâmodar renuncia a su casta

“De acuerdo a la costumbre Brahmánica, él tenían que obtener el permiso de su padre para vivir en el cuartel general Teosófico y adoptar el modo de vida de un Sannyâsin—alguien que abandona los lazos y atracciones mundanos en servicio de la naturaleza espiritual. Esto le fue permitido por su padre, pero él fue aún más lejos y abandonó su casta, algo que en esa época no era un asunto insignificante, como él mismo lo señaló en su artículo ‘Las Castas de la India '. Durante una gira de conferencias en Ceilán en 1880, H. P. Blavatsky, Olcott, y Dâmodar tomaron Pansil. ( Pansil es una palabra pâli equivalente a Pañcha Shila en sanskrito, es decir tomar los cinco preceptos de compasión, pureza, sinceridad y templanza, que todo discípulo laico del Buddhismo se compromete a seguir). Esto fue sin duda en parte un gesto de amistad hacia la población de Ceilán que era en su mayoría Buddhista y había sufrido persecuciones a manos de la comunidad anglo india que ostentaba el poder. Como el mismo Dâmodar lo señaló, la Teosofía no era una nueva religión en el panteón de las creencias, sino más bien una afirmación de la unidad básica de todas las religiones, de aquí que la Teosofía hace que un cristiano se convierta en un mejor seguidor de Cristo, un buddhista en un mejor discípulo de Gautama, un Parsi en un mejor Zoroastriano, y un Hindú en un estudiante más profundo de los Vedas.

 

Dâmodar renuncia a su desposorio infantil

De acuerdo a la costumbre Brahmánica Dâmodar había sido desposado cuando era casi un niño, y había llegado el momento para que asumiera sus obligaciones maritales. Ya que el joven se había dedicado a la vida espiritual como chela de su Guru, el Maestro Kuthoomi, le resultaba imposible cumplir con sus deberes de padres de familia. De aquí que se llegara a un arreglo por el cual Dâmodar asignaba su propiedad ancestral consistente en más de 50,000 rupias, a su padre con la condición de que cuidara de su esposa Lakshmibai en la casa de su familia. La joven esposa, que entonces era una adolescente, sufrió una gran decepción, pero se sometió a la decisión de su esposo.

El señor S.S. Shevade, cuya madre era prima de Dâmodar esclareció este asunto en una plática que dio al develarse un busto de Dâmodar en Adyar en 1956: ‘. . . sólo había una consideración que él tenía que sopesar un poco, y era respecto a su joven esposa con la que había sido desposado en aquellos días de casamiento entre niños. Por todo lo que se, en un principio él pensó llevarse a su esposa con él, y esto mismo se lo hizo saber a ella; pero la muchacha, que apenas estaba entrando a la adolescencia, no estaba mentalmente preparada para comprender esta situación. Por lo que Dâmodar se aseguró de que ella fuese bien cuidada por los miembros de su familia, y se despidió de su hogar permanentemente. Ya que no se supo más de Dâmodar cuando se fue al Tibet en busca de los Mahatmas, y suponiendo que estaría vivo, su esposa Laxmibai llevó una vida casta de Saubhagyavati (una dama con esposo que aún vive), y murió cuando ya tenía alrededor de sesenta años. . .'

 

 

 

Crows Nest, Dâmodar a la derecha de Olcott. En segunda fila detrás de Olcott está HPB, y a su izquierda con turbante Tukaram Tatya. Foto tomada en el Centro Teosófico de Operaciones en Crows Bombay.

1881

Rompimiento con su familia

La familia de Dâmodar le exigió que regresar a su casta, algo que él se negó a hacer. Su padre, su tío y un hermano mayor de él, se habían afiliado a la Sociedad , pero después de esto ellos renunciaron a su membresía, y se hicieron abiertamente hostiles a la Sociedad. El coronel Olcott señala que tanto HPB como él mismo, habían tratado de moderar al joven para que no diera algún paso irrevocable, ya que estaban plenamente conscientes de las costumbres que prevalecían entre los hindúes. El padre de Dâmodar murió poco después de su ruptura con sus asociados Teosóficos, los cuales, sin embargo, mantuvieron buenos sentimientos hacia él.

 

Correspondencia entre Dâmodar y Judge

Entre las muchas cartas que escribió Dâmodar a diferentes teósofos, él mantuvo una correspondencia muy importante con William Q. Judge a partir de octubre de 1879. Esta correspondencia se reproduce en el libro de Sven Eek, Dâmodar and the Pioneers of the Theosophical Movement , op. cit. pp. 25-77. La primera carta fue escrita por Dâmodar, y está fechada en Bombay el 5 de octubre de 1879. La última carta (14 en total) está escrita por Judge desde Nueva York, y fechada el 11 de junio de 1883. En varias de estas cartas Dâmodar narra algunas de sus experiencias ocultas con su Maestro.

 

1881

Dâmodar y la carta Prayag

En 1881 HPB, actuando como amanuense de su maestro Morya, le escribió una carta al señor A. P. Sinnett acerca de las razones profundas de la decisión de Dâmodar para abandonar su casta.

Parece ser que los miembros de una logia Teosófica en Prayag (Allahabad) se habían quejado de la renuencia de los Adeptos por corresponder con ellos directamente. Ellos no podían comprender por qué dos occidentales como A. O. Hume y A. P. Sinnett, y Dâmodar fueran favorecidos. En su carta (CM, 134) Morya explica que los Adeptos, durante muchos siglos no habían estado en correspondencia con nadie fuera de su Hermandad y que ellos estaban haciendo un esfuerzo especial para divulgar ciertas enseñanzas al mundo. Sinnett y Hume habían resultado ser de suma importancia para la Sociedad y debían de ser considerados como excepciones, mientras que Dâmodar había demostrado ser un completo Teósofo habiendo abandonado sus viejas supersticiones y habiéndose convertido en un verdadero reformador. Para mayor información al respecto referimos al lector a la obra Las Cartas Mahâtma a A. P. Sinnett , Carta No. CXXXIV (134), p. 461. Blavatsky Editorial, México.

 

Dâmodar visita el âshrama de su Maestro

Mientras que Dâmodar participaba en el trabajo externo de la Sociedad llegando a poner en peligro su propia salud, se desarrollaron sus facultades espirituales interiores. Su Maestro a veces le reprochó sus “insensatas autoridades”, pero su desenvolvimiento psíquico ocurrió muy rápidamente. Poco después de haberse afiliado a la Sociedad se le permitió visitar a su Guru en su âshrama. Pronto Dâmodar fue capaz de viajar en su cuerpo astral, y fue utilizado para transmitir cartas que los Adeptos enviaban astralmente desde sus retiros a miembros que estaban en el Cuartel General o en cualquier otra parte. (Sven Eek, Op. Cit. pp. 5-8).

 

Dâmodar K. Mâvalankar

 

Olcott acerca de las experiencias psíquicas de Dâmodar

El coronel Olcott relata en sus Viejas Hojas del Diario un ejemplo de las experiencias psíquicas de Dâmodar:

“. . . en una ocasión al poner su cuerpo a dormir como de costumbre, se lanzó hacia la casa del Maestro en los Himâlayas, pero al llegar descubrió que él también estaba afuera en su cuerpo astral; y por el poder de su atracción por su alumno, éste último fue arrastrado poderosa e intensamente, como si hubiese caído en la corriente de un río profundo e impetuoso que lo condujera. Al siguiente minuto Dâmodar se encontró en Adyar, en la presencia de su maestro y de HPB. Cuando se había ido a dormir traía en sus manos una carta del señor Ward, que parece ser que se la llevó al astral-- habiendo cambiado desde luego de materia ponderable a astral... Al hablar el maestro acerca de la carta, él la percibió en sus manos, se la dio, y se le pidió que regresara a su lugar. Por el poder radical de la química o física oculta, la carta astralizada fue restaurada a su estado sólido, fue tomada por HPB, y al día siguiente debidamente enviada por correo a mi dirección en Aligarh..." (H .S. Olcott, op.cit., Vol. III, p. 31).

 

Visita personal de K.H. A Olcott y Dâmodar

Durante el mes de noviembre de 1883 el coronel Olcott realizó una gira de conferencias por el norte de la india a la que lo acompañó Dâmodar. En la ciudad de Lahore, al terminar su conferencia, Olcott y Dâmodar recibieron la visita personal del Maestro K. H. en su cuerpo físico. (Ver Vida Después de la Muerte : Devachan y los Estados Post-mortem , por H. P. Blavatsky y Kuthoomi, Blavatsky Editorial, México 2004, pp. 276-283). Días después viajaron a la ciudad de Jammu en Cachemira, y se hospedaron en una pequeña casa en el palacio del Mahârâja. “Durante el segundo día de su estancia, Dâmodar desapareció sin avisarle a Olcott, aunque aparentemente HPB estaba informada de ésto. Al preocuparse Olcott por la desaparición del Dâmodar, ella le envió un telegrama desde Adyar diciéndole que Dâmodar volvería y que sólo había ido a un retiro con su Maestro. En menos de tres días volvió, como un hombre cambiado ‘aparentemente más robusto, vigoroso y fuerte, osado y energético en sus modales: apenas podía uno imaginar que era la misma persona…' (Olcott, op. cit. Vol. III, p.54)

Pronto ellos volvieron a Adyar en donde Dâmodar retomó sus deberes anteriores en lo que respecta al Theosophist , contribuyendo con artículos que muestran el crecimiento espiritual e intelectual, del joven chela” Sven Eek, op. cit., pp. 8-9).

 

Febrero de 1884

Dâmodar y la Junta de Control

El 20 de febrero de 1884, HPB y Olcott tuvieron que viajar a Europa. Antes de de partir el coronel Olcott organizó una Junta de Control formada por varios de los teósofos que residían en esa época en Adyar, con el objeto de administrar el Cuartel General. Dâmodar formó parte de esa Junta de Control , la cual fue presidida por el doctor Franz Hartmann. Sin embargo la Junta pronto entró en conflicto con los sirvientes, la señora Emma Coulomb que era inglesa y su esposo Alexis, francés; los cuales prácticamente se barricaron en el piso superior de Adyar no permitiendo la entrada de nadie. Los Coulomb tramaban una grave traición en contra de la Sociedad Teosófica y HPB. A este efecto se pusieron a hacer un hoyo en la pared entre la habitación que HPB utilizaba como recámara, y el cuarto contiguo en donde se encontraba un mueble de madera que era conocido como el relicario ; un armario que se había utilizado durante los últimos meses para recibir y transmitir cartas de los Mahâtmas. Además el señor Coulomb alteró la parte posterior de ese armario removiendo los paneles originales, colocando en su lugar una burda compuerta accionada por medio de un mecanismo bastante rudimentario y ruidoso. Sin embargo los Coulomb no pudieron consumar completamente sus planes ya que fueron descubiertos in fraganti por la Junta de Control , cuando ésta obtuvo el permiso de HPB, por medio de un telegrama, autorizándolos a entrar a sus apartamentos. Varios de los miembros de la Junta de Control relataron posteriormente, que cuando entraron, los aplanados recientes que había hecho el señor Coulomb aún estaban frescos. Todos estos meses fueron de gran angustia y sufrimiento para Dâmodar.

 

 

Dâmodar y la traición de los Coulomb

“Mientras que HPB y Olcott estaban en Europa, Dâmodar les enviaban semanalmente cartas muy lúgubres que ellos leían con cierta ansiedad, pero, tal como lo evidencian sus cartas a los Coulomb, ninguno de los dos parece haberse dado cuenta de la gravedad de la situación. Aparentemente ellos tenían la vana esperanza de que todo pudiera ser arreglado por medio de unas cuantas palabras amables, y de algunas concesiones. Todo esto fue motivo de gran decepción para Dâmodar que ya no abrigaba ilusiones acerca de los Coulomb, y que se quejaba amargamente con HPB y Olcott de su actitud indulgente hacia esta pareja.

Además de lo anterior, el jefe de la Junta de Control , el doctor Franz Hartmann, y el señor St. George Lane-Fox, que había llegado recientemente a Adyar, resentían la reticencia de Dâmodar de compartir la correspondencia que tenía con HPB y Olcott, y las comunicaciones que él recibía y transmitía directamente de los Mahâtmas; en las que muchas veces habían instrucciones para algún miembro de la Junta de Control. Existía en parte una cierta justificación para que hubiera esos sentimientos por parte del Dr. Hartmann ya que él era el jefe de la Junta y tenía derecho a toda información pertinente relacionada con el Cuartel General.

A finales de ese mismo año de 1884 surgió una situación similar entre Dâmodar y Richard Hodgson, un inexperto joven australiano que fue enviado por la S. P. R. de Londres para que investigara los fenómenos que había hecho HPB en Simla cinco años antes. El hecho de que Dâmodar no haya puesto las cartas sobre la mesa y en vez de esto haya adoptado una actitud misteriosa y reservada con el señor Hodgson, contribuyó en gran medida a que éste último redactara un Reporte adverso en contra de HPB y la Sociedad Teosófica.

 

Dâmodar K. Mâvalankar

 

23 de febrero de 1885

Partida de Dâmodar al Tibet

La salud de Dâmodar se vio seriamente afectada por estos problemas y comenzó a escupir sangre, una recurrencia de la tuberculosis de la que ya había sido curado años atrás. Obteniendo el permiso de su Maestro para ir a su Âshrama en el Tibet, él dejó Adyar con el conocimiento y las bendiciones de HPB. A este respecto ella escribió lo siguiente:

“. . . Dâmodar ya estaba listo desde su último nacimiento para entrar en el SENDERO más elevado, y él lo sospechaba así. El había estado esperando por largo tiempo el esperado permiso para ir al Tibet antes de la expiración de los 7 años. . .” ( The Theosophist , agosto, 1932, pp. 623- 34)

Normalmente son siete años el tiempo que se le da a un discípulo para su periodo de probación. Dâmodar dejó Adyar el 23 de febrero de 1885 y viajó a la frontera tibetana pasando por Calcuta, Benarés y otros lugares. Se quedó en Benarés por catorce días y fue visto por el entonces joven teósofo Bhagavan Das, que posteriormente se hizo famoso como educador y erudito. En una carta de éste, dice que:

“. . . yo ya leí más de la mitad de los artículos de Dâmodar en el Theosophist. Cada vez que los leo, me envían 60 años atrás en la memoria; y él gran ‘romance místico' de aquellos 'días de juventud' vuelve a renovarse por el momento. Cuando yo tenía 17 años de edad, dos años después de haberme afiliado a la S.T ., vi a Dâmodar por unos cuantos días durante 1885, cuando él se detuvo en Benarés por alrededor de dos semanas, en su camino hacia los Himâlayas. Él era un pequeño joven delgado, con una cara ascética y con la exaltación de una aspiración elevada escrita en su cara. Él solía usar un gorro de piel café obscuro, pero muy suave y largo, el cual nos dijo, se lo había dado su maestro K. H. . . .” (Bhagavan Das, 1945).

De acuerdo al diario del coronel Olcott, Dâmodar viajó de Madrás a Calcuta en el vapor S. S. Grant, con la intención de ir al Tibet pasando por Darjiling. Esto ocurrió 36 días antes de que HPB partiera finalmente a Europa... Poco después de que Dâmodar dejara Darjiling se esparcieron rumores de lo más inquietantes acerca de nuestro querido joven amigo, diciendo que había perecido en su intento por cruzar las montañas. En la primera semana de julio se me informó desde Chumboi, Sikkim, que su cadáver, congelado y tieso había sido encontrado en la nieve, y sus ropas a una corta distancia. Después de la total improbabilidad de que hubiese arrojado sus ropas en ese clima, solamente para morir, el relato sin embargo fue creído por muchos, especialmente por aquellos que no creen en la… [Logia], y que deseaban arrojar algún oprobio sobre nosotros por permitir que un joven fanático sacrificará su vida en una empresa evidentemente vana. Bien, soportamos todo esto, y desde entonces hemos recibido historias maliciosas similares, y nos hemos mantenido de la manera más ecuánime que hemos podido. Pero en Darjiling, gracias a la cortesía de Babu Sarat Chandra Dâs [famoso erudito hindú que realizó varios viajes al Tibet residiendo en el monasterio de Tashilhumpo, y que escribió varios libros sobre el Tibet, y el famoso Diccionario Tibetano- Inglés con explicación del término sanskritos], que me sirvió de intérprete, tuve una larga conversación con el jefe de los peones que transportaron las pertenencias del Dâmodar, de Darjiling a Sikkim, y que trajeron de vuelta las cosas que ya no necesitaba, entre las cuales se encontraba su valioso Diario de bolsillo, en donde narra su viaje desde que dejó Adyar el 23 de febrero de 1885, hasta el 23 de abril en que dice, después de haber dejado Sikkim, el día anterior: ‘abril, 23. Tome un baño en la mañana, y procedí sólo, desde Kabi, enviando mis cosas de regreso con los peones a Darjiling'”

 

Razones del sufrimiento de Dâmodar

En junio de 1886 alrededor de un años después de que Dâmodar alcanzara el Tibet, el Maestro Kuthoomi le escribió a Olcott dándole las razones de por qué Dâmodar había sufrido tan profundamente. Él dice:

"el pobre muchacho ha tenido su caída . Antes de que pudiese estar en la presencia de los Maestros tuvo que sufrir las pruebas más severas por las que jamás haya tenido que pasar un neófito, para purgar las muchas acciones cuestionables en las que tomó parte debido a un celo excesivo, acarreando la desgracia sobre la ciencia sagrada y sus adeptos. El sufrimiento mental y físico fue demasiado para su débil constitución, que lo ha dejado completamente postrado, pero se recobrará con el tiempo. Esto debería de servir de advertencia para todos ustedes; que han creído 'de manera no muy sabia aunque muy conveniente'. Para abrir las puertas del misterio, no solamente deben llevar una vida de la más estricta probidad, sino también aprender a discriminar lo verdadero de lo falso. Ustedes hablan mucho acerca del Karma pero apenas han llegado a darse cuenta del verdadero significado de esa doctrina. Ha llegado el tiempo en que deben poner los cimientos de esa estricta conducta-- en el individuo al igual que en el cuerpo colectivo—la cual, los resguardará en contra del engaño consciente e inconsciente". ( Cartas de los Maestros de la Sabiduría , compiladas por C. Jinarajadasa, Primera Serie. Carta 29, pp.72-73).

 

Cartas y escritos de Dâmodar después de su partida al Tibet

Más de cuatro años después de la desaparición del Dâmodar, H.P. Blavatsky le escribió lo siguiente a su viejo amigo Khan Bahadur N.D. Khandalavala:

“Dâmodar no está muerto, y Olcott lo sabe también como yo. Recibí una carta de él no nace más de tres meses. . .” (Carta fechada en Londres, el 21 de noviembre de 1889).

En una carta escrita por HPB al señor A. P. Sinnett en 1886 ella le dice que los días 4 y 6 de enero de ese año había visto astralmente a Dâmodar ( Cartas de H. P. Blavatsky a A. P. Sinnett , p. 157). Y en otra carta también dirigida al señor Sinnett, ella le dice que Dâmodar participó escribiendo algunos pasajes de la Doctrina Secreta :

“. . . Bien, tu dices que tienes la 'impresión' de que algunos pasajes de la Doctrina Secreta (fueron escritos por Dharbagiri). Revisé cuidadosamente página por página y no encontré nada escrito por D[harbagiri] N[ath], sino por Dâmodar con el cual probablemente tú lo confundiste. ¿Es acerca de lo que la tierra (y otros planetas) hacen durante el 'obscurecimiento'? ¿Es eso? Porque si esto es así, entonces puedo decirte que Dâmodar lo escribió bajo dictado -- pero tú no has comprendido completamente el significado correcto. Se refiere a los 'mundos' de los que hablo y digo (restaurando su pleno sentido) lo siguiente. . .” ( Cartas de H. P. Blavatsky a A.P. Sinnett . No. CXIX, octubre 1885, p. 248).

En abril de 1890 HPB escribió desde Inglaterra una carta titulada A mis Hermanos de Aryavarta en la cual dice lo siguiente:

“Y lo más importante de todo es que al menos, uno de ustedes será beneficiado plenamente por ella [por la Sociedad Teosófica ]; y si la Sociedad sólo hubiese dado a la India ese único futuro Adepto (Dâmodar) el cual tiene ahora la expectativa de llegar a ser algún día un Mahâtma, a pesar de la Kali Yuga , sólo esto probaría de que no fue fundada en vano en Nueva York y trasplantada a la India. . .” (Collected Writings, XII, pp. 159- 60).

 

El significado de Dâmodar para el Movimiento Teosófico

El significado de Dâmodar para el Movimiento Teosófico no se encuentra solamente en el duro trabajo que él llevó a cabo consistentemente, o en su inteligente defensa de la Sociedad que era atacada por todas partes, sino primariamente en el hecho de que estableció una norma de conducta Teosófica. De los cerca de 70 Teósofos que se presentaron al discipulado, Dâmodar fue virtualmente el único éxito completo. El deseo de ver en persona a los Adeptos o de presenciar fenómenos, hizo que muchos aceptaran los rigores del chelado, pero uno tras otro fue fracasando a medida que ponían sus propias personalidades e idiosincrasias sobre el bien común del Movimiento.

Una de las piedras del basamento sobre el que se ha elevado la superestructura de la Sociedad Teosófica , lleva inscrito el nombre del Dâmodar. El diseño podrá cambiar a medida que cada generación haga su contribución, pero los cimientos construidos por los primeros pioneros permanecerán, hasta que, como el ave Fénix, se les de una nueva dispensación a los peregrinos de esta tierra, y entonces, quizás, nuestro Chela regrese, como un Adepto en su propio derecho, para redimir las angustiosas esperanzas de muchos que creen que ‘No hay Religión más elevada que la Verdad '.” (Sven Eeek, Dâmodar and the Pioneers of the Thesosophical Movement , Theosop´hical Publishing House, Adyar, 1965, p. 21-22)

 

Obras

 

Dâmodar no escribió ningún libro, pero en cambio una gran cantidad de artículos en diferentes revistas, especialmente en el The Theosophist , y una gran cantidad de cartas, especialmente a teósofos.

Todos los artículos escritos por Dâmodar fueron compilados y publicados por Sven Eek en su obra: Dâmodar and the Pioneers of the Theosophical Movement . The Theosophical Publishing House, Adyar, 1965; en donde se presentan mas de 100 artículos y cartas. Entre sus escritos mas notables deben mencionarse : La Contemplación , (pp. 388-400), Las Castas en la India , (pp.139-144), Cartas a William Q. Judge , (pp.25-77).

 

Portal